Conectarse
Últimos temas
Dudas a puerta cerradaAyer a las 11:18 pmKanyumTorreón SendarAyer a las 07:30 pmHarekUna noche helada13/07/24, 12:13 amRaven¿Y ahora qué?12/07/24, 12:33 amHarekTorre Serpentaria11/07/24, 01:08 amHarek
Estadísticas
Tenemos 204 miembros registradosEl último usuario registrado es KeydiaNuestros miembros han publicado un total de 52198 mensajesen 1061 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Bosque Fantasma

+8
Giniroryu
Lathspell
Kial
Tak
Red
Jack
Alicia
Rocavarancolia Rol
12 participantes
Ir abajo
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Bosque Fantasma

29/10/15, 11:51 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Anclado a un descampado en ruinas, el espejismo de un bosque comienza de forma abrupta al final de una calle. Helechos y árboles translúcidos de troncos arrugados y copas frondosas crecen de forma desordenada. La luz que los atraviesa, ilumina y confiere al lugar un aire tenebroso. La ilusión, tan elaborada que engaña incluso al tacto, se ha convertido en el hogar de algunas criaturas, cuyos gruñidos quedan escondidos entre los falsos sonidos ambientales.

LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

25/05/24, 08:18 pm
No le dio tiempo a llegar demasiado lejos antes de que esa cosa volviese, justo enfrente. Le apuntó con la lanza, más como precaución para que no se acercase que como un ataque, aunque no estaba segura de que realmente fuera útil. Era instinto más que lógica, pero tampoco podía hacer nada más.
¿Cómo sabes mi nombre? —preguntó en cuanto tuvo tiempo.

Aquello no le gustaba nada, pero que supiera su nombre completo era probablemente lo peor de todo. Si había salido de la gema aquella no tenía motivos para conocerlo, y es que solo se había presentado así el primer día en la plaza. Su expresión apenas varió, pero en su mente los engranajes se movían a tal velocidad que bien podrían haber prendido fuego a toda la maquinaria. Que desapareciese de golpe y, sin apenas tiempo a nada, apareciese a su espalda, no mejoraba la situación en nada. Se giró con brusquedad, la lanza por delante. Podría atacarle, pero una sola mirada a sus ojos le borró la idea de la mente con tanta o más rapidez de la que aquella cosa se había teletransportado.

Si no apartaba la mirada era por cabezonería pura, no quería ceder al mal rollo que daban aquellas pupilas en forma de reloj de arena. ¿Por qué tenía tan claro que iba a morir y por qué el ser actuaba como si esa no fuera su intención? Por suerte aquella cosa se alejó relativamente rápido, prometiendo que toda Rocavarancolia acababa de olvidarla. No tenía manera de saber si era mentira, pero viendo el despliegue de poder con teletransportaciones, a Kalna no le quedaba más remedio que creérselo, aunque en aquellos momentos su cerebro no lo terminaría de procesar del todo. La sensación de peligro inminente no era precisamente el momento de comprender el peso de aquellas noticias, y ya tendría tiempo de hacerlo... si es que salía viva de allí.

«No me interesa ser tu amiga», pensó, aunque sabía que muy probablemente aquella sugerencia no fuese más que algo irónico. No sabía por qué de un demonio tan poderoso esperaba grandilocuencia y saber estar, y no aquella actitud de crío impertinente con malos modales y vocabulario que podría tener cualquiera, pero la disonancia que le generaba no ayudaba en nada a tranquilizarla.

¿Qué me has hecho? —exigió saber, aunque sabía que no estaba precisamente en posición de exigir nada—. ¿Y por qué no me has matado?

Necesitaba respuestas, porque no estaba entendiendo absolutamente nada, pero no es que viera a Mara como precisamente alguien que fuera a resolvérselas.
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

29/05/24, 01:54 am
—Yo puedo saber todo lo que se os pasa por la cabeza a los mortales —respondió adoptando una pose orgullosa, irguiéndose en el aire con las manos en las caderas—. Los laberintos de vuestras mentes no esconden secretos para mí. Y este tampoco, que para algo lo acabo de crear —señaló jocoso las paredes semitraslúcidas entre las que se tenía que mover la libense.

Mara esbozó una sonrisa impertinente y se encogió de hombros ante la última pregunta de Kalna.
—Ya me sacié con tu compañera: si no queda nadie para jugar no es divertido.
Volvió a reírse a carcajadas antes de volver a hablar.
>>A ver, ¡si te desvelo todo antes de que lo compruebes por ti misma no tiene gracia! Pero nada que te vaya a matar, descuida... Bueno, o a lo mejor sí, pero en ese caso en realidad sería por ineptitud tuya. Yo creo que... si consigues sobrevivir a pesar de mis trucos, puedo considerarte ganadora de mi juego.

Si Kalna se había estado moviendo o lo hacía a continuación, llegaría al linde del Bosque Fantasma, saliendo finalmente del laberinto. Si intentaba volver atrás siempre regresaría al mismo lugar, reconocible por un árbol fantasmal con forma de Y, así como una gran roca bajo este partida en dos.

LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

29/05/24, 02:43 pm
Casi hubiera preferido no preguntar, porque aunque era tranquilizador saber cómo el demonio sabía su nombre, no era nada tranquilizador que fuese porque podía leerle los pensamientos o enredar en sus recuerdos o lo que fuera que hacía concretamente. «Eso era obvio», pensó con acritud ante su aclaración sobre el laberinto, como si su explicación hubiera sido una manera velada de llamarla estúpida, implicando que no se había dado cuenta de que lo era.

Le miró fijamente mientras hablaba, sin reaccionar. Aria estaba muerta, pero eso le daba incluso más igual que la muerte de Serena; no había el peligro de un envenenamiento y no era como si alguien fuese a atacarla aún más. Estaba sola en un laberinto hecho por un demonio y nadie iba a recordarla, no era como si las cosas pudieran ir mucho a peor, ni siquiera cuando el demonio veía todo como una especie juego retorcido.

No sabía cuánto podía fiarse de su palabra, pero suponía que muy poco, así que Kalna cogió con pinzas eso de que no iba a haber nada que pudiera matarla. Al menos hasta que el demonio dijo que si moría sería por su propia incompetencia. No iba a dejar que un ser más cabra que humanoide cuestionase sus capacidades que aquella forma, tenía demasiado orgullo para eso.
Bien, Mara. Juguemos entonces —se tomó aquello como un reto, un desafío personal del que pensaba salir victoriosa.
Si en algún momento se había llegado a preguntar por qué era ella y no Aria la que estaba allí, era algo que no necesitaba plantearse de nuevo: no tenía ningún interés desafiar a alguien con los niveles de estulticia que había demostrado la humana en vida.

Solo cuando dio la conversación por terminada, Kalna empezó a andar. Tenía muchas más dudas, pero sabía que no iba a obtener muchas más respuestas, al menos por el momento. Usando la pared izquierda como guía, recorrió el laberinto con calma, sin importarle lo que tardase. Si no iba a lo loco sin pensar, antes o después encontraría la salida, cosa que acabó sucediendo. La vista de lo que de primeras parecía una especie de bosque le señaló que no estaba en ninguna zona que conociese de la ciudad, por lo que trató de dar la vuelta y llegar a otra posible salida del laberinto en una calle que sí conociera.

«¿Otra vez aquí?», pensó al encontrarse frente al mismo árbol; aquella forma era difícil que se repitiera más de una vez. Que el bosque fuera traslúcido, ahora que se fijaba con más detalle, no ayudaba a la sensación de estar profundamente perdida en aquella ciudad.
¿El bosque este es también cosa tuya? —preguntó al aire, sin mirar si Mara seguía por allí o no, y se arrepintió al momento de haberlo hecho. Era un niñato que no respondería más que algún vacile, al fin y al cabo, aunque un niñato muy poderoso por lo que había visto hasta ahora.

Lo que tenía claro era que no iba a perder más tiempo buscando otra salida, ya que tenía pinta de que iba a acabar otra vez en el mismo sitio. Con la lanza preparada se acercó despacio al árbol y a la roca partida que había debajo. Alguna pista tendría que haber por algún lado para salir de aquel sitio o seguir con lo que fuera que Mara tenía pensado, pero cualquiera de las dos le servían por el momento.
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

12/06/24, 06:07 pm
Mara se reiría, complacido, ante la afirmación de Kalna. Parecía haber escogido una buena presa.
—Esa es la actitud.

La siguió con una enorme sonrisa como si aquello fuese lo más hilarante del mundo, teniendo que contenerse ante el claro desconcierto de la libense al verse de vuelta en el mismo lugar.
—¿El Bosque Fantasma? En absoluto: ya me gustaría atribuirme el mérito de haber creado un lugar tan perfecto como este —respondió abriendo los brazos como queriendo abarcar la magnitud de la extraña naturaleza traslúcida que les rodeaba—. Pero si sigues por ahí —señaló un camino en particular, que se perdía entre algunos árboles—, es posible que visitemos el que una vez fue mi hogar durante un tiempo. A lo mejor encuentras algo útil cerca. Ups, creo que se me están escapando algunas pistas.
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

15/06/24, 11:41 am
Por suerte o por desgracia para Kalna, Mara seguía allí. De hecho, no parecía haberse ido en ningún momento, pero había estado tan centrada en salir del laberinto que le había ignorado por completo.

Sin duda “Bosque Fantasma” era una buena descripción. No se parecía en nada a los cuidados jardines de las ciudades libenses, con sus árboles y sus flores elegidas en la composición y bien mantenidos. Era más similar a los bosques del exterior, en las montañas, en los que todo crecía sin orden establecido. Las yemas de sus dedos se posaron en el tronco más cercano, y al igual que con las paredes del laberinto, estas chocaron como si realmente fuese físico. Lo que no esperaba era que la ilusión, o lo que fuera, estuviera tan bien construida como para que incluso pareciera corteza al tacto. No sabría si llamarlo "perfecto", pero podía concederle a Mara que estaba logrado: no le sorprendería encontrarse con un jabalí, translucido o no, por ahí.

Miró el camino que Mara mencionaba, sin tenerlas todas consigo respecto a si era una buena opción hacerle caso, porque aquellas “pistas” no tenían para ella ningún sentido: ¿cómo se suponía que iba a saber por dónde ir si no sabía nada de aquel ser y por lo visto iban pasando por lugares que a él le importaban? Tampoco es que tuviera una opción mejor, porque aquella zona, si no era cosa de Mara, sí le era totalmente desconocida, y tomase el camino que tomase no iba a saber dónde acababa.

Se separó del árbol en forma de Y, ignorando de nuevo la presencia de Mara, y se internó por el camino que le había señalado.
Giniroryu
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Personajes : Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrune: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.
Rägjynn: mjörní.
Naeleth: Bruja del Hielo, nublina.


Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Aumenta su resistencia progresivamente.
Armas : Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.
Rägjynn: jō.
Naeleth: arco, sai y báculo.


Status : Gin: do the windy thing.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

30/06/24, 04:02 pm
Mara contuvo una risilla que solo se exteriorizó en una sonrisa mientras seguía a Kalna, tras haber leído parte de lo que estaba pensando la libense. Llegar a tener que usar la "persuasión" podría haber sido divertido también, pero era la reacción que más esperaba por parte de uno de aquellos críos. Que aquella chavala estuviese reaccionando de manera más inesperada le resultaba sumamente entretenido.

Tras caminar algunos metros, Kalna podría avistar los restos de una cabaña. Completamente opacos y tangibles, destacando sobre la mareante y omnipresente propiedad traslúcida de la extraña naturaleza del bosque.

—Mírala... —chasqueó la lengua con fastidio semi-fingido—. Ha visto mejores tiempos, lo admito. Bueno, en realidad ni siquiera era mi casa. Solo uno de los zulos de ese unicornio drogadicto que creía que podía mantenerme como su esclavo para siempre. Tsk.

El demonio parecía genuinamente molesto mientras levitaba alrededor de la cabaña a medio derruir en una pose un tanto ridícula: las piernas cruzadas y un brazo sobre su mejilla.

Flotó hasta una cajonera tirada en el suelo, con casi todos sus cajones medio o completamente fuera. Se colocó bocabajo y tocó un cajón tirado de lado con un dedo.
—Aquí, aquí me encontraron esos otros chavales. Podía verles y escucharles desde el interior de la joya, pero por desgracia no podían oírme a mí... Menos mal que al final el calamar rosita tomó la decisión más sabia —habló con un tono nostálgico, como si estuviera contando una historia que ocurrió hace mucho en lugar de hacía un par de semanas—. Ah, mira, mira... Ese otro cajón... —señaló el tercer cajón, que se mantenía en la vieja cajonera solo ligeramente abierto—. Yo creo que ahí guardaba el unicornio yonqui cosas útiles, como un mapa. Por si te apetece echar un ojo —se encogió de hombros desde su posición inversa y se alejó un poco dándole la espalda a Kalna.

Dentro del cajón, si la libense decide abrirlo, verá que hay efectivamente un trozo de pergamino enrollado. También había un par de colgantes con una especie de medallones de bronce. Eran exactamente iguales, con un grabado sencillo. Si los tocase, podría notar una sensación familiar: la misma que cuando cargó los cristales de Sendar.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.
Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Síntomas : Su sangre adquiere un tono anaranjado y se espesa un poco.
Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Bosque Fantasma - Página 8 Empty Re: Bosque Fantasma

03/07/24, 11:43 pm
Agradeció a los Grandes Felinos que Mara se mantuviera callado mientras avanzaban entre la traslúcida espesura del bosque. Prefería la naturaleza viva y real a aquella ilusión, pero la falsedad de lo que veía no haría que fuese menos cauta: iba alerta a cad amínimo sonido, por si algún animal rondaba las cercanías y se ponía agresivo.

Ni siquiera cuando avistó la mal llamada “casa” se relajó, aunque sí apremió levemente su paso marcial por el camino. Era lo más real que había visto desde que había acabado en ese laberinto fantasmal, y aunque su cutrez fuese tal que a duras penas la consideraba una chabola, Kalna optó por acercarse. «¿Unicornio?», se preguntó con curiosidad, aunque no llegó a verbalizar la duda en voz alta. Suponiendo que a Mara no le caía en gracia alguien que le había esclavizado de manera temporal no se molestó en reprimir el microgesto de desprecio hacia el unicornio cuando mencionó que era un yonqui.

Miró entre los restos, ignorando a Mara y su actitud de niño pequeño que no puede estar más de un minuto en la misma pose. Prestó atención a su historia de cómo le habían encontrado y liberado, aunque en el fondo no le interesara. El conocimiento era poder, y a más información tuviera sobre aquel ser y los chicos que les habían tendido la trampa, partiría de unas condiciones más ventajosas para lo que se viniera.  Solo se giró hacia el demonio cuando este mencionó que había “cosas útiles” y un mapa. En su cara no había emoción alguna, y su mirada pasó del cajón a Mara y viceversa un par de veces, evaluando el riesgo. No sabía cuánto creerse, y es que aquello podía ser parte de su retorcido juego y ser una trampa.
Veamos: matas a mi compañera —incluso aquella palabra sonaba demasiado cercana para la relación que había tenido con Aria, pero alguna tendría que usar—, haces que todos se olviden de mí, me metes en un laberinto… ¿Y ahora me ofreces ayuda? ¿Qué ganas tú con esto?

Tenía que haber algo más, estaba segura. Con cuidado, utilizó la lanza para terminar de abrir el cajón, por si acaso había alguna trampa que se activase al tirar de este. Comprobando que en el interior parecía haber lo que Mara había prometido, Kalna tomó el pergamino con interés. De no ser porque algo más llamó su atención, posiblemente lo hubiera abierto de manera automática, pero los colgantes habían despertado su curiosidad. Los cogió con cautela, y notó en seguida una sensación conocida.
Ya que estás tan colaborativo, ¿sabes qué son o qué hacen? —preguntó a Mara, mientras los sostenía de la cuerda dejando que viese el grabado—. Sé que los estoy cargando, pero seguro que puedes decirme más. Los amigos se ayudan entre ellos, ¿no?
Mantener el tono neutro y la cara de poker era tan fácil como respirar, pero en aquellos momentos resultaba extremadamente ineficaz. Sabía que no iba a colar lo de llamarle amigo, menos aún cuando no era capaz de disimular la poca gracia que le hacía en sus pensamientos, pero pensaba aprovecharse de su desquiciada oferta de hacía un rato. De todas maneras, si el demonio hacía amago de acercarse demasiado a los colgantes, la libense los apartaría rápidamente de su alcance. Seguía sin fiarse lo más mínimo.

Solo cuando Mara respondiera, fuera de ayuda o no, Kalna abriría el pergamino.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.