Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarAyer a las 10:10 pmTakPrimer sueño de Connor18/04/24, 01:17 amTak¡Cenicienta, que ya son las doce!17/04/24, 01:25 amKanyumPsicología Surcamentes16/04/24, 04:39 pmHarekCasino Lago Áureo15/04/24, 10:37 pmRaven
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 51927 mensajesen 1055 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Casino Lago Áureo

11/04/23, 04:58 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Localizado en el Barrio Derruido, este llamativo edificio de piedra de dos plantas cuenta una torre abalconada a ambos lados. El edificio y ambas torres culminan en un tejado del color de la Luna Roja. La fachada cuenta con varias cristaleras grandes en ambas plantas y varios arcos dan acceso a la planta baja, donde se encuentra la parte principal del casino y a la que se accede mediante unos ostentosos portones de cristal. Hay cuatro vidrieras en cada extremo de la planta baja, en las que predominan los colores rojos y dorados y en ellas aparece una representación de la decaestrella.
También cuenta con una puerta trasera algo más discreta y, a través de ella, cruzando los arcos que también se encuentran aquí, se accede a un lago creado específicamente para el casino, al estar lindando con las montañas. En el lago hay embarcaciones protegidas mágicamente para que no puedan sacarse del mismo pero que los clientes pueden utilizar si lo desean.

Interior:

Referencia de la fachada
Referencia de la parte trasera
Vista del lago de noche

Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

18/07/23, 10:22 pm
Notaba todavía a Keiriarei algo nerviosa, por lo que evitó mirar en su dirección demasiado a menudo. Consultó su reloj de bolsillo para estar seguro de que iba bien de tiempo para reunirse con el tacaño de su socio y convencerle de unas cuantas cosas, pero lo cierto es que todavía se podría permitir preparar mejor lo que le iba a decir en cuanto terminase aquella entrevista. Luca agradecía que la vieja momia no estuviese interesada en entrevistar personalmente a los candidatos: varias posibles buenas adiciones al personal del Casino podrían verse disuadidos si tenían que tratar con el ex-miembro del Consejo. A veces se preguntaba por qué seguía colaborando con Gapiccio Garoni, pero la verdad era que aunque el hombre tenía sus grandes fallas también tenía dinero y una buena cabeza para el cálculo. Lástima que lo desaprovechase tan a menudo.

—Ah, perfecto: de esa talla no tenemos ni que encargarlos —respondió a la ulterana cerrando la tapa de su reloj y devolviéndolo a su bolsillo, para después anotar el número en el papel y, esta vez sí, entregándoselo a Xiao—. Hazme el favor de entregarlo después, ya sabes —le dijo más brevemente para no repetirse—. Parece que conoces como mínimo unos cuantos detalles de cultura humana —volvió a dirigirse a la ulterana con una sonrisa y les indicó con un gesto a ambos que le acompañasen fuera del cuarto—. Somos bastantes ciudadanos procedentes de la Tierra, así que eso siempre es algo útil para cualquier circunstancia.

Volvieron sobre sus pasos, porque el kell pensaba regresar a su despacho. Una vez frente a su puerta se apoyó en su bastón y se dirigió al fuzanglong y a la kitstune mostrando una amplia sonrisa.
>>Hemos terminado por hoy. Xiao te acompañará a la salida. Nos vemos dentro de tres días.
Volvería a extender la mano para estrechársela a Keiria y los despacharía a ambos con un asentimiento a su guardaespaldas.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

21/07/23, 02:19 pm
El fuzanglong esperó observando distraídamente el metro volar y estirarse de un lado a otro, deteniéndose por un segundo en las manos y ojos de Keiria siempre que este pasaba cerca de estos, como si buscase más muestras del carácter infantil de los kitsunes, alguna excusa para robarle el deseo de hacer el tonto "por su propio bien". No hizo falta.

Señor —respondió con una breve reverencia de barbilla a la orden de Luca, yendo a coger el papel pero quedándose con la mano en el aire. Bueno, pues habría que esperar un poco más. A la segunda sencillamente asintió, tomando papel y recado antes de seguirle.

De nuevo no intervino en su despedida y se limitó a asentir a Luca, poniendo rumbo a la salida con una oreja atenta hacia atrás para asegurarse sin necesidad de mirar que Keiriarei le seguía. Por supuesto había notado el cambio de aires tras la regañina y, por mucha empatía que pudiera sentir (que tampoco era demasiada) por un jarro de agua fría de ese nivel, no sería él en quien encontraría consuelo verbal. Luca ya le había quitado importancia y él no iba a darle más validación, ni que decir de echar por tierra el toque de atención, eso sería alimentar sus ganas de volver a las bromitas. No obstante tampoco era ningún chivato: sin la presencia del kell y siempre que no importunase demasiado ni a él ni al casino, a Xiao no podía importarle menos lo que hiciera o dejase de hacer la ulterana. Ahora, el fuzanglong actuaría en consecuencia.

El camino tuvo un manto de silencio, donde solo respondía a algún que otro saludo o apodo de sus compañeros con pequeños cabeceos. Cuando llegaron a la puerta principal Xiao la abrió por ella y se hizo a un lado para que la chica pudiera pasar. No sabía si tendría alguna pregunta, pero ahí tendría margen para hacerla.

Nos vemos en tres días, Keiriarei.

Su cola se agitó una sola vez, un movimiento breve pero llamativo hasta hacerse a uno de sus laterales. Si la kitsune se fijaba vería el círculo perfecto que había hecho con ella a ras del suelo. Su semblante serio no haría fácil saber si era adrede o no.

A fin de cuentas él también había aprendido de humanos.
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

01/08/23, 11:27 pm
Cuando el kell dio el visto bueno a su talla de zapatos y señaló sus conocimientos Keiria asintió en su dirección, dando a entender con ello que si que conocía bastantes aspectos de la cultura humana y que se aseguraría de tenerlos bien en cuenta al tratar con sus nuevos compañeros si eso resultaba útil para el casino. A continuación Luca dio por concluida la entrevista y le siguieron hacia su despacho, donde por fin se despidió de ellos y le indicó al fuzanglong que la condujera a la salida.
Hasta pronto, señor Barone. —se despidió del humano tras estrecharle la mano una vez más, acompañando sus palabras con una leve reverencia antes de darse la vuelta para seguir al carabés.

Recorrieron el casino en silencio, pues la kitsune no tenía demasiadas ganas de charlar, y aunque su acompañante sí que intercambió palabras con algunos de sus compañeros de trabajo ella permaneció sumida en sus pensamientos durante todo el trayecto. Sus ojos no perdían detalle, a pesar de todo, y para cuando llegaron a la puerta ya había empezado a hacerse una idea de cómo funcionaban las cosas en aquel lugar.

Cuando por fin respiró aire fresco la ulterana se permitió hacerlo en profundidad, relajando un tanto su postura al tener ya un pie en la calle mientras su nuevo compañero permanecía con formalidad frente a la puerta. Sus palabras le hicieron sonreír, pues llevaban implícitas las expectativas de un nuevo futuro laboral, pero cuando se volvió hacia él y vio lo que estaba haciendo con la cola no pudo contener un bufido de incredulidad.
¿Enserio? —preguntó mientras alzaba una ceja—. ¿Me acaba de caer una buena regañina precisamente por esa tontería y porque en teoría no sabías que era y ahora me lo haces tu a mi? —añadió con una sonrisa incrédula, negando ligeramente con la cabeza más para sí que para su interlocutor. En cierta manera le hacía gracia.

Con un suspiro de resignación le tendió una mano amistosa a la manera humana, dejando a un lado las ganas de devolvérsela para otro momento.
Creo que tu y yo no hemos empezado con el mejor pie, pero si te parece bien me gustaría enmendarlo antes de despedirnos —sugirió—. Me llamo Keiriarei, como ya sabes, pero casi todo el mundo me llama Keiria o Kei —se presentó oficialmente. No sabía si el otro aceptaría el gesto, pero tanto si se presentaba como si no la kitsune no podría evitar sacar a colación algo que había escuchado de camino hacia la salida—. ¿A ti por qué te llaman Cupido? —inquirió con curiosidad.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

02/08/23, 11:55 pm
La cola del fuzanglong se deslizó con elegancia hasta volver a una curva natural detrás suya, rodeando sus tobillos por la longitud que le sobraba casi con inocencia. Se mantuvo impasible a su queja, incluso si una pequeña, pequeñíiiisima chispa de sonrisa quisiera hacerse con una de sus comisuras. No por empatía, sino por darse por complacido al devolvérsela sin la intervención de Luca. La parte de pegarse le sobraba, eso sí.

Hm. No eres la única que sabe jugar. Es solo que yo sé dónde hacerlo.

Aquello era una advertencia velada, un consejo camuflado con un premio: pícame aquí y no pasa nada, hazlo dentro y sufrirás al kell. “Y aprendo rápido”, pensó por último, pero ese era un detalle que la kitsune tendría que descubrir por sí sola. Es verdad que no sabía lo que era eso del círculo hasta hacía unos minutos, pero no le importaba que creyera que se la había colado con una actuación magistral que no existía. Igual que podía barrer el suelo con sus compañeros las poquísimas veces que se mojaba a jugar con ellos al póker, engañar a una ilusionista era otro reto que no le importaba marcar en su lista. Cuando la ulterana le tendió la mano se quedó mirándola un par de segundos antes de estrechársela. Sería un sieso y un capullo, a veces en porcentajes muy distintos, pero también sabía que la convivencia en el entorno laboral si agradable, mejor.

No empiezo con el mejor pie con nadie. No te sientas especial por ello —esta vez sí, un sonrisa más leve que la de la Mona Lisa adornó su rostro lo que duraba un parpadeo. Su última pregunta le sonsacó un resoplido nasal, una exhalación que casi no se oiría por la música que escapa de dentro al mantener la puerta abierta. Y ahí estaba, otra sonrisa. La miró a los ojos, pero sin poderes de por medio. De momento—. ¿Estás enamorada, Kei?

Era más rocavarancolés que carabés, pero seguía prefiriendo los nombres cortos.
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

06/08/23, 01:34 am
La sonrisa de la kitsune se ensanchó aún más tras la advertencia del fuzanglong, pues la muchacha sabía leer entre líneas, pero no comentó nada al respecto y se limitó a asentir con una mueca divertida. El apretón del chico fue sorprendentemente firme para la poca sangre que aparentaba tener en las venas con aquella fachada siesa que se gastaba, lo que le agradó, y cuando le respondió con una pullita y una sonrisa fugaz Keiria casi creyó que podrían llegar a entenderse. Siempre que el jefe no anduviera cerca, claro, de ser así su relación debía ser estrictamente profesional.

En respuesta a su pregunta el carabés le lanzó otra de vuelta tras soltar un resoplido apenas audible que se parecía sospechosamente a una risa, algo completamente inesperado. Casi igual de inesperado que la pregunta que le hizo, pues aunque aparentemente tuviera que ver con el tema se le antojaba muy rara.
¿Yo enamorada? —replicó con un bufido divertido, manteniéndole la mirada sin titubear mientras rebuscaba en sus bolsillos en busca de una cajita de rapé dorada a la que le había dado un uso mejor que el original—. No, la verdad es que no —reconoció al final, tomando un caramelo de limón del estuche y metiéndoselo en la boca con un gesto fluido y elegante—. ¿Acaso eres una especie de celestina y me vas a buscar pareja? ¿De ahí viene el apodo? —inquirió con una sonrisa, tendiéndole la cajita en un ofrecimiento silencioso. El contenido eran caramelos, por supuesto, pero el objeto tenía la útil y misteriosa capacidad de ofrecer al que lo usara el sabor que más le apeteciera en ese momento—. No se si van por ahí los tiros o si solo estas tanteando el terreno descaradamente, pero si es el primer caso te diré que no estoy interesada y, en caso de que sea el segundo, confieso que me parece un poco precipitado para ser el primer día. —se permitió bromear para tomarle un poco el pelo, agitando ligeramente las colas a su espalda con sutileza. Si Xiao al menos parpadeaba desconcertado sería una pequeña victoria personal.

La pelirroja no era muy de rechupetear los dulces, por lo que no tardaría en triturar el suyo entre los dientes con evidente satisfacción mientras esperaba la respuesta de su nuevo compañero.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

11/08/23, 06:14 pm
Sin motivo por el que seguir desconfiando de Keiria Xiao la observó a ella y su caja de caramelos de una forma mucho más distraída que hasta el momento. Su cara seguía siendo de póker y su pose impecable, pero escapaba de esa tensión inicial que tenía con todo desconocido. Al no intuir malicia en sus gestos alargó la mano para coger un caramelo cuyo color transparente no delataba de que era. No tenía hambre pero bien estaba todo lo que comiera, supuso. No respondió de primeras, dejando que la kitsune hiciera las suposiciones que quisiera mientras él escrutinaba con la lengua el desaborío "dulce" que le habían regalado, impasible a sus ocurrencias. Una pena que no tuviera ningún amor, le hubiera gustado una demostración práctica.

No. Ni lo uno ni lo otro. Pero si encuentras pareja puedo hacer que te canses de ella pronto —respondió, empujando la puerta con la espalda para volver al interior—. Así que de darse el caso te recomiendo no contármelo.

Se despidió con una brevísima inclinación y entró. Tenía trabajo que hacer, Keiria ya sabía todo lo que necesitaba y no iba dejar al señor Luca más tiempo sin su guardaespaldas.

_________________________________________

♪♫♬:
Red
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

16/08/23, 04:32 pm
Cuando Xiao tomó un caramelo Keiria se guardó la cajita en un bolsillo tratando de no mirar descaradamente la pastilla incolora que había sacado el fuzanglong, pues no se imaginaba a qué podía saber aquello. ¿Sal tal vez? Desde luego no le habría extrañado de ser así, pues el chico era un mucho extraño, pero aunque seguía manteniendo su pose de palo la kitsune ya no percibía la extraña tensión que había mostrado al conocerla.

Su compañero se tomó su tiempo, dejándola en ascuas mientras saboreaba su “dulce”, para que al final su respuesta fuera un tanto decepcionante y algo confusa. Mientras abría la puerta con el trasero para volver al interior, de hecho, le advirtió que si se enamorara no fuera a contárselo a él.
¿Pero eso qué tiene que ver con que te llamen Cupido… ? —le preguntó al aire, pues el carabés parecía haberse quedado sin tiempo y se limitó a despedirse con una ligera inclinación antes de marcharse.

La pelirroja se quedó unos segundos en la puerta, visiblemente confusa, pero con un encogimiento de hombros acabó dándose la vuelta para regresar a casa. Ya tendría tiempo para averiguar en condiciones el porqué de aquel mote tan raro, pues confiaba en que sus nuevos compañeros serían mucho más habladores que el guardaespaldas.

Ya a medio camino Keiria se tuvo que desviar con un suspiro, pues acababa de recordar que tenía que hablar con su nuevo exjefe y estaba segura de que la noticia no le iba a hacer mucha gracia.
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Casino Lago Áureo - Página 3 Empty Re: Casino Lago Áureo

15/04/24, 10:37 pm
Viajar entre sueños es como danzar por una telaraña sin ser percibido, uno tiene que dejar que la suavidad de sus hilos sean los que marquen los compases de tus movimientos. No todos los trenzados son iguales, los hay tan enrevesados que cuesta localizar el núcleo de lo que buscas o al contrario, tan simples que el camino parece estar iluminado. Da igual, haya firmeza en sus hilos o enredos por doquier, hasta la araña más sabida deja siempre un sendero por el que avanzar sin caer en su propia trampa y ahí, ahí reside la clave.

Uno se adentra en casa ajena y con una leve pulsación, no más que un pequeño retumbar en ese entramado de redes el cazador avanza como una polilla hacía la luz, sin saber que está siendo perfectamente guiado. A veces es un sonido lejano, una voz familiar que le llama, otras es un brillo resplandeciente que se oculta tras una esquina, las más efectivas suelen ser puertas cerradas, cuyo misterio siempre les incita a ver que hay al otro lado.

Es entonces, cuando siguen las pequeñas pistas, que se ven atrapados en un nuevo escenario, despojados de su refugio caen directamente en la trampa de un humilde cordero sin nombre ni rostro.

-Bienvenido, llevaba tiempo queriendo hablar con usted, por favor tome asiento.

Su voz es el eco de muchas y de ninguna a la vez, es anciana y es joven, es grave y aguda, siempre agradable, siempre clara. Su rostro no existe, es alguien tan fácilmente olvidable que al despertar el recuerdo no es más que una amalgama difusa, sin género, sin personalidad.  Más su porte es tranquilizador e inquietante a la vez, con el encanto peligroso de una venus atrapamoscas. Está calmado, porque ahora estás en su hogar.

El alrededor florece tan rápido como lo hace tu consciencia, empiezas a razonar que sigues dormido, atrapado en un valle de ensueño. Árboles rodean la instancia, un pequeño lago central deja que el bosque se abra en un claro fantasioso donde solo una mesa blanca de té y un par de sillas decoradas con el gusto de una princesa destaca sobre la naturaleza. El individuo ya está sentado, sirviendo una bebida espumosa en un decorado que es tan falso como real, pues es lo que él quiera que sea. No le importa si no quieres aceptar de primeras la invitación, si decides huir en una obra de teatro circular o si empiezas a hacer demasiadas preguntas. Hasta que no te sientas no hablara de nuevo.

Le llaman El morador y esta no es su primera reunión ni será la última. Hace semanas desde su primera intromisión, siempre buscando a los cabecillas, a los líderes. Ofrece un trato tan modesto como sencillo, uno extraño donde solo pide que le abran las puertas para poder ofrecerles algo a cambio. Siembra dudas, desconcierto y misterio pero no parece interesado en romper el ambiente que él mismo genera, solo espera un voto de confianza, uno tan minúsculo que le permita hablar, nada más…. y si aceptan, cumplirá su palabra y allí estará, esperando paciente a que le abras la puerta.





-----------------------------------------------------------------------------------


¨¿Con que El morador? Menudo mote le han ido a poner, a ver que podía haber sido peor, imaginate que es El siestaas o no se, El acosador.¨

Las palabras resonaban en el interior de todos los cercanos, una voz tan serpenteante como las chispas que parecía generar el humo de su cabeza. Astro estaba apoyada sobre la barra, de espaldas a la zona de los camareros mientras trataba de una forma un tanto curiosa de beberse el whisky que tenía entre sus manos. Oxy al contrarío había pasado tantas veces el trapo por la misma zona de la barra que bien podría acabar convirtiéndola en un espejo improvisado.

-Astro… n-nos estás hablando a todos… -Comentó en bajo, manteniendo su vista fija en una mancha tan antigua como seguramente la creación del local. No había forma de que se fuese.

¨Lo se, es aposta.¨

Bien podría no tener cabeza que su sonrisa se dibujaba igual en el revoloteo jocoso y anaranjado de aquella neblina sustituta. El ulterano no tenía ánimo para conversar y la joven no tenía  ningún compañero más a quien molestar así que el chiste se hacía solo. El peli morado llevaba así desde que ambos recibieron la fatídica noticia de que ese día les tocaba hacer de embajadores y mientras una festejaba con alcohol, él otro trataba de no hundirse en un mar de nerviosismo.

-No d-deberias de ponerle m-m-motes, menos en público.

-Hmmm, pues a mi me gusta. El del siestas es bastante descriptivo…

¨¡HA, EL QUE FALTABA! DI QUE SÍ, POR ESO ERES MI NIÑO FAVORITO!¨

Al otro lado de la vaquera descansaba el joven daleciano, recostado sobre la barra con las piernas tan en alto que de vez en cuando bailaban en el aire. Acababa de bostezar alertado por la intrusión mental repentina. No era sencillo ignorar una voz en tu cabeza por acostumbrado que pudieras llegar a estar y ahora se escondía entre ambos brazos del ataque de mimos que Astro lanzaba sobre él. Protegía como podía su pelo de ser revuelto, pues aún en su descuidada imagen había procurado estar bien vestido para la ocasión.

-Por favor no c-chilles tanto…

Comentó en un susurro Oxy, mientras limpiaba la zona donde la dullahan había dejado su vaso. Más chillidos, risas y revuelo se daban al otro lado de su zona segura, reafirmando que todo aquel plan era una nefasta y horrorosa idea. No eran un buen equipo, él no estaba calificado para ese tipo de tareas ¿Por que no podía quedarse sirviendo bebidas hasta que llegara la noche y pudiera irse a descansar? Un gimoteo más propio de un cachorro que de un adulto como él cubrió el golpetazo de uno de los taburetes al caer.

-No puedo más…

¨PUTO NIÑO BAJA DE-¨

La frase quedó cortada a mitad al sufrir una brusca interferencia. Nym había logrado trepar por su espalda y ahora mientras la joven se tambaleaba, él atacaba a rápidas brazadas el humo de su cabeza. El espectáculo era tal que mientras otros trabajadores observaban de fondo Oxy se dedicaba a beber en un único trago el Whisky restante.

-¿Estamos todos?

Quien habló esta vez fue una joven de tez oscura y apagada, su cabello afro estaba recogido en pequeñas trenzas hechas de forma impoluta y al igual que su compañero su mirada reflejaba el disgusto de quien no quería estar ahí. Vestía con un uniforme idéntico, una blusa negra, un chaleco elegante de tonalidades violetas y unos pantalones de traje igual de oscuro que la camisa. Oxy junto con la nueva anfitriona lucían de manera perfecta el conjunto, mientras que el joven Nym tenía una camisa demasiado grande para su cuerpecito y Astro indiferente al resto llevaba las mangas recogidas hasta los codos y los primeros botones del escote desabrochados.

-Eso parece…

Respondió cortado el ulterano, si ambos tenían confianza no lo parecía, aunque no era algo que le sorprendiera a la joven terrícola. Si estaba allí era por mera necesidad, el invento como tantos otros era suyo así que el jefe había considerado oportuno que fuera ella quien lo presentase. Un suspiro agotado y unos ojos en blanco sirvieron para matar una conversación que apenas había iniciado.

Con la disputa a lo lejos y el silencio incómodo en la barra llegó al lugar el último pero más importante invitado. La sala enmudeció en cuanto la primera brisa trajo consigo un aroma a campo, nostalgia y flores. Ante ellos se alzaba un joven de género indefinido, cuyo porte elegante se veía envuelto en un bello traje de boda, tan blanco como la pureza que lucía. Filigranas doradas y pétalos de tonos violetas decoraban el broche de su chaqueta e iniciaban un descenso por una cola nupcial propia de una novia caminando hacía al altar y como no podía faltar, el misterio se veía reflejado en un velo suave que ondeaba con cada paso que daba. Una tela encantada cuyos movimientos recordaban al de una nube esponjosa y cuya misión era proteger la identidad de su portador. Danzaba pero nunca lejos de su rostro, para que cuando hablase, su propia voz se viera envuelta en el más dulce de los secretos.

-Prepárense, hoy tenemos una gran noche por delante.

El peso de sus palabras infundidas en un extraño eco no tardó en asentarse entre sus fieles. Nym bajó para ir a su lado con nueva educación mientras se colocaba a modo de broche una flor de loto en su uniforme, Oxy le siguió con una más pequeña aún sin salir de su capullo,  la última en llegar, Adelfa, se colocó un pequeño ramillete e incluso Astro en su rebeldía siguió sin queja alguna aquella costumbre. Todos portaban su flor, única y especial, aquella que les daba nombre y aquella a la que hacían honor.

Así pues partieron, el daleciano y la terrestre a ambos lados del que iniciaba la marcha, el ulterano y la joven dullahan cerrando la misma. Ninguno parecía portar armas a primera vista, pero eran en el reflejo del humo, en los pequeños escarabajos que recorrían irregulares el contorno de la morena o en el olor a plata escondido tras el de las flores de Nym donde se podía intuir el peligro real que podían ofrecer. Ninguno tenía miedo a esconderse a pesar de que el anaranjado atardecer llenaba de sombras las calles por donde ellos pasaban pues sabían que los años de experiencia les habían regalado un brillo único, uno que parecía decir

¨Acércate si tienes valor y verás que hasta la luz más apagada puede llegar a quemar si te arrimas demasiado.¨



-----------------------------------------------------------------------------------



La entrada del casino lucía imponente frente a ellos. Un decorado excéntrico y adinerado al que habían tratado de acudir con sus mejores galas. Hoy era un buen día, un nuevo comienzo o un final adelantado. No podía saberlo pues aún en todos los augurios que había visto pocos desenlaces eran suficientemente claros como para darlos por sentados. Una sonrisa se dibujó oculta bajó el velo, pues la promesa de un nuevo cuento abriéndose estaba justo donde se situaba un pequeño chico rubio. El ojo medio cerrado y las escamas reflejando el brillo del que sus iris padecían le delataban como el guardaespaldas del que había recabado información. Uno al que quizá tarde o temprano podría visitar en otro lugar y otro espacio.

-Buenas tardes.

Saludo con formalismo, alzando cortésmente una de sus manos enguantadas, el traje no dejaba recoveco de piel a la vista. Su voz se vio plasmada como una onda enrevesada, pues no era un tono sino muchos diferentes, tantos que la mayoría de personas solían escoger escuchar inconscientemente el que más calma les traía. A veces esa era la voz de un niño, otras era la de una anciana. Fuera cual fuera, solo el oyente sabría de su propia elección.

-Creo que se nos está esperando, espero no haber llegado demasiado tarde… ni demasiado pronto. Uno siempre tiene que llegar justo cuando le corresponde.

El velo se alzaba a medida que hablaba, dejando que sutiles ondas divertidas se formarán a su alrededor. Intuir si estaba haciendo una broma era complicado pues de nuevo, si había una voz siendo sarcástica, habría otras dos que no lo fueran.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.