Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» El Cuchitril
por Yber Ayer a las 06:28 pm

» Torreón Sendar
por Lathspell Ayer a las 05:38 pm

» Pozos
por Lupin 16/01/20, 11:09 pm

» Libo
por Evanna 12/01/20, 09:24 pm

» La Boutique de dama Isis
por Nihil 10/01/20, 12:52 am

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40961 mensajes en 773 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » La Tierra

La Tierra

Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 13, 14, 15

Ir abajo  Mensaje [Página 15 de 15.]

1La Tierra - Página 15 Empty La Tierra el 23/07/13, 05:12 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

La Tierra

Portal situado en Centroeuropa, en la cara norte de los Alpes. El portal solo se abre durante la época de cosecha y después vuelve a cerrarse por precaución.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 21/10/13, 05:36 pm, editado 1 vez


169La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 04/04/19, 04:52 pm

Leonart


–¡Naomasa! ¡Me muero de la risa!–
–¡Qué idea más ridículamente divertida!–
–Pues así puestos me gusta como quedan…–
–¿Verdad? Los anillos son todo monos.–
–No sé si llevar la heráldica encima de nosotras a todas partes es lo más inteligente.–
–Ay, ven aquí Nobuna, la pequeña cascarrabias siempre.–
–Shhh solo está estresada porque Sanada le bajó la media ayer. Le vi suplicándole después de clase.–
–¡Nara, yo te mato! ¡Ven aquí!–


Las risas del grupo juvenil se podían oír en todo el sector, por ello, acabaron pasando a un cuarto privado dentro del club. La música se oia detrás de las paredes pero no había que gritar para ser oído.
Las bebidas corrían libertinamente. Varias botellas vacías de vodka, cerveza y sale posaban vacías sobre la mesa.
Dos cigarros y una hookah encendidos y varias conversaciones simultáneas hacían difícil seguir todo lo que se decía, pero siempre había sido así con aquel grupo de chicas. Así habían pasado incontables noches de fiesta cómo está, tan solo que en aquella ocasión el tema era Halloween e iban las cinco disfrazadas. Cuatro de los hermanos Dalton y una quinta de Lucky Luke.

–De todas maneras, creo que Nobunita tiene razón. Chicas, llevarlas solo a nuestras quedadas por si acaso, como pruebas de nuestra Amistad.–dijo la que iba disfrazada de vaquero, de apellido Naomasa.
Hubo un cierto acuerdo verbal con gruñidos y encogidas de hombros.
–Eso es mucho más precavido y conmovedor, bien dicho, Shinobu.– Comento la más alta de las seis, disfrazada de Dalton.
–Además, a algunas de nosotras no nos convendría que nos vieran relacionadas con alguien de clases del este. Sin ofender, eh.–
–Lo entendemos, Moritada. Yo no querría tener a tu abuela en mi familia tampoco.–

La que habían llamado Nobuna se levantó con un puchero y se acercó a la hookah, actualmente sin dueña. A través del vao de las cristaleras que había por ventana podían ver la vida noctura de Osaka , con tanta luz que uno necesitaba mirar al cielo regularmente para recordarse que el sol se ha puesto.

A medida que latas de abrían, los ceniceros de llenaban y las botellas se descorchaban, las chicas comenzaron a desvariar un poco más y dos de ellas se separaron y comenzaron a compartir la Hookah por su cuenta mientras hablaban en voz baja. Una ocurrencia un tanto común ya que ninguna de las otras tres pareció importarle.

Se tocaban las manos y fumaban lentamente, compitiendo entre ellas para hacer formas con el humo, con la intención de hacer a la otra reír. Cuando Nobuna fue derrotada ampliamente, su humor amargo mejoró al golpe de carcajadas que trajeron lágrimas a sus ojos.
–¿Ves? Mucho mejor así. No te preocupes, Sanada es un gilipollas, y he oído que siempre gradúa a las chicas más duramente.– dijo la mujer alta a la bajita.
–Carcamal machista… cuándo sea un anciano y le estemos pagando las pensiones voy a acordarme mucho de él, el muy cabron…– Musitó enojada la otra.

–Eh, eh… mírame.– Le respondió enseguida. –No te estreses, ¿Qué le vas a hacer, mujer? Céntrate en la fiesta ahora, y no te preocupes por las notas, al menos no esta noche.– Siguió hablando, tirando de la chica más pequeña hacia su pecho hasta entrar en un punto de contacto físico un tanto indebido. No que le importase a alguien dentro de la sala.
–Mírame, Nobu.– Siguio, cogiéndola suavemente de la cara y obligándola a mantener contacto visual.

La otra se dejó hacer, y con algo de comedimiento le hizo caso. Pronto un sonrojo decoró sus mejillas. Un sonrojo que tan solo se hizo peor cuando la otra habló de nuevo.
–Te quiero, Nobuna.–
Se hizo de rogar pero la mujer pequeña acabó por responder.
–...y yo a ti, Reina.–

Entre nubes de humo con olor a sandía, las dos chicas intercambiaron un beso corto pero lleno de significado.

Aunque hubieran decidido besarse durante más tiempo habrían descubierto un final abrupto para sus afectos, pues en cuestión de segundos entraría a la sala sin cerrar la puerta detrás de si Shinobu Naomasa, quién muchas veces se las daba de líder.
–Chicas, acaban de abrir la pista de baile.–
El sonido apagado entró claramente en el cuarto con ella. Era Thriller de Michael Jackson y las ebrias jóvenes no necesitaban más convencimiento para dejar el cuarto atrás.

Nobuna y Reina salieron del cuarto de la mano, pero el vínculo de rompió al poco por la segunda.
–Ah, me acabo de acordar que tengo que ir al baño… He bebido demasiado... bueh…–
–Te puedo acompañar si quieres…” respondió algo comedida la bajita.
–Eres un cielo, pero no hace falta. Ve con las otras y enseguida, vuelvo, ¿De acuerdo?–
La rubia asintió lentamente y Reina le dedicó una sonrisa para después dar media vuelta e ir al fondo del pasillo, hacia el baño.

Justo al entrar le vibró la falda. Era su móvil, se estaba quedando sin batería. Empujando la puerta del aseo, apagó el aparato y lo empujó, junto a sus numerosos talismanes y colgantes de vuelta al bolsillo. Seria un problema quedarse sin batería y no poder volver a casa.

A medida que se adentraba en el cuarto, lo hacía distraída. La batería del móvil le recordó la de los airpods y fue a su otro bolsillo para comprobarla. Aún se estaban cargando, por suerte, pero la caja aún tenía bastante reserva así que no se preocupó en absoluto por ellos al final.

El baño era lujoso con cañerías decoradas con filigranas de oro, pilas de mármol, toallero de caoba con mil productos de limpieza e higiene gratis para los clientes. El club era, después de todo, para élites.
Se adentro en uno de los baños cerrados y se alivio. Al cabo de un par de minutos salió un tanto distraída y se dirigió a la pila. Abriendo el grifo, comenzó a lavarse las manos y, para cuando se miró en el espejo, vio una sombra de alguien desconocido en una esquina del baño.
Se giró de súbito y al instante se tensó, sus manos mojadas pero su mirada llena de agudeza.
Aquella persona no era otra cliente. Quién quiera que fuera, le había estado esperando. Y ahora que estaba sola, tan solo podía dejar la imaginación volar.
No hace falta que te presentes, no me importa ¿Qué quieres de mí?– Preguntó Reina con un tono frío.
La Tierra - Página 15 Tumblr_inline_ppfywhih8z1w9xhic_1280



Última edición por Leonart el 04/04/19, 05:42 pm, editado 1 vez

170La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 04/04/19, 05:08 pm

Giniroryu


GM
—Bueno, aún así creo que debería presentarme. Es cierto que he venido a buscarte, pero no quiero hacerte ningún daño.
Las ruedas del pequeño robot similar a Wall-e sonaron en ese momento y artefacto demiúrgico comenzó a moverse alrededor de Reina moviendo sus ojos mecánicos con curiosidad de un lado a otro. El ave de madera y tela se posó en el hombro de Akeyo. Ambas criaturas demiúrgicas empezaría a emitir un leve humo verde que olía a incienso.
>>Soy Akeyo Kau, Custodia de Altabajatorre, miembro del Consejo Real, y estoy aquí para proponerte que me acompañes a un lugar donde podrás desarrollar todo tu potencial sin paliativos. Este no es tu sitio, igual que no lo era el mío en su momento.
La demiurga hizo un pequeño gesto y las manos de Reina se secaron al instante. A continuación otra de sus creaciones asomo por debajo de su falda: el roedor, y se subió al lavabo cerca de Reina.

171La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 04/04/19, 06:22 pm

Leonart


Reina

La nipona guardaria la compostura ante todo. Abriendo y cerrando sus palmas, podia comprobar la sensación ya seca de estas con una sorpresa que no se manifestó en los caracteres faciales de la chica. Sus experiencias le llevaban a pensar que algo así de raro podría llegar a existir, sin embargo, la situación presente era cuanto menos siniestra. Una extraña la acorrala en el cuarto de baño de un club privado para hablarle de destinos, de titulos reales. Debido a que la otra persona habia decidido mostrar cierto respeto y hasta se introdujo, también lo hizo la chica.
-Yo soy Tomoe Rena.-mencionó, con una pequeña reverencia que tardó menos de un segundo en desaparecer.
Lo molesto de la situación, además de ello, era que las criaturas animadas que presentaba no le dejaban respirar a Reina. Muy discretamente, fue a pellizcarse la nariz.
Señora Kau... Ese es su apellido, ¿no es así?— comenzó a responderle. —No se que, o quien te manda por mi, ya que hemos establecido que yo soy un objetivo, debe de haber una orden o una serie de superiores que te han movido a, ¿convencerme? No se, todavia no estoy segura si me estas secuestrando o intentando convencer.
El humo verde era verdaderamente molesto. Necesitaba aire limpio después de haber estado encerrada en un cuarto con cuatro fumadoras empedernidas, no más humos y mucho menos estos de un desconocido.
-El tipo de truco que has usado, admitiré, es interesante cuanto menos, pero no tengo manera de saber cuales son tus intenciones. O las de ese consejo real que has mencionado. No hay realeza que mande sobre mi, salvo una. Y se que ellos no te han mandado.-
Las extrañas criaturas hechas de partes le llamaron la atención unos segundos. Suspicaces ojos analizaron los materiales y posibles mecanismos que estos escondian, pero cuanto más lo pensaba más preguntas le originaba, no menos.
Así que me gustaria una explicación con menos pompa...—tosió suavemente y se llevó la mano a la boca para toser una vez más.—... y más sentido.
El maldito humo le estaba mareando.

172La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 04/04/19, 07:31 pm

Giniroryu


GM
Akeyo mantuvo una expresión neutra pero que inspiraba tranquilidad.
—Kau es mi apellido, sí. Encantada, señorita Tomoe. No, no te voy a secuestrar. No podría hacerlo aunque quisiera: no puedo mentirte ni puedo llevarte por la fuerza, sin tu consentimiento. —La Picadura de Morfeo aumentó su potencia en ese momento, buscando el efecto deseado—. Muy bien, ya que te interesan las explicaciones directas te lo mostraré.

La demiurga conjuró una ilusión de aspecto holográfico en la que se podía ver el castillo de la ciudad con la Luna Roja sobre él.
>>Este es el Castillo de Rocavarancolia, el lugar de donde vengo. No se trata de ninguna realeza terrestre, por supuesto. Rocavarancolia está en otro mundo. Uno lleno de posibilidades para ti. Yo también vivía en la Tierra hace muchos años, hasta que una persona vino a buscarme y me convertí en lo que soy ahora.
Akeyo levitó levemente sobre el suelo y se movió de un lado a otro como si pensase en qué decir a continuación. Tan solo ganaba tiempo para que la Picadura hiciese mayor efecto.
>>¿No querrías conseguir tú también este poder? Tan solo unos pocos elegidos pueden. Poseedores en su interior del potencial necesario para transformarse en aquello que llevan dentro. No hablo de algo abstracto, si no de auténtica genética. Si te quedas aquí serás infeliz para siempre al no poder desarrollarte. La magia y los milagros solo están al alcance de personas como tú y como yo.

173La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 05/04/19, 02:57 am

PePo


Un leve tintineo de la bombilla asumió en la más absoluta de las oscuridades la zona de la calle donde reinaba la farola, lo que tuvo de absoluta lo tuvo de fugaz. Este pequeño movimiento de luz le hizo posar la vista sobre el cristal de la ventana, obligándole a retirarla por un segundo del libro.

Desde que tuvo potestad para elegir, Toni prefería, a esas horas, la compañía de un libro a la misma charla repetida de su padre: ancestros imperiales, bastardos, fortunas pérdidas y familiares lejanos que hacían honorables los mil apellidos que pesaban en él como losas. Había aprendido a disfrutar de aquellos libros en secreto, pequeñas burbujas de paz que abrazaba con ansias cada vez que caía la noche.

"Todo esto te daré si postrándote ante mí me adoras".
Había leído la misma frase tantas veces que era capaz de recitarla al revés. Pero en esa ocasión había algo especial en el uso de la frase, la forma en que aquella escritora la había girado, truncado y machacado, moldeando su significado, producía en Toni una sensación de dolor que no supo explicar.
Cerró los ojos instintivamente.

Al abrirlos de nuevo, sobre la silla que se enfrentaba a su cama, una mujer alta de piel oscura, cabello negros y ojos marrones lo observaba con una mezcla de ternura y lo que parecía ser un apetito voraz.

—Hola Toni, soy Akeyo Kau— Unas rastas recogidas en una coleta corta  se caían en cascada por el lateral del vestido amarillo.

—¿Aquello qué?— Con la impresión de la aparición, Toni observó la puerta cerrada de su cuarto— ¡Mamá hay una negra en mi cuarto!

174La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 05/04/19, 11:39 am

LEC

LEC
Amira se miro en el espejo una vez hubo terminado de preparase y sonrió con orgullo. Había mejorado mucho desde que había empezado con el cosplay y se notaba en su última creación. Cogió el móvil y se sacó un par de fotos que subió a sus redes sociales antes de guardar todo en el bolso y salir de casa. Tenía tiempo de sobra para llegar a coger el metro que le dejaría en la plaza donde había quedado con sus amigas, y se dirigió a la estación tranquilamente, viendo los disfraces de la gente que pasaba por la calle. De vez en cuando sacaba el móvil y miraba sus redes sociales, dando me gusta a alguna foto en Instagram o haciendo algún retweet antes de volver a guardarlo. Fue en una de esas veces de guardar el teléfono en el bolso que se dio cuenta que se le había olvidado coger la cartera .

Me cago en todo. ¡¿Cómo puedo ser tan imbécil!? —masculló. No le importaba tanto no llevar dinero; estaba segura de que alguna de sus amigas se lo prestaría y podría devolvérselo en cuanto volviera a verla, pero olvidarse la documentación era bastante peor. Gruñó y miró la hora. Si se daba prisa e iba y volvía corriendo, el metro pasaba tarde y ocurría un milagro, a lo mejor llegaba a tiempo.

Echó a correr hacia su casa, atajando por algunos callejones que conocía bien para llegar cuanto antes. No le quedaba mucho para llegar cuando vio un patito de madera en el suelo que llamó su atención. «¿Qué hace esto aquí?», pensó mientras se agachaba para mirarlo más de cerca. La verdad es que era una monada, aunque no tenía mucho tiempo para mirar juguetes y se levantó, dispuesta a seguir su camino. No había dado ni un par de pasos cuando vio a una chica negra con un vestido amarillo a su lado.

Buenas noches. Deja que me presente: soy Akeyo Kau —aunque la francesa no se había dado cuenta, el patito se había movido hacia ella y había empezado a echar un humo verde—. He venido a buscarte.
Amira la miró de arriba abajo. No sabía por qué iba a buscarla nadie, pero su interlocutora no parecía muy amenazante, así que no le dio mucha importancia a sus palabras.

Eres especial. ¿Nunca has sentido que eras distinta, que no encajabas? —continuó. El patito de madera daba vueltas alrededor de la francesa, mientras el olor a incienso se iba intensificando.

No sé —respondió la francesa, con algo de duda en sus palabras. Sentía como se le embotaba la cabeza y todo empezaba a parecer lejano, casi como un sueño.

No perteneces a este lugar. Si vienes conmigo, podrías saber más sobre quien eres realmente —Akeyo sonrió.

Amira la miró fijamente al oírla decir eso. La elección de palabras, sumada al efecto que tenía la Picadura de Morfeo sobre ella la hizo interpretar que aquella desconocida podría saber algo sobre su familia biológica.

Iré contigo —aceptó, con esperanzas renovadas en saber más de sus orígenes. No había ya ningún atisbo de duda en sus palabras, y cuando la demiurga le extendió el contrato no tardó en firmar.


_________________________________________

On se tiendra prêt parce qu'on a la rage, le cœur et la foi

175La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 05/04/19, 05:15 pm

Leonart

Leonart
Reina

Cuando a sus oídos llegaron las palabras de la cosechadora, los ojos de Reina se afiliaron al instante. Aquello eran términos que comprendía y con los que podía trabajar.
-Bien, entonces.- comenzó a hablar. -Lo deniego. No consiento a ser llevada a tal lugar.- una pausa para gravitas. - ¿Me puedo ir ya? Me están esperando mis amigas. Les dije que tardaría poco en el baño y deben de estar preocupadas por mi.- dejó caer.

Por supuesto, la autoprotección primero. Si la Algo le daba en la nariz que había poca preocupación por tal consentimiento y de ahí que le avisase que no estaba sola. Sabía a ciencia cierta que Nobuna no salía de casa sin ir armada.
Tenía que pensar en algún plan de escape abrupto en el caso de que se desate la violencia. Y la verdad es que podría pensar mejor si la mujer esta no hubiera transformado el baño de señoras en un fumadero barato. El humo le hacía marearse.

Poco a poco, la insidiosa Picadura de Morfeo se abría paso en su sistema. En un acto de desafio, la nipona no dejó que su creciente debilidad se mostrase en su gesto.

Claro, aquel humo debía de ser algún tipo de droga, dictaminó, la consciencia fallandole. Lo de que era con consentimiento tan solo se trataba de una treta, para dejar que hiciese efecto. Se llevó la mano a la boca, se sentía liviana, flotante, casi como ese sentimiento después de haber reído durante un rato, le faltaba oxigeno.

Los ojos de la chica brillaron durante unos segundos más mientras todavía tenía el control. Quería girarse y echar a correr hacia la puerta, pero los pies le fallaron y se tuvo que agarrar al lavabo para no darse de bruces. Intentó ponerse de pie, pero su cuerpo no le respondía. La insidiosa voz en su mente le hablaba de sueños, de abandonar responsabilidades y de ser libre.

Ofertas tan dulces siendo susurradas en su oído que tan solo mantuvo el control unos instantes más.
Y… que hace a Rocavarancolia tan especial?
Ya no había suspicacia en sus ojos, tan solo una inocencia cuasi infantil.


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
La Tierra - Página 15 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

176La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 05/04/19, 05:22 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Akeyo tan solo esperó y observó. Cuando la pregunta finalmente llegó esbozó una leve sonrisa. No era triunfal, aunque la demiurga por dentro sonreía de ese modo, si no amable y cálida.
—La magia que ya has contemplado, que no es ni de lejos lo más grandioso que podrías llegar a hacer. La Luna Roja. Y sobre todo las personas que la habitan. Como yo, como tú puedes llegar a ser. Yo era una humana más en un mundo demasiado lleno de gente ordinaria. Ahora formo parte del Consejo Real de Rocavarancolia y soy dotadora de vida.
Akeyo sacó de un bolsillo una pequeña creación: un insecto hecho de metal y plástico. Cerró los ojos un breve instante y añadió un pequeño espectáculo de luz y color procedente de su mano. No era necesario para darle vida, pero cumpliría su función. El insecto echó a volar con sus alas de plástico que reflejaban los colores del arcoiris.
>>La grandeza.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
La Tierra - Página 15 WLJLnOD

177La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 05/04/19, 06:21 pm

Seth

Seth
Maila hizo una  mueca de fastidio. Sabía que sin sus hermanos la experiencia no sería la misma. Pero eran las condiciones de Akeyo y si ella decía que estarían bien sería verdad, ¿no? Maila no tenía más dudas, quería desarrollar su potencial y ver de lo que era capaz.

La hawaiana se quedó boquiabierta con el truco de la mujer, aumentando más aún sus ganas de ir. <<Tengo que aprender a hacer eso...>> Pensó ilusionada. Leyó el contrato a toda velocidad, y después otra vez.

-Me has convencido, Akeyo. Quiero ver esa ciudad de milagros y portentos-. Aseguró guiñandole un ojo divertida. La chica firmó el contrato y se sumió en la oscuridad con pinchazo doloroso, sin saber que la ciudad que vería era muy diferente a la de su imaginación.

178La Tierra - Página 15 Empty Re: La Tierra el 22/04/19, 01:44 pm

Evanna

Evanna
En respuesta a este Post de Twix

La evaki río al notar a Twix tan feliz, incluso si a ella misma le hacía bastante ilusión el sentir el cosquilleo de las mantarrayas contra su mano cuando estaban dándole de comer. No podía ver mas que borrones de aquel animal, pero el sentirlas contra su mano, lo suaves y juguetonas que aprecian estaban haciéndole reír como si volviera a ser una niña pequeña.

-Obvio que les gustamos. ¿Quién no querría estar cerca de nosotras, sea animal persona o planta? Somos encantadoras, ¿verdad Virai? – bromeó divertida cuando la emoción de la veela le superó y bufo con humor ante la escueta respeta de su tranquilo y muy vistoso compañero- ¡Oh hay también medusas y pulpos que cambian de color según el terreno! Los últimos deben andar también por aquí. Aunque no creo que anden en acuarios muy abiertos o se escaparían cada dos por tres- añadió Samika sonriendo una vez terminaron de juguetear y alimentar a las mantarrayas, es más hasta le dieron a Virai comida por si también quería hacerlo

- ¡Twix, ahora vamos a ir a una zona increíble! ¿quieres ver uno de los animales más grandes de mar de este mundo? Va a sonarte muchísimo, medio convivimos con uno un poco más hecho polvo- añadió divertida agarrando la mano de la frivy para que avanzarán habiendo oído de la guía que se dirigirían a la zona de Dice Discovery donde sabia había un gigantesco esqueleto de ballena colgando del techo que hasta Samika con su eco localización logro visualizar, así como peceras llenas de peces tropicales de vivos colores que estaba segura llamarían la atención de la Twix, con una sonrisa emocionada.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 15 de 15.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 13, 14, 15

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.