Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarAyer a las 01:01 pmTakPrimer sueño de Rägjynn20/06/24, 01:30 pmTakBarrio Gigante19/06/24, 10:41 amLECBosque Fantasma15/06/24, 11:41 amLECApuestas de transformaciones13/06/24, 08:15 pmLEC
Estadísticas
Tenemos 204 miembros registradosEl último usuario registrado es KeydiaNuestros miembros han publicado un total de 52147 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Subterráneos

+22
Raven
Kanyum
Dal
Red
Evanna
Zarket
Matt
Poblo
Muffie
alpeca
Leonart
Lops
Naeryan
Alicia
Giniroryu
Administración
Yber
Tak
Elliot
Jack
Fundador
Rocavarancolia Rol
26 participantes
Ir abajo
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Subterráneos - Página 28 Empty Subterráneos

03/08/11, 11:04 am
Recuerdo del primer mensaje :

Los subterráneos ocupan todo el subsuelo de la ciudad y están plagados de horribles criaturas. Se puede entrar en ellos desde cualquier punto de la ciudad y puedes salir en cualquier sitio.

Descripción más detallada sacada de la saga:

Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

20/05/24, 12:51 am
-¡Claro, adelante!- asintió a la pregunta del niño, tan ilusionado como él. Si ya que a Aniol le hubieran desparecido todas las heridas le había supuesto todo un alivio al neoyorquino, que todos ellos y en especial Damian pudieran recuperarse también le daba fuerzas para seguir. Contemplo con expectación como el italiano tomo el colgante y, ahora sí, pudo ver como los cortes y raspazos iban curándose. Por un momento le extrañó que algunas heridas, aunque pequeñas, siguieran allí, pero se vieron opacadas rápidamente en cuanto el pequeño movió el brazo de nuevo.

-Joder, que bien. Menos mal que...- llegó a decir contento con la voz rota, mientras caían un par de lágrimas por sus mejillas. -Cuanto me alegro de que estéis mejor- añadió sincero para los dos niños en cuanto se repuso un poco de la emoción. Estaban muy lejos de estar bien, al fin y al cabo seguían ahí abajo y el peligro al que les habían expuesto el grupo de Karin y Sutileza era muy real por más que pudieran deshacer sus heridas, pero por un breve momento la esperanza, aunque maltrecha, volvía a pasos agigantados. Les quedaba para salvarse, pero era un comienzo.

Le hizo un pequeño gesto a Ethan para que se adelantara y fuera el siguiente en curarse, aprovechando para dejar de nuevo el libro junto a su "dueño", pero en cuanto el británico lo tuvo en sus manos el efecto no aparecía por ninguna parte. El ánimo de Rick fue volviendo a templarse mientras veía que, por más que tocara la piedra del amuleto e incluso intentara cargarlo con sangre como con los cristales, Ethan seguía con todos sus daños. -Mierda- musitó tomándolo y tocando la joya por si hubiera suerte, aunque tenía claro el resultado antes siquiera de probar. Con lo bien que les habría venido, pero sin magia no era más que una baratija... El recuerdo, empujado por el optimismo de hacía unos instantes, lo iluminó. -¿Y si se recarga de otra forma? Quiero decir, Rägjynn no había visto nunca los que tenemos en el torreón, tal vez este le suene más- teorizó con la poca esperanza que tenían. Desconocía si aquello era posible o si el mjörní habría visto algo similar siquiera, pero lo único que les quedaba era intentarlo. Le devolvería el colgante a Ethan o se lo cedería a alguno de los niños si querían cuidarlo, sino simplemente se lo colgaría al cuello para llevárselo.

-Dadme un momento- pidió cuando el japonés propuso ir por el primer camino que había visto. Ahora que Damian no iba a necesitarlo más, deshizo el nudo del cabestrillo y recuperó su camisa, que no tardó en ponerse con un poco de dificultad para mantener el equilibrio. -No se si deberíamos llevárnoslo también aunque no se entienda- giró la cabeza por un momento hacia el libro. Aunque sería poéticamente irónico que estuviera en inglés tal como decía Ethan, aunque no tuviera hechizos al menos sería más papel. Dejaría al resto decidir, él tenía que seguir con el sable y con suerte encontrarían algún libro similar y menos pesado en otra salida.

Hicieron el camino de vuelta hasta el lugar en el que habían caído y encabezó junto al polaco la marcha por la nueva galería. Al principio cuando se fueron adentrando pensó que sería un pasillo similar al anterior, pero en cuanto las cuestas empezaron a aparecer el neoyorquino entendió que no sería un camino tan fácil. Tuvo que bajar el ritmo para no caerse cuando llegaba a las pendientes, que por suerte no eran demasiado pronunciadas, pero entre el cansancio por ello y los giros que daban de vez en cuando se sentía perdido. Además, el eco que les llegaba de alguna parte no ayudaba a que se calmara, llevando tenso la espada al frente. -No me gusta como suena eso- soltó preocupado muy por lo bajo. Menos le gustó cuando los gruñidos cambiaron a un estruendo desde la pared de la galería.

Rick siguió caminando con un poco más de urgencia por si podían alejarse de aquellos ruidos y, aunque no parecían sonar más amortiguados, lo que vio más adelante le hizo olvidarse por un momento del posible peligro. -Eso es... ¿Estamos al otro lado?- preguntó con la mirada fija en lo que quedaba de la neblina verde. Le hacía pensar en la que había detrás del resto del grupo, aunque pensándolo en frío tal vez fuera otra zona completamente distinta. La claridad que se veía sin embargo le invitaba a pensar que sus compañeros estaban por allí y, quien sabe, incluso una salida.

Siguió avanzando, aunque hubo dos cosas que le hicieron pararse un instante. Por una parte, los resoplidos sonaban mucho más cerca que antes y desde luego no quería encontrarse con lo que fuera que los hacía. Y por la otra, el temblor y la arenilla que empezaban a caer del techo avisando de que la suerte se les había acabado. Miró con horror hacia arriba por un momento antes de soltar: -¡Mierda, mierda, mierda! ¡Rápido!- El neoyorquino habría corrido de poder hacerlo, pero en su estado intentaba ir todo lo rápido que podía con la vara haciendo el mayor de los esfuerzos para no tropezar hasta llegar al final del túnel, que parecía mucho más seguro. Solo esperaba que en esa sala no tuvieran que vérselas con lo que fueran los otros sonidos.
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

20/05/24, 11:04 am
Airi no maldijo como Connor o Nohlem, pero compartía el sentimiento. También miró alrededor, buscando algo que se les pudiese pasar por alto, pero estaba claro que allí solo había dos caminos, por el que habían llegado y el que continuaba al otro lado de la gruta. La pequeña cueva que se veía tras unas rocas caídas no era más que un agujero en la pared que no llevaba a ningún lado. No fue capaz de emitir ningún mensaje esperanzador para sus compañeros, pero se obligó a creer que si había aquella abertura podría haber más.

No llegó a ponerse en marcha. Sintió la vibración en aumento, con ambos pies plantados en la tierra, incapaz de moverse. Primero pensó que se podía estar derrumbando alguna galería. Incluso podría ser cosa de los sádicos que los habían tirado allí, provocando más explosiones, pero después cambió de opinión. El temblor era rítmico, como pasos, como el trote de un belote, pero aún más pesado.

No hubo tiempo para prepararse. El hocico de la bestia asomó, cortándoles la huida por ese lado. Y cómo le gustaría echar a correr en dirección opuesta, pero ¿qué había de la oscuridad? No podía mantener la llama mientras corría. Ni siquiera la estaba manteniendo en ese momento, llegó a darse cuenta, porque se había apagado entre sus dedos al perder la concentración.

Airi agradeció que Räg les dijese qué hacer, porque aunque su cabeza iba a toda velocidad, sus extremidades no eran capaces de seguirla. Se escondió en el hueco tan rápido como pudo, y siguió la indicación de conjurar un olor falso. No creía poder cubrirlos a todos ellos, así que dirigió la magia a las piedras que tapaban la entrada, esperando que fuese suficiente para disimular su presencia tras esa cortina de magia. Pensó en el olor a polvo y tierra seca que solía levantar el viento en torno a su aldea, y esperó que fuese suficiente para mimetizarse con la cueva.

Pronto pudieron ver al animal completamente, rastreando, lo que en algún momento le llevaría hasta la entrada de la cueva. Todo dependía de si les veía o no. Airi solo se atrevió a echar un vistazo y después se agazapó, prefiriendo centrarse en la vibración para saber si se acercaba o no. Quién sabía si viviendo en aquellos túneles tendría una buena visión en la penumbra. Se parecía a un jabalí, quizás, solo había visto dibujos de ellos y comido su carne deshidratada. Al menos tenía la certeza de que no eran tan grandes.

Al agazaparse contra el suelo sus manos estaban apoyadas en la tierra. Una de las piedrecillas que se le estaban clavando en la piel le dio una idea, pero antes tenía que consultarla con sus compañeros. Buscó su atención con gestos y les enseñó la piedra en la penumbra. Luego fingió la moción de tirarla lo más lejos posible y los miró interrogante, como pidiendo permiso, dudando de si era buena idea o nefasta. Cómo echaba de menos el lenguaje de signos en momentos como aquel, aunque habría dado igual si sus amigos no podían entenderlo.
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

20/05/24, 02:10 pm
Se sentía genial con el brazo en su sitio, fuerte y sano. Dejó que le mirasen el brazo sin problema, aliviado incluso de poder recibir tacto sin tener más esa sensación tan desagradable y dolorosa. Hasta muchos de los rasguños que plagaban su piel ya no existían, sentía un alivio inmenso con ello y sonrió a sus compañeros con una felicidad propia de haber esquivado algo tremendamente desagradable gracias a un colgante que le salvó el culo.

Y ya era el turno de Ethan quien agarró el cacharro verde y plateado, esperando que algo mágico ocurriese en su amigo. Sin embargo, tras varios intentos de probar de varias maneras para ver si furulaba, el collar no hizo su función en lo absoluto y su hombro seguía igual de chungo. Damian arqueó las cejas, triste por no ver en Ethan lo que le ocurrió a Aniol o a sí mismo, incluso tuvo algo de culpabilidad encima por no darse el caso. Ni siquiera parecía reaccionar a la sangre como lo hacían esos cristales de colorines ni brillaba como uno de ellos.

Joder, que coraje —reaccionó decepcionado por el collar, que parecía escacharrado. También sintió pena por los que aún estaban hechos polvo, lamentando con apuro haber sido el último en usarlo. Él no hizo nada, no tenía por qué dejar de funcionar pero… igualmente lo hizo—. Si, vamos por donde haya algún camino y salimos pronto

Se tragó aquel pensamiento amargo, sería lo mejor salir de ahí, al menos tenían un libro y aunque no leyó su contenido no había mucho por donde rascar por la reacción de ellos. Mejor eso que nada, quizás.

Iban a paso tranquilo por el nuevo camino, esperando ver si había algo más que solo una pared que los frenasen. Estuvo pegado a Ethan, mirando a Rick y a Aniol. Ya pudo ver de cerca la herida de Ethan pero su cara se arrugó al ver el tobillo de Rick torcido de aquella manera, pensando en lo que debía doler aquella cosa.

De pronto un estruendo ahogado por las paredes hizo acto de presencia, ruido que no se esperó dentro de aquellas grutas. Damian tuvo los pelos erizados, eso no le estaba gustando un pelo y se acercó más al resto hasta que viesen esa niebla de color verde. El italiano tenía miedo y como medida desesperada acercó su mano a la funda que, sorpresivamente, estaba vacía. Joder, no se había dado cuenta. ¿Donde cojones se la había dejado? Se sintió el triple de indefenso, desarmado por lo que relacionó mas con un despiste que con la propia caída que tuvo momentos atrás.

Aunque había más claridad, eso vino acompañado de un ruido proveniente de un animal, sonidos que indicaban que esa cosa no iba a ser precisamente pequeña y Damian tragó saliva, con los ojos llenos de pavor. No tardó en venir más ruido, rocoso, junto a derrumbes que fueron aumentando más y más. El pequeño no pudo hablar, el corazón lo tuvo en el puño y no se quedó otra que ir más rápido, todo lo que pudiesen sin dejar a nadie atrás por mucho que su instinto más cobarde le llevase a querer salir por patas. Quería salir con ellos, quería vivir y sobre todo que ellos viviesen.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

21/05/24, 01:58 am
No me jodas —masculló en cuanto la única salida aparente empezó a temblar cada vez más alto en su dirección.

El polvo y el crugir del escenario le hizo pensar en un terremoto, pero no era el suelo quieto bajo sus pies lo que se estremecía, sino algo dentro del túnel delante. Como una reacción en cadena. ¿Se estaba derrumbando la frágil estructura por las explosiones de antes, o es que sus asesinos sabían que irían por ahí y les estaban cortando el paso? Fuera cual fuera la realidad, Nohlem dio un paso atrás a la vez que se cubría con un brazo del polvo que emergía como olas bravas.

Pum-pum-pum-pum. Pum-pum-pum-pum.

Un animal.

Olvidó que llevaba un arco consigo, la sorpresa de los gruñidos y el ruido rítmico de patas pesadas le hizo recular por instinto de presa como única defensa. Sonaba grande, demasiado grande. Miró al resto durante una fracción de segundo, el poco tiempo que le costó otear la zona en busca de un escondite. La cuevecita de antes. Si es que no se les venía encima primero, claro, pero… Mejor la sepultura que los horrores que la oscuridad les escupiera. Al unísono que la señal de Räg, Nohlem salió disparado para tomar cobertura.

Por el rabillo del ojo captó la aparición de una masa marrón, un montón de pelo y colmillo tan grande o más que un condenado osogrifo. Pensó en los inmensos lobos varmanos, pero en el momento no supo cuanto desearía que se tratase de uno de esos. Con la garganta más cerrada que sus corbatas en fechas importantes, solo cuando estuvo dentro del hueco se atrevió a asomar un mísero tercio de rostro en su dirección para verlo mejor.
La criatura era enorme, una mezcla de cosas que distinguía y no le gustaban. Rocavarancolia debía considerar que un jabalí no intimidaba ya bastante, pues lo había mezclado con lo que claramente era un depredador. El granta volvió a meter la cara dentro, con el cuerpo tan pegado a la pared que como se moviera en falso haría rodar las piedrecitas que estaba arrastrando con la espalda. Joder. Joder, estaban jodidos. Muertos, comidos. Vio a Airi hacer movimientos que solo más tarde comprendería como un hechizo, algo que había mencionado Räg (¿por qué el mundo a su alrededor sonaba como si estuviera bajo el agua?), cayendo entonces en la cuenta de que- carajo. ¡Tenía un arma!

Miró abajo, a la mano de nudillos pálidos con la que aún sujetaba el arco. Su pulso temblaba con violencia, una incoherencia respecto a lo petrificado que estaba de codos para arriba, como si a la adrenalina ya no le diera para llegar a la punta de sus extremidades. No tenía mala puntería, había llegado a atinar a tiro al plato alguna vez y todo, pero para ser honestos en toda su historia el granta solo le había disparado una vez a un ser vivo, y ese había sido Sutileza. En una criatura bípeda que además no se estaba moviendo era fácil y rápido interpretar donde estaba el corazón, pero- mierda, es que aquel ser era una mole de músculo y piel gruesa. Quizás era el miedo, pero ahora mismo hasta las formas de lo que acababa de ver bailaban en su memoria. En teoría tendría que dispararle en un costado, como a la altura del hombro, o… Joder, él no era cazador. A su ciudad ni siquiera llegaban los famosos ciempiés gigantes okaes, y un miriápodo no podía parecerse menos a lo que tenían delante.

¿En serio se le estaban anegando los ojos otra vez de lágrimas?

Nohlem tragó saliva, tapándose la boca con la mano libre para contener debajo su atacada respiración cuando escuchó los primeros olfateos cerca. La humedad de sus ojos debió secarse de la impresión, lo cual le permitió ver los gestos de le sanaí malintrepretándolos como un idiota. ¿Quería tirarle piedras al bicho? ¿¡Por qué!? En su cara de pánico se reflejarían las mismas dudas, con las cuales se le escapó un pequeño e involuntario quejido que pronto acalló encerrando su morro con más fuerza todavía bajo la palma de su mano, ojos totalmente abiertos. “¡Mierda!”. Cuando los cerró comenzó a rezar. Un par de lágrimas rodó por el viejo camino marcado.

Ya está. Si se acercaba le dispararía, no quedaba otra. Le dispararía, con suerte le daría en un ojo y... Ah- eso era buena idea. Eso era… ¡muy buena idea! ¡Si lo cegaban tendrían margen para escapar!

Separándose con cuidado de la pared, Nohlem fue preparando el arco en dirección a la entrada. Un ojo. Eso era todo. Es más, no tenía ni que ser tan meticuloso: al cráneo, iría al cráneo. No sabría atinar al corazón, pero la cabeza era una opción igual de buena sino mejor. Inspiró hondo para sacar valor del aire y le dedicó un breve asentimiento a le sanaí con efímera determinación, ignorando lo contrarios que eran sus planes.
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

21/05/24, 10:24 am
No hubo más tiempo para maldecir la puta mala suerte que tenían. Puede que no hubieran encontrado aún el camino a la superficie, que la luz prometedora solo se tratara de un pequeño agujero en el techo y no les quedara otra que seguir adelante. Puede que estuvieran en esa situación, pero no, no hubo tiempo para seguir lamentándose. Sin previo aviso, el suelo empezó a temblar como si de un terremoto se tratase. Escuchaba piedras cayendo en alguna parte, e instintivamente Connor levantó el brazo izquierdo para protegerse como si fuera un jodido escudo. Su vista pasó rápidamente de sus compañeros al origen de aquel temblor, más allá de la niebla verde...

Su expresión de alerta y confusión no tardó en pasar a uno de completa sorpresa y miedo. Porque esos "temblores" no eran más que pasos de algo puñeteramente grande. Eran rítmicos. Estaban vivos y llenos de energía. Y se acercaban a ellos. En una muestra de puto instinto acorralado y viéndose sin escapatoria ni escondite, Connor alzó la maza dando pasos hacia atrás mientras esperaba que aquella cosa saliera a la vista. El sudor frío recorriendo su espalda y un leve bufido como respiración nerviosa. Solo le dio tiempo a ver como unos grandes colmillos asomaban de la niebla, antes de desviar su atención hacia Räg y sus indicaciones de esconderse en el agujero de la pared. ¡Claro, cojones! Aún tenían un puto sitio adónde ir mejor que quedarse quieto como el gilipollas que era. Casi le dieron ganas de darle un jodido abrazo a ese lagarto cabronazo por recordarle el escondite.

-¡A la puta mierda...!- Soltó en un susurro jodidamente asustado mientras seguía a los demás hacia la pequeña abertura de la pared, con pasos apresurados a medio camino de la carrera. No era el mejor puto escondite del mundo y tampoco el más espacioso, aún así el motero intentó pegarse lo más próximo a la piedra mientras escuchaba los gruñidos y bufidos de la criatura. En la semi oscuridad del agujero, Connor intentó centrar su atención en los demás para intentar distraerse de los ruidos de la bestia y así poder controlar su respiración agitada. La cara aún manchada de sangre de Räg, los gestos que hacía Airi y que reconocía como un puto hechizo al que no sabía ponerle nombre, Nohlem tapándose la boca con urgencia ante aquel peligro... Por su parte, casi sin darse cuenta la mano derecha de Connor había empezado a temblar en una especie de deja vú como con aquel puto monstruo hecho de sombras, hacía ya un tiempo. Porque sentía que el peligro era algo similar. Nada de ratas lanzadoras de espinas y esas mierdas, no... Aquel animal era grande y reventarle la puta cabeza como había dicho en un principio... Ni siquiera entraba dentro de las posibilidades. ¿De verdad habían pasado por delante de esa cosa antes en la niebla? Se cambió la maza de la mano derecha temblorosa a la izquierda, en un intento de evitar que se le cayera al suelo e hiciera ruido.

Connor echó un rápido vistazo para ver por dónde estaba el monstruo, solo para esconderse de nuevo y apresuradamente con un bufido nervioso. Estaba ahí. Ese puto monstruo los estaba buscando, olfateando. ¿Estaría oliendo la puta sangre que llevaban encima? Al contrario que el esqueleto de sombras aquel ser era más... ¿normal? Desde luego esa no era la puta palabra, pero Connor había distinguido en su figura rasgos de oso y jabalí. Era una puta mezcla de ambos animales. Así que al menos le pareció algo más físico y "terrestre", aunque no por ello menos peligroso. Quiso cortar su respiración nerviosa aguantando la respiración, pero descubrió que aquello era un arma de doble filo. En ese momento no tenía ninguna jodida capacidad de aguante y cuando volvía a respirar lo hacía con más descontrol. Optó en cambio por ir soltando y retomando aire cada pocos segundos, en un casi silencio mientras pegaba la nuca a la pared rocosa de su espalda. Su mano había dejado de temblar ante el shock inicial, pero el miedo seguía encajado entre sus músculos y huesos como un parásito hijo de puta sin intención de marcharse. Tardó unos segundos en entender los gestos de Airi hacia la piedra, pero cuando lo hizo empezó a asentir con la cabeza. Su ceño fruncido por la expectación, los nervios y el miedo.

Puede que funcionara, joder... Quizás si desviaban su atención podían salir a hurtadillas por el puto túnel que habían visto. Quizás...

Connor retomó aire en un gesto que parecía infundirse valor así mismo: asintió varias veces con el ceño fruncido y la mirada clavada al suelo. Luego apretó la maza con ambas manos, como si se tratase de un puto bate de béisbol. La idea de Airi podía salir muy bien o jodidamente mal, así que el motero se preparó como pudo con el arma en alto unos segundos después de ver que Nohlem hacía lo mismo con el arco y se separaba de la pared. Esperaba que si la idea de Airi no funcionaba, al menos el varmano tuviera la misma puta puntería que mostró con Sutileza. Y que si eso también fallaba... que él tuviera la fuerza necesaria para aplastarle con la maza la puta cabeza a esa cosa...

Era pedir mucho para un simple motero acojonado.
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

21/05/24, 01:10 pm
Si bien no aceptó el libro, si recuperó el collar en cuanto se le dio la oportunidad. Su esperanza estaba marchita pero seguía lo suficientemente viva como para alentar la escuálida ascua que se mantenía activa. Notar la piedra contra su piel fue un alivio aún sabiendo que el resultado era nulo y ahí la mantuvo escondida bajo la capa durante el trayecto. En principio se mantuvo callado respetando los designios de querer encabezar la marcha que tenía Rick, pero cuando el paso se volvió agónico y la pena se convirtió en empatía decidió adelantarse para ofrecer su ayuda.

-De cojo a cojo, creo que mejor será si te apoyas en mi. Estos caminos son una auténtica pesadilla.

Farfulló en bajo pasando uno de sus brazos por la baja espalda de Rick para poderlo tener sujeto de la cadera mientras él se agarraba en torno a su cuello. La imagen debía de ser un esperpento de piezas mal construidas pues entre el patapalo y el del brazo caído apenas lograban construir una persona compuesta. Peor eran las galerías que estaban recorriendo, todas ellas laberínticas, claustrofóbicas y horrorosamente inclinadas.

Ethan no era alguien con temor a los espacios cerrados pero desde luego que la falta de luz continua y el notorio olor a tierra mojada causaban en él la horrorosa sensación de estar enterrados vivos. Sepultados con la desdicha de que haber muerto en la caída quizá habría facilitado no sufrir la odisea que les correspondía después. Su mente danzaba entre seguir atento a su entorno o deshacerse en los hilos enrevesados de un estrés creciente. A veces era el goteo de una fuente natural, otras el rugido de un motor a punto de colisionar, a veces eran los gruñidos de pequeños animales huyendo de la luz, otra las voces en eco de personas sin rostro yendo a su auxilio. La sutileza de aquellos recuerdos a veces le hacía girar el rostro, buscar un origen que sabía que no existía pero del que aún así dudaba. Era complicado.

Tanto como el inicio de unos pinchazos en su pierna mala, tan suaves que comparados con el resto de heridas podía omitirlos pero tan familiares que solo eran el inicio de un mal augurio. El neoyorquino consiguió  que recuperara el foco cuando mencionó que estaban en el otro lado, a lo que el joven solo pudo entrecerrar los ojos tratando de buscar una similitud que no acababa de encontrar. No es que no creyese en sus palabras, es que estaba absurdamente desorientado.

-¿Tu crees? Perdón, lo veo todo horrorosamente igual.

Afirmó en bajo incapaz de poder aportar ninguna ayuda al respecto. Por suerte o más bien desgracia el inicio de lo que parecía ser un derrumbe despejó todo intentó por examinar el pasillo. La gravilla caía alertando lo que rápidamente sería un horroroso estruendo de piedras y arena. Rick no tuvo que repetirse, a su primer insulto Ethan ya estaba empujando cuanto podía con los dientes apretados y el nervio tan tensó que se le había borrado todo color de la piel. El dolor y la incomodidad desaparecieron tras la súbita realidad de que tenían que salir de allí cuanto antes por lo que adaptado a la marcha forzada de su compañero tiró cuanto pudo para animar el ritmo de ambos. No quería dejarlo atrás pero desde luego tampoco quería que ambos acabaran hundidos en ese terremoto.

Por eso se adelantó de más, preocupado por la tierra pero no por los gruñidos dejó que el desnivel fuera tan bajo como para poder asomar la cabeza con la desesperación de quien busca una salida. Entonces lo vio, como una mala broma, una burla a que si no morían de una forma lo harían de otra. Había un oso enorme dándoles la espalda, tratando de escarbar en algo que desde allí no localizaba, tampoco le importaba. Tan rápido como había avanzado retrocedió con tanta violencia como el susto que no había logrado digerir su cuerpo. Se llevó consigo a Rick de un tirón y si algún niño tenía la mala fortuna de estar a su espalda sería empujado de mala forma por ambos cuerpos. Ethan retrocedía de espaldas, como un camión al que le daba igual a quien arrollar y ahí se quedó mudo y escondido, presa de un terror inicial durante unos breves instantes. Lo peor es que seguía sin soltar al pobre Rick, como quien se agarra a una boya en medio del mar para no ahogarse.

-Joder, todos a la puta pared, ya. -Fue lo único que soltó en un susurro tan bajo como alarmante. No sabía qué cojones iban a hacer ahora. -¿Desde cuándo hay putos osos bajo tierra?

Esto último lo dejó escapar con la completa perplejidad del asunto y una pizca de indignación propia de quien tras tantas desgracias estaba a punto de echarse a reír por no poder llorar más.
Giniroryu
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Personajes : Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrune: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.
Rägjynn: mjörní.
Naeleth: Bruja del Hielo, nublina.


Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Aumenta su resistencia progresivamente.
Armas : Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.
Rägjynn: jō.
Naeleth: arco, sai y báculo.


Status : Gin: do the windy thing.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

22/05/24, 12:23 am
Rägjynn entró al agujero junto al resto con dificultad debido a disponer de un solo brazo y único consuelo de que al menos podía darles ideas al resto. Su mente parecía haberse enfocado en la supervivencia, ya que no quería que le pasase nada a nadie y esa era la única manera que tenía de ayudar en el estado en el que se encontraba. Airi tuvo la buena idea de aplicar el hechizo sobre las rocas que los separaban de la criatura, que probablemente fuese menos arriesgado que lanzárselo sobre ellos mismos. El mjörní interpretó las preguntas silenciosas mediante gestos tanto de elle como de Nohlem de la misma forma que Connor: habían entendido bien a Airi, pero no sabían que el varmano tenía una idea diferente en mente y que no pretendía dispararle cuando se hubiese distraído en otra dirección.

Räg agarró su jo con fuerza con su única mano al tiempo que el humano preparaba su maza. No creía que fuese a poder hacer mucho con un solo brazo, pero tal vez si le apuntaba a un lugar vulnerable… Sin saberlo, estaba pensando en el mismo lugar que Nohlem: los ojos.

Su oído captó algo que le resultaba familiar. ¿Voces? ¿Estaban….? No podía asomarse al agujero para comprobarlo, pero estaba casi seguro de que había reconocido las voces susurrantes de alguno de sus compañeros de los que se habían separado. No sabía si era buena o mala suerte que se encontrasen allí en ese preciso momento, la verdad.

La adrenalina también estaba empezando a afectarle a él, subiéndose a la cabeza, nublándole más la vista de lo que ya la tenía empañada por la sangre... No le estaba gustando notar esas sensaciones, y no tanto por sentirse que se encontraban en peligro de muerte otra vez. Esperaba que fuesen imaginaciones suyas.

1-50: la piedra llama la atención del animal y se aleja del grupo oculto en la pared.
51-100: el jaboso cerebro galaxia se da cuenta de dónde vino el proyectil y se dirige hacia ellos.
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

22/05/24, 12:23 am
El miembro 'Giniroryu' ha efectuado la acción siguiente: Número Aleatorio


'Dado de 100 caras' : 90
Giniroryu
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Personajes : Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrune: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.
Rägjynn: mjörní.
Naeleth: Bruja del Hielo, nublina.


Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Aumenta su resistencia progresivamente.
Armas : Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.
Rägjynn: jō.
Naeleth: arco, sai y báculo.


Status : Gin: do the windy thing.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

22/05/24, 12:30 am
El animal, desconcertado en un principio por el extraño olor repentino, no tenía claro de dónde venía el olor a sangre de las posibles presas que había detectado, pero como estaba olfateando cerca del hueco pudo ver como salía de allí una roca y no se dejó caer en el truco. Con un gruñido, empezó a dirigirse hacia el escondite de los cosechados, y Nohlem tuvo su oportunidad para dispararle.

1-15: le da en el ojo.
16-50: le da en cualquier otra parte de la cabeza.
51-90: le da en otra parte del cuerpo cualquiera.
91-100: falla.


Al recibir un flechazo en un costado, el animal detiene su carrera y se coloca sobre dos patas, gruñendo y realizando aspavientos con furia debido al repentino dolor, tratando de localizar su procedencia. No tiene la suficiente pericia como para tratar de arrancarse la flecha, pero la sujeta con una de sus garras y parte un trozo que sobresale. Aunque dolorido, y aún más enfadado que antes, reanuda su carga y comienza a estampar sus colmillos contra los cascotes que cubren el agujero donde se ocultan sus presas.


Última edición por Giniroryu el 22/05/24, 01:01 am, editado 3 veces
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

22/05/24, 12:30 am
El miembro 'Giniroryu' ha efectuado la acción siguiente: Número Aleatorio


'Dado de 100 caras' : 60
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

22/05/24, 11:48 pm
El camino por esas galerías estaba siendo infernal. Probablemente ya hubiera sido confuso y toda una prueba en condiciones normales, pero con una pierna inutilizada tenía que poner todos sus esfuerzos en que varios tropiezos no acabaran con él en el suelo. Luego estaba el que tenía que mantenerse alerta por si necesitaba usar su arma, aunque rezaba porque pudieran salir de allí sin más problemas de los que ya tenían encima. Fue entre el peso de proteger al grupo y la preocupación sobre lo que les esperaba que escuchó a Ethan. Dejó que le pasara el brazo y no tardó en apoyarse en él, intentando aún así no cargarle todo su peso. -Gracias, de verdad- le dijo. En otro momento donde no estuviera tan hecho polvo seguramente le hubiera seguido el comentario sobre lo horrible del camino, pero aunque su agradecimiento fue escueto, el tímido esbozo de una sonrisa (lo máximo a lo que llegaba ahora mismo) dejaba claro que apreciaba el gesto.

--------------------

Menos mal que el británico lo estaba ayudando, porque mientras intentaban evitar ser sepultados en esa galería Rick dudó en si lo hubiera conseguido solamente con la vara y todas sus fuerzas. Con toda la rapidez que pudieron se dieron prisa para salir de allí mientras los primeros escombros les pasaban cerca al caer. En su esfuerzo por seguir el ritmo a su compañero, para cuando estuvieron a salvo al neoyorquino le faltaba el aire y ya había apoyado un par de veces mal la vara y amenazaba con tropezar. Se permitió bajar la velocidad entonces para recuperar el aliento. -(Fiu, ha estado cerca)- pensó aliviado, aunque al destino no le sentó bien aquello y ya estaba preparando su próxima jugada

El tirón hacia atrás le pilló desprevenido, aunque al menos ya tenía algo de aire. Con los ojos bien abiertos y en alerta buscó una explicación en Ethan. -Oye, ¿qué...?- empezó a preguntar hasta que dos cosas se le hicieron obvias. Por una parte su expresión, que no parecía augurar nada bueno, y por la otra los resoplidos que ya habían escuchado antes. En la galería habían sonado cerca, pero ahora se escuchaban mucho más, casi a una distancia en la que no estaba nada cómodo con las defensas que contaban. La situación no daba pie a muchas dudas, pero si las había las palabras del británico se encargaron de informar de lo que había más allá del saliente.

Tan alarmado como se podía estar con semejante noticia, el neoyorquino asomó la cabeza con muchísimo cuidado al borde para comprobar aquello, intentando que Ethan aflojara un poco su agarre. Que hubiera un oso allí era una muy mala noticia, aunque muy en el fondo se le hacía hasta un poco extraño con la de monstruos con los que se habían topado. Aunque sabía lo que iba a ver, igualmente se asustó al ver al enorme "oso" en la distancia. -Joder, ¿y ahora qué hacemos?- susurró sin quitar ojo al animal, que parecía estar olfateando algo. Ni de coña podían enfrentarse a algo así y menos con todas sus heridas y casi sin armas. Había una salida más allá, pero con eso enmedio iba a ser complicado llegar hasta allí sin que se diera cuenta.

Lo peor pasó justo después, cuando la bestia se acercó a un hueco de la pared y Rick vio como salía una flecha de allí. Con la cara desencajada y pálida, tuvo que aguantar para no gritar allí mismo cuando el animal se levantó y pensaba en lo que acababa de pasar. A no ser que allí abajo viviera gente, solo se le ocurrían unas personas que pudieran haber disparado. -Mierda, están ahí- susurró angustiado. Tenían que hacer algo antes de que derribara la pared y atacara a sus amigos, ¿pero qué? Su arco se había roto y aún si no lo estuviera esa solución habría sido muy arriesgada. Si tuvieran alguna forma de distraerlo o hacer que se alejara...

Los trazos de un plan se estaban formando en su cabeza con rapidez y el chico no tardó en pillar una piedra pequeña de tantas que había a su alrededor. -(Espero que funcione)- pensó comprobando que había cogido una buena. Se giró entonces al polaco y entre susurros apurados le preguntó mostrándole la roca: -Aniol, ¿qué es lo más horrible que has olido nunca? ¿Crees que podría hacer que esa cosa se alejara?- Le sabía mal tener que pedirle de nuevo al pequeño que hiciera otro hechizo, pero si con suerte era un olor lo suficientemente fuerte tal vez podrían espantarlo al menos momentáneamente, lo justo para que sus amigos pudieran salir corriendo. Aunque aparte de si el pequeño conocía algo así también quedaba literalmente en su mano lanzar la roca lo suficientemente cerca del hueco.

Si no había ningún problema y el polaco podía colaborar, no tardaría en lanzar la roca hacia allí con todas sus fuerzas. Si no... tocaría improvisar, pero no iba a permitir que le pasara nada más a sus compañeros.
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.
Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 3/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

23/05/24, 02:35 pm
Le sanaí miró a sus compañeros uno a uno, no pudiendo pensar mucho en las emociones que leía en sus caras, o la que elle misme estaría mostrándoles en ese momento. Todos parecieron asentir a que lanzase la piedra, algo que le hizo sentir apoyo en vez de obligarle a plantearse si era mejor simplemente no moverse. Había más bichos en las cuevas, si estaban callados y no los olía, el monstruo podría terminar por elegir otra víctima más allá de ese túnel.

Otra cosa que no se planteó mucho le sanaí fue su propia fuerza. Nohlem estaba ocupado con el arco tensado, Connor con su arma y Räg tenía un brazo inutilizado. Airi tiró la piedra como se había imaginado, imprimiendo toda la fuerza en su brazo, lo que suponía terminaría con la piedra perdiéndose prácticamente en el túnel que había cerca de su escondite. Obviamente, no fue así. Solo al lanzarla ya sintió la realidad golpeándole como una losa. Claro que no podía lanzarla tan lejos.

La piedra cayó a medio camino entre su cueva y la salida de la galería, logrando exactamente el efecto contrario. Los pasos de la bestia se acercaron en vez de alejarse, hasta que sintió el silbido de una flecha. Cómo se alegraba de que Nohlem estuviese allí y no hubiese perdido su arma. O se alegró durante un segundo, porque lejos de morir, el animal empezó a embestir desbocado contra las piedras que los cubrían. Darle en un punto vital desde aquella posición y con tan poco tiempo habría sido mucho pedir.

Sin darse cuenta, Airi se había hecho una bolita en el suelo de la cueva, con las rodillas bien sujetas en un abrazo. Sus oídos se habían cerrado y solo escuchaba las embestidas de forma apagada, a una distancia ficticia. Se ahogaba en culpabilidad. Si solo no hubiese sugerido tirar la estúpida piedra… Si no los mataba el monstruo iban a morir aplastados allí abajo los cuatro.
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

23/05/24, 07:10 pm
Todo lo que tenían en sus cabezas empezaba a caer sin parar, sin detenerse. Numerosas rocas caían, amenazaban con sepultarlos entre terribles castañazos como o se pusiesen a correr de verdad. En unos traspiés no pudo evitar ser adelantado por Ethan y Rick, quienes ya iban a mal ritmo pero le traicionaban las piernas, le temblaban como si no fuese suficiente el instinto de querer correr.

Y, de pronto, se comió de boca las espaldas de los que iban delante sintiendo el impacto con dolor por ser tan repentino. No había tiempo para quejarse ni para frotarse la nariz magullada por el golpe que le hizo perder el equilibrio.

Lo peor de todo, lo que le hizo enmudecer fueron esas advertencias de Ethan y lo que le puso los pelos de punta. ¿Un oso? Miró confundido a Aniol y luego a los de delante, pegado a la pared y con el corazón en la boca que, de hecho, se tapó con las manos sin dejar salir siquiera el aire. ¿Qué cojones podrían hacer? El ruido que estaba escuchando, esos golpes… ¿Era un bicho así de tocho? No lo estuvo viendo, escondido y negando a asomar media cabeza pero precisamente aquello lo estaba acojonando a muchísimos niveles por no saber cómo de grande era.

Y un gruñido con obvia molestia del pedazo bicho entró de pronto en sus oídos, intentando controlar sus exhaladas llenas de terror para no hacer más ruido de lo debido. Al oír de Rick aquel “están ahí”, se le vino a la cabeza el peor de los escenarios, uno con el que tuvo que vivir de cerca los rugidos de otro animal gigantesco. Ellos... ¿Qué estaba pasando detrás suya? Debía hacer algo, ayudarlos, socorrerlos.

Golpes, golpes...

Sangre, fauces, un grotesco espectáculo invadía su mente distraída en pánico, le pitaban los oídos y sus ojos derramaban lágrimas de miedo, no quería soltar su mano tapando una boca que contenía gritos, llantos de impotencia que pedían no volver a ver ningún animal más, de no encarar lo que no quería tener ante sus ojos de nuevo en un arranque de cobardía que lamentaba tener a costa de no impedir que sus amigos estuvieran en peligro, aunque no pudiese hacer nada de nada porque era un enano, un crío.

Golpes, golpes...

No pudo escuchar lo que dijo Rick, estando con la mirada fija a la nada y luchando con contener la respiración de nuevo. Si lo del brazo se cumplió entonces solo quedaba un daño feral y entonces… oscuridad. No le quedaba valentía ciega, podía oler el peligro y la creciente amenaza, enfrentarlo era una locura. No tenía planes, no tenía una mierda, ni armas, ni magia, ni voluntad, tan solo quería salir de ahí y no nadar en el recuerdo de ver el brazo de su madre, mordido por más animales grandes. No quería ver más animales. No quería ver más monstruos.

Ese monstruo golpeaba demasiado la pared... No paraba...
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

24/05/24, 10:11 am
Connor esperó con la maza en alto y el corazón acelerado como una puta locomotora. En instantes como aquellos, escondido y tenso, casi prefería que se desatara el caos y la adrenalina empezara a hacer efecto en su cuerpo antes que estar esperando un jodido segundo más a que el monstruo les descubriera. Ahora bien, cuando llegó ese momento Connor no pudo desearlo menos. Todo pasó en unos instantes. Airi lanzó la piedra, y aunque no vio la trayectoria quedó claro que no llegó muy lejos por el ruido que hizo al impactar demasiado cerca de ellos. <<JODER...>> Pensó mientras aferraba el arma con más fuerza y empezaba a pensar que quizás tendría que haber sido él quién se encargara de esa parte, en un pensamiento enfadado fruto de la desesperación y el puñetero miedo.

Los pasos del animal, lejos de alejarse, se empezaron a acercar más atraído por el ruido ocasionado mientras emitía un gruñido no muy alentador. <<MIERDA>>. Les iban a descubrir nada más se acercara a ellos... Connor agarró la maza con más fuerza, pegado a la pared y pensando en esperar a que estuviera más cerca para golpearlo. Pero mucho antes de eso Nohlem ya se había adelantado y el inconfundible sonido de la cuerda del arco sonó dentro del escondite. No le dio tiempo a desear que lo matara de un puto flechazo cuando el proyectil ya estaba haciendo un ruido desagradable de succión contra la carne. Había acertado el tiro. Pero no estaba jodidamente muerto. Y con ello terminó la tensa espera y vino el jodido caos.

Si le preguntaran a Connor cómo sentía los impactos del animal... Respondería que eran como si una puta excavadora no dejara de estrellarse una y otra vez contra ellos. El ruido era ensordecedor mientras fragmentos de rocas salían despedidos por el aire. De cuando en cuando, mientras seguía pegado a la pared, podía vislumbrar pequeñas partes de la puta bestia intentando entrar en la pequeña abertura. Un trozo de pelaje por allí, uno de sus grandes colmillos asomando por allá... Los ojos de Connor buscaron los de Räg, Nohlem y Airi con terror y pánico, sin saber qué podían hacer. Le sanaí sentade en el suelo con las rodillas abrazadas... Los latidos de corazón del motero se fueron acelerando mientras su vista se fijaba en las consecuencias que las embestidas estaban ocasionando en la pequeña cueva donde estaban escondidos. Un hilo de polvo caía desde el techo y fue como si su corazón se parara en seco. El puto monstruo, golpe tras golpe, acabaría echando la puta cueva sobre ellos. Aplastados como si no valieran una mierda. Tenían que salir de allí. YA.

-¡Tenemos que salir de aquí, joder!- Repitió ésta vez dándole voz a sus pensamientos. Su tono era la pura expresión del miedo y la desesperanza, pero también se adivinaba determinación debajo de eso. Porque quería sobrevivir... No, quería vivir... Dentro les esperaba la muerte enterrados en vida, tarde o temprano. Fuera la muerte bajo colmillos y garras, pero fuera... Había una puta posibilidad. Connor se armó de un valor y rabia suicidas, el que tienen los animales acorralados y no pueden hacer otra jodida cosa que devolver los golpes. -¡NO PODEMOS QUEDARNOS AQUÍ! ¡VAMOS, JODER!- Vociferó antes de esperar uno de esos segundos entre embestida y embestida para asomar el cuerpo por la abertura, sin llegar a salir de la cueva.- ¡VEN AQUÍ, HIJO DE PUTA!- Su voz fragmentada y rota por el miedo y la rabia, mientras agarraba la maza con ambas manos y dejaba escapar un bufido para liberarse de los puñeteros miedos. Frunció el ceño mientras se intentaba concentrar.

Su plan intentar reventarle la cabeza al monstruo con un buen mazazo cuando volviera a la carga.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

24/05/24, 06:35 pm
Contra todo pronóstico de todos excepto él la piedra llamó la atención del animal, y durante el momento de la verdad Nohlem se sintió como extraido de la realidad, calmado de alguna forma. La criatura se estaba acercando. “Ya está” se repetía, “ya está”. Era mejor tirarse al mar que recrearse en lo helada estaba el agua.

Entonces falló.

El soplo de serenidad no evitó que le temblara el pulso, ni que la respiración le traicionase o se le fuera el disparo a un lado y no a la cabeza. En lo poco que la flecha rasgó el aire y se clavó donde, sin lugar a dudas, no debía, Nohlem fue terriblemente consciente de su error. Estaban condenados.

Mierda —la voz salió sin fuerza, rota, un quejido susurrado en el que escapaban años de vida antes de quedar sepultada por otros ruidos. El animal comenzó a arremeter con furia, erguido sobre sus cuartos traseros todo lo grande que era.

Por instinto Nohlem se fue todo lo atrás posible, junto Airi, visión de tunel y corazón en lo más alto de la garganta, atorado. Su respiración se descontroló en jadeos ansiosos que hacían más ruido que bien, pues por mucho que entrara aire -y polvo- su sistema no parecía tener suficiente. Se ahogaba, como pronto se ahogarían todos bajo esas piedras. No soltó el arco pero casi soltó el cuerpo, al punto que tuvo que sujetarse a la inestable pared para no irse al suelo junto le sanaí. Tendría que disparar otra vez, el animal estaba ridículamente cerca, pero justo por estar tan cerca el ángulo que le quedaba era nefasto. Veía marrón, polvo, rocas sueltas, colmillos. No reconocía nada. Quería cerrar los ojos y taparse los oídos por poco que eso curase sus males.

Sin embargo la voz de Connor le devolvió a tierra, una muy diferente a la suya, la de alguien que aún no ha tirado la toalla y todavía cree que puede salvarse. Siendo sinceros no es que fuera de la cueva su destino pintase mejor, prefería morir aplastado que devorado vivo, claro que Connor no parecía pensar en un final. Es más, por culpa de sus gritos Nohlem empezó a ser víctima del engaño, obnivulado por su falsa esperanza de supervivencia. Una cuerda invisible a la que sujetarse, tan fina y fuerte como hilo de pescar. A lo mejor igual que con las aguas heladas es peor pensar en la muerte que llegar realmente a ella.

Joder —gruñó, tomando las riendas de su respiración, separándose de la cada vez más insegura pared para quedar tras el motero. Gritó, gritó para empaparse de adrenalina, para fingir ser valiente como su amigo, para que la muerte no le pillase temblando—. ¡CONNOR DAME ESPACIO!

Y con los dientes apretados en una mueca volvió a tensar el arco. Dispararía donde fuera, a bocajarro. Con que se clavase en el cuerpo peludo de la bestia se conformaba. Quizás no pudieran matarlo, pero iba a hacerle daño. Con suerte el dolor sería suficiente para apartarlo de la entrada y que pudieran salir corriendo, fuese a donde fueran con eso.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

25/05/24, 12:58 am
-No.

Murmuró como un eco aterrado de lo que era su mente en esos instantes. Sus pensamientos se hundían en la más fría consciencia de que no había vuelta atrás, el derrumbe les había dejado acorralados entre una muerte segura y una huida demasiado alejada de sus posibilidades.

-No.

Repitió absorto, en un shock que bombeaba con tanto frenesí que sentía su corazón estallar tras sus oídos. El resto de ruidos se le hacían horrorosamente lejanos a pesar de escucharlos nítidamente. Una flecha cortando el aire, el rugido de la bestia cabreada, el impacto de garras contra piedra dura, todo resultaba ensordecedor y a la par nada conseguía igualar sus propias pulsaciones. Era un oso demasiado grande y él en comparación era demasiado pequeño, demasiado vulnerable, demasiado débil.

-¿Rick, que…?

Preguntó a medida que trataba de negar con la cabeza para empezar a quitarse la escarcha acumulada en el cuerpo. Moverse era agotador, como si a cada músculo tensado tuviera que romper una espesa capa de hielo. Su vista se fue momentáneamente hacía los niños pero lejos de sentir una empatía que acabara de hundirlo lo que sintió fue miedo e incertidumbre. ¿Qué estaba diciendo su compañero sobre la piedra?

Ah.

Quería lanzarla.

El instinto golpeó más rápido que la lógica, como un cervatillo que salta antes de razonar que la caza ha comenzado o un pájaro que huye antes de la tormenta. Ver aquella roca sostenida fue un disparador, un pistoletazo que indicaba el inicio de una carrera, por eso actuó antes su cuerpo que su mente. Su único brazo hábil sostuvo la muñeca de Rick y sin mediar palabra pegó un tirón hacía abajo con toda la adrenalina recién inyectada. Ahí se quedaría sosteniéndolo, forcejeando a menos que el neoyorquino decidiera soltar un objeto que en esos instantes consideraba más bien una maldición.

-¿En qué estás pensando? ¿¿Quieres matarnos?? -La confusión seguía siendo evidente en su tono de voz, no estaba cabreado, estaba asustado como un animal que ve su único escondite expuesto. -¡Si esa bestia se gira hacia nosotros estamos muertos!

Que difícil era contener el volumen en no más que un susurró agravado, uno que rozaba el hablar normal pero que se escuchaba como un grito silenciado. Ethan se le quedó mirando en una mezcla de estupor e incredulidad sin poder ver más allá de todos los malos posibles finales que un acto así podría acarrarearlos. No estaba pensando en el otro grupo, no tenía tiempo suficiente como para hacerlo. Pensaba en los dos niños aterrados que tenía pegados a la pared, en que Rick no podía correr y en que él apenas podía sostener un palo maltrecho. Pensaba en el amplio escenario que les separaba de su escape, en que carecían de armas y en que estaban simplemente arrinconados en un triste escondrijo.

Ethan no quería ser ningún héroe, no en esos instantes donde la realidad era mucho más dura que la ficción. No cuando intentar serlo suponía una muerte evidente. Los gritos de sus compañeros que sonando en la lejanía afianzaron su agarre. Ellos tenían armas, tenían un escondite. Por una vez y solo por una vez simplemente quería sobrevivir, aunque eso significase tener que esperar.
Giniroryu
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Personajes : Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrune: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.
Rägjynn: mjörní.
Naeleth: Bruja del Hielo, nublina.


Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Aumenta su resistencia progresivamente.
Armas : Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.
Rägjynn: jō.
Naeleth: arco, sai y báculo.


Status : Gin: do the windy thing.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Subterráneos - Página 28 Empty Re: Subterráneos

25/05/24, 05:13 pm
Observó con horror como el enorme animal se dirigía hacia ellos ignorando por completo la piedra. El disparo de Nohlem no se hizo esperar y les ganó unos segundos en los que la criatura sintió el dolor del flechazo e intentaba arrancarse el proyectil, pero por desgracia no bastó para detenerlo. Era demasiado grande y aunque la herida le podía provocar consecuencias a la larga, solo estaría pensando en ir a por sus presas en ese momento: ellos. El nivel de inteligencia del animal era una desventaja y ventaja para ellos a la vez, pero posiblemente en aquellos momentos en los que estaba enfurecido y quizás hambriento se podía decir que las ventajas eran casi nulas.
Rägjynn simplemente no sabía qué hacer. Una vez más completamente inútil ante una situación en la que se necesitaba… ¿el qué? No lo sabía, nunca se había tenido que enfrentar a un animal salvaje. Pero por no poder ni siquiera podía intentar pensar en algún truco con los escasos hechizos que podían realizar como ya había hecho Airi… Eso le hizo dirigir su mirada hacia le sanaí y volvió a sentir con fuerza la impotencia. Le chique probablemente se sentía igual, pero al menos elle lo había intentado con todo lo que podía… Él solo podía… Pero no, no podía. Tenía miedo.

Y el miedo fue aún mayor cuando llegaron las embestidas. Algo de tierra empezó a caer desde el techo, y sabía que Connor tenía razón en que no podían quedarse allí, pero… Estaba paralizado.

Vio al humano salir enarbolando su maza y llamando la atención de la criatura. Sintió miedo por la vida de Connor.

Vio al varmano, arco en mano y dispuesto a volver a disparar, pidiéndole al humano que le ayudase a encontrar una oportunidad. Sintió miedo por la vida de Nohlem.

Volvió a ver a Airi, que no parecía capaz de salir de su estado, y también sintió miedo por elle. En un arrebato y sin apenas ser consciente de lo que hacía, arrojó fuera del agujero su jō… por si les servía de algo en algún momento a sus compañeros y se acercó a le sanaí. Con mucha torpeza, como pudo con un solo brazo, le arrastró hacia una esquina para que se refugiasen de más posibles embestidas del animal. Si caían escombros o el ser volvía su atención hacia ellos trataría de proteger a Airi con su propio cuerpo. No podía hacer… otra cosa.

<<Hay algo…>>

<<No>>.


1-30: la maza de Connor impacta con fuerza contra el cráneo del jaboso, le provoca una herida que lo deja aturdido y no consigue actuar de inmediato para replicarle de vuelta.

31-70: el impacto a la cabeza sigue siendo considerable, aunque el jaboso reacciona más rápido y no recibe tanto daño, esquivando parte del golpe. Lanza un zarpazo en dirección a Connor.

71-100: el jaboso logra apartarse del golpe de Connor con un movimiento rápido e intenta embestir a Nohlem, tirando a Connor al suelo en el proceso.

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.