Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Cementerio

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 13.]

1 Cementerio el 03/08/11, 10:54 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Situado en una hondonada a la que accede a través de ocho rampas. En el centro se alza majestuoso el panteón real, de planta pentagonal y coronado por una cúpula negra. A su alrededor, en los cuidados jardines, se alzan tumbas y obeliscos, fuentes y estatuas. Y en este paraíso resuenan sin descanso las voces de los muertos.


61 Re: Cementerio el 02/04/13, 06:29 pm

Cain


Lil' para la guadaña sin problemas con la mano libre, pero las dagas se clavan en su carne pútrida. No sangra, no siente dolor, tan solo sigue sujetando la guadaña con fuerza, buscando arrancársela a Serokrai de las manos. Una chispa de vida se refleja en sus ojos. ''Es mi presa'' advierten ''No me la quitaréis''

62 Re: Cementerio el 02/04/13, 07:35 pm

Dal


La aparicion de un crio desnudo con la piel azulada nos desconcierta a todos, mas todavia cuando se puso a revolver en la tumba de Macack.

Atol le hace una advertencia y como eso no se retira le propina una patada que lo tira al suelo, sonrío y pienso que sera fácil, pero cuando veo que el crió se levanta como si nada comienzo a preocuparme.

<<Esa patada me habría dejado sin respiración, y probablemente tumbado en el suelo durante un rato, eso a mi, a ese crió tendría que haberle roto algún hueso y debería estar retorciéndose.>>

Veo con horror como termina de abrir la tumba y comienza a comerse el brazo de Macack todavía sin moverme. En cuanto la orden de Atol llega y Thras y Seon se ponen tras de mi desenvaino la espada y agarro bien el escudo.

-No sé qué ser.......- Un pensamiento cruzo raudo mi cabeza. <<Un ser que come carne, inmune al dolor, y con una fuerza desmedida, lo mas parecido seria un zombie, y para matar un zombie se necesita....>>, pensé recurriendo a los muchos libros y películas que había visto.- Fuego, -murmuro,- Seon, prepara algún hechizo de fuego o algo así si es que sabes alguno, o algo que pueda hacerle algo como un hechizo de impacto. Thras, tú mira alrededor, no sé si habrá mas seres como este, pero debemos prepararnos por si acaso.

En ese momento veo como Serok golpea al niño con su guadaña y como lo para con la mano.

-Eso no funcionará, Atol, prueba con fuego.- Le sugiero mientras veo impotente como combaten. <<Son increíbles, tengo que seguir entrenando para llegar a su nivel y poder proteger a los demás así como hacen ellos. Y tendré que entrenar duro me parece>>.

63 Re: Cementerio el 02/04/13, 07:48 pm

Jack


La patada surte efecto aunque no el deseado al completo ya que la criatura sale despedida, sí, pero se reincorpora como si nada y como si nada, también, me aparta de un gesto y desentierra el cadáver para luego empezar a devorarlo para mi horror. Me recompongo al escuchar y ver a Serok actuar, cuyos ataques no hacen nada al ser y este, incluso, detiene una de sus armas con una mano para luego intentar quitársela. <<Fuerza inesperada, no siente dolor, no sangra... Y esa determinación férrea a devorar el cuerpo... ¡Diablo!>>

De nuevo oigo la voz de Serok mencionando la magia... <<¡Magia! No puede salir mal esta vez, no debe. Rápido, piensa... Los de ataque son peligrosos, los que salieron mal la última vez no son los que necesito... Podría confundirlo... O paralizarlo, mejor. ¡Eso!>> Envaino la cimitarra, cojo los cristales del cinto del pantalón y busco en mi memoria el hechizo, pero me interrumpe la voz de Stefan sugiriendo el hechizo de fuego. <<¿Está loco? ¿Y si sale mal y...? No>>

-¿Y si sale mal y quemo lo que no es? De ningún modo.-le respondo mientras vuelvo a preparar el otro.

Repito el hechizo varias veces recordando los gestos y sonidos hasta que siento la descarga tan extraña en mis manos, concentrándome en el azulado cuerpo del ser sin sangre ni dolor, mosqueado por tener que luchar contra semejante engendro de la naturaleza. Tras lanzarlo, la corriente de pensamientos vuelve a alejarme de la pelea momentáneamente <<Ojalá salga bien y podamos... ¿Qué, luego qué? ¿Seguirá hablando su cuerpo mutilado? Maldita sea...>>

64 Re: Cementerio el 02/04/13, 08:07 pm

Cain


Lil' se queda quieto, con una mano firmemente cerrada sobre el brazo de Macak y la otra aun sujetando la guadaña de Serok. Lo único que se mueven son sus ojos, que pasan sobre los rostros de cada uno de los cosechados, para luego fijarse en su presa. Quiere su presa, pero tiene que ser paciente, el hechizo no durará para siempre, y él ya ha registrado su olor. Tarde o temprano lo conseguirá.
Pero alguien más quiere su presa. A una velocidad pasmosa, el ranta de cuatro brazos se avalanza sobre los cosechados. Da un zarpazo a Serokrai para alejarlo del cuerpo y lo abre en canal de un mordisco, devorando las blandas vísceras. Le lanza una mirada bestial a los chicos, al tiempo que gruñe amenazadoramente. Avanza un par de pasos mostrando los dientes.

65 Re: Cementerio el 02/04/13, 09:07 pm

Serokrai


Las dagas se clavan en la piel del ser con cuatro chasquidos, pero me sorprende sujetando la guadaña con su mano libre. Mantenemos un rato la tensión, aunque nuestras fuerzas están igualadas. En ese momento el hechizo de parálisis de Atol le alcanza y le deja inmovilizado. Cuando me estoy preparando para darle un golpe final y cercenarle el cuello algo me arranca del suelo y me hace salir despedido hacia atrás.

Me incorporo todo lo deprisa que puedo para ver que una nueva criatura a entrado en escena, aunque distinta de la anterior. Esta destaca por tener 4 brazos, que emplea en desgarrar el cuerpo de Macak. Miro el corte que ha hecho su garra en mi pecho. Por suerte no parece muy profundo. Dedico unos breves segundos a evaluar la situación. El recién llegado es considerablemente más fuerte que el anterior, a quien no se cuanto tiempo podrá detener el hechizo de Atol. Si a mi me ha lanzado por los aires uno de sus golpes no se que podría pasar si le llegara a dar a uno de los demás. No tardo nada en llegar a mi conclusión.

- ¡No podemos hacer nada contra los dos, nos retiramos al torreón! ¡Ya! - Grite a los demás mientras clavaba mi mirada en ellos. Me detengo al ver la expresión de Atol ante el destrozado cuerpo de Macak. No tenemos mucho tiempo antes de que la bestia termine con su banquete y se decida a atacarnos. Me pongo delante del libense.- Nos marchamos ya, no lo pienso repetir. ¡Corred!

Obligo a Atol a darse la vuelta y salir corriendo, junto con los demás. Yo les sigo en ultimo lugar, girando la cabeza cada poco tiempo para comprobar que no haya peligro inminente. Sujeto con fuerza mis guadañas. Odio huir, pero no voy a malgastar mi vida. Aunque si las criaturas nos alcanzan me daré la vuelta y luchare contra ellas. No moriré con una herida en la espalda, no moriré como un cobarde. Si tengo que morir, venderé cara mi vida. Esos son los pensamientos que cruzan mi cabeza mientras corremos hacia la seguridad de Letargo.

Sigue en el Torreón Letargo.

66 Re: Cementerio el 02/04/13, 09:23 pm

Dal

avatar
Veo al otro monstruo llegar, pero sin tiempo para avisar este aparta a Serok de un golpe y se abalanza sobre Macack, el otro monstruo se paraliza.

De pronto veo a Serok gritando que nos vamos y secundo la moción, me giro y, apremiando a Thras y Seon me dirijo a la salida todos lo rápido que puedo con la espada y el escudo a punto en caso de tener que rechazar algún ataque. Cada poco giro la cabeza para ver si estamos todos y que no falte nadie, así como para vigilar a los dos monstruos.

Parece que salimos todos mas o menos ilesos físicamente del cementerio al que tengo claro no volver en una temporada.

Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

67 Re: Cementerio el 02/04/13, 11:09 pm

Jack

avatar
El hechizo funciona a la perfección, por lo que me permito un suspiro y una breve satisfacción para tomar aire y reorganizarme mentalmente, pero la visión del cuerpo destrozado de Macak me urge a hacer algo: o bien atacar a la criatura y volver a enterrarla o correr, lejos de tan espantosa visión. Nada de esto es posible pues de la nada se nos echa encima una criatura nueva, igual de demacrada pero con nada menos que cuatro brazos. Me giro para plantarle batalla mirando sus zarpas y sus fauces, pero entonces golpea a Serok y le hiere, desviando mi atención <<¿Hechizo de curación? Maldita sea... No, no... El último salió mal... >>.

El ruido de algo mordiendo y goteando me saca de mis pensamientos y me deja ojiplático su origen: el nuevo ser había destrozado literalmente el cuerpo y estaba dándose un festín con las vísceras... No podía seguir mirando así que aparté la mirada al instante de asimilar lo visto. Serok incluso se interpone entre ellos y yo, gritándome algo que sólo una pequeña parte de mí entiende y comprende.
-No hay nada que hacer... Hemos fracasado, he fracasado... Nada que hacer...-pienso en voz alta, mirando al suelo y evitando oír los ruidos de mordiscos de la criatura.

Pero es esa parte la que reacciona y sigue a los demás en la carrera hacia el torreón, sin pensar en lo sucedido, con la mente en blanco, la mirada en el infinito, desolado. Ya no hay pensamientos de venganza a los que agarrarme, ni deseo investigar las causas de su enfermedad ni nada más. Por el camino, la idea aún restante de la estatuilla va cobrando fuerza. <<Eso no me lo quitarán...>> Y pensando así, corro con más energía, recordando además que mi Señora Seon va con nosotros y que tenemos que llegar aún al torreón sin que nos persigan y ataquen por el camino.

Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

68 Re: Cementerio el 04/04/13, 02:51 am

Alicia

avatar
Estaban a punto de irse, y entonces la oyó. No era muy dificil, porque incluso muerta gritaba con la misma fuerza. Seon estaba livida, especialmente porque Macack estaba diciendo con bastante claridad que la habían drogado con algo que la hacia dormirse, y no le costaba imaginar a Tap haciendo algo así. Ella lo había visto esa mañana en el patio... Pero ¿como explicarle a Macack que tenía que haber sido un accidente? No podía ser de otro modo, porque Tap no tenía malas intenciones en lo que hacía, y si había caido mal...

"si se golpeó en el sitio incorrecto..."

Algo que salía de la maleza la asustó y la hizo gritar. Un nublino azulado, que no parecía respirar ni actuar de manera racional, empezó a escarbar para desenterrar a Macack. Al contrario que los muertos del cementerio, el estaba en silencio, con un gesto animal en su manera de moverse. Estaba congelada de horror. Todo lo sucedido en ese ultimo minuto la sobrepasaba y su cerebro parecía haber decido apagarse. Apenas reaccionó a las palabras de Atol, ni a la violencia de la situación, al menos no al principio. Stefan se había colocado delante de ella, y sus palabras la trajeron de vuelta a la realidad, mientras le decía que hacer.
- ¿Que? ¡No voy a hacer fuego aqui! Hay plantas. Y hay muertos que merecen respet..

Seon no pudo evitar cerrar los ojos con fuerza cuando macack quedó abierta por la mitad y soltó un gemido ante el gruñido del nuevo monstruo. En aquel momento no pensaba en que sabía magia ni en que Serokrai y Atol seguían con armas y experiencia. No estaba pensando en como podían enfrentarse en y vencerlo, y extrañamente, tampoco estaba pensando en huir. Fue como si fuese ella la que había recibido el golpe, en cierto sentido. Pero huyó igualmente. Echó a correr con el corazón encogido.


_________________________________________

-

69 Re: Cementerio el 09/05/13, 05:03 pm

LEC

avatar
Kaethe caminaba por la ciudad algo distraída, rememorando épocas pasadas en las que soñaba con venir a Rocavarancolia y ser bendecida por la Luna. Recordaba a su abuela contándole historias de la ciudad de las maravillas y los portentos, en la que todo era posible y en la que la magia era real. <<¿Cuántas veces habré soñado con convertirme en una Hija de la Luna de pequeña?>> , se preguntó, sin poder encontrar una respuesta más precisa que “demasiadas”.

Continuó caminando por las calles de Rocavarancolia, siguiendo el camino que conocía tan bien para llegar al cementerio. Siempre había tenido buena orientación y después de ir y venir tantas veces desde y al burdel se lo había aprendido de memoria sin demasiada dificultad. Recordó su cosecha, en la que había habido demasiados muertos para su gusto, aunque ya le daba igual. Había conocido a Wen y a Nasher, que seguían vivos, y había sido bendecida por la Luna. ¿Qué más podía pedir?

Llegó al cementerio y se paró un largo minuto a observar el lugar. Lo conocía bastante bien, pero le gustaba observar los jardines y las fuentes que había en el lugar, haciendo del cementerio un lugar bastante agradable a la vista comparado con los demás lugares de la ciudad. Caminó hasta una fuente ignorando los gritos que los muertos proferían al notarla presencia de la ghoul cerca. Se había acostumbrado a los gritos, pues el cementerio era uno de los lugares más frecuentados por ella, tanto para alimentarse como para admirar la belleza del lugar.

La nublina se miró en el agua de la fuente como si fuese un espejo. Desde que había salido la Luna, su piel se había vuelto más azul y sus ojos se habían vuelto vacíos, pero había ganado algo de fuerza física. <<Debería entrenar… de alguna forma tendré que defenderme si no puedo usar magia, ¿no?>>, se planteó, dejando de mirar su reflejo en el agua.

La ghoul se acercó a una de las tumbas y excavó con las manos en la tierra hasta dar con el ataúd desde el que provenían los gritos del muerto. Abrió el ataúd en silencio y comenzó a devorar la carne del muerto. Cuando hubo terminado, se levantó y comenzó a andar de vuelta al que era su hogar desde que se había transformado.


Sigue en el Burdel de Dama Espasmo.

70 Re: Cementerio el 12/07/13, 12:49 am

Cain

avatar
Cain llegó al cementerio, y tanto el violinista como Vac ya estaban allí. El dullahan se las había ingeniado para conseguir un ataud, de madera vieja pero fuerte y bien pulida, tal vez demasiado grande para la muchacha, pero que les permitiría enterrarla con sus pertenencias. El cuerpo estaba espléndido, descansando sobre la seda del ataud. Cain dejó el gato dormido en otras manos y empezó a sacar las pertenencias de Elliot que la acompañarían en la otra vida; telas, joyas, libros, armas, cuadros...

El mausoleo era de mármol oscuro como el humo de un dullahan, tenía dos filas de almenas decorativas y un gran portón de hierro oxidado. Los nichos en su interior tenían grabados los emblemas de los clanes, que coincidían con la montura que heredaban. El ataud estaba fuera, abierto, y todos a su alrededor. El violinista estaba en la cabecera, con el violin en las manos e inclinado en gesto solemnte, mientras que Cain estaba arrodillado a la derecha, acariciando una de las manos blanquísimas del cadáver.

-Ahora... ¿debería decir unas palabras?- dijo con voz ronca- No sé qué podría decir. Es demasiado repentino, demasiado surrealista. Aún estoy esperando despertarme en mi cama, y que todo esto no haya sido más que un sueño. Pero no es así. Rocavarancolia nos ha recordado que da igual lo fuertes que seamos, nos atrapará en cuanto baje la guardia... - acarició un mechón pelirrojo y se lo enredó en el dedo- Pero esta ciudad también es de leyendas y portentos, y por muchos que mueran ninguno será olvidado si llega a ser lo bastante grande. Y tú lo has sido, Elliot, aunque solo fuera por un momento. Vayas donde vayas aquí no vamos a olvidarte.

El violinista dejó un último objeto en el ataúd de la chica, un medallón con unas cariocas como las que usaba para pelear. Sería su aporte a la herencia de su clan.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

71 Re: Cementerio el 12/07/13, 03:51 am

Tak

avatar
GM
Sentarse tranquilamente en el burdel y esperar, con la infusión de Wen en las manos, le sentó mejor de lo que cabía esperar. Nia se fue apaciguando hasta que reinó una calma pesada y silenciosa. Se dio cuenta de que simplemente ya lo tenía asumido, y quería terminar con la ceremonia que estaban preparando cuanto antes. Al llegar al cementerio todo eran voces, como siempre, voces que con sus burlas a la muerte le daban ganas de patear las lápidas o responderles a gritos, pero se limitó a avanzar con las manos en los bolsillos. El mausoleo en el que descansaría Elliot le pareció muy apropiado, y lo memorizó para cuando volviera a dejarse caer por allí. No prestó mucha atención a todos los objetos que iban depositando para que se llevara con ella a la muerte, hasta que vio al gato que aún pudo reconocer por el pelaje. «Le hubiera dado por muerto en esa noche de locos... no, ni pensé en él». Las pertenencias de la pelirroja no eran pocas, pero al final la última de ellas estuvo en su sitio y Caín le dedicó unas palabras, breve pero conciso. Él no habría sabido sintetizarlo mejor, de hecho, ni siquiera habría sabido qué decir. Podrían ser tantas cosas... halagos, virtudes... pero la pelirroja no era eso solo. Era una persona difícil de entender, siempre lo había sido, pero no merecía un final así, tan pronto, tan sola.

Le embargaba una extraña tristeza, que más que por la dullahan era por sí mismo, por Vac, Caín, Nia, Jack... Fue por lo que había dicho el invocador acerca de los que se quedaban. Le consoló de alguna forma que a la propia Elliot, una vez muerta, poco le importaba estar así. Eran ellos los perjudicados, y el dolor se iría con el tiempo, como lo había hecho con los demás amigos perdidos. Se dio cuenta de que al principio se había aferrado a aquel sentimiento, pero era absurdo hacerlo, porque nada iba a cambiar. Su día a día iba a ser igual que antes, no iba a haber ninguna silla vacía en su mesa. Ya había empezado a olvidar a su antigua compañera de torreón, aún en vida. Sabía que ahora, al menos, se forzaría a pensar en ella, que tampoco haría ya nada para alejarse aún más. Se enjuagó los ojos con la manga del jersey, cansado de ver borroso a través de ellos, y se mantuvo firme hasta que el acto terminó. Se acercó a Vac y le puso la mano en el hombro poco tiempo, inseguro, recordando todo lo que había visto vivir a su amigo con Elliot. No sabía ni qué decir.

72 Re: Cementerio el 12/07/13, 12:52 pm

Yber

avatar
GM
Dirke no abrió el pico en toda la ceremonia por respeto y para evitar que sus problemas con el idioma le hicieran parecer un descorazonado. Pasó al interior del mausoleo con cierta reticencia. Esa clase de edificios le imponían respeto y le hacían encogerse. Le resultaban feos, por muy arquitectónicamente bonitos que pudieran ser. Le daban miedo por lo que guardaban.

Una vez dentro, descubrió que se sentía incapaz de mirar el cuerpo de Elliot. Acababa de plantarse frente a varias pilas de cadáveres un rato antes como Pedro por su casa y ahora, uno solo podía más que él. Perdió su mirada en el ataúd, mirando sin mirar, mientras observaba de reojo las pertenencias que iban colocando dentro y escuchando sin entender el discurso de Cain. Estaba tan abstraído que no sabría responder a nadie ni aunque le hablaran en alemán.

Cuando acabó la ceremonia y taparon el ataúd, Dirke dio por fin un par de pasos al frente y alzó su mano al tiempo que esta se rizaba y daba paso a un abanico de ramas finas. De las ramas surgieron un par de capullos negros, que enseguida se abrieron y dieron lugar a dos pequeñas orquídeas del mismo color. Las cortó con su mano restante, las depositó sobre el cajón y salió fuera del mausoleo.

Se sentó en el suelo, apoyó la espalda contra la pared y esperó a que todos acabaran.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

73 Re: Cementerio el 12/07/13, 05:42 pm

Leonart

avatar
Nia

Fue el griego, que apareció de pronto, con el rostro afectado por la pérdida de la chica, quien contestó a la ulterana. Asintió, sonrojada, a lo que dijo. Estaban juntos y unidos. Y agradeció la respuesta del griego con un intento de sonrisa, que pronto desvaneció. Aun juntos, ella habia fallado en proteger a otros y no podia considerarse a si misma "útil" o "fuerte". Aquello fue rondando la cabeza de la niña mientras bebia el té que habia preparado Wen, a pequeños sorbos, su mente fue separandose de su cuerpo y volvio a ensimismarse con sus ideas.

El entierro seria en un par de horas, ayudados por uno de los músicos de la taberna que Nia ya habia visto antes, un dullahan, llevaban a Elliot cubierta con una sábana negra. Notando a los demás que asistian al entierro, se dio cuenta que todos vestian colores apagados y oscuros. Aquello, sin dejar de sorprenderse, le hizo sentirse mal de que llevara ropa tan llamativa, como solia llevar. Seria algún tipo de costumbre de la tierra, o al menos una rocavarancolesa, bastante más diferente de un funeral en ulterania. Nia no dijo nada y simplemente usó un poco de magia para crear una ilusión sobre su ropa y teñirla de negro y blanco, predominante el primero. No tenia mucha imaginación disponible en aquellos momentos.
Todos guardaron silencio mientras ocupaban su sitio cerca del ataud que contenia Elliot. Primero fue Cain quien habló, dedicando unas palabras a su sorpresa y a la inevitalidad del acto, sin terminar de ensalzar a la chica y la ciudad en la que vivia. Fue en aquel momento, en el que Nia se dio cuenta que a lo mejor esperaban que ella dijera algo por la chica. Algo de pánico afloró dentro de ella. Cierto era que siempre habia andado enfrentada con ella, pero sabia, que muy dentro de ella, habia algo de bondad, y habia esperado sinceramente que algún día ellas dos pudieran ser amigas. Aquel día no llegó nunca. Se acordó del regalo que le hizo la última vez y, como lo esperaba, no estaba entre las pertenecias de esta. Tendria que ir a buscarlo tarde o pronto.
Aquella realización, como una última puñalada de dolor, colmó a la chica quien soltó unas lágrimas más, en completo silencio. El pánico se disipó tan pronto como algunos no dedicaron palabra alguna para la chica y simplemente, ponian ofrendas al cadaver. Nia, al no haber sido avisada de esto, no tenia nada para ofrecerle sus respetos. La cultura terraquea todavia le sorprendia en ocasiones. Se acercó a ver a la chica más de cerca. El brillante color del pelo de la pelirroja fue lo más destacable, pues hacia años que no le veia el rostro, ahora en paz, era una imagen sorprendente, rozando la perturbación, acostumbrada a verla siempre gritando con el ceño fruncido, no podia ni empezar a imaginar que su cara pudiera alcanzar tal paz. Nia se inclinó ligeramente sobre el cuerpo, sin llegar a acercarse mucho y susurró.
-Seguirás siendo aquella pelirroja que se preocupaba porque todo estuviera limpio y ordenado. Aqui.-dijo, tras señalar a su sien. Dicho esto, se apartó lentamente del cadaver de la chica que nunca llego a considerarla a ella como a una amiga y volvio a su sitio, con la mirada clavada en el suelo y los ojos ardiendo, de tanto llorar.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

74 Re: Cementerio el 12/07/13, 06:22 pm

Jack

avatar
Todo estaba pasando muy rápido y muy despacio. Cambios de escenario repentinos con movimientos lentos y pesados, todo en silencio. Yo ni respiraba, para no alterar el silencio y porque no tenía palabras. No soltaba a Erika ya que necesitaba algo que me anclase al mausoleo, aunque en parte quería estar allí, pero entre las palabras de Nia y el estado de ánimo de mis amigos, quería irme cuanto antes. Pero también Elliot se merecía una despedida. Hasta habían traído a su gato para despedirla.

Tras un rato pensativo, doy un suave apretón a la mano de Erika y decido acercarme a Cain y Vac como para infundirles ánimos, aunque verles así es doloroso. Cain habló, en efecto, diciendo lo que pensaba sobre nosotros y la chica. <<"Aunque solo fuera por un momento..." Llevamos aquí como cuatro años, nos queda por delante lo indecible si sobrevivimos...>>
Entonces me adelanto un paso y me apoyo con un ligero temblor en la madera del ataúd, obligándome a mirarla. Tomo aire y tomo el relevo en voz baja pero sereno y sabiendo lo que digo:

-Esto podía pasar... Vivimos con esto, sabemos que podemos ser los siguientes, pero luchamos y seguimos adelante. Vamos conociendo gente, haciendo amigos, enemigos, perdiendo amigos... Esto es Rocavarancolia. Pero las amistades nunca se olvidan por mucho tiempo que pase. No te olvidaremos, Elliot.

Luego retrocedo, salgo rápidamente y me dejo caer junto a Dirke al que le paso un brazo por el hombro sin decir nada.




_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

75 Re: Cementerio el 12/07/13, 06:37 pm

Giniroryu

avatar
GM
La espera en el burdel se le hizo tediosa al draco. Aquel ambiente en el que reinaba la pesadumbre y especialmente el agobiante silencio, lo impacientaba. No dejaba de mirar de reojo a algunos de sus amigos como Gael o Nia, incómodo por su estado y no saber qué hacer o decir. Vio como Wen ofrecía infusiones a todos los afectados y esbozó una leve sonrisa. Al menos ella sabía qué hacer.

Pasó el tiempo, Noel se paseaba por el salón del burdel con los brazos cruzados y perdido en sus pensamientos mirando hacia el suelo, en completo silencio. Hasta que por fin Cain salió de la habitación y se fue, sin explicar nada. Pero al cabo de un rato bajó Vac explicándoles qué harían a continuación.

El sueco oyó la pregunta que la náyade había planteado, se descruzó de brazos y dejó el leve tamborileo impaciente que estaba marcando con un pie en el suelo y se acercó a ella con intención de responderle. Se le adelantó el hado y consideró que no había nada más que añadir a sus palabras. Pronto su hermano bajó con el cuerpo y justo cuando se disponía a partir, Noel pasó de largo poniéndole una mano en el hombro antes de salir por la puerta.

Y salieron para el cementerio, del mismo modo en el que habían permanecido tantas horas en el burdel. Algunos se cambiaron de ropa, pero el sueco siempre iba vestido de forma apropiada para un funeral. Se guardó el comentario para cuando no fuesen a acudir a un funeral de verdad y ambas cosas le hicieron contener una breve y ácida carcajada que tan sólo resonó en su cabeza.

Ignorando los comentarios de toda clase por parte de los muertos, se adentraron en el cementerio. El mausoleo donde los esperaba el violinista era bastante impresionante. Sin duda sería un entierro digno. Asisitó, algo apartado del resto junto a Wen, ya que eran los únicos presentes que prácticamente no habían tenido trato con la dullahan, al breve pero acertado discurso del invocador y observó los distintos gestos de sus amigos hacia el cuerpo de Elliot. Le sorprendió encontrar junto a Cain el gato que él mismo le había regalado a Elliot ya que, aunque se había acordado de él, pensó que lo más probable era que también estuviese muerto. Cuando Dirke salió fuera, estuvo tentando de seguirle, pero decidió esperar a que hubiesen terminado todos de presentar sus respetos al cuerpo.

Algo indeciso, acabó por acercarse al ataúd justo después de que Jack dijese su propio discurso. Soltó una de las plumas de las alas y la colocó junto a otras ofrendas en el interior del féretro y dirigió una última mirada al cuerpo sin vida de la chica antes de retirarse. No le pareció apropiado decir nada, él no tenía nada que decir, y despedirse de ella sería redundante.

El último fue Vac, y cuando él terminó con su despedida particular, el draco no dudó en salir del mausoleo. Se preguntaba si sus amigos se habían liberado de algún peso ahora que el entierro había concluído o si la balanza todavía estaba inclinada en favor del recuerdo de la muerte. Cuando vio salir al hado infernal, que se fue de forma algo apresurada y sin decir nada, meditó unos instantes lo que debía hacer. Ahora que sabía que eran hermanos, tal vez sería adecuado hablar con él. Era el que más le preocupaba de todos, por lo que sabía sobre su relación con la dullahan y por cosas que había ido intuyendo de lo que decía. El draco no estaba seguro de si eso era lo que debía hacer, o simplemente no debería meterse.

Una mirada hacia la vouivre le hizo recordar que su hermano había hablado con él aquel día en la taberna, y eso le había ayudado más de lo que hubiese podido imaginar. No es que fuera lo mismo, pero tal vez sí que era lo mejor después de todo.
-Creo que voy a hablar con él -le dijo a la británica en voz baja, llevaba tanto rato sin hablar que su voz, aún casi en susurros, le sonó estridente-. Puede que ya no te vea más hoy, así que me despido hasta mañana.
Tras darle un beso, salió del cementerio andando y después alzó el vuelo en dirección al burdel.

Sigue en el Burdel de Dama Espasmo.

76 Re: Cementerio el 13/07/13, 01:35 pm

Lupin

avatar
Nunca me han gustado los cementerios. No sé, no es miedo, eso lo tengo claro, es más bien una especie de rechazo irracional. Incomodidad, esa sería la palabra. Me encuentro como fuera de lugar, este sitio no pertenece a los vivos, lo cual es curioso si tenemos en cuenta que lo muertos no están aquí porque sí. Los vivos han levantado este lugar, los han traído… pero, incluso con esa reflexión, no puedo evitar sentirme desplazada. Y encima ahora no es solo en cuanto al cementerio, no. ¿Por qué tengo que asistir a un enterramiento que no me importa? Da igual, da igual. Estoy aquí, hago un poco de bulto y de vuelta al Cuchitril. Espero que al menos no me hagan decir algo, no tendría nada… Bueno, conozco a los demás, no obligarían a nadie. Me pondré ahí, a un lado, que la primera fila la ocupen los cercanos. No es para mí, esto.

El discurso de Cain ha sido acertado, sí. ¿Ofrendas para la muerta? No tengo mucha cosa que aportar aparte de mis respetos. No puedo hacer más que esto, Elliot, nada más que un saludo definitivo, la primera despedida… nunca nos tuvimos aprecio, pero eso no significa que no te respetara. En parte, es una pena que terminaras así, más por los demás que por mí. Tengo que dejar paso a los demás, no tengo nada que añadir a lo dicho. Las palabras para los que la conocían bien.

77 Re: Cementerio el 13/07/13, 07:28 pm

Muffie

avatar

Wen se distrajo manteniendo caliente el té y preocupándose de ofrecerle una taza a todo el que la necesitara. Sabía mejor que nadie lo duro que era perder a una persona importante y, aunque para ella no lo fuera, tenía que serles de utilidad a sus amigos para quienes sí lo era.

Cuando el grupo que había ido a buscar a Nia traspasó la puerta, la vouivre se puso enseguida a servir otras dos tazas de té, que luego entregó a Gael y a Nia, aunque esta última no llegó a dársela ella, ya que ante su derrotista pregunta apareció Vac, que le contestó y le dio el té. Wen sirvió una taza más que entregó a Vac, el cual se la agradeció con un apretón de manos. Estuvo a punto de decirle que no necesitaba el agradecimiento, que lo hacía para hacerse ver útil, pero se calló, no era el momento de justificarse.

Cuando decidieron ponerse en marcha, la vouivre solo cogió su gabardina y su nueva boina. Solía llevar ropa negra o morada, así que no tuvo que ir a cambiarse para que su vestimenta estuviera de acuerdo con el protocolo.

Todo el camino y durante el funeral, se mantuvo junto a Noel en la última fila, ninguno había tenido trato con la dullahan, quizás Noel más que ella, por lo que ese funeral, en realidad, no significaba nada para ninguno de los dos, pero para sus amigos si y se mantuvieron cerca mostrando su apoyo. Algunos dedicaron unas cuantas palabras a la pelirroja y luego pusieron sus ofrendas en el ataúd. Hasta Noel le dio una de sus plumas, pero la vouivre no tenía nada para darle, ni siquiera se le había pasado por la cabeza, ni hubiera pretendido, estaba ahí por sus amigos, no por ella.

Cuando el funeral terminó, la británica le dio a Vac un apretón en el hombro y le dedicó una mirada que claramente decía “Estoy aquí para lo que necesites.” Luego siguió a Noel hasta fuera del cementerio. La verdad es que había sido una mañana de lo más extraña y todo había pasado muy rápido y mucho más para los más allegados de la dullahan, por lo que luego de despedirse de Noel se acercó a Cain.

- Cain, si quieres puedes tomarte un par de días de descanso.- le ofreció.- Por el burdel no te preocupes, puedo ocuparme yo. Ariven, Vivia, Mephis, Zedrig, Circe, los frivy’s y yo no dejaremos que se pierdan días de trabajo, así que no te preocupes.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 13.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.