Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» La Bodega
por Jack Hoy a las 04:48 am

» Sede de los Taumaturgos
por Naeryan Hoy a las 01:14 am

» El Cuchitril
por Yber Hoy a las 01:02 am

» Libo
por Dal 16/12/18, 06:50 pm

» El Macetero
por Tak 14/12/18, 04:10 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38640 mensajes en 730 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » Irraria

Irraria

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 13.]

1 Irraria el 23/07/13, 04:38 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Irraria

Portal situado en un bosque en el ecuador del continente, cercano a la ciudad de Ío.


13 Re: Irraria el 17/11/13, 11:53 pm

Poblo


Lo primero que noté tras cruzar el portal fue el frío. Ya había leído acerca del clima, y había atravesado el portal con un hechizo térmico preparado, pero no llegué a lanzarlo hasta cerciorarme de que lo necesitaría.

Nieve. ¿Cuánto tiempo había pasado desde la última vez que la había visto? Un año por lo menos, y aun más desde la ultima vez que la había pisado. Agarré un puñado, mientras veía como se fundía más rápido de lo habitual, fruto del hechizo térmico.

Por su parte, el repoblador ya había dejado la mochila y estaba escribiendo. -Si, conozco el hechizo. Y lo de que la mochila pareciera cosa mía también lo había pensado. Me pongo a ello-
Sabía el hechizo, y lo había utilizado ya más veces, pero esta era la primera vez que lo usaba para algo tan extenso como sentir el campo magnético de un planeta. La sensación fue algo rara, pero funcionó, así que señalé la dirección que debíamos seguir y me puse en marcha.

Los primeros signos de civilización no tardaron en aparecer. Había varios invernaderos en los que se cultivaban lo que supuse que serían plantas de climas más cálidos. Luego vi los ascensores. “Deben de ser los que bajan a la ciudad, o eso espero”
No necesitaba llamar la atención de nadie, ya que Tap se sobraba para hacerlo por mí. Había salido revoloteando por ahí y ahora volvía con alguien.
Era la primera vez que veía a un irrense, y lo que más me llamó la atención fue el brazo mecánico, por dos razones: La primera porque no había visto nada igual, la segunda y más importante, porque temía a Tap y lo que pudiera ocurrírsele. Aun sin ponerme el amuleto le dirigí unas últimas palabras.

-No te metas en nada que no sepas como funciona, y menos si es algo que tenemos que usar o que pueda dañar a algún irrense. No queremos que nos odien ¿verdad? Ah y cuando hable en rocavarancoles sería ideal que hicieras alguna cosita, y que así parezca que es un hechizo y que por eso no lo entienden-

Hora de empezar con esto. Me puse el amuleto y me dispuse a saludar a los que se acercaban. No debería ser difícil que nos dejaran entrar.

14 Re: Irraria el 18/11/13, 12:19 am

Giniroryu


GM
El trabajador que fue el primero en ver a Pablo no tardó mucho en deducir de dónde venía el vampiro. Había visto al cosechador, como todo el mundo, y sin duda su apariencia era muy similar.
—Rocavarancolés… —dijo en un tono de voz moderado antes de hacérselo notar a sus dos compañeros de trabajo presentes: un hombre joven y una chica que acababa de de ser designada para aquel trabajo tras terminar sus estudios.

Las reacciones no se hicieron esperar y la irrense salió corriendo entusiasmada. Sabía que solo venían a buscarlos durante la cosecha, pero a lo mejor se habían olvidado de ella… al fin y al cabo era la única presente que todavía tenía la edad adecuada para que la llevasen a aprender magia.
—Espera, Reira, podría moles… —trató de advertirle el mayor de los otros dos antes de dejarlo por imposible.

—¡Hola! ¿Eres rocavarancolés, verdad? Tienes que serlo, te pareces mucho al cosechador y ese truco lo hizo hace unas semanas en la plaza —dijo con evidente entusiasmo una vez se hubo acercado a Pablo mientras señalaba la mochila poseída por Tap—. ¿Has venido a buscar más cosechados?

—Perdone, señor —se disculpó el mayor de los trabajadores—. Esta chica es un poco hiperactiva…
—Como se nota que viene del campo —dijo el otro rodando los ojos.
—Oye, eso no viene a nada, chico de ciudad —le respondió Reira en tono burlón.
—Venga, venga, no vais a pelearos delante del rocavarancolés, ¿verdad? —intercedió el hombre mayor—. Discúlpelos, siempre están así. ¿A qué debemos el honor de la visita de Rocavarancolia?

15 Re: Irraria el 18/11/13, 01:45 am

Poblo


“No sería difícil... la próxima vez mejor me trago los pensamientos optimistas” Debería haberme esperado algo así, teniendo en cuenta como se mantenía la imagen de los rocavarancoleses en este mundo, pero aun así me pilló todo un poco por sorpresa. -Oh... pues...-

El entusiasmo con el que me estaban recibiendo me dejó descolocado y sin saber muy bien que decir. Por suerte la llegada del resto me dio el tiempo que necesitaba para recuperar la compostura.

-No hay nada que disculpar- Comencé a decir, ya listo para interpretar el papel que me tocaba. -Pero me temo que la cosecha ya ha pasado. Aun así no hay que perder la esperanza. Puede que en la siguiente tengas suerte. Oh vaya. ¿Donde están mis modales? Dejad que me presente como es debido-  Retrocedí un par de pasos y luego hice una ligera reverencia -Soy Valek Kel de Rocavarancolia, y he venido por negocios-

Tras el saludo saqué de un bolsillo lo que vendrían a ser los restos de una punta de flecha, el resto de la misma había sido calcinado en un experimento fallido. La hice levitar delante de mi y, valiéndome de un hechizo de moldeo le fui dando la forma de una gota. Por último la hice brillar de forma algo tenue y anclé el hechizo para que lo hiciera de forma indefinida.
Terminada, y aun levitando hice que se moviera hacia la chica, para quedarse flotando justo delante. -Puedes quedártela. Puede que te traiga suerte- 
Bueno se acabo lo de lucirse. A lo que hemos venido. 
-Acerca de mi visita. Estoy aquí buscando metales, y creo que Ío puede tener justo lo que necesito. Si alguien me pudiera guiar o indicarme el camino lo agradecería-

16 Re: Irraria el 18/11/13, 02:43 am

Yber


GM
Tap observó la escena con diversión, ligeramente sorprendido también al escuchar el nuevo nombre de Pablo. <<Siempre lo olvido>>. Pero tanto daba, el vampiro no podía escuchar sus pensamientos. <<Lo seguiré llamando Pablo, a ver que tal le sienta cuando pueda oírme>>. Y con la puya en mente, decidió contribuir al pobre intento de Pablo de fascinarles. Dejó caer con suavidad la mochila a los pies del vampiro y se metió dentro de su libreta, que salió del saco agitando las pastas como si fueran las alas de una mariposa. Dio un par de volteretas en el aire con cuidado de no marearse y revoloteó alrededor del hombre mayor. Claramente, el viejo debía saber más que la joven y eso era justo lo que Tap necesitaba de aquellos irrenses.

17 Re: Irraria el 18/11/13, 03:17 am

Giniroryu


GM
Reira compuso una expresión de decepción a pesar de que ya sabía de sobra que el tiempo de cosecha había pasado. Pero no le duró mucho cuando Valek le regaló la piedra brillante.
—¿De verdad me la puedo quedar? ¡Gracias! Mis colegas de Ío van a flipar. Seguro que el año que viene nos vemos en la ciudad —afirmó sonriente.
La chica no cabía en sí de alegría y no quitaba los ojos de encima a la piedra.
—¿Eso no eran los restos de un arma primitiva? En los videojuegos se ven cosas parecidas… —dijo el hombre más joven un tanto pensativo.
—Juegas demasiado, Sermin —rió levemente el otro irrense. Fue entonces cuando Tap comenzó a revolotear a su alrededor y observó los movimientos del cuaderno atentamente—. Eso sí que es una reliquia, mira, un soporte físico para escritura.
—Impresionante —confirmó el otro mientras contemplaba las distintas piruetas que ejecutaba el poltergeist.
—Si me acompaña, señor Valek Kel, será un honor conducirle hasta el acceso a Ío más cercano. Reira, Sermin, vosotros volved al trabajo. Sé que la visita de un rocavarancolés es algo excepcional, pero el cultivo no se va a controlar solo.

El irrense echó a andar asegurándose de que el vampiro lo siguiera. Mientras se alejaban todavía se podía oír en la distancia la conversación entre los más jóvenes.
—Vaaaale, ¡de todas formas yo ya tengo este increíble amuleto mágico!
—Bah, si fuera muy valioso no creo que te lo hubiese dado a ti.
—Lo que te pasa, Sermin, es que estás celoso porque tú ya eres demasiado viejo como para poder ser un elegido —se burló Reira.
—¿A quién llamas viejo, insolente? Ya verás cuando…

—Si utiliza este ascensor saldrá cerca del centro de la ciudad. Pida indicaciones a cualquier transeúnte, le sabrá indicar el paradero de un establecimiento que le pueda proveer de lo que necesita.

18 Re: Irraria el 18/11/13, 01:47 pm

Poblo

avatar
No pude evitar sonreír al ver la cara de felicidad de la chica. Podía ser todo una farsa pero aun así hacer feliz a la gente, aunque fuera una felicidad engañosa, sentaba bien.

Dejé que Tap hiciera su numerito también, y luego acompañé al más mayor hasta un elevador, y tras agradecerle su ayuda bajamos hacia la ciudad.

La sensación que me dio Ío al ver el interior por primera vez fue la de estar dentro de un hormiguero gigante, aunque uno cubierto de metal, tecnológicamente avanzado y con gente. Los transeúntes de la zona por su parte no tardaron mucho en reparar en mi presencia, en la de Tap más bien, y comenzaron a acercarse o a teclear en sus ordenadores.
No costó nada averiguar a donde debíamos ir, ya que todos los irrenses estaban encantados de ayudar. Lo que más me molestaba, sin embargo, era que llamábamos mucho la atención, por no hablar de todos los que estén aun por llegar, avisados por los que ya me habían visto.
También vigilé a Tap por si se le ocurría hacer alguna travesura pero, sorprendentemente, supo portarse en todo momento.

Finalmente encontramos a un proveedor y me acerqué despacio, dejando que Tap se adelantara e hiciera el numerito. “Veamos que conseguimos”  -Saludos. Soy Valek Kel de Rocavarancolia y he venido hasta aquí para verle- Nunca estaba de más hacer que tu interlocutor se sintiera importante.

19 Re: Irraria el 18/11/13, 05:44 pm

Giniroryu

avatar
GM
Los irrenses que iban camino al trabajo o a sus casas no disimulaban en absoluto las miradas que le dirigían al vampiro. La mayoría sentía una curiosidad imposible de evitar, pero casi no había irrenses jóvenes a aquellas horas puesto que era casi la hora de cenar en los colegios y los habitantes de Ío solían tener bastante prisa siempre, por lo que la atención que concentró Pablo a su alrededor fue menor de lo que podría haber sido en otras circunstancias.

Remiro alzó la vista para anunciar que estaban a punto de cerrar cuando se fijó en quién era su cliente.
—¡Ah…! ¿Usted es… ? —inquirió el dependiente con el ceño ligeramente fruncido.
La presentación del rocavarancolés se lo confirmó. Remiro no sabía muy bien que pensar, hasta hace escasas semanas estaba convencido de que aquellos cuentos sobre magia no eran más que eso, cuentos para niños. Pero él había podido ver con sus propios ojos al cosechador y sus prodigios la noche de la cosecha, ya que había acompañado a su más que entusiasmado hijo pequeño a la fiesta. Y precisamente eso era lo que le preocupaba. El año que viene el pequeño Marem alcanzaría la edad adecuada para poder ser un elegido y Remiro todavía no estaba convencido del todo respecto a Rocavarancolia. ¿Y si nunca volvía a ver a su hijo?

—¿Para verme a mí? ¿Qué asuntos puede tener la ciudad de los prodigios y los milagros conmigo? —dijo sin embargo.

20 Re: Irraria el 18/11/13, 06:15 pm

Yber

avatar
GM
Tap no se sorprendía de que los irrenses acudieran, eran miel para esos gigantes insulsos. Sin embargo, la falta de sorpresa no le hacía sentir menos incómodo rodeado de ellos. Los gigantes de la sede eran más peligrosos, pero los conocía. Estos eran menos dañinos, pero estaban protegidos por las estúpidas leyes de la ciudad. Cualquiera podría intentar robarle o algo y Tap se vería relativamente indefenso ante la prohibición de herirles en público-y en masa-. La tontería de mantener la farsa en Irraria le ofuscaba.

Contenido como estaba, acabó resignándose y colaboró un poco más con el gigante. Sacó la libreta y fue revoloteando entre la gente. De vez en cuando arrancaba una hoja, pintaba una gran cara en ella y se la ofrecía a irrenses al azar. Firmó con su nombre en las esquinas de todas y cada una de ellas, a pesar de saber que nadie lo entendería. La razón tras todo esto era muy sencilla: la cara sonriente que pintaba era irónica y lo que en el fondo venía a significar es que se metieran los papeles por el culo y se fueran. El autógrafo era para que supieran quién les mandó a la mierda.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

21 Re: Irraria el 18/11/13, 06:31 pm

Poblo

avatar
Cuando frunció el ceño supe que no había salido como esperaba. “De todos los irrenses adoradores de Racavarancolia... y va y me toca su Wintel” No es que hubiera dicho nada claro, pero la falta de entusiasmo hablaba por si sola. Desactivé el amuleto un segundo y miré a la libreta, que parecía entretenida haciendo algo que preferí no saber lo que era.
-Cambio de planes. Nos ha tocado un desconfiado, acepto sugerencias pero nada ilegal por favor-
Volví a encender el amuleto y me dirigía al irrense, mientras esperaba que Tap cambiara su comportamiento y que la conversación de antes pareciera un hechizo, o algo. Si se ponía a escribir a mi lado mejor que mejor, así parecería un negocio decente y no un intento de robo descarado.

-Sus productos. He oído de la calidad de los metales de este lugar, y estaría interesado en varios-
A partir de ahí le fui indicando cuales buscaba y las cantidades, incluyendo tanto lo que necesitaba Tap como mi propia parte, ambas como si fueran para mí por supuesto. Ahora quedaba averiguar si nos los daría o si pondría un precio. Si ocurría lo segundo tenía un par de ideas, y también tendría que leer las de Tap, si las escribía.

22 Re: Irraria el 18/11/13, 07:34 pm

Yber

avatar
GM
Las palabras de Pablo enervaron al poltergeist. <<Lo que me faltaba>>. Su cupo de ser buena persona ya había rebasado minutos atrás y Tap estaba empezando a malhumorarse seriamente. <<Teníamos que acudir al metalero que duda. Manda flores>>. Sacó una hoja nueva y comenzó a escribir con trazos fuertes a la altura de la cara del vampiro:

"Miéntele. Pregúntale por su familia. Seguro que tiene hijos y primos y como sea que llaméis a los hijos de vuestros hijos. Dile que eres un miembro del consejo y que podrías asegurarle a su hijo una vida cómoda y llena de privilegios. Si no funciona sugiere sutilmente que sabes leer la mente y enseña los colmillos. Mandan cojones, los follacardos estos". Al final de la ultima frase dibujó otra cara sonriente y fingio que firmaba. La firma rezaba: "Utiliza esto como excusa". Y el papel en el que estaba escrito todo eso voló hasta las manos del metalero.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

23 Re: Irraria el 18/11/13, 07:52 pm

Giniroryu

avatar
GM
Remiro observó con curiosidad sucintamente reflejada en su mirada todos los movimientos de Tap. No se podía negar que aquello era obra de la magia e inmediatamente pensó en lo emocionado que estaría su hijo cuando se lo contase… o si lo viese en ese mismo momento.
—Necesita metales… ¿Qué requiere concretamente?
El dependiente realizó un cálculo mental de lo que le estaba pidiendo y cuánto le costaría entregarlo sin más. La suma total era considerable, por lo que el irrense volvió a fruncir el ceño mientras pensaba.
—La mercancía que solicita tiene un valor un tanto elevado, pero… Le propongo un trato. Voy a llamar a mi hijo mediante videollamada. A él le hace mucha ilusión todo este asunto de la vuelta de Rocavarancolia. Si habla con él durante unos minutos y le enseña algunos trucos de magia le daré casi todo lo que necesita y le indicaré donde puede conseguir el resto
.

24 Re: Irraria el 18/11/13, 08:25 pm

Poblo

avatar
Mientras terminaba de escuchar la contraoferta del irrense, tuve entre otras cosas que reprimir las ganas de llevarme las manos a la cabeza tras leer lo que el repoblador estaba escribiendo. Por si fuera poco luego lanzó uno de esos papelitos hacia el propio comerciante. “Luego dice que yo soy el estúpido” 
Agarré la hoja al vuelo, impidiendo que llegara a su destino y haciendo ver que en realidad era para mí. Habría lanzado una mirada asesina al poltergeist, pero no era ni el momento ni el lugar. En vez de eso cambié a rocavarancoles una vez más. -Pensándolo mejor creo que me ocuparé yo del problema, porque así solo lo vas a empeorar-

Como me temía, el valor de lo que pedía era elevado, pero por suerte lo que me pedía a cambio no era para nada complicado. -Me parece una idea excelente. Con mucho gusto hablaré con él-

25 Re: Irraria el 18/11/13, 08:52 pm

Giniroryu

avatar
GM
—Bien, un momento, ahora le llamo…
El dependiente trasteó con su ordenador holográfico hasta llegar a la agenda de contactos. Pulsó encima de la fotografía de su hijo quien tardó unos instantes en descolgar la videollamada y un niño de unos ocho años apareció en la pantalla. Tras él se podía ver un comedor y se escuchaban las voces de fondo de cientos de jóvenes irrenses, además del sonido de los cubiertos y los platos.
—Papá, ¿no te acuerdas qué es la hora de cenar? —respondió el niño al otro lado con la boca llena justo antes de tragar—. En el colegio siempre dicen que les digamos a nuestros padres que no llamen a estas horas…
—¡Hola, Marem! Sí, lo sé, pero es importante… Seguro que en el colegio no te ponen pegas cuándo lo cuentes —el tono de voz de Remiro se había tornado mucho más amable cuando hablaba con su hijo que cuando se había dirigido a Pablo—. Mira quién ha venido a ver a papá, te vas a sorprender.
El irrense dirigó la cámara de su ordenador hacia el vampiro y le hizo un gesto con la cabeza para que se pusiese frente a la pantalla.
—¿Quién es…? ¡WOOOOO! ¿Eres de Rocavarancolia? ¿Sí, verdad?
El niño ya había visto la libreta que era Tap revoloteando por ahí y sus ojos marrones brillaban con evidente emoción.
—¡Lerina, Merror! ¡Tenéis que ver esto! ¡Hay un rocavarancolés en la tienda de mi padre!
Marem se había girado unos instantes para llamar a sus amigos antes de volver a mirar hacia su pantalla donde aparecía Pablo en primer plano.
—¿Harás magia? —preguntó una niña que aparentaba la misma edad que el hijo del dependiente haciéndose un hueco para dejarse ver ante la cámara.

26 Re: Irraria el 19/11/13, 12:04 am

Poblo

avatar
Mientras el dependiente estaba ocupado realizando la llamada volví a desactivar el colgante para hablar con Tap. -Tengo una idea, pero necesitaré bastante magia, cuando veas que lanzo  algún hechizo haz la transferencia.-

Volví a encender el colgante a tiempo para el inicio de la llamada. Me aseguré de recordar el nombre del hijo, así como el de cualquiera que se mencionara de ahora en adelante. No causaría el mismo impacto si empezaba a preguntar cosas.

-Saludos Marem. Soy Valek Kel, y efectivamente vengo de Rocavarancolia- Paré un segundo al ver que se giraba a llamar a algún compañero mientras memorizaba los nombres una vez más. -Saludos a ti también Lerina. y sí, para eso estoy aquí. Esperemos un segundo a que vuestro compañero Merror se nos una-

Aprovechando esa espera le pedí al dependiente un pedazo de metal. -No importa su calidad. Cualquier trozo de chatarra servirá, solo tiene que ser metálico-
El irrense aceptó, y tuve un fragmento oxidado en mis manos justo a tiempo para ver aparecer al niño que faltaba por la pantalla. Tras saludarle por su nombre a él también les mostré el trozo.
-He aquí un vulgar pedazo de metal oxidado. Decidme, ¿Os parece bonito?- Como esperaba los tres niños negaron con la cabeza. -Eso es porque le falta un ingrediente: magia. Pues lo mejor de la magia es que puede transformar las cosas más feas en verdaderas bellezas- “Lástima que también sirva para hacerlo al revés”
Había llegado el momento. Tras tomar aire inicié el hechizo, haciendo levitar el metal. En cuanto sentí que Tap había añadido su magia pasé a utilizar el de moldeo, y así comenzó el espectáculo.

Ya que eran tres los niños, lo primero que hice fue separar el metal en tres partes, y una vez tuve las tres en posición comenzó lo más difícil.
Mantener a flote todos los trozos a la vez que los iba moldeando requería un montón de concentración, por lo que me vi obligado a ralentizar el proceso, o corría el riesgo de perder el control. Esos tres trozos fueron divididos a su vez en otros tres, a los que les di forma de aros, siendo nueve en total. Por último los junté en tres grupos de tres y, tras una ligera pausa, cada grupo se fusionó para formar una esfera de tres anillos. Las mantuve a flote, mientras seguía elaborando unos últimos hechizos que, aparentemente no hicieron nada al terminarlos, ya que los había preparado para que se activaran simultáneamente ante un sonido concreto.

-Hace un tiempo escuche una historia de lo más interesante. Narraba que, en algún lugar muy lejano, existía un pueblo cuya gente creía que el color de sus ojos definía sus vidas. También puede haber objetos mágicos cuyas propiedades varían según su color.- Mientras hablaba había hecho que las esferas comenzaran a girar describiendo círculos, e irían frenando poco a poco para quedarse quietas en cuanto acabara mi historia. 

-¿Podríamos entonces suponer que si alguien tuviera uno de estos objetos, y que este fuera del mismo color que sus ojos, se pudiera crear un vínculo mágico entre el objeto y su dueño?- En el momento en el que terminé de hablar las tres esferas se detuvieron completamente, y chasqueé los dedos. Ese era el sonido para activar los últimos hechizos.

Al sonido del chasquido tres luces brillantes prendieron en el interior de las esferas, cada una coincidiendo con el color de ojos de uno de los tres niños, siendo así una marrón claro, otra marrón oscuro y la última dorada.
-¿Quién sabe? Pero no me podéis negar que los colores siguen siendo una forma magnífica para diferenciar tres objetos iguales, pues las tres esferas que veis aquí son vuestras, una para cada uno. Me encantaría entregároslas en persona, pero me temo que no me va a ser posible. Por ello Marem, se las daré a tu padre. Él te las dará a ti, y seras tú quien le de a tus compañeros las suyas-

Tras el espectáculo de magia prometido y las correspondientes despedidas, la videollamada llegó a su fin, y tras ello finalicé el hechizo de levitación para luego tenderle las esferas al dependiente.

27 Re: Irraria el 19/11/13, 03:05 am

Giniroryu

avatar
GM
Otro niño, ligeramente más bajito que los otros dos, se acercó rápidamente a la videollamada al escuchar al rocavarancolés decir su nombre. Los tres niños observaron atentamente los movimientos de Valek Kel con los ojos bien abiertos y prestaron igual atención a sus palabras.

Los tres intercambiaron exclamaciones y miradas de asombro ante el moldeado que realizó el vampiro con el trozo de metal. Lerina aplaudía entusiasmada y los dos niños pegaban saltitos mientras hablaban el uno con el otro de forma atropellada.
—¿Has visto eso, lo has visto? ¡Mi padre nos los traerá mañana!
—¡El año que viene nosotros también iremos a Rocavarancolia y podremos hacer eso!
—¡Sí, como Ippon! Yo le vi una vez, estaba en quinto curso.
—Yo sí que lo he visto, era amigo de la amiga de un amigo de mi hermana —afirmó muy orgullosa Lerina.
—¿Ah sí? Pues yo me crucé con Archime un día…
—Te lo estás inventando, me dijeron que nunca salía de su casa.
—No, pero cuando todavía estaba aquí.
—Pues… ¡pues yo tengo familiares en Resqiria así que pude ver al chico que cosecharon allí!
—Eso sí que te lo estás inventando, dicen que vivía en el campo así que no creo que lo vieras en Resqiria…
—Gracias, señor Valek Kel —se despidió la niña alegremente mientras los otros dos seguían discutiendo quién había visto más veces a los elegidos de la noche de la cosecha.

Cuando la videollamada se interrumió, Remiro sonreía. Recogió las esferas que le tendió Valek y las guardó bajo el mostrador.
—Se lo agradezco, ha hecho muy feliz a Merem. Aunque… ¿cree que el año que viene lo cosecharán? —su expresión se tornó preocupada un instante—. Bah, déjelo —añadió enseguida negando con la cabeza—. Aquí tiene lo que prometí.
El dependiente se había dedicado a reunir los metales que le iba a ofrecer al rocavarancolés a cambio de su espectáculo mientras duró la videollamada y los introdujo en una pequeña caja metálica con asa para dárselos al vampiro.
—No le puedo dar más o me arruinaré, sin embargo si se dirige hacia…
Remiro le proporcionó indicaciones sobre otro proveedor que comerciaba unas galerías más allá y se despidió mientras sus manos jugueteaban con el artilugio mágico que le había dado para Merem.

28 Re: Irraria el 19/11/13, 03:53 am

Yber

avatar
GM
Cuando el metalero entregó los materiales a Pablo, la actitud de la libreta cambió por completo. Se cerró de golpe frente a la cara de uno de los irrenses, escupiéndole una bocanada de aire con olor a tinta y hojas viejas, y se lanzó en picado hasta la mochila. Siguieron las indicaciones del hombre y no tardaron demasiado en conseguir el resto de materiales.

Antes de salir de la ciudad, Tap convenció al vampiro de que le ayudara a buscar una "peluchería" antes de irse. Desde que su conejo había sido chamuscado por RR, Tap no había vuelto a meterse en nada con extremidades y hasta que su cuerpo estuviera listo, le valdrían. Además así hacía más sencillo que Pablo no asociara su trabajo con la creación de un cuerpo en condiciones. Como era de esperar, los irrenses no dieron muchos problemas y el poltergeist volvió al bosque nevado con la mochila más cargada de la cuenta, eso sí, le había quedado claro que la especie prefería otro tipo de juguetes. A todas sus pertenencias se había sumado un peluche de tarántula que hacía sonidos raros si la apretaban, otro de un pajarillo blanco y lo que Tap decidió llamar "muñeco de gigante pequeño articulado y con lianas bajo la carcasa"; se trataba de un robot de juguete, las lianas eran los cables.

El resto del camino hasta el portal lo hizo sumido en un silencio escrito, fruto de lo imposible que era sacar la libreta de la mochila de lo petada que estaba.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

29 Re: Irraria el 22/11/13, 09:19 pm

Poblo

avatar
Tras recibir lo que nos había prometido nos marchamos, aunque tampoco quedaba otra ya que la rápida retirada de la libreta no dejaba espacio para otra cosa. 
Aun nos faltaba parte, pero gracias a las indicaciones del dependiente no tardamos en conseguir los materiales que quedaban.

Tuve que armarme de paciencia para no mandar a Tap a tomar viento más de una vez, y al final acabe por ceder a lo de conseguirle un peluche, aunque ese “uno” acabó por convertirse en “un montón” ya que por supuesto no podía conformarse solo con uno. Por suerte no llevó demasiado tiempo, y pronto salimos rumbo al portal.

Ahora que tenía metales en condiciones podría fabricar muchos de los proyectos que había dejado parados, y como regalo de despedida había dejado un par de runas explosivas dentro de la caja metálica en la que iban los metales. Ya las disfrutaría en la sede, porque la guerra que teníamos no había acabado ni de lejos.


Sigue en la Sede de los Taumaturgos.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 13.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.