Conectarse
Últimos temas
Torreón SilenteHoy a las 01:18 pmGiniroryuKankriAyer a las 11:29 pmYberIrrariaAyer a las 01:37 amTakTorre Serpentaria15/01/21, 10:05 pmGiniroryuConejitos 15/01/21, 08:59 pmNihil
Estadísticas
Tenemos 194 miembros registradosEl último usuario registrado es MaletherNuestros miembros han publicado un total de 45358 mensajesen 879 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Ir abajo

Montañas - Página 12 Empty Montañas

el 03/08/11, 01:03 am
Recuerdo del primer mensaje :

Altos picos escarpados que separan a la ciudad del desierto.


Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 20/02/20, 10:16 pm
Obel estaba dentro de su mente, regenerándose mientras la petrificación duraba. No es que estuviera literalmente dentro de su mente, pero había empezado a practicar una técnica de visualización que venía en uno de los libros que había sacado de la biblioteca. Lo había escrito una gárgola para enseñar a los novatos a controlar la la conversión en piedra. En pocas palabras el libro venía a decir que eligieras una habitación con la que te sintieras cómodo para el tiempo que durase la petrificación.

Así pues Obel se imaginaba a sí mismo en el interior de una habitación decorada en tonos de azul y gris. Había una cama, donde si se echaba a dormir apagaba su conciencia durante un tiempo, estanterías con libros que en realidad contenían sus recuerdos, cuadros que mostraban las mejores experiencias de su vida, unas ventanas que no eran más que sus ojos y fuera veía lo que quiera que estuviera enfocando mientras era piedra, si las abría y cerraba podía oír o no lo que había a su alrededor, una mesa redonda con una silla de madera para sentarse y una puerta, si abría la puerta y salía la petrificación se rompería y volvería a su estado normal.

En principio ese ejercicio era muy completo, pero Obel aún no había aprendido a ignorar parte de sus sentidos mientras era piedra, por lo que las ventanas siempre estaban abiertas y la silla estaba orientada a ellas. "No es tanto lo que puedas sentir si no lo que puedas llegar a ignorar" decía el libro. "Una gárgola con experiencia puede pasarse años en ese estado durmiendo, sin ver, sin oír, sin sentir. Y mientras el tiempo pasa para ti no será más que un simple sueño, como si nunca hubiese pasado". El joven nublino entendía que no necesitaba comer, pero pasar tanto tiempo dormido... No, eso iba contra de las ganas de Obel de ver y conocer, así que si alguna vez apagaba su conciencia del todo tendría que poner algo que lo despertase o algo.

No era el caso como tal y evidentemente escuchó todo lo que le dijeron sus maestro, estaba claro que el golpe había sido culpa suya por no mirar por donde iba, no cometería el mismo error dos veces. Cuando el picor de su cuerpo se detuvo Obel salió por la puerta imaginaria y se despetrificó. Se levantó, se estiró y sonrió a Rasqa y Samika.

-Perdonad, creo que me había roto algo con la caída y me he petrificado para curarme - les dijo, haciendo crujir sus dedos.- Sí que oigo mientras estoy petrificado, y también podía veros. Pero mientras soy de piedra la regeneración de mi cuerpo aumenta, como si centrase todas mis energías en eso - esta vez crujió el cuello a un lado y al otro.- ¿Le damos otro intento? Creo que le estoy cogiendo el truco - comentó con el ánimo por las nubes.

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 22/02/20, 01:30 pm
Samika rio ligeramente ante el humor de su amigo, aun mirando al chico convertido en roca, aunque fuese apenas un borrón ahí tirado en el suelo.

-No tengo idea si nos oye ¿supongo que sí? Ahora mismo no recuerdo si en el jorobado de Notre Dame, las gárgolas escuchaban cuando estaba convertidas en roca- dijo más para si misma que para Rasqa, haciendo memoria de aquella película de animación que había escuchado de pequeña, porque verla era en evidente no. Samika miro a Ras cuando el saco de sus pensamientos alegando que, con semejante aterrizaje, Obel le había quitado el puesto de mejor alumna- Me siento ofendida….pero no voy a competir de nuevo por ese puesto, demasiados huesos rotos- bromeo finalmente, notando como Obel parecía comenzar a volver a ser de carne y huesos, como si nada.

Resultaba en cierta forma fascinante para ella la facilidad con las que los que poseían regeneración se sanaban. Que si, era normal, pero no dejaba de darle un poco de envidia. Si ella no tenía runas para curarla o alguien con magia que lo hiciera cerca, tardaba la vida en curarse. Por supuesto tras tanto entrenamiento ya no se hacía daño con tanta facilidad como al inicio, pero alguna fea herida si había tenido.

Motivada ante las ganas que parecía tener Obel de darle a la gravedad sus merecidos besos, se incorporó de un ágil movimiento.

-Me sentiré muy mal sino vuelves a darte un golpe por segunda vez- dijo con un leve mohín, aunque sonrió de inmediato, muy activa- Fuera bromas, lo has hecho bastante bien para ser la primera vez, vas a tener que entrenar mucho tus alas, coger fuerza con ellas, incluso cuando no vueles. No lo olvides: Tienes la desventaja del peso, así que tendrás que suplirlo con una mayor fuerza en las alas. – aconsejo ligeramente Samika, mientras dejaba que sus alas se desplegasen desde sus brazos, y observo la figura del Moloch- Ya cuando consigas mantenerte estable en el aire, ya veremos maniobras y aterrizajes, que son creo yo lo que más cuesta. ¿Qué dices, Rasqa? ¿Le subimos un poquito el nivel de dificultad? Aprovechemos que tiene tantas ganas…– pregunto con una pequeña travesura en su voz, no quería que el chico se les rompiera, pero ya que estaba tan motivado por aprender y con ganas, puedes debían aprovechar el empuje.
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 02/03/20, 06:43 pm
Rasqa se lo estaba pasando como un niño.

Está bien saber eso, así no tengo que gastar magia en frenar tus caídas —confesó.

Era una verdad a medias, porque no dejaría que la gárgola se matara, pero sí andaría mucho menos preocupado por sus reservas. El parqio estiró el cuello, haciendo crujir sus huesos, y asintió acto seguido a las palabras de Samika.

De acuerdo contigo —respondió vagamente para que su siguiente acción pillara de susto a Obel.

Pronunció el breve ensalmo de la levitación con una sonrisa burlona y llena de dientes, disfrutando del acto de conjurar tan solo porque sabía lo que haría con aquel pedazo de magia. Eriel echó a volar sin ningún tipo de control, subió y subió sobre Samika y Rasqa hasta superar la altura, con creces, del lugar del que había caído inicialmente.

¡Vamos, Sami! —exclamó.

Acto seguido echó a correr y despegó del suelo, batiendo las alas con fuerza para ganar altura. El moloch esperaba que Samika hiciera lo propio, por lo que dirigió toda su concentración al hechizo que estaba manipulando. Una vez a una altura suficiente para que nadie sobreviviera de forma natural a la caída, el moloch hizo girar con violencia a la gárgola en todas direcciones para que perdiera el arriba, el abajo, la izquierda y la derecha.

¡Ahora te devolveré el control! Intenta estabilizarte tú solo —le avisó. Era una tarea difícil, el moloch dudaba que pudiera sobreponerse al mareo con tiempo de sobra para no estamparse, pero cuánto más desagradable fuera la experiencia para Obel Reo, más sencilla le resultaría una tarea más asequible—. Samika y yo caeremos contigo, ¡para molestarte!

Le guiñó un ojo a la evaki y deshizo el hechizo con el que se había dedicado a marear a Obel. Primero cayó la gárgola y el moloch fue tras él. En cuanto el neófito pareciera recuperar la verticalidad, el moloch haría amago de chocarse contra él para asustarlo. Sabía que Samika le seguiría el juego.

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 06/03/20, 01:22 pm
A Obel no le era desconocida la ingravidez producida por un hechizo de levitación, pero normalmente era algo que controlaba él mismo... y a poca altura. Cosa que estaba muy lejos de la idea del moloch.

Obel Reo alcanzó la mayor altura a la que había estado nunca y el miedo atenazó su interior. Siguió subiendo y aquella losa siguió creciendo, estaba claro que Rasqa pretendía una terapia de choque. Si lo dejaba caer desde allí el gárgola tenía claro que ninguna regeneración lo salvaría. Volar o morir parecía decir la sonrisa del parqio.

Sus dos maestros lo siguieron por el aire y Obel envidió por un momento su facilidad para mantenerse en el aire. De pronto empezó a dar vueltas sin control, el gárgola perdió por completo el sentido del arriba y abajo y comenzó a marearse. Tuvo que cerrar los ojos para intentar mantener el desayuno dentro de su cuerpo. Al menos Rasqa tuvo la buena intención de avisarle antes de soltarlo a plomo.

Una sonrisa tonta asomó a los labios de Obel cuando el moloch le dijo que caerían con él para molestarlo. Una chispa de locura. Tenía intención de responder "Muchas gracias" de forma sarcástica, pero no le dio tiempo.

Empezó a caer y parecía que el miedo lo arrastraba como si de una piedra atada a su cuerpo se tratase. Se obligó a abrir los ojos y vio el cielo sobre él, por lo que la tierra debía de estar a sus espaldas. Aún se sentía mareado pero el chico se sobrepuso a ello concentrándose en otras cosas.

Caía de forma irregular, abrió las alas y éstas le hicieron girar otra vez sin control, así que hizo lo contrario. Plegó las alas y recuperó la verticalidad, caía de cabeza contra la tierra. El corazón le latía tan rápido en el pecho que Obel pensó por un momento que se le iba a salir del pecho.

Era miedo, un miedo por completo racional a caerse y hacerse daño. Pero, ¿por qué tenía miedo? La Luna le había dado alas, ella sabía que Obel tenía que volar, que debía romper su conexión con la gravedad, sobreponerse y superarla. La Luna era infinitamente sabia, si ella le había dado las alas el miedo era innecesario, una carga que el gárgola tenía que dejar ir.

El miedo se deshizo como un bloque de hielo en las manos de un piromante. La expresión de Obel se llenó de resolución, pegó los brazos al cuerpo y cerró las piernas cayendo con decisión.

Dejó al instinto tomar el control. Simplemente supo cuándo debía abrir las alas, su cuerpo estaba hecho para ello. Batió las alas con fuerza y remontó con esfuerzo pero a mucha velocidad.

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 22/03/20, 02:19 pm
Samika rio suavemente ante la actitud de Rasqa a su proposición de darle un poco más de dificultad al aprendizaje de Obel. Escuchó el hechizo de levitación dirigido hacia el chico gárgola y vio su figura maciza empezar a levitar frente a sus ojos hasta perder totalmente fue de su campo Visual. Con sus ultrasonidos no tardo en notar lo alto que había subido.

-Creo que desde ahí como no vuele un mínimo, se rompe. Somos un profe espartano, pobre no va a querer que volvamos a enseñarle- rio. Podía romear con ella porque sabía que no ocurriría, por algo Rasqa tenía su magia, aunque no le gustase gastarla demasiado por lo que le dificultaba cargarla. Vio al Moloch despegar y Samika sonriendo desplego sus alas para seguirlas subiendo a toda velocidad hasta donde Obel se encontraba.

-¡Piérdele miedo al volar, es lo más importante! ¡Da igual si chocas contra algo o alguien, la capacidad de recuperarse es esencial para evitar malas caídas! Mueve tus alas y confía en ellas como lo haces con tus brazos- dijo Samika mientras se lanzaba detrás de Obel que decencia a toda velocidad, lo empujo en el aire, confundiendo, sonriendo aún más satisfecha cuando a través de su habilidad pudo notar al chico lograr mantenerse en el aire sin seguir cayendo, aunque el esfuerzo era notable el avance era excelente

-¡Muy bien! ¡Ahora, aguanta los embates! Hay dragones en el cielo ahora no sabes si algún día tendrás la tontería de chocarte de bruces con uno y acabar haciendo volteretas sin ton ni son, o peor, tener la penuria de volver toparte con nosotros- rio Samika alegremente-…necesitaras estabilizarte si eso ocurre. O todo caso ¡esquivar! ¡Atento Rasqa por si cae! – dijo Samika volando alrededor del chico, dándole repentina una leve patada por el costado que, aunque no era fuerte para lanzarla al suelo sin opción recuperarse, era simplemente para hacer que perdiera el ritmo que había logrado mantener y que acabara dando prácticamente volteretas en el aire, haciendo que perdiera todo su eje y punto de mira, pues era algo que al volar siempre se intentaba mantener, para evitarse precisamente, el marearse.

Ella gozaba por suerte de la peculiaridad de nunca jamás marearse hiciera las piruetas que hiciera, pero sabía no era algo que el resto tuviera, ello si se mareaba estando bocabajo o dando muchas vueltas.
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 3/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad. Progresivamente querrá pasar más tiempo fuera del torreón.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 22/03/20, 07:34 pm
Rasqa se encendió emocionado y cayó dejando tras de sí una estela de humo. Los comentarios de Samika le sacaron una carcajada.

Si aprende a volar con nosotros, no tendrá la necesidad de pedirle ayuda a nadie más —se jactó.

Acto seguido observó las piruetas aéreas de la evaki para desestabilizar al a gárgola y se sumó a su esfuerzo, cubriéndole a Obel la vista con el humo y apoyándose en él con las cuatro garras para empujarlo y marearlo aún más. La gárgola notaría la ola de calor que acompañaba al moloch, pero por suerte, Rasqa se aseguraba de no tocarlo con ninguna de sus púas ardientes.

La advertencia de Sami le recordó la posible caída y el parqio plegó las alas contra su cuerpo para descender más rápido de lo que caía Obel. Desde abajo, preparó un hechizo de levitación. En el momento en que Obel estrechara distancias con el suelo, lo frenaría en seco.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Dal
Status : Perdido en la ciudad de los milagros y los portentos.
Personajes :
Heridas/enfermedades : Finas cicatrices por todo el cuerpo.
Síntomas : En ocasiones, un ligero olor a hierro emana de él. Cuando camina a veces siente un ligero temblor en el suelo.

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 26/03/20, 01:24 pm
Sus maestros cumplieron su palabra al pie de la letra, empezaron a molestarlo en cuanto el gárgola empezaba a estar cómodo aleteando. Samika le dio una pequeña patada y lo giró en el aire, suficiente para cambiar su rumbo sin que él quisiese.

No podía dejarlos atrás volando, tenían mucha más experiencia en ese ámbito, ¿qué podía hacer? Volvió a plegar las alas y se precipitó hacia el suelo, aleteó para ganar velocidad en caída y volvió a abrir las alas para mantenerse en el aire. ¿Cómo había hecho Samika para cambiar su trayectoria? Le había dado una patada lo que lo había hecho girarse. ¿Sería suficiente? El humo cegó a Obel por un instante, entendió rápidamente lo que quería hacer el moloch así que repitió la misma maniobra para intentar dejarlo atrás.

Funcionó brevemente lo que permitió a Obel probar su teoría. En el aire se inclinó ligeramente a la izquierda mientras aleteaba y empezó a tomar esa dirección. Se inclinó esta vez hacia la derecha y se movió a la derecha. ¡Funcionaba!

Se inclinó hacia arriba y aleteó con fuerza ganando altura. Pronto dejó atrás la tierra y un grito de libertad surgió de su garganta extendiéndose por el aire. Aleteó de forma más suave y pausada y se detuvo en medio del cielo.

-¡Vuelo!¡VuELO!¡VUELO! - gritó para hacerse oír por sus maestro. Estaba completamente eufórico, era increíble. Sagrada Luna Roja, ¿cómo podía haberle faltado eso toda la vida?

_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .
Evanna
Personajes :

Unidades mágicas : 12/12
Síntomas : Quienes la toquen a veces se sentirán aturdidos. Adquiere progresivamente desagrado por la carne.


Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 14/04/20, 07:44 pm
La primera vez que la evaki había alejado sus pies del suelo para aprender a volar, se había asustado, nerviosa por lo que pudiera pasar. Porque el suelo siempre había sido su ancla orientativa a su entorno, volar para ella era como estar en el vacío.

Pero ahora, un años después de que sus formasen parte de ella, podía decir con seguridad que no podría vivir sin volar. ¿Sería una emoción sentida por todos aquellos cuyas Lunas les entrego alas? Ella creía que sí. El esfuerzo que estaba poniendo Obel en aprender aun con el peso extra de su cuerpo, de las dificultades que tanto ella como Rasqa le imponían como situaciones en las que posiblemente se encontrara ahora que el tráfico aéreo de la ciudad había incrementado.

-¡Vuela, Obel, una vez aprendas, no podrás dejar de hacerlo!- exclamó evaki riéndose fuerte y alto, animada, cuando Rasqa soltó su humor, cuando atisbo con su ecolocalización los intentos de Obel por salir de entre el humo y recuperar la posición tras haber sido empujado y mareado.

La evakI lo escucho caer, como una bala desorientada, todo alas y miembros desprovistos de dirección. Samika danzo a su alredor, confiando en Rasqa, que se había adelantado y que él podría frenarlo antes de que se les desnucase. Peor no hizo falta la magia. Samika con una sonrisa de oreja a oreja, vio a través de habilidad como el nublino lograba oponerse a la fuerza de la gravedad que tanto aprecia amarlo y rechazándola, uso lo que le han enseñado para vovler levantar el vuelo.

El grito de júbilo de este lleno su pecho de diversión, pero también d de orgullo. Porque ella era apenas una novata de un año como criatura alada y ver que sus consejos y los de alguien experto como Rasqa estaban sirviéndole no podía más alegrarla.

La gente no solía confiar en ella en el pasado para enseñarles cualquier cosa que tuviera que ver con movilidad. Por supuesto eso ahora transformada carecía de sentido y sino ella se aseguraba de demostrar a quien quisiera que no tenía un limitante que no pudiera solventar, aun así, era liberador.

-Bien hecho, Obel, siente tus alas, el dolor de los músculos, la tensión, ¡acostúmbrate poco a poco porque vas a usarlos mucho! - Samika lo dejo sentir la fuerza del viento, el tirón en el estómago al saber que gravedad tiraba de ti mientras te oponías a ella. Porque ella también la sentía, pero la evaki no solo usaba sus alas para oponerse, usaba sus piernas, su cintura, su espalda, el propio empujen del viento, para alzarse y realizar piruetas ante los ojos de la gárgola con una amplia sonrisa.

-¡Creo que podemos ir por el siguiente nivel a ver cómo nos va!  –añadió la chica con una maliciosa sonrisa surcando su gesto, cuando se paró volando no muy lejos de Obel- Rasqa, sube...¿Qué opinas de una pequeña carrera aérea antes de enseñar a nuestra chico gárgola lo más difícil de todo? ¡Aterrizar!– llamo al parquio con voz clara y firme, tan llena de alegría y diversión, resonaba casi con eco por la montaña. era como si más de una Samika mostrase su júbilo exaltante y animado por cada rincón del lugar. Samika se rio.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 3/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad. Progresivamente querrá pasar más tiempo fuera del torreón.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 21/04/20, 12:07 am
Rasqa no escondió la risa al ver cómo Obel se agitaba en el aire para recuperar el arriba y el abajo. Tampoco escondió cómo se le ensanchaba la sonrisa al verle recuperarse. Eso era lo más divertido, porque le hacía sentir que valía como profesor aunque en las Islas probablemente sus clases estarían prohibidas y él muerto. O sus alumnos muertos. Menos mal que ya no estaba en aquellos terrones aburridos en mitad del mar.

Cuando la gárgola gritó de júbilo, él también quiso aportar su pequeño grano de arena:

Volar es un eufemismo, ¡pero es un avance! —se jactó.

Lo que hacía el nublino era una forma rudimentaria de retrasar la caída, pero le valía de momento, tanto a la gárgola como al moloch (para continuar ahorrando energía mágica). Rasqa observó con expresión henchida de alegría a la evaki y dio un quiebro, animado por ella.

¡AHORA MISMO! —contestó a la vez que aumentaba la potencia del fuego a su espalda y aleteaba para subir—. ¡Vamos, Obel! —animó a la gárgola—. ¡Agita las alas con fuerza para ascender! ¡Siente como el viento se cuela bajo tus alas! —luego se giró a Samika—. ¿Será hoy el día que te gane? —se rió.

Samika contaba con unas aptitudes físicas a las que el moloch no podía acercarse y era rara la vez que podía ganarla sin trampas ni chanchullos. Sin embargo, aquello no hacía las carreras menos aburridas, ni lograba que Rasqa se rindiera antes de empezar.

¡A la de tres! Una, dos…. ¡Y tres!

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Dal
Status : Perdido en la ciudad de los milagros y los portentos.
Personajes :
Heridas/enfermedades : Finas cicatrices por todo el cuerpo.
Síntomas : En ocasiones, un ligero olor a hierro emana de él. Cuando camina a veces siente un ligero temblor en el suelo.

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 22/04/20, 04:08 pm
Obel trató de seguir como pudo a los dos veteranos cosa que resultó imposible. Era evidente que aquella carrera la iba a perder de forma estrepitosa. Además a medio camino comenzó a cansarse, pero por sus narices que iba a terminar.

Terminó llegando a la meta jadeando y aleteando ya por puro mecanismo. Le dolía la espalda entera. Resoplando conjuró sobre si mismo el hechizo de levitación y lo ancló para no tener que concentrarse en ello. Dejó de batir las alas y se desplomó en el aire.

-Dioses, nunca pensé que esto cansaría tanto - resolló.- Desde luego cuando ves a los pájaros volar no lo parece. Me duele todo y empiezo a tener un hambre de trasgo - empezaba a notar cierto cosquilleo por la espalda, como si estuviese regenerando las partes dañadas.

Se desplomó en el aire y flotó tranquilamente.

>>Quizá esto sea una señal para ir dejándolo por hoy.

_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .
Evanna
Personajes :

Unidades mágicas : 12/12
Síntomas : Quienes la toquen a veces se sentirán aturdidos. Adquiere progresivamente desagrado por la carne.


Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 23/04/20, 12:52 pm
Samika se rio ante la efusividad del Moloch, ya sabía ella que este no se negaría a una carrera. No sería la primera ni última vez que compitieran, pues, aunque este poseía alas desde hacía mucho más tiempo que la evaki, Samika tenía un agilidad y flexibilidad volando difícil de comprar.

Quien iba a sufrir iba a ser Obel, pero eso también le sería un buen ejercicio.

-¡Haz lo que puedas Obel! ¡Y ni lo sueñes Rasqa!- rio la evaki, apenas el establecieron la distancia la distancia a volar y el Moloch dio la salida. La evaku ya se conocía lo trucos de este, asique, estuvo a atenta su voz y movimientos, no fuera a intenta salir antes de terminar de contar. Apenas la carrera comenzó, Samika movió sus brazos, cogiendo las corrientes con facilidad, usando el resto de su cuerpo, músculos abdominales piernas como si fuera parte mismas de sus alas, controlando su respiración para no quedarse si aire. Voló mas ágil y rápida que todo lo mostrado hasta el momento, donde solo se había casi mecido en el aire, acompañando a la gárgola o realizando piruetas.

Ganar o perder en si no le importaba, era la emoción de la carrera, del juego, de la adrenalina y la frustración del Moloch cuando llegaron a la meta con Samika adelantándose. Otra vez. Aunque esta vez la distancia fue menor.

-¡¡Ganeee!! – exclamó Samika dando un pirueta el aire riéndose, sacudiéndose la cabeza para apartar un poco el cabello de su rostro, que con tanto movimiento se le había desatado- No apostamos pero me da igual…¡me debes un hidromiel, Rasqa! – añadió con un entretenida provocación meciéndose en el aire con sus alas en un vuelo más lento cuando un casi ahogado Obel llego al fin junto a ellos. El pobre no podía más.

Samika rio cuando escucho el hechizo de levitación.

- ¿Sabes que podría hacer que ese hechizo hiciera “puff” y dejara de funcionar? Caerías como piedra, literalmente. –bromeó la evaki con malicia, aunque obviamente no iba a hacerlo. No podía tampoco, no una vez anclado…pero este no tenía por qué saberlo, claro estaba. No es como si tuviera una trasformación muy conocida, en cuanto a las habilidades de su voz, no al detalle al menos. Que muchas cosas las había tenido que ir averiguando con prueba y error.

- Para ser tu primera clase, lo has hecho muy bien Obel. Pero si, creo que es mejor parar, o vas a acordarte de todos nuestros ancestros mañana. -rio la Samika sabiendo que iba a tener dolor muscular o al menos suponía, porque con la regeneración a saber. Esperaba que sí. No había nada mejor que hacer un buen ejercicio y sentir al día siguiente, o incluso horas después, cuando ya se habían enfriado los músculos, las tan llamada agujetas. Aunque fueran molestas, al menos aseguraban que habías hecho un buen entrenamiento.

Tras decir esto, Samika bajo hasta el suelo, esperando que le siguieran aterrizando sin dificultad. una vez abajo se masajeo el cuello y brazos levemente, mientras estiraba un poco sus alas antes de finalmente replegarlas cómodamente. No borro su sonrisa en ningún momento, mientras agarraba una cinta de pelo de la muñeca siempre llevaba consigo por si las perdía, que y atándose el cabello con ella en un recogido desprolijo para deja su cuello libre. El airecillo fue más que agradecido.

-Necesito un buen merecido baño -añadió con un suave gemido de satisfaccion al poder estirar todos sus musculos. El ejercisio siempre le sentaba bien y alegraba el dia. Miro hacia la borrosa figura de gárgola y dragón- Vayamos después de adecentarnos a tomarnos algo ¿quieres venir Obel? – sugirió mirándole con curiosidad- Rasqa invita– rio señalando al joven Moloch con travesura, picándole un poco, mientras se iban poniendo en marcha.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 3/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad. Progresivamente querrá pasar más tiempo fuera del torreón.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

el 28/04/20, 06:20 pm
Rasqa puso toda su energía en ganar aquella carrera espontánea, pero por mucha fuerza que aplicara con sus alas o mucha velocidad que cogiera, Samika siempre llegaba antes. A veces se planteaba si no podría hacer trampas y molestarla con hechizos, pero ocurrían dos cosas: una, la victoria le sabría peor que las verduras y, dos, la evaki tenía mejor oído que el parqio más cotilla de todas las islas del Archipiélago. Y encima podría interrumpir sus hechizos verbales.

¡Venga ya! ¡Siempre igual! —se quejó nada más aterrizar. A pesar de la queja sonreía, pues las carreras le servían para desfogar y le agradaban esos ratitos de competición con Samika—. Menuda borracha... —se quejó de nuevo, esta vez más claramente de broma, al escuchar que le debía un hidromiel.

Obel llegó, que no era poco. Rasqa no llegó a escuchar el hechizo, pero le bastó con verle acercarse para saber que aquello no era un vuelo natural.

Guárdate esa idea para la próxima clase, Sami —le dijo a la evaki tras aquella amenaza de impedirle levitar, sin preocuparse de que la gárgola le escuchara (al contrario, quería que lo supiera). Le parecía una idea divertida para no incentivar trucos mágicos como ese en plena clase de vuelo o podría ser contraproducente para el aprendizaje de la gárgola. Luego añadió, totalmente desenfadado—. Me parece un buen plan, pero yo solo pago la primera ronda —y soltó una bocanada de humo.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Contenido patrocinado

Montañas - Página 12 Empty Re: Montañas

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.