Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa Gamides

Ir a la página : Precedente  1 ... 11 ... 19, 20, 21, 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 20 de 22.]

1 Casa Gamides el 02/08/11, 04:24 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Una extraña construcción circular de una sola planta con varias puertas que van a parar a distintos corredores que convergen en espiral, llenos de más puertas de infinidad de habitaciones. La particularidad de este edificio es que nada más entrar en él, tu sexo cambia. Además es muy difícil salir una vez que has entrado.


229 Re: Casa Gamides el 20/02/14, 01:27 am

Leonart


El aprendiz salió algo desorientado de la casa gamides. No solo el volver a ser él mismo le conmocionó, sino el viaje que tuvo que emprender, atravesando puertas a cuartos cada vez más bizarros lo que le dejó algo confuso cuando, finalmente, volvió al exterior. Todos estaban fuera esperandole, con grados más o menos más marcados por la preocupación.
Negó con la cabeza.
-¡Encontré una puerta en aquel cuarto audiosurf y para cuando me giré os habiais ido! ¡Lo juro!-

Su intención nunca habia sido quedarse a solas y, mucho menos, en aquel lugar tan bizarro, pero no podia negar para sus adentros que habia sacado provecho de la situación. Casi se habria permitdo una estúpida sonrisa de autocomplacencia de vuelta a Maciel, pero la fria mirada de Ri asesinó cruelmente toda motivación por autorealización que pudiera sacar de la experiencia. Eso, y que, por unos instantes, se habia permitido olvidarse de Taro.

Sigue en el Torreón Maciel.

230 Re: Casa Gamides el 24/06/14, 08:57 am

Alicia


Ri vaciló antes de entrar en la casa y se sintió mejor al perder de vista las agobiantes ilusiones de la avenida y sus trampas. Por si fuera poco "Jack"  también había dejado algun regalo dentro de aquella. Quedaba algo importante pero aquel primer paso, mas dificil, le ayudó a reunir coraje de nuevo y confiar en el desenlace de aquello. Una ultima oportunidad. Como el nuevo ocupante del cuerpo de su amigo, el detective, propuso una siguiente parada y parecia capaz de continuar, llegaron a Gamides. El grupo se dividió. Kei y Archi se quedaban fuera, por lo que Ri indicó que entraria. Iba detrás de el, con la mirada en sus alrededores. En seguida fue claro que la magia habia entrado en acción  de nuevo. Se sentía un poco mas alta y el pelo se había retraido a un corte mas masculino, aunque igualmente descuidado. Se frotó el cuello.
- Por donde digas.

231 Re: Casa Gamides el 25/06/14, 08:10 pm

Leonart


Detective

El chaval dejó caer la mano de mono en ese instante, mientras ponia un pie fuera de la habitación. Por su manera de caminar conrespecto al grupo, era como si considerase secundario mantener cierta cercania con este para ir juntos a Gamides. Dentro de su lógica, no se consideraba "apegado" al grupo. Su único interés era encontrar aquella condenada memoria y ponerle fin al asunto.

Finalmente, se plantó ante la puerta de Gamides. Sin pensarselo mucho, la abrió y entró dentro. No fue consciente de que habia quedado a solas con Ri hasta que las puertas se cerraron detrás de ellos. Dedicó una mirada inspeccionadora a la sinhadre, ahora convertida en un hombre, para luego remontar el camino tal y como recordaba. Apenas sintió que debia responder a la sinhadre o al menos indicarla donde iban. Para él solo le basataba que le siguieran y, teniendo el temperamento de esta, querria no atrasar el momento en lo que fuera la medida de lo posible.
El chaval encaminó la marcha apresurada, no siendo consciente del cuerpo de mujer que en esos momentos tenia por la magia de la casa. Llegaron a una sala diferente que a la primera vez tras cruzar la puerta.

>> ¿Cuartos cambiantes?

Si contaban con aquello, era incalculable saber cuanto tardarian. Dedicó una mirada a la sinhadre que iba detrás de él y soltó un gruñido contenido, como queriendo culparla. Normalmente era culpa de aquellos que le suponian un lastre. En aquella ocasión estaba claro que se equivocaba, pero su orgullo le impidió disculparse.
-Tenemos que seguir abriendo puertas hasta que encontremos ese cuarto.-le informó, resoplando.

Se giró en seco y reemprendió la marcha, abriendo la siguiente puerta. Ocho cuartos más tarde, acabaron encontrando el exacto que buscaban. Más rápido de lo que habia pensado, más lento de lo que deberia haber sido, el detective se mostraba lívido por la espera. Plantado ante aquel cuarto decorado con chucherias, dulces y caramelos de pega en tamaños estramboticos que daban forma a los muebles, se acercó a la cama y pasó la mano por las sábanas, tambien de pega.
Entre los cojines, enrollado, pudo ver un trazo de tela rojiza. Lo agarró con una mano y tiró de ella con delicadeza, hasta sacar la bufanda al completo. Se la enrolló al cuello y se giró hacia Ri.
-Supongo que esto es un "hasta luego".-dijo, fingiendo tristeza.-Se que no me quereis tener cerca por nada del mundo, pero siento decirte, y espero que se lo digas a los demás tambien, que tendreis más noticias de mí. Aun tengo que confirmar mis peores sospechas sobre esta ciudad y, cuando lo haga, esperad saber más de mi.-dijo a el sinhadre que era Ri.

Entonces, sin decir nada más se tumbó sobre la cama y cerró los ojos. El aprendiz fue el que se despertó.

Aprendiz

Pero no fue un despertar tranquilo o feliz. El chico se agarraba al cuello, como peleando por respirar, mientras que con la otra mano agarraba la bufanda. Boqueaba por aire, con los ojos en blanco, mientras las memorias volvian a él.

;_; Sad loe lost his post ;_;

Estuvo en ese estado durante más de cinco minutos. Su espalda se arqueaba y vocalizaba cosas incoherentes, mientras se retorcia de dolor. Durante todo el proceso, no paraba de llorar. Eran lágrimas amargas, lágrimas de tristeza y lágrimas de felicidad. Las tres cosas a la vez, dependiendo del recuerdo.
No fue hasta que el último de sus recuerdos habia vuelto a él, que se despertó del trance. Lo primero que hizo, fue envolverse en un ovillo y enterrar la cara en la bufanda. No sacó la cara de ahí.
-Ri... Necesito que... Me dejes aqui... Yo... No creo que pueda volver...-logró vocalizar, mientras permanecia llorando.-Por fin recuerdo... todo...-

232 Re: Casa Gamides el 25/06/14, 08:32 pm

Alicia


Ri se encogió de hombros y siguió al detective. En cierto modo, agradecía su presencia. De todo lo que había visto del viejo Shaco, este era desagradable pero util.
Asintió a su despedida, sin más, y esperó.
Ri había tratado de aliviar las lágrimas del chico, de sujetarlo para que no se hicese daño entre espamos. Y cuando oyó su nombre, acortado, le soltó un segundo como si quemase.
- No.


Le latía muy rápido el corazón, pero su cara estaba serena. Le obligó a desenterrar la cara con ambas manos.
- Mirame. ¿Somos amigos o no?- dijo- vas a volver. Y si tengo que arrastrarte, lo haré. Y si necesitas que te pegue, lo haré. Levanta. A nadie nos importa que hay detrás. Puedes contarlo, o puedes no hacerlo. Te podemos llarmar Shaco, Aprendiz o Vericaere. ¿Entiendes? Tu pasado solo es tuyo. No cambia quien eres, ni los lazos entre nosotros. Me basta con que te sepas mi nombre.

233 Re: Casa Gamides el 25/06/14, 09:16 pm

Leonart


Aprendiz

El afrontar la mirada del sinhadre Ri con la suya, tan solo le ponia los ojos más llorosos. Intentaba huir del contacto visual, pero su amiga le buscaba.
-Somos... amigos...-repitió, con la voz de Ri, débilmente. Dibujó un circulo con la mirada, antes de clavarla en la sábanas, con la cara enrojecida.-No soy... la mejor persona... para tener amigos... He olvidado muchas cosas importantes para mi.-admitió, desolado.-Desde el primer momento no he hecho más que mentiros y esconder esas mismas mentiras con otras.-

Tragó saliva y se incorporó, enjugandose las lágrimas mientras hablaba.
-Si algo he aprendido de mis memorias es que cuando me acerco a una persona, cuando llego a conocerla y a incorporarla en mi vida, esa persona acaba muy mal. Si bien acabo perdiendo el contacto, deja de ocurrirles desgracias pero si no se alejan de mi... Acaban muriendo... Y yo... les acabo olvidando. Solo soy mala suerte para los demás.-

234 Re: Casa Gamides el 26/06/14, 12:37 am

Alicia

avatar
"No, si tendré que  pegarle".
-Eh- llamó, a falta de un nombre mejor- La gente se muere constantemente, no tiene nada que ver con la mala suerte. Y además, seguimos enteros. Incluso Taro.

Toqueteó los bordes de su camisa bordada, antes de decidirse a decirle algo.

- Mataron a mi mejor amigo. En la Unión. Solo fueron un puñado de impuros, pero le tocó a él. Todo el mundo  decía que nunca me escogerían a mi. Y podría haber sido yo. Sin tanta superchería, quizás lo hubiera sido. De forma indirecta, contribuí a que se muriera.

> Asi que si de verdad nos matas...bueno, yo te contrarresto. Por eso estamos todos a salvo.


_________________________________________

-

235 Re: Casa Gamides el 26/06/14, 01:28 am

Leonart

avatar
Aprendiz

El chico, ahora chica, no pudo evitar sentirlo por la chica. Él podia empatizar con algo así. Siempre habia podido. Ahora que sabia como y quien era. Era una sensación extraña. Tantas cosas de pronto, tantas memorias. Y, al igual que antes, no pudo evitar soltar una sonrisa nerviosa con lo último dicho por Ri.
-Por eso le tengo tanto pánico a la mención de la muerte, ¿sabes?-sorbió con la nariz.-Toda mi vida se ha podido resumir en ese proceso y... ahora tengo miedo. Porque por una vez, se por donde he venido, pero no hacia donde voy. Y esa noción da mucho miedo.-dijo entonces, abrazandose las rodillas sobre la cama.

Ya que la sinhadre habia compartido algo sobre su pasado, algo que, presumia, no le habia dicho a nadie más, se sintió con la necesidad de tambien compartir algo del suyo, por mucho que pudiera parecer ilusionado por ello ya que por fin podia recordar algo que compartir.
-Jack Nabukov es mi nombre completo. Mi padre se llamaba Jack y dijeron que nos pareciamos al nacer asi que decidieron llamarme igual que él. Aunque el apellido es de mi madre, por temas legales de donde vengo, nunca he oido a nadie llamarme a mi o a mi madre por el apellido. Se hace hasta raro el oirlo.-comentó con una risilla nerviosa.-Pero... Bueno... Ya sabemos quien cogio ese nombre y lo usó como el suyo propio, asi que no nos vale. Pero ¿sabes que? Está bien, que se lo quede, porque tengo otro mucho mejor.-dijo y se relamió los labios, como esperando el momento idoneo para decirlo.-Es "Kudrayvka". Donde yo vengo significa literalmente "Pequeño rizo".-comento, riendo mientras enredaba la yema de sus dedos en su cabellera desordenada.-Pero es un mote que la gente de la familia de mi madre lleva pasando de generacion en generacion a quien tiene las caracteristicas más idoneas, una tradición familiar, por asi decirlo. Y al ser hijo unico, he ganado la rifa, al parecer.-soltó otra risa nerviosa.-Es algo que mi madre me dió con esta bufanda y algo que me gustaria conservar con vosotros, mis amigos. Aunque Kudryavka puede sonar muy largo o raro, asi que simplemente podeis usar "Kud".-se rió, al recordar una cosa y se la explicó a Ri.- Un anciano extranjero de polonia me llamaba "Kudka" de bebe, porque pensaba que era una chica y todo...-le explicó. Era tan facil para él acceder, seleccionar y ordenar sus memorias, como un monton de registros escritos en carpetas y archivadores.-En esta casa no se equivocaria sin duda.-

Kudryavka

Se puso de pie en un saltito, cruzando las manos a la espalda.
-Creo... Que puedo volver a como era al principio. Que puedo tener una vida normal. Aunque esta ciudad sea peligrosa. Aunque haya tanto sufrimiento. Creo que el haberos encontrado a través de las estrellas y otros mundos y planetas significa algo fuerte.-inició un corto trote hacia la salida.-¿Vienes?-dijo, mientras abria la puerta, tarareando alegremente.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

236 Re: Casa Gamides el 26/06/14, 02:05 am

Alicia

avatar
- Esta bien, Kud.- Anriel sonrió a medias. Lo siguió a las afueras y no hizo ningun comentario. Dejó que él contase lo que le apeteciese a los que esperaban. Solo quedaba volver.

Sigue en el Torreón Maciel


_________________________________________

-

237 Re: Casa Gamides el 27/06/14, 12:19 am

Red

avatar
El trayecto hasta la casa Gamides fue rápido, pues estaba relativamente cerca de la Avenida, y una vez llegaron allí, Keiria decidió esperar fuera, junto a la entrada. No había estado nunca en aquel lugar, pero lo que le habían descrito sus compañeros era bastante bizarro, y ella ya tenía bastante con sus alucinaciones como para encima afrontar un cambio de cuerpo repentino. Archi se quedó con ella por seguridad, y mientras tanto Ri y el aprendiz exploraron el interior del edificio.

Mientras esperaban a que salieran, la pelirroja conversó con el irrense, esforzándose por dirigirle preguntas concretas sobre diversos temas. En un par de ocasiónes le señalo cosas que solo ella veía para cerciorarse de que eran imaginaciones suyas, y le explicó que dichas alucinaciones le habían parecido demasiado reales. Se ahorró sin embargo la descripción exacta de sus visiones, y se sumió en un silencio meditabundo hasta que salieron sus otros dos compañeros.

El humano parecía haber vuelto por fin del todo, y lo confirmó cuando la llamó por su nombre al devolverle la mano momificada. La ulterana esbozó una media sonrisa cuando el chico le palmeo el hombro, devolviéndole el gesto con ligereza y poniéndose a continuación en marcha hacia Maciel. Su nuevo nombre, y al parecer el definitivo, era muy largo, pero el diminutivo sonaba bien, y en opinión de Keiria le venía como anillo al dedo.

Continúa en el Torreón Maciel.

238 Re: Casa Gamides el 08/07/14, 12:57 am

Naeryan

avatar
Si por Taro fuese habrían tachado la zona norte entera del mapa de posibles exploraciones: estaba más que escarmentado. No obstante tampoco estaba de acuerdo con quedarse de brazos cruzados dos meses enteros y que fuera lo que la suerte quisiera: estaba a punto de replicarle a Ri cuando alguien sacó a colación la propuesta de que efectivamente, probasen suerte en Gamides.

Por lo que le habían contado, además de un sortilegio temporal de cambio de sexo la casa estaba sometida a un hechizo barajador de habitaciones, y Taro realmente no le veía el sentido a buscar allí ya que cualquier sótano que hallasen no se encontraría allí cuando volvieran. Sin embargo Archi señaló que podía haber habitaciones repetidas o un acceso al subterráneo, y el carabés concedió que aquello podía ser verdad.

Y allí se encontraban. Taro disparó una mirada ceñuda a la casa por el mero hecho de ser una casa, pero siguió a los demás al interior. En cuanto traspasaron el umbral el carabés se quedó muy quieto al principio. El cambio había tenido lugar de forma instantánea, pero seguía estando receloso de que de repente empezase a notar cosas raras.

Con precaución miró a su alrededor, y pudo que ver que sus compañeros habían cambiado por completo. Taro debía admitir que quienquiera que había instalado el sortilegio había hecho un trabajo exquisito: los chapuceros no solían pasar de que te salieran o se te quitaran tetas, y sin embargo Gamides llevaba a cabo el lote completo. De haber seguido vivo, y de haber tenido los puntos suficientes para acceder a aquella especialización cuando aprobase los exámenes, a Renen le habrían gastado novatadas de ese tipo en la residencia de Arquitectura.

Finalmente el carabés se resignó y miró a ver qué tal había quedado él. Sabía que hechizos de ese tipo solo daban problemas hormonales a largo plazo, y por tanto no le preocupaban demasiado los efectos secundarios, pero aún así...

Su reflejo le devolvió la misma mirada de mala uva desde uno de los espejos que les miraban desde todas las paredes de aquella primera sala. No esperaba estar cañón, desde luego, pero tampoco esperaba ser igual de... de decepcionantemente Taro tanto en femenino que en masculino.
En una nota aparte pero que el carabés vio conveniente comprobar, tiró con disimulo del cuello elástico de su jersey para atisbar qué había debajo, y al constatar que no había cambiado gran cosa dejó que volviera a su sitio con un suspiro de decepción. Por lo demás tampoco había cambiado más allá de lo biológicamente obligatorio. Tenía el pelo más largo, vale, eso era de esperar... Era más delgado, se sentía más ligero y también…
“¡He encogido!”, maldijo al mirarse al espejo. “¡Joderrrr!”

Fulminó a su reflejo (¿Tara?) con la mirada para después pasar a ignorarlo con tozudez.
-Archi, tú sabrás cómo quieres probar la periodicidad de los cuartos- dijo, y quiso tirarse de los pelos ante lo aguda que sonaba su voz-. Tú dirás.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

239 Re: Casa Gamides el 08/07/14, 02:56 am

Giniroryu

avatar
GM
El argumento de Anriel fue considerado por Archime, quien acabó proveyendo un punto de vista acerca de la Casa Gamides y el grupo terminó por decidirse realizar una exploración a su interior antes de regresar al torreón. Una vez dentro del edificio, el irrense, tras comprobar fugazmente que no había cambiado en absoluto respecto a la última vez, no prestó atención alguna a sus cambios ni a los de sus compañeros y se preguntó qué puerta debería abrir aunque suponía que en todas ellas dependía completamente del factor azar. Se giró hacia Taro cuando este le habló.
Pretendo comprobar si existe algún patrón respecto a nuestra anterior visita o si, al menos, las probabilidades de encontrarse con una habitación ya vista anteriormente son lo suficientemente altas como para, en caso de hallar alguna entrada subterránea, considerar la vuelta a este lugar para su uso como refugio —explicó con su nueva voz más aguda pero igual de monocorde para finalizar subiéndose el puente de las gafas.

El biomecánico decidió abrir entonces la misma puerta que había abierto en la anterior ocasión en aquella sala inicial que no parecía variar, ya que consideró comenzar asegurándose de que no se encontraba la misma habitación que la primera vez. Así fue, lo que encontró al otro lado de la puerta era un cuarto totalmente distinto, aunque más que un cuarto casi parecía un pasillo.

Un pasillo muy mareante. Al  fondo de la estancia podía verse otra puerta, pero no era es lo que llamaba primero la atención. La puerta, al igual que todo el cuarto en sí, se encontraba completamente retorcida en una suerte de espiral, como si las paredes estuviesen hechas de algún material elástico y por tanto fuesen moldeables. El irrense tocó el trozo de pared más cercano y le dio unos golpecitos con el puño, constatando que parecía perfectamente sólida… Aunque teniendo en cuenta que el bote de aceite también lo había parecido, el ingeniero se preguntaba si realmente podía fiarse más de sus sentidos que de la lógica. Avanzó a continuación con cautela, preguntándose qué sucedería en cuanto se adentrase en la parte inclinada sobre si misma de la sala y… No pasó nada. A medida que avanzaba, percibía la zona circundante como si se encontrase perfectamente recta, pero no lo que veía delante de sí mismo. Ello se repitió hasta alcanzar la puerta, la cual al llegar junto a ella también se veía completamente normal. El ingeniero esperó junto a ella a que llegasen todos hasta allí, observándolos atravesar la especie de pasillo en espiral. Ellos sí parecía que seguían aquella trayectoria retorcida, por lo que el biomecánico supuso que tal vez se tratase de otra ilusión o de alguna distorsión del espacio mediante magia sobre la cual carecía de los conocimientos necesarios para comprenderla.

240 Re: Casa Gamides el 08/07/14, 06:05 pm

Naeryan

avatar
Taro asintió con sequedad y no vio ninguna razón para seguir perdiendo el tiempo en aquella sala. "A ver si conseguimos sacar algo de provecho de esta salida."

Ya le habían advertido de que la casa podía sacar todo tipo de escenarios bizarros, de modo que el carabés no se sorprendió dentro de lo que cabía ante la estancia que desveló Archi. Debía haber anclados hechizos de distorsión por alguna parte... Precisamente por estar acostumbrado a ver la magia por todas partes no le dio mucho pensamiento al funcionamiento de Gamides. Era posible y ya está.
Avanzó al principio con cautela por el pasillo, anticipando tener que trepar en algún momento, pero en cuanto quedó clara la mecánica de aquella estancia perdió cuidado y pasó a caminar a velocidad normal.

"¡Soy gilipollas!", se le vino a la cabeza a Taro de sopetón en cierto momento. "¡Me podía haber llevado la guitarra!"
Con la prisa del momento, y también cierto temor supersticioso a que la casa enamoradiza hiciese algo si intentaban retirar algo de allí, Taro se la había dejado en el sótano. Volvió a ponerse de mal humor, y estaba tan sumido recriminándose a sí mismo su estupidez que no estaba prestando mucha atención cuando cruzó la puerta del fondo del pasillo.

Inmediatamente la gravedad tiró de él en una dirección que no era la correcta: hacia la pared de enfrente. Taro cruzó (o más bien cayó a través de) la habitación, aterrizando en el otro extremo de ésta. Se incorporó maltrecho, y localizó en lo que desde su perspectiva era una de las paredes otra puerta. Al menos no era un callejón sin salida.
-Algún imbécil ha anclado aquí una barrera de inercia- gruñó, frotándose las zonas doloridas-. Bajad con cuidado.
Por lo demás la sala estaba vacía, aunque tanto las paredes como el suelo y el techo estaban embaldosados en un patrón en blanco y negro semejante a un tablero de ajedrez. A Taro le dolía la cabeza solo con mirarlo: seguramente estaba hecho a caso hecho para confundir la perspectiva de quien acabase de entrar.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

241 Re: Casa Gamides el 08/07/14, 07:39 pm

Giniroryu

avatar
GM
Se dejó caer, pues no había otra manera de definirlo, a través del siguiente cuarto tras haber oído decir al carabés que había una barrera de inercia allí anclada, ya que de otro modo hubiera empleado el hechizo de levitación. En cuanto recuperó la estabilidad y el equilibrio, decidió que aquella sala vacía y de motivos mareantes no merecía la pena un mayor escrutinio y abrió la puerta más cercana para observar lo que había al otro lado.

Una serie de comprobaciones y haber hallado la salida tras atravesar un buen número de cuartos más tarde les dejó claro que aquel lugar no les iba a servir como refugio. Archime contó un total de tres cuartos por los que ya había pasado la vez anterior, pero su ubicación era impredeciblemente aleatoria y ni siquiera habían visto ningún posible acceso a sótano en ninguno de ellos. Pudiendo descartar entonces aquel lugar como refugio y considerando que ya habían pasado suficiente tiempo buscando por aquel día, el grupo decidió regresar al torreón.

Sigue en el Torreón Maciel.

242 Re: Casa Gamides el 17/09/15, 11:26 pm

Evanna

avatar
Finalmente habían ido a la biblioteca, aunque Samika no intento buscar en aquella ocasión, era caso perdido tan solo intentarlo. Se paseo entre las estanterías apenas tocando los libros para sentir su tacto, algunos de ellos bastante desagradables y que prefería no saber de donde provenían, hasta que sus compañeros decidieron volver.

Si sobrevivía a aquella condenada ciudad, se plantearía la posibilidad de escribir en un idioma apto para ciegos, aunque fuese puramente inventado, como un código. Era una idea, quien sabe lo que pasaría cuando llegase aquella luna roja, pero era algo normal y racional a lo que aferrarse y era mejor que nada.

Cuando salieron de la biblioteca decidieron ojear un poco los edificios cercanos, para ella no existía gran diferencia entre ellos pero al parecer existía algunos edificios curiosos por la zona. Tuvieron especial cuidado de no acercarse a las zona de las casas carnívoras que el grupo de letargo alguna vez había llegado a mencionar.

Rocavarancolia estaba construida como un tómbola sorpresa, sin ton ni son, con edificios de diferente culturas y formas arquitectónicos de todo tipo. En definitiva, en aquella ciudad no se ponían de acuerdo y construían (¿o destruían? porque la mitad de la ciudad estaba así) como les venia en gana sin seguir un patrón, a juzgar por el edificio que llamo la atención de Twixy's y que destacaba por su redondez. En principio cuando se acercaron a este no notaron nada, era un edificio de una planta y perfectamente circular, como averiguo cuando rodeo este con cuidado. No destacaría en nada sino fuera porque hasta ahora, todos los edificios que le habían descrito tenían formas mas de casona o de casitas a las afueras. Aquel le recordaba a un iglu. << Ya empiezo a desvariar >> pensó Samika reuniéndose de nuevo con el resto.

No parecía peligrosa, pero ya había aprendido por las malas que incluso lo mas inocente de esa ciudad; podía, como mínimo, convertirte en árbol. No le gustaría entrar a esa casa y acabar saliendo convertida en bicho, la verdad.

-¿Que hacemos? ¿Entramos? -cuestiono finalmente, sin tenerlas todas consigo, pues aunque le gustaría saber que había allí dentro podía un poco la prudencia.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

243 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 12:47 am

NH

avatar
La visita a la biblioteca fue rápida e infructuosa. Al parecer habían vuelto a cambiar el orden de las estanterías y si querían encontrar algo que pudiese serles meramente útil tendrían que echar toda la tarde. Por supuesto, ni rastro del bibliotecario. Twixy's salió farfullando maldiciones y quejas sobre el espectro.

Decidieron, ya que tenían tiempo de sobra, explorar algún edificio de la zona cercana. Era un área conocida, tanto por ellos como por los letarguinos, así que iban un poco más seguros. Solo un poco.

El edificio era circular y de una planta, anodino en aspecto, nada especial ni interesante, salvo el gran número de puertas que tenía. No sabía si debían coger una al azar o inspeccionarlas todas antes de elegir. Al final se acercaron a la que tenían más cerca según salieron del callejón. La frivy miró a Samika pensativa. Ciertamente, podría ser una trampa. Pinchó con su lanza la superficie de la puerta, y nada. Tocó el pomo, primero con las puntas de los dedos, tentativamente, luego con algo más de seguridad. Y lo giró.

La puerta se abrió con un chirrido. Era vieja, la pintura exterior estaba desconchada y las bisagras oxidadas. Se encontró con un vestíbulo con suelo de losas y las paredes cubiertas de papel pintado. Un farol de cristal descansaba en el suelo, muy cerca de la puerta, iluminando el pasillo. Otro idéntico señalaba una cortina un poco más adelante. Twixy's observó el pasillo, escuchó atentamente, y al no encontrar nada extraño les hizo una seña a sus compañeros para que la siguieran.

Al final del pasillo y al otro lado de la cortina, había una sala rectangular con suelo de madera. Dos lámparas de araña colgaban del techo, llenándolo todo con una suave luz anaranjada. No había ni un solo mueble, a excepción de un par de biombos de forja. A lo largo de las cuatro paredes había puertas idénticas, cubiertas por cortinas de colores. Twixy's fue a abrir una, y se asustó al ver a alguien al otro lado. Hasta que vio que la persona del otro lado se movía exactamente igual que ella. Y eso la asustó aún más.

-¡¿Pero que conchy's superpasa?!- exclamó. Su voz también era distinta.

Cayó en la cuenta de que lo que había al otro lado de la cortina era un espejo, y que el buenorry's que había encontrado era... ella. Volvió a mirar. Era efectivamente un joven alto de piel morena, con el cuerpo bien trabajado y unos preciosos ojos rasgados. El pelo rojo lo llevaba muchísimo más corto a como recordaba haberselo cortado en el torreón, y llevaba perilla. Vestía unos vaqueros cortos desgastados, un chaleco de cuadros y tiras de cuero atadas en los antebrazos. Se giró hacia sus compañeros para verlos. Todos habían sufrido cambios, en mayor o menos medida.

-¡Aaaaaaah!- chilló encantada, con su nueva voz masculina.- ¡Os como a todos!

244 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 12:47 pm

Zarket

avatar
GM
No entendía realmente por qué había salido con el grupo. Era el de mayor nivel mágico, cierto. Pero estaba bastante seguro de que con Twix se bastaban para defenderse. Sospechaba que en una situación de auténtico peligro él sería más una carga que un beneficio, lo cual no hacía sino empeorar su ánimo. De vez en cuando echaba miradas a sus compañeros, todavía sin creerse del todo que su pesadilla fuera completamente irreal.

No le sorprendió observar los cambios de la biblioteca. Como era natural, aquella ciudad volvía a ponerles zancadillas, aunque sabía que ya no quedaban demasiadas. Sólo dos meses más y todo cambiaría. Para bien o para mal.

Tenía los brazos cruzados, por lo que fue el primero (¿o la primera?) en darse cuenta del cambio de Gamides. Se tocó un momentos los nuevos pechos, pequeños y firmes, algo perplejo y sin saber qué pensar. Conocía ese hechizo, claro, pero encontrárselo de repente en aquel lugar era (no podía negarlo) asombroso.

Se palpó con cuidado los genitales, sin que nadie lo viera, y luego se miró con disimulo en un espejo. Además de los pechos tenía una cara algo más redondeada y el pelo largo. No había cambiado mucho más. «La verdad es que está bastante bien hecho» tuvo que admitir, un poco a regañadientes. La momentáneamente carabesa suspiró. el edificio tenía su gracia, sí, pero su mente analítica no podía dejar de preguntarse el por qué de ello.

Y, como siempre, no sacó ninguna conclusión. Recordando las casas (y la fuente) llegó a la conclusión de que Rocavarancolia era simplemente una ciudad llena de magos excéntricos (y generalmente psicópatas) a los que les gustaba derrochar magia de forma aleatoria y, la mayoría de las veces, inútil o mortal.

245 Re: Casa Gamides el 18/09/15, 06:02 pm

Evanna

avatar
Tentaron bastante antes de entrar, ya la desconfianza y precaución arraigada en sus cerebros tras todo ese tiempo.

Y Samika no lo vería, pero si el resto, la londinense ¿o el londinenses? había crecido alcanzando perfectamente algo mas del metro setenta de estatura, llevaba unos vaqueros desgastados gris oscuro, botas  militares y una camiseta  de manga corta que dejaba experto los brazos, bastante trabajados, aunque sin exagerar. Su pelo ante recogido en un moño deshecho le quedaba , ahora corto en comparación a antes, y despuntado por la nuca.

Lo noto nada mas entrar pero no le dio inicialmente importancia, a nadie se le pasaría por la cabeza que algo así pudiera pasar nada mas entrar a un edificio. Un paso, dos...no se sentía cómoda y no entendía por que, algo fallaba estrepitosamente allí, o mas concretamente notaba ausencias y añadidos. Frunció el ceño, no sentía el peso natural de su pecho y bajo la vista, no viendo necesidad de palmotearlo para notar lo evidente: estaba plana como una tabla de planchar.

Si a eso le añadía que notaba perfectamente algo que definitivamente jamas debió estar ahí; no al menos como mujer biológica que era desde que nació, fue suficiente para ella. El horror absoluto y la incredulidad se pinto como marca registrada en el rostro de Samika, segundos antes de escuchar el grito de...¿quien demonios era ese que hablaba como la frivy? Oh dios... espera...¿¡Ella también!? ¿¡Y los demás!?

-¿¡Por que cojones soy un tío!? -el hecho de escuchar su propia voz, muy incrédula todo hay que decirlo, con un tono completamente distinto a la suya fue ya el finiquito para toda racionalidad. Mas que desagradarle estar así era la sorpresa de cambiar de genero así sin mas, con la misma facilidad como quien va a la esquina a comprar el pan- Nunca entenderé la forma de pensar de la gente de este lugar -se resigno con la facilidad que da la costumbre y el no parar de encontrarse cosas raras. Al menos, dentro de todo lo raro de la situación y por lo que podía llegar a notar de su propio cuerpo, no estaba nada mal.

-Salgamos de aquí, antes de que me de por averiguar como funciona el cuerpo masculino de primera mano. -añadió tomandoselo con humor, pues otro remedio no le quedaba y no pensaba comerse mucho la cabeza, esperando volver a la normalidad si salían de allí. Y si se quedaba así de por vida echaría de menos su cuerpo, pero por otro lado se libraría de la regla. Tenia dos opciones: ser positiva o desquiciarse. Y prefería la primera.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 20 de 22.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 11 ... 19, 20, 21, 22  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.