Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Libo
por Nihil Hoy a las 04:04 am

» Referencias visuales para mundos vinculados.
por Nihil Hoy a las 03:39 am

» Sede de los Taumaturgos
por Nihil Hoy a las 02:09 am

» Plaza del Estandarte
por Tak Ayer a las 01:47 am

» Torre Serpentaria
por Evanna 19/10/18, 09:52 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Pablo Matthies Fonseca

Nuestros miembros han publicado un total de 38315 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » El Macetero

El Macetero

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 11, 12, 13  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 13.]

1 El Macetero el 12/08/12, 06:35 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
El Macetero

Portal situado en el continente, al centro, cerca de la isla

2 Re: El Macetero el 30/11/13, 10:07 pm

Dal

avatar
Ese día después de llegar del mercado me despedí de Shizel y decidí que ya era hora de reformar por completo la habitación. Me fui al macetero y cerca del portal llené sacos con tierra, hice el viaje suficientes veces como para tener una capa de unos centímetros por toda la habitación. Hice que las enredaderas cubrieran por completo las paredes respetando solamente la zona de la ventana y el espejo que había anclado hacía tiempo ya, por supuesto levante los muebles, con algo de magia aprendida de Sepalian hice también que creciese hierba por el suelo. Prescindí de la cómoda y de la cama, para compensar lo de la cama sólo tuve que ordenar una hamaca y cama hecha, eso no quitó que esa primera noche acabase en el suelo. No por caerme, si no por que las plantas consideraron la orden incompleta y cuando se cansaron deshicieron la cama y bueno, la caída os la podéis imaginar. Al menos caí en blando. Por supuesto les cayó una buena bronca y no volvieron a hacerlo una segunda vez, sobre todo por que puse especial cuidado en la orden.

Los días siguientes apenas salí de mi habitación, lo suficiente para comer y coger los libros que necesitaba de la biblioteca. Use las gafas para incorporarles runas y acabé con unas gafas con dos tipos de vista que podían usarse a la vez, a mi vuelta seguiría trabajando en ellas para añadir más cosas. El cinturón de herramientas también lo mejoré, lo hice mas resistente y otras cosas mágicas, ciertamente el uso para el cinturón era bien sencillo, en la practica se trataba de un clasificador de semillas para saber donde estaba cada cosa y que usaba en cada momento. Volví otro día al mercado para comprar con el dinero que me quedaba una cantimplora y un zurrón que no estaba demasiado allá pero para transportar lo que encontrase me serviría, llevaba también algunos frasquitos de cristal por si encontraba algunos venenos líquidos.

Cuando estuve preparado me despedí de la gente, Yttria y Shizel en Serpentaria, a los cuales dejé comida preparada para los días que seguramente estaría fuera, no quería encontrar la torre en ruinas cuando volviese, por supuesto me despedí de DL en la sede y antes de irme me pasé a ver a Jack para preguntarle si ya que iba al mundo vinculado quería que le echase un vistazo a la plantación. Con una respuesta afirmativa partí, pero antes de entrar a la selva desde el portal use algunos hechizos protectores para que si me encontraba con algo peligroso no me matase de buenas a primeras.

Al llegar lo primero que hice fue respirar muy hondo, olí la vida a mi alrededor, prácticamente el bosque la exudaba por todos sus costados. En aquel sitio me sentía bien, como en casa podría decirse. Me encaminé entonces hacia la plantación pues aun me quedaba un buen trecho antes de llegar. Por suerte en mis viajes con Jack y mi maestro me había memorizado el camino al lugar y sobre todo sabia llegar al lugar donde estaba el portal, aunque por si acaso dejé unas de mis semillas y les ordené que creciesen para poder localizarlas más adelante.

Encontré el lugar con facilidad, en parte por que sabía el camino y en parte por que no era precisamente pequeño. Las enormes burbujas climáticas de Erika cubrían el lugar, creaciones demiúrgicas me salieron al paso pero al reconocerme se apartaron. La cosecha parecía ir bien, las plantas crecían sanas y sin problemas. Comprobé que todo fuera bien y cuando volviese ya le daría el reporte al vampiro.

Como ya había acabado de inspeccionar el lugar me fui y me adentré más. Buscaba una planta en concreto, según el libro no crecía muy lejos de los ríos pero en sitios como este el rió suele ser el abrevadero de muchas criaturas. Me subí a una de las ramas bajas de un árbol, y cuando digo baja me estoy refiriendo a unos treinta metros mas o menos. Me puse las gafas y activé la visión lejana, pronto mi visión se agudizó con creces, lo que antes parecía estar lejos ahora aparecía nítido ante mis ojos. Localicé el río después de moverme unos cientos de metros. Ahora solo tenía que tener cuidado por si venía algún animal y mientras tanto solo tenia que buscar una planta bastante rara cuidándome de otras venenosas que había por ahí. Dicho así parece fácil.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

3 Re: El Macetero el 03/12/13, 01:35 am

Giniroryu

avatar
GM
Entre las plantas había algunas flores de gran tamaño que en aquel momento estaban siendo polinizadas por unas avispas de envergadura acorde que probablemente resultasen familiares a Enredo. No les gustó que el brujo perturbase la paz de la rivera y, zumbando estruendosamente, una docena de ellas alzó el vuelo y comenzó a dirigirse hacia el italiano con sus aguijones por delante.

4 Re: El Macetero el 03/12/13, 12:35 pm

Dal

avatar
De todo lo que me podía encontrar tenían que ser avispas, y nada menos que cerca de una docena. Ya estaba a dos metros de la planta cuando se me echaron encima.

Rápidamente pensé en usar un hechizo de fuego para alejarlas de mi, sin embargo Tsusu me había advertido que bajo ningún concepto usase fuego, no por que pudiese provocar un incendio si no por que alertaría a la comunidad de repobladores mas cercana y eso si que podía ser peligroso. Me decanté por usar el dominio.

-Os toca divertiros.- dije mientras metía la mano en el cinturón y sacaba unas semillas que dejaba caer en el suelo.

Fui dando órdenes para protegerme de las embestidas de las avispas a la vez que daba otras de ataque, la practica no me vendría mal. Si alguna avispa conseguía zafarse e intentar picarme las magias protectoras que ya llevaba me protegerían.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

5 Re: El Macetero el 03/12/13, 11:56 pm

Naeryan

avatar
Las avispas maniobran como pueden para librarse de los latigazos de las enredaderas. Algunas clavan su aguijón en plenos tallos, y por tanto mueren al intentar arrancarlo, desgarrándoseles los intestinos. Un grupo obstinado de ellas continúa hostigando al brujo, pero unas pocas, las más pequeñas, se han reunido en grupo y vuelan trazando dibujos extraños frente a una gigantesca secuoya.
Y Enredo pronto sabe por qué. Están llamando a su reina.
Una avispa descomunal, con el aguijón del tamaño de una espada, emerge pesadamente entre los árboles y se prepara para embestir. La parte de su cuerpo donde el aguijón conecta con el abdomen está revestida de unas protuberancias coriáceas que parecen impedir que pueda arrancársele tan fácilmente como a otras.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

6 Re: El Macetero el 04/12/13, 12:13 am

Dal

avatar
Desde luego las avispas no son de los animales mas inteligentes del mundo. Si no caían por los latigazos lo hacían por clavar el aguijón en mis plantas. Pronto algunas desistieron y se alejaron, mientras mis plantas hacían picadillo a las que quedaban. Observe un comportamiento inusual cerca de un árbol cercano y cuando mire bien repare en la señora avispa que se dirigía hacia mi.

-Vaya, ahora le toca el turno a Hulk.- lo cierto es que comenzaba a hartarme de acabar con aquellos insectos.- Ya es hora de terminar esto.

Si mataba a la reina lo mas probable era que el resto me dejase en paz y quizás podría conseguir algo de miel. Me erguí en toda mi estatura y prepare un hechizo de corte con lo que juzgué la fuerza necesaria para destrozar aquel bicho. Cuando estuvo listo lo lancé y por si acaso comencé a preparar uno de impacto.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

7 Re: El Macetero el 04/12/13, 02:08 pm

Giniroryu

avatar
GM
El hechizo de corte no llegó a alcanzar su destino porque las avispas que todavía quedaban vivas se habían arremolinado alrededor de su reina. Ello, por otra parte, logra que la mayoría mueran o queden incapacitadas para volar. La reina, no obstante, sigue intacta. Enfurecida por los daños provocados a sus súbditos, se lanza contra Enredo rápidamente.

8 Re: El Macetero el 04/12/13, 02:39 pm

Dal

avatar
Observé con curiosidad y una mueca como las avispas morían para proteger a su reina. Quería causar el menos número de bajas posibles, pero así no era posible. Continué con los gestos del hechizo de impacto, le añadí aún más potencia y mientras la avispa se acercaba dije:

-Detenedla, da igual como.- las enredaderas se movieron rápidamente tratando de contener a la reina, se ponían en su camino buscando retrasarla o intentaban enrollarse a su alrededor para sujetarla.

En definitiva me dieron tiempo para finalizar el hechizo y en cuanto tuve un disparo limpio lo solté.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

9 Re: El Macetero el 04/12/13, 03:18 pm

Giniroryu

avatar
GM
Las enredaderas detuvieron a la avispa no importando cómo, efectivamente. Ello conllevó que el propio Enredor se llevase unos cuántos latigazos innecesarios en el proceso. A pesar de ello, las plantas cumplieron su trabajo y retuvieron a la avispa, quien salió despedida debido al hechizo de impulso. Chocó contra el árbol del que había salido y se cayó al suelo pesadamente. Tras unos segundos, aturdida y volando erráticamente por el golpe pero muy enfurecida, volvió a la carga con intención de clavar su agijón en la carne del humano de una vez por todas.

10 Re: El Macetero el 04/12/13, 03:30 pm

Dal

avatar
Miré incrédulo como la avispa volvía a alzar el vuelo, mientras me frotaba los latigazos que me habían dado mis propias plantas. Mi paciencia se estaba agotando a pasos agigantados y ya poco me importaba acabar con la vida de la avispa.

-Agarradla y cuando lo hayáis hecho la descuartizáis. Y ni se os ocurra darme otro latigazo u os podo.- advertí mientras las plantas se lanzaban de nuevo hacia la avispa para cumplir lo que había ordenado.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

11 Re: El Macetero el 04/12/13, 05:59 pm

Giniroryu

avatar
GM
Las enredaderas cumplieron su cometido sin incidentes esta vez. El precario estado de la avispa previno que pudiera defenderse en esta ocasión y el insecto terminó, finalmente, despedazado en el suelo.

El murmullo de unos resoplidos comenzó a oírse en las cercanías. Al principio era muy tenue y probablemente Enredo no se percataría de su presencia. Pero fue cada vez a más. Alrededor de aquel panal había una colonia de repobladores, y a los pequeños de cuatro brazos no les había hecho ninguna gracia el atentado del brujo contra las avispas. Varias decenas de repboladores enfurecidos comenzaron a rodear al gigante desde varios ángulos y su ofensiva no se hizo esperar. Más de una veintena de dardos con veneno fueron disparados en su dirección. Los más rápidos impactaron contra los escudos que llevaba el brujo y cayeron a suelo sin dañarlo. No obstante, la constante ofensiva de los repbobladores no tardó en minar las defensas y al poco unos cuantos ya se habían clavado en las piernas y la zona del abdomen del humano. El efecto de los primeros dardos no se había hecho esperar y al italiano comenzó a salirle una urticaria allí donde se habían clavado. Pronto llegarían más.

12 Re: El Macetero el 04/12/13, 06:35 pm

Dal

avatar
No me quedé quieto a ver como moría la reina. El único zumbido que quedaba era el suyo y como compensación por haberme atacado pensaba llevarme algo de miel. Levité hacia el panal y rellené un par de botes de los que llevaba, no cogí más por que en ese momento empecé a escuchar ruido, mire en derredor y vi al montón de repobladores dispararme dardos.

Los primeros se estrellaron contra mi escudo pero acabaron destrozándolo y se me clavaron dardos por las piernas y la parte baja del abdomen. <<Os iba a decir yo donde os podéis meter las cerbat.... Ostias como pica>>. Resistí como pude el impulso de rascarme y me acerqué a mis enredaderas.

Di una serie de órdenes rápidas y pronto las plantas formaron una esfera hueca conmigo en medio mientras me protegían. Con esa relativa tranquilidad repasé rápidamente mis opciones. <<Opción número uno: matarlos, inviable. No por falta de recursos si no para no cabrear al consejo. Opción número dos: escapar intangible. Pero necesito esa planta así que.... me vuelvo intangible la cojo con magia y me voy volando. Mejor ruta para ello por encima de los arboles, si para mi son gigantescos para ellos tienen que ser kilométricos. Venga va, cuando no los tenga cerca acabo con este picor infernal>>.

Realicé sin muchos miramientos el hechizo de intangibilidad y pasé a través de mis propias plantas, me aproximé a la planta y la cogí con cuidado dispuesto a largarme de allí levitando y cagando leches.

Subí a lo alto de los arboles y el astro azul me recibió en lo alto. Después de curarme empece a buscar la siguiente planta que me tocaba, se encontraba en la zona de bosque cerca del pantano así que allí me fui, esta vez teniendo cuidado de no toparme con más avispas.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 13.]

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.