Conectarse
Últimos temas
Estadísticas
Tenemos 199 miembros registradosEl último usuario registrado es Slow_frzNuestros miembros han publicado un total de 48040 mensajesen 961 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Sede de los Taumaturgos

+14
Zarket
Cuervo
Lathspell
Nihil
Jack
Kanon
Aes
Reifon
Giniroryu
Tak
Dal
Muffie
Yber
Rocavarancolia Rol
18 participantes
Ir abajo

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Sede de los Taumaturgos

02/08/11, 06:38 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados. Se trata de un minarete de madera rojiza de cinco plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

06/12/21, 11:03 pm
Qwara asintió dubitativa tras la suposición de Ulmara, pero la reacción de la bruja al ver al consejero hizo la ifrit se que olvidara momentáneamente de la arena. Que la  cercana se le pinara al inmortal provocó que la humana se tensara ante las posibles consecuencias, pero todo se quedó en nada cuando la chica reculó y Toni se acercó a abrazarla. La sudafricana también recibió un abrazo, aunque no se lo esperaba, y tras devolvérselo al español con una sonrisa se volvió hacía el extraño para escuchar su respuesta a la pregunta de Pefka.
¿No podemos volver… ? —susurró para sí cuando el hombre terminó, notando como un nudo de intranquilidad se instalaba en su pecho mientras Aberyk escurría el bulto y se escabullía.

Una parte de ella ya lo suponía, pues regresar con aquellas pintas parecía algo inimaginable sabiendo como eran los humanos con todo aquello que no entendían, pero aunque ya se había hecho a la idea sin saberlo la posibilidad de no volver a ver a su familia le resultaba aterradora. Tan ensimismada estaba en aquellos pensamientos que no llegó a percatarse de cómo Kiki desaparecía, pero cuando Rua preguntó nerviosa si podían hablar dentro la muchacha se obligó a regresar a la realidad.
Si, dentro nos han dejado comida preparada —respondió, acercándose a la puerta para franquearles el paso—. En la cocina estaremos más cómodos y podremos ponernos mejor al día. —añadió, asintiendo en dirección a la francesa cuando les preguntó si estaban bien.

Un breve sentimiento de enojo le recorrió el cuerpo cuando miró a los ojos a la siwani, pero se esfumó igual de rápido que había llegado y Qwara sacudió la cabeza algo confusa. «¿Qué ha sido eso?» pensó para sí, entrando tras sus compañeros en la Sede mientras le daba un mordisco a la manzana que casi había olvidado.

Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

09/12/21, 11:53 am
Maila ya había recibido noticias dolorosas antes, como cuando le hablaron del accidente de su madre. Pero aquello fue peor, mucho peor. La hawaiana no escuchó nada más a partir de aquel momento, absorta como estaba.<<¿Visitar nuestros mundos dos veces al año?>> No dejaba de repetirse en su cabeza mientras miraba a Ulmara echarle coraje en vano a aquel desconocido. Por alguna razón su cabeza volvía a aquel ultimo día en su hogar, con ella en lo alto del faro y Mana subiendo para decirle que regañara a Api por quitarle los juguetes, a pesar de que sabía que tenía prohibido subir hasta allí. <<¿Por qué he sido tan estúpida? ¿Qué acabo de hacerle a mis hermanos?>> Se preguntó hiperventilando sin ser del todo consciente.

-¿Tú qué crees?- Le contestó a Fleur de forma seca, proyectando equivocadamente su frustración y rabia con la francesa cuando le preguntó si estaba bien. Sin embargo se arrepintió en el momento.- Lo siento, no sé cómo tomarme esto...Mis hermanos...- Dijo con tono apenado. La arena aumentaría su velocidad alrededor de ella, como cuando acudió a la hawaiana por primera vez en el patio, fruto del cúmulo de emociones que estaba experimentando. Quería perseguir a ese tipo y partirle la cara, o al menos intentarlo. Pero se obligó a tranquilizarse y a los segundos la nube de arena volvió a estar en calma. <<Los problemas de uno en uno, Maila. Ya irás a esa explanada a preguntar cuando no sea una noche como esta.>> Se animó así misma para no volverse loca. -Estaré bien cuando duerma en mi casa... Entremos.- Le diría  finalmente a Fleur antes de seguir al resto adentro.

El interior del lugar estaba iluminado por antorchas y decorado con colores cálidos, aunque Maila no le prestaría atención a nada de eso. Cuando por fin llegaron a la cocina la muchacha se sentó en una silla y fue entonces cuando se percató de la ausencia de Kiki y supuso que iría adónde estuviera Nery´s.

-¿Dónde os habíais metido?- Les preguntó con evidente enfado a Qwara y Ulmara, no sabía si también estaba pagando parte de su frustración con ellas porque en aquel momento su cabeza era un caos más disperso que la arena que la seguía a todos lados.- Le diría lo mismo a Kiki, pero parece que se ha vuelto a quitar de en medio y el otro sigue sin aparecer.- Comentó haciendo referencia al ángel. Maila se inclinaría hacia delante en la silla y se llevaría las manos a las sienes, visiblemente superada por toda aquella situación y bufando fuertemente.

Ficha de cosechado
Nombre: Jose Antonio De Arnaiz y La Vega Lopez (Toni)
Especie: Humano andaluz
Habilidades: habilidad mental, rapidez mental, reflejos
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

11/12/21, 02:00 pm
Toni siguió haciendo poco caso a las palabras del discurso. Escuchaba cosas sueltas: "precio inmoral", "compañeros veteranos". Debía leer mucho de aquel mundo y aprender más sobre la magia, quizás si era necesario hablar con los que ya estaban en aquella ciudad caótica.

¡Otro! Que quiero un parche, no perder un ojo. Puedo ponerme el parche encima del ojo— dijo mientras sonreía a Perfka. Se quedó algo sorprendido cuando este empezó a saltar. Recobró su recién estrenada pose de falsa indiferencia y dijo — Yo soy un brujo como Maila y Ulmara, pequeño saltamontes.

Por el rabillo del ojo vio como Kiki se alejaba, no se había acercado al grupo. Nunca entendió la animadversión que Kiki se encargó de hacerle saber que tenía hacia el, al fin y al cabo apenas tuvieron relación durante su estancia en el Torreón. Toni sabía que desde la pequeña discusión que tuvieron los primeros días, le valió, a su paisana, para no dirigirle la palabra nunca más. Al español le daba cierta pena.

Escuchó a Fleur y no puedo evitar recordar el rostro de la francesa la noche anterior enmarcado por la luz de la luna roja. Todavía estaba presente, diría que con la misma intensidad, pero el negro de la noche le daba un tono mas intenso. La francesa se le antojaba más a la chica rubia que conoció al llegar a Rocavarancolia. Le hizo gracia que Rua quisiera entrar a aquel edificio, él se sentía tan seguro que le daba igual donde hablar de lo que sea, con quien sea. No prestó mucha atención a la idea hasta que Qwara mencionó, que dentro, habría comida.

Ya en la cocina, cruzó los brazos con cara de desaprobación para acompañar la pregunta de Maila.
¡ESO!, que vaya susto nos disteis, nos teníais preocupadísimos— dijo.

Ficha de cosechado
Nombre: Pefka
Especie: Krabelinense
Habilidades: Instinto animal, técnicas de supervivencia y resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

12/12/21, 05:19 pm
Entre tantas cosas por hablar y pensar, al nombrado se le había pasado por alto el problema de Rua, así que cambió el semblante rápidamente cuando ella dijo de hablar en el interior. No dio tiempo a que le respondieran sobre sus dones pero ya lo harían una vez dentro. Además, decían que había comida así que tendrían tranquilidad y comodidad para hablar de lo que necesitasen.
Sísísí, entremosentremos y hablemosdentrodetodolodemás, vamos.

Y hablando sobre asuntos apremiantes, los demás sacaron otro: ¿dónde habían estado las dos chicas? Sus compañeros les increparon, preocupados, tal y como lo habría hecho él, así que en su lugar se centró en otra cosa que le llamaba la atención. También había comida por allí y cogería un poco de esto y aquello sin fijarse mucho. Cuando pudo interceder para hablar, tomó aire para concentrarse en no hablar demasiado rápido y consiguió hacerlo de manera pausada. Había decidido que los demás sentirían lo mismo que él con la Luna en el cielo y que necesitaban salir a brincar a su manera con sus transformaciones.
No voy a insistir en la preocupación porque se os ve bastante bien... Imagino que la Luna os llamó de alguna manera y por eso os fuisteis, ¿no? La gente del otro torreón también se fue... Y no hemos vuelto a ver a Nerys —comenzó mirando a sus compañeras y también al grupo, y entonces arrugó el entrecejo—. ¿Kiki no estaba aquí hace un rato? Por las Lunas, yo también llevo desde anoche con ganas de salir a brincar y poner a prueba mis nuevos dones y experimentar con la energía superior, pero no me voy a ir sin avisar y primero quiero ir a Serpentaria. Espero que la Luna siga en el cielo muchas más horas, o días incluso, y me dé tiempo a darme otro baño con su luz.

>>Y también espero que en Serpentaria haya un pozo porque he notado que voy a necesitar hidratarme mucho más que antes... ¿Aquí hay pozo, para hacerlo antes de que nos vayamos después? —comentó de pasada. No lamentaba esa aparente necesidad, pero le frenaba un poco. También, al pensar en eso, empezó a fijarse en la decoración y entonces volvieron las ganas de explorar toda la torre. Lo haría más tarde, ¡calma!

Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

13/12/21, 05:08 pm
Rúa cambiaría de forma de un momento a otro y aunque ella tenía el mismo problema la sueca corría peligro por lo que decidieron internarse en la seguridad que los muros de la Sede pudieran ofrecerles. La francesa no tuvo demasiado tiempo de fijarse en decoraciones ni en sus estructuras, puesto que la respuesta de Maila de manera tan brusca la pilló por sorpresa. Después de que Qwara asintiera para dejar claro que estaban bien la hawaiana contestó algo frustrada y Fleur no supo bien como encajar aquello.

No es nada —dijo en voz baja, era evidente que su amiga estaba superada por los acontecimientos y la francesa deseaba que el comentario salido de tono se quedara ahí. Sabía que debía apoyarla, ella se había criado sin hermanos y no sabía lo que se sentía ante la posibilidad de no poder verlos como les gustaría—. Pensaremos algo, seguro que debe de haber una alternativa—su fina voz en cambio no sonó demasiado optimista.

El intercambio de dudas e impresiones surgió sin que pillara por sorpresa a una Fleur que ahora que tenía a Ulmara y Qwara sanas y salvas delante suya quería que pasara lo más pronto posible. Ni siquiera se preocupó por Kiki, había dejado de importarle demasiado por su distanciamiento con el grupo y el hecho de que abandonara el torreón sin saber si Sarah seguía viva o muerta le hacía pensar que no merecía la pena. No sabía si podía decir lo mismo del ángel, pero en ese momento le era un poco indiferente.

La francesa guardó silencio, esperando a que la cercana y la sudafricana resolvieran un poco las dudas de Maila y de todo el grupo, únicamente puso una mano de manera suave en el hombro de su amiga para reconfortarla mientras esta se recostaba en una silla cualquiera. No quería que pagara el enfado con los demás, aunque ella también estuviera molesta.
Ojalá pudiera saberlo —hablaría en dirección a Pefka, quien decía necesitar hidratarse más. No dejaba de mirar a la pobre Rúa de reojo de vez en cuando, sin saber en que momento alguna de las dos retornaría a su respecto animal. Ella al menos ocupaba poco espacio pero la sueca podría hasta derribar la mesa si de pronto aparecía un unicornio en la cocina.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

14/12/21, 02:37 pm
Finalmente decidieron al menos entrar dentro del refugio, cosas que trajo al menos algo de tranquilidad a Rua. Apenas se adentraron y mientras escuchaba las palabras de sus amigos entre sí, sus ojos pasaron por la estancia velozmente bajo la capucha que aun la cubría, intentando encontrar más presencia con ellos en aquel enorme salón y en la cocina hacia donde se dirigía y de la cual provenía el apetitoso olor del desayuno. Viendo que nadie más que ellos estaban en ese momento en el lugar, Rua pudo poner un poco más bajo control su ansiedad. Aun no tenia idea de como contarlo o que tanta importancia podría darle, al fin de cuenta la única jodida realmente allí, era ella, no sus amigos.

Se mantuvo junto a la mesa donde había desayuno servido mas no se sentó. Recuerdos de aquella noche y un sofá roto, la golpearon con suficiente fuerza para querer evitarlo. Sus ojos de un color rosado rojizo, observaron entonces a los demás. Maila aprecia haber sido la más afectada con todo el asunto de la Tierra y los portales, a juzgar por expresión fastidiaba ¿o tal vez era simplemente por el hecho de que se hubieran reencontrando, pero aún hubiera cabos sueltos? Cualquier cosa podría ser. Aunque si fuera lo primero, Rua lo entendía perfectamente. Pensar en ello, solo hacía que su pecho se apretase.

- A todo esto…¿Sabéis algo de Nerys? Kiki se fue anoche con él, pero ahora mismo la he visto irse sola -pregunto Rua ahora que se sentía un poco más refugiada entre esas cuatro paredes podía poner en un mínimo orden sus pensamientos, buscando concentrarse en algo que no fuera su agobio por cambiar. No sabía que opinar de Nerys tras la desafortunada forma en las que les hizo llegar aquella la caja la noche anterior, pero tampoco le agradaba demasiado la idea que le hubiese pasado algo. Bastante tenían con que tampoco supieran a dónde demonios habían acabado los restantes miembros sobrevivientes de Maciel. Y aún quedaba ver que respondería Qwara y Ulmara sobre su paseíto por las calles aquella noche, al menos a simple vista se veía bien, saludables y limpias bastante más que cualquiera de ellos debía añadir, asique tan mal no parecía haber sido la cosa.

- Contadnos, si. Salisteis corriendo de pronto... luego iremos nosotros, que creo será más largo. También…os explicare porque ando con estas pintas…o bueno os lo mostrare en un libro mejor…no quiero que me oigan. La Luna me ha jodido, pero bien -murmuro Rua bajando notoriamente el tono y suspirando profundamente llevándose una mano al pecho si descubrir su capucha, la forma emocionada en la que Pefka hablaba y las emociones en voz de Toni le contaban y también en cierta forma le frustraba. Se sentía una mierda egoísta por sentirse de esa forma, por verlo animados ansiosos, felices ávidos de información y de querer disfrutar de esa sensación revitalizante de la luna que aprecia golpearlos a todos. Despreocupados. Esa era la palabra, verlos tan libres y despreocupados por aquello, mientras ella vivía al límite entre la ansiedad, la preocupación por muchas cosas y el nerviosismo por el no ansiado momento de que algo con ella pasara la mantenía en tensión.

No le molestaba Pefka y Toni, la que se sentía egoísta por envidiar esa despreocupación exuberante, donde el mayor problema de ellos parecía ser conseguir un parche por pura estética o buscar un pozo para rehidratarse. Rua se sentía más fastidiada consigo misma por aquel pensamiento tan mezquino de su parte, que por ellos. << No eres el puto centro del mundo joder, este problema es tuyo, no de ellos al final. Eres tú la que debe preocuparse por no acabar siendo troceada, no ellos… >> se recordó agarrando los bordes de la capucha que la cubría tirando ligeramente más hacia abajo, cubriéndose más inconscientemente, incluso si los únicos que podían verla, eran sus amigos. La incomodidad era latente en ella, el hecho de no estar hablando tanto como solia hacerlo era signo inequivoco de aquello.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

16/12/21, 02:29 pm
Antes siquiera de que les diera tiempo a mostrarles el lugar Maila lanzó la pregunta que ya se estaban esperando, pero el tono que empleó y las formas en general crisparon los nervios de Qwara quizás demasiado rápido. La sudafricana se volvió hacia ella con el ceño fruncido y una chispa incandescente que poco tenía que ver con su transformación brillando en sus ojos, pero ver el gesto sutil de la francesa para con la hawaiana le hicieron contenerse a tiempo y respiró hondo antes de replicar, lo que le permitió escuchar los otros comentarios de sus compañeros.
Fue cosa de la Luna, supongo —asintió en dirección a Pefka, intentando que su lenguaje corporal fuera conciliador a pesar de lo poco que le gustaba todo aquello. Entendía su inquietud, pero el tercer grado le parecía un poco excesivo y le recordaba a las broncas de su madre—. A Ulmara le llamaba la tormenta porque su transformación está relacionada con ella, creo que el nombre que le han dado es “tempestomante” —explicó por encima a los presentes, echando un vistazo rápido a la cercana mientras relataba los hechos. Prefería que fuera ella la que contara todo aquello, pero al sentirse acorralada no había podido evitar hablar de más—. El caso es que no me pareció sensato dejarla sola, así que la acompañé y acabamos pasando la noche en el fumadero abandonado. Sentimos haberos preocupado… —se disculpó por ambas, consiguiendo que el tono no le saliera forzado a pesar de que le repateara tener que hacerlo.

Guardó silencio unos segundos, mirando a Rua con inquietud al escuchar su afirmación sobre la Luna, pero volvió a hablar al recordar la pregunta que había hecho el krabeliense antes de que el hombre del Consejo se largara.
Yo no tengo ni idea de en que me he transformado —le aclaró—. Solo sé que no tengo frío y que brillo como una puta hoguera —murmuró para el lenguaraz con una pequeña sonrisa en la que no había demasiada diversión—. Pozo no hay, por cierto, pero sí que tienen baños de verdad y podéis usarlos para daros una ducha caliente si queréis. También hay ropa limpia y bueno, la comida ya la estáis viendo… la verdad es que los que llevan aquí más tiempo son bastante amables y se han portado muy bien con nosotras. —les contó, gesticulando lo justo antes de cruzarse de brazos. A la ifrit se le había quitado el apetito al ver como la arena invadía la cocina, pero ella no pensaba ser la primera en señalar aquello.

Aún no había tenido oportunidad de hablar con el ángel, así que no sabía que había ocurrido exactamente entre la finlandesa y él, pero se imaginaba porque no estaba presente. No era quien para disculparle en aquel momento, sin embargo, pero aún así intentó explicar su ausencia.
Kiki creo que dijo que se iba a Serpentaria, pero la verdad es que no hemos hablado mucho y estaba un poco rara cuando nos encontramos con ella antes… —empezó. No creía que hiciera mucha falta señalar lo extraño de su comportamiento, pues todos lo habían visto—. El caso es que Nery’s puede que esté en una de las habitaciones descansando por eso mismo. —aclaró con una mueca, no queriendo sonar como si fuera una cotilla. Hablar de la pareja a sus espaldas no le parecía lo más adecuado dada la situación.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

23/12/21, 06:25 pm
Rua escuchó en silencio la explicación que dio Qwara por ambas, ante el batallón de preguntas que entre todos les había dicho a las dos. Escuchar que la salida de ambas, fue por una especie de ‘llamado de la Luna’ a Ulmara, por llamarlo de algún modo y el nombre que le dio a lo que parecía haberse convertido esa, le hizo recordar la real tormenta que había sacudido la ciudad durante toda la noche. ¿Su cambio tenia lgo que ver con la lluvia o tormenta entonces? O bueno con tempestades. Le sonaba un poco a la arena que perseguía a Maila donde fuera, incluso allá en la cocina, solo que en vez de venir la tormenta al torreón, Ulmara fue a la tormenta. ¿Eso era posible? No le extrañaría nada en realidad. Vista la falta de notorios cambios físicos en ella, al igual que había pasado con Toni o Maila que ya sabían eran brujos, le era viable.

- Tal vez por eso Ulmara andaba toda inquieta desde hacía días queriendo salir, como presagiando la tormenta que iba a caer durante la Luna o algo- añadió Rua encogiendo levemente de hombros ¿era posible no? Ella había estado dejando meido idos a sus compañeros cuando estos la tocaban. Y ahora resultaba que su piel estaba maldita y podía dejarles realmente sin sus sentidos.

Al escuchar las palabras de Qwara sin embargo anunciando que no conocía aun lo que era, Rua se acercó un poco, ella había traído su libro con ella, el que había cogido el día anterior en la biblioteca. Y no era la única.

- Nosotros…también salimos anoche a la biblioteca y encontramos allá que éramos, tal vez en alguno de los libros que cogimos allá encuentres algo. – indico Rua dejando su libro sobre la mesa de la cocina cerca de Qwara antes de bajarse un poco más la capucha, notando a la cercarse a esta además que su piel estaba un poco caliente de lo normal, como si tuviera fiebre o algo así-  No solo pareces brillar como una hoguera…también estas caliente, como si tuvieras fiebre o algo así… ¿no lo notas tampoco? - pregunto Rua con duda, ya que había dicho que no sentía frio ¿pero el calor que ahora emitía lo notaba? No era algo exagerado, aun así.

Escuchar que Nerys andaba allí en alguna habitación descansando hizo que Rua frunciera el ceño bajo la capucha, ahora más confundida aun por la marcha de Kiki. ¿Qué mierda había pasado ahí para que se fuera sola de pronto? <<Tch probablemente le único que tenga una respuesta clara de eso sea Nerys, tal vez discutieron o alguna mierda anoche>> no le veía otra explicación. Aunque igual no es como si pudiera decir que las acciones de Kiki brillaran con sentido común últimamente.

- No me sorprende nada, anoche antes de irse con Nerys, andaba haciendo cantares y proclamando a viva voz los nombres de los dioses, demonios y espíritus habidos y por haber…lucia muy mal de acá- dijo haciendo un giro con sus dedos había el lugar donde estaba su sien incluso si sus amigos no podían verle el rostro- Como sea, que haga lo que quiera, si incluso nos ha ignorado cuando hemos llegado- añadió Rua con evidente tono de mezquino fastidio,  antes de soltar un hondo suspiro llevándose una mano bajo la capucha, toqueteándose ansiosa el cuerpo bajo ella

- Yo, por mi parte, casi que prefiero que no esté aquí. No me siento en confianza para hablar frente a ella de la putada que me hizo la Luna - admitió tras algunos segundos Rua su ceño fruncido bajo la capucha, admitiéndolo con sinceridad- Visto como andaba de rayada con eso de que perdió la magia, capaz le diera una ida de olla como la de anoche, y me echase a mí la culpa de eso o alguna locura así. Ya tengo bastante con lo mio. - dijo Rua que no podía evitarlo. No confiaba en Kiki, no es como si la chica hubiera dado últimamente emotivos para que lo hiciera y la sueca se sentía aún más precavida que de costumbre tras saber lo que era. Igual ella la había visto convertida anoche, podría descubrirlo fácil en un libro, pero visto la falta de interés que había mostrado en ellos cuando llegaron dudaba que fuese a querer perder su tiempo en eso. Así que no iba a ser ella quien se lo allanase.

-Lo que soy, esta en ese libro, pagina 325…yo no quiero ni mirarlo de nuevo. Solo leedlo para vosotras…porque estoy un poco jodida en realidad. –murmuro estaba nerviosa, no porque no confiase en las dos chicas que no sabían aun lo que era, era una simple ansiedad interior propia. Agobio tal vez. Se sentía incluso la garganta seca y el cuello tenso, por intentar mantener sus posturas ligeramente encorvadas para que no fuese tan evidente la extraña forma del cuerno en su frente. Suspiro profundamente intentando sacar un poco de tensión de su cuerpo- Voy a ir por un vaso de agua - añadió de nuevo alejándose un pcoo de la mesa de comidas para ir por un vaso necesitando uno segundos de soledad. No quería leerlo de nuevo, no en ese momento al menos, solo de pensar en ello se le formaba un nudo en el estómago por la tensión.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

31/01/22, 05:43 pm
Puede ser, sí. —coincidió con Rua tras su comentario sobre el comportamiento de Ulmara en los días previos a la salida de la Luna, asintiendo a sus suposiciones mientras buscaba apoyo en la encimera y se acomodaba a la espera de que sus compañeros se animaran con el desayuno. Con la llegada y el intercambio de preguntas ninguno había tocado aún la comida que los veteranos les habían preparado.

La sueca no parecía tener hambre, sin embargo, y aunque su postura reflejaba incomodidad de forma bastante evidente tuvo que acercarse a tenderle un libro para que la sudafricana  notara su comportamiento.
La verdad es que no, no tengo calor ni nada por el estilo… —respondió a su pregunta con una media sonrisa, agradeciendo el tomo con un asentimiento de cabeza—. Tal vez tiene que ver con el hecho de que mi sangre es tan caliente que puedo encender fuego con ella. —murmuró para la albina, riendo con suavidad mientras abría la primera página y desviaba la mirada hacia las letras impresas. Aunque su tono era casi de broma su afirmación no había sido exactamente un chiste.

Los comentarios sobre las excentricidades de Kiki apenas le llegaron, pues se había enfrascado muy rápidamente en la lectura del índice, pero al no encontrar ifrit en el listado la morena regresó al momento presente a tiempo de escuchar a Rua señalando que la Luna le había jodido de alguna manera. Volvió a notar su nerviosismo cuando les indicó a la cercana y a ella la página en la que estaba su transformación, pero no dijo nada mientras la muchacha se acercaba a por un vaso de agua. En su lugar buscó en el libro el apartado que les había indicado y lo repasó en silencio con cierta preocupación.
«¿Un unicornio?» pensó para sí sin saber muy bien cómo tomarse aquel dato, preguntándose estúpidamente cómo cabía un caballo debajo de aquella capucha.

Su amago de chiste mental, sin embargo, se esfumó rápidamente al leer un poco más acerca de aquellas criaturas y las complicaciones que acarreaba la transformación en temas de seguridad personal. Qwara apenas sabía nada de Rocavarancolia en lo referente a transformados, pues era igual de nueva que el resto de los sendarios en ese sentido, pero su experiencia personal en la ciudad no era la mejor y entendía que su compañera estuviera tan ansiosa después de haberse enterado de lo que ponía en aquel libro.

Tras pasarle el bestiario a la tempestomante para que pudiera ojearlo mejor ella se acercó a la albina para comprobar cómo estaba, intentando inconscientemente que sus movimientos no fueran demasiado bruscos.
¿Te encuentras bien… ? —le preguntó en voz baja, insegura sobre si abordarla en aquel momento era buena idea o no.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 26 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

31/01/22, 08:29 pm
La sueca seguía sin tener claro cómo funcionaba exactamente todo el asunto de las habilidades de los brujos o como se le podrían dar órdenes indicaciones so lo que fuese a algo que no tiene siquiera oídos ojos o pensamientos como era por ejemplo la arena. Igual no tenía sentido preguntarles a sus compañeros que seguramente tenía aún menos idea de ella sobre el tema asique no insistió demasiado.

Las palabras de Qwara sin embargo le sorprendieron un poco superando por algunos momentos su propia ansiedad y nerviosismo. << ¿Puede crear fuego con sus manos? >> se preguntó sorprendida, incluso si había notado el evidente tono de broma en su voz, no podía evitar creer que a lo mejor había un fondo de real allí. Imaginaba que, aunque no supiera cuál era su transformación ya habría experimentado alguna presentación de esta, más allá del calor que emanaba, el brillo y los cuernos. <<Tal vez es alguna clase de demonio o algo así>> pensó mirando por unos segundos los cuernos de ella, mientras le dejaba el libro para lo ojeara y se alejaba un poco para servirse el vaso de agua. Una vez bebió un poco y el frescor inundo su garganta que parecía estar secándose completamente por los nervios, intento acompasar su respiración.  Era un constante altibajo de emociones, podía aguantar tranquila un rato, pero bastaba un simple pensamiento o mención a su transformación y todo se disparaba.

Era el miedo y la incertidumbre lo que en gran medida alimentaba su ansiedad, incluso cuando se esforzaba en ignorarlo y pensar positivamente, la frustración no la estaba ayudando. Ella que siempre se había sentido enormemente segura de sí misma, confiada y directa, ahora se sentía pequeña, encogida y escondida tras una capucha. De desear ser vista por todo el mundo, orgullosamente, a sentir la necesidad de mantenerse oculta y escondida de miradas ajenas, era algo difícil de digerir.

Y lo peor es que no era algo que pudiera cambiar, ni deshacerse de ello, solo podría ocultar lo que era, pero estar, estaría ahí siempre. ¿Cómo sería vivir con el constante pensamiento de que debía tener cuidado? De que no viesen su cuerno, de que la menos cantidad de gente posible supiera que era, de no llamar la atención de quien no debía…

La voz de Qwara cerca a pesar de ser un susurro cuidadoso, la sobresalto, devolviéndola a la realidad, a ser consciente de su cuerpo. Fue entonces que sintió como sus manos agarraba tan fuertemente el vaso, que estas que de por si eran pálidas y emitía un ligero brillo, se habían puesto aún más blancas de la presión. Así como también fue consciente de como algunas lágrimas, de ansiedad, de frustración de miedo, de todo, se deslizaba por sus mejillas, sin que ella misma hubiese sido consciente del momento en el que empezaron a salir.

- ¿Qwara? Perdona, no te escuche acercarte. Yo...estoy bien- carraspeo intentando recomponerse, mintiendo vilmente mientras dejaba el vaso encima de la encimera e intentaba limpiarse las traicioneras lágrimas. Pero el ser consciente de ellas solo hacía que se sintiera más frustrada menos dueña de sí misma y más lagrimas comenzaron a caer. Se sentía tan impotente y odiaba sentirse así. Ni siquiera entendía sus lágrimas, simplemente se desbordaba con el cumulo de todas sus emociones que no sabía cómo tratar- Supongo ya lo leíste, ¿no?  – preguntó en voz baja, mientras intentaba que en su voz no se notase su congoja y agobio, mirándola por debajo del velo, una sonrisa forzada que no sería capaz de verse más si de intuirse- Esto es una mierda…soy como un cerdo…- murmuro, apoyándose un poco en el mueble tras ella, la cabeza algo gacha dejando que sus lágrimas simplemente cayeran, ignorándolas como buenamente podía - Uno hermoso, pálido y brillante, que roba magia de los demás como un parasito – añadió levantando un poco la vista, se sentía anímicamente cansada, emocionalmente hecha un lio y su mente era un caos. Ella era fuerte lo sabía, sabía que podría lidiar con toda esa mierda, pero en esos momentos no sabía cómo lidiar con tanto, porque había intentado evitar pensar demasiado en ello tomándoselo con todo el humor posible y había terminado colapsando- Es irónico que yo fuese la que mas magia tuviera de todos…- murmuro con una rota risa desganada. Se sentía tan poco ella en aquellos momentos, tan pequeña y fragil. Odiaba esa sensación de debilidad y desespero, deseaba poder arrancársela de raíz antes de que se la tragase.

- Qwara ¿podría pedirte un favor un poco extraño....? Sino te incomoda. -pregunto en un bajo tono, respirando profundamente, era un sinsentido no es como si algo como eso fuese a quitar todas sus preocupaciones. Sabia no lo haría y que solo era como un vago consuelo, pero simplemente lo necesitaba. Llevaba meses viviendo alejada de tocar a todo el mundo, poniendo especial cuidado en ello, así como los demás habían tenido especial cuidado de tampoco tocarla a ella para evitar esos momentos de aturdimientos incomodos- ¿Puedes darme un abrazo? -pregunto levantando la cabeza del todo con voz un poco más firme, aunque igual de cansada. A pesar de que su piel era una piel maldita para los demás, aun podía escoger, al menos con este cuerpo, si hacerles daño o no. Era en lo único en lo que tenía un cierto control de sí misma en aquellos instantes. Y en esos momentos realmente lo necesitaba, aunque fuese un pequeño consuelo que deshiciera la mierda de forma en la que se sentía.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.