Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Mil Dioses
por chicoaeseg15 Ayer a las 03:02 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 02:58 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu 17/11/17, 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu 17/11/17, 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35969 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavaragálago

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 5.]

1 Rocavaragálago el 02/08/11, 06:33 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Con aspecto de iglesia gótica, repleta de torres y construida en piedra arrancada de la misma Luna Roja, desprende poder y energía. Resulta terrorífica a la vista y su sola presencia quita el aliento. Tiene forma de decaestrella. De sus paredes se se desprenden pavesas diminutas en un fuerte torrente a la llegada de la Luna Roja. Estas son conocidas como polen de la luna y flotan durante días por la ciudad, acelerando las transformaciones.

Está rodeada por un foso de lava. Frente al edificio se alza un obelisco.

Descripción más detallada sacada de la saga:
Desde la distancia, la piedra roja de Rocavaragálago parecía pulsar como un organismo vivo. Sus muros rugosos e irregulares se disparaban hacia lo alto, rodeados de un foso de lava ardiente y burbujeante. Un verdadero bosque de torres afiladas, pináculos, contrafuertes y minaretes puntiagudos se arremolinaba en torno al cuerpo central de aquella grotesca catedral, unido a ella por arbotantes delgados y asimétricos. En toda la superficie del edificio no había el menor indicio de puerta o ventana
alguna. Era una mole de roca oxidada que se alzaba como un grito de piedra entre la última línea de edificios de la ciudad y las estribaciones de las montañas.

Héctor ignoraba qué partes de aquella historia eran reales y cuáles mera leyenda, lo único que sabía era que la sola proximidad de aquel lugar le daba ganas de gritar. Caminar cerca de ella asfixiaba, quitaba el aliento. Por eso, a pesar de la insistencia de Bruno por hacer lo contrario, nunca se aproximaron demasiado a ella. No osaban ni siquiera caminar por la explanada que la rodeaba, ni entrar en los pocos edificios que se levantaban en sus cercanías. Y aun así, era difícil ignorarla. Su presencia pesaba en el ánimo, arañaba la mente de una manera insidiosa aunque no se la mirara, como si reclamara la atención que se merecía. Los pocos días que dedicaron a explorar esa zona, acabaron agotados, pero era un cansancio mental más que físico.
—Es como si te absorbiera el alma —dijo un día Rachel. Y Héctor no pudo más que estar de acuerdo. Nadie podía tener pensamientos alegres o positivos en la proximidad de aquella mole.


37 Re: Rocavaragálago el 30/06/13, 02:21 am

Muffie



En cuanto se separaron del resto y estuvieron totalmente seguros de que se encontraban completamente solos, la vouivre adoptó su forma ofidia y comenzó a surcar el cielo. Era cierto que la gran serpiente era algo lenta en el cielo, pero Wen lo estaba disfrutando como si fuera una montaña rusa. Estaba extasiada por la luna al igual que Noel, cuya imagen hacía que la vouivre sacara su lengua bífida entre los colmillos en una especie de risa reptiliana. No es que la imagen del draco hiciera gracia en sí, sino que la euforia que desprendía divertía a la vouivre. Cuando el sueco comenzó a zigzaguear en dirección a la catedral, Wen descendió al suelo donde se avanzó arrastrándose. Solía preferir esa forma de desplazarse ya que para su gran y pesada forma era la opción más rápida.

Al llegar a la Rocavaragálago, y puesto que ambos eran capaces, la vouivre pensó que el mejor lugar desde el cual disfrutar de la luna sería en la cúspide de esta, y hacia ahí se dirigió. Poco después, Noel se reunió con ella.

- Szi esztallasz no szalpiquesz, que la szangre szale muy mal de la piel de szerpiente. - bromeó.- Me encantaría que me hicierasz una viszita guiada en el torreón de tu criba. Szi quieresz antesz de la noche de coszecha me lo enszeñasz y yo hago lo miszmo con Maciel. Esz como hablar del colegio de la infancia, ¿verdad? - rió la serpiente.- La verdad esz que yo también me he planteado volver a aprender inglész. Quiero recuperar algo de Londresz. - reconoció la vouivre.- Me parece genial y no dibujasz nada mal. Y lo del insztrumento, ¿qué te parece una armónica? No, bromeaba. ¿Y qué vasz a intentar tocar, una guitarra, un bajo? Porque te vasz a decantar por esze tipo de insztrumentosz, ¿no? La verdad esz que no te imagino con otro tipo.

Wen estaba bromeando con Noel tan tranquila cuando, de repente, la tierra tembló. De la sacudida, Wen cayó de la catedral. El foso de lava se acercaba a ella y su cuerpo parecía más pesado. Por fin y a duras penas, consiguió salvar el foso y aterrizar en la otra orilla, donde vio a Noel a su lado que parecía también haber caído.

- ¿Esto pasa en todas las lunas? No recuerdo que pasara esto la ultima vez. - comentó la ya humana, que se había transformado en un intento de aplacar la ebullición de sensaciones del momento, cosa que no consiguió.-  ¿Qué está pasando? - preguntó inútilmente.

El pulso de la vouivre se aceleró como nunca antes. Sentía como su cuerpo vibraba y la sensación era tan real que ella misma se cuestionó si estaba sucediendo de verdad. Cualquier podía sentir la explosión de magia que los bañaba y casi los ahogaba. Se veían monstruos por todas partes y no parecían llevar un rumbo fijo. Todos parecían salidos de las profundidades y estaba más que claro que esa zona no era la única afectada por los extraños sucesos. Mirara a donde mirara la ciudad se había vuelto loca.

- Hay que volver. - dijo la británica poniendo en palabra lo que ambos pensaban. Y volvió a transformarse en serpiente para volver reptando al barrio donde vivían.

Sigue en el Cuchitril.



Última edición por Muffie el 30/06/13, 03:38 am, editado 1 vez

38 Re: Rocavaragálago el 30/06/13, 03:16 am

Giniroryu


GM
El draco sonrió divertido ante las diversas propuestas de la vouivre, manifestando su aprobación.
-Me parece que con estas cosas no puedo tocar una guitarra o un bajo por mucho que me gustaría -comentó volviendo a hacer alusión a las garras que tenía por manos-. No, he pensado en aprender a tocar la batería. En realidad llevo un tiempo pensándolo, pero nunca me decidía porque estaba convencido de que no iba a ser capaz. Pero creo que estoy harto de tirar la toalla sin ni siquiera intentarlo... Aunque no tengo ni idea de cómo voy a aprender -añadió pensativo.

Su conversación no duró mucho más porque se vio interrumpida por el inicio de la cadena de sucesos que desencadenaron la subsiguiente locura. Lo primero que sintió fue el viento agitado como nunca, un fuerte temporal se había formado en escasos segundos. Era cierto que había visto unas nubes extrañas rodeando la Luna, pero lo había achacado a los frecuentes cambios climáticos que se sucedían con la aparición del astro rojo. Al sueco no le dio tiempo a comentar la fuerza que había cobrado el viento en un instante cuando el suelo de toda Rocavarancolia tembló con violencia, sacudiendo la enorme catedral desde los cimientos. El draco intentó mantenerse en el sitio sin éxito y a los pocos segundos Rocavaragálago rugió.

Pues esa era la única manera de describir el ensordecedor sonido que emitía el imponente edificio. Al tiempo que esto sucedía, Noel pudo notar como una energía desmedida impregnaba cada parte de su ser, pareciendo que de verdad iba a estallar tal y como había sugerido hacía un rato. Casi podía notar como vibraba al compás de la reverberante melodía que era el enérgico rugido con el que Rocavaragálago celebraba la llegada de una Luna que desprendía poder.

Con el pulso totalmente acelerado, Noel se vio arrastrado a trompicones en violentas sacudidas hacia el borde del tejado, hasta caer sin remedio en dirección al considerablemente lejano suelo. A media caída y con gran dificultad debido a la tempestad, se hizo con el control de sus alas evitando así un viaje de solo ida al foso de la catedral y preocupándose inmediatamente por la suerte de Wen, a la que también había visto en su misma situación en aquel momento. Tenía casi preparado un hechizo de levitación cuando comprobó, aliviado, como la vouivre salvaba también el foso y aterrizó pesadamente a su lado.

El fino oído del draco captó el estruendo producido por las alimañas que ya empezaban a inundar el suelo de la ciudad con sus innumerables patas y el aire con toda classe de sonidos de diversa índole. Al draco se le antojó como una invitación al caos que se estaba formando en aquellos momentos y él no pensaba rechazarla.

-Las Lunas que he visto hasta ahora no eran como esta -respondió a la pregunta de la chica mientras la ayudaba a ponerse en pie-. No comprendo los motivos por los que está sucediendo algo así, pero no pienso quedarme al margen -una sonrisa maliciosa había empezado a formase en sus labios según hablaba.

El frenesí se había apoderado de él por completo. No podía permanecer allí parado sin hacer nada. Fue consciente de que debían buscar al resto entre el caos, pero su mente estaba totalmente puesta en la promesa de diversión que la ciudad de los milagros había puesto en bandeja en tan sólo unos instantes. Apenas se dio tiempo para asentir ante la afirmación de Wen y ya se encontraba luchando contra la tempestad, la primera de tantas batallas que libraría aquella noche y que no pensaba perder.

Sigue en el Cuchitril.

39 Re: Rocavaragálago el 18/02/14, 03:01 am

Yber


GM
Giz no había acompañado a sus compañeros a los entrenamientos aquel día porque necesitaba acabar de hacer comprobaciones a los experimentos amaestrados con hechizos de doma. Tenía demasiadas criaturas funcionales y los ejercicios que pensaba realizar le ayudarían también a decidirse. El límite de tres acompañantes por participante había minado al principio la moral del goliat, pero al final se convenció de que aquel problema afectaba a todos los participantes.

Llegó a los alrededores de la catedral tirando de un par de jaulas con ruedas, tapadas con hechizos de opacidad para que no llamaran la atención de lejos. Una la ocupaba por completo un dragón blanco, físicamente parecido al que les había atacado en los subterráneos hace ya mucho tiempo. La segunda jaula estaba dividida en varios compartimentos, cada uno con diferentes animales.

El goliat se acercó a la compartida y sacó de ella una vitrina. Dentro revoloteaba un enjambre pequeño de lo que él había bautizado como escolopendras piraña. Abrió otra de las puertas de la jaula y sacó una hiena paralizada. Era normal y corriente, acababa de atraparla de camino a ahí. La colocó en el suelo, abrió el tarro y deshizo el hechizo de parálisis. El enjambre volaba sobre la cabeza de Giz a la espera de una orden.

La hiena estiró los músculos al verse a salvo de aquel aletargamiento y debió de oler la amenaza, porque echó a correr. El goliat interpretó su escapada como el pistoletazo de salida y lanzó un hechizo de impacto moderado contra el mamífero. Los insectos interpretaron la orden que subyacía bajo los gestos del conjuro y se lanzaron en picado contra el animal.

Las escolopendras piraña se arremolinaron entorno a él y se comieron el espacio que los separaba de su presa. Apenas le dejaron tiempo para defenderse, clavaron sus patas en la piel de la hiena e inyectaron a través de ellas su veneno paralizante. Antes de que la paralisis volviera a invadir su cuerpo, el animalillo soltó un gruñido lastimero. Las escolopendras comenzaron a morder con saña.

Giz lo había observado todo en silencio mientras barajaba diferentes ideas. Sin embargo, acabó negando con la cabeza con la boca torcida. <<Demasiado radical. Tampoco podría llevar un enjambre al torneo, así que descartado…>>. Al menos, la doma daba resultados. Dejó que los insectos comieran tranquilamente y, cuando solo quedaron huesos y restos de cartílago, los llamó de vuelta.

Se acercó de nuevo a la jaula y se quedó pensativo.

<<¿Qué debería probar ahora?>>. Todavía tenía mucho corte.

40 Re: Rocavaragálago el 10/03/14, 06:16 pm

Giniroryu


GM
El grupo avistó a lo lejos aquel imponente edificio que habían visto incontables veces desde las ventanas de las plantas superiores del torreón Maciel y que en los mapas aparecía marcada como “Rocavaragálago”. En su primer día en la ciudad les habían prohibido acercarse a aquel lugar, por tanto tuvieron que conformarse con mantenerse a una distancia prudencial pero desde la que pudieran apreciar mejor la arquitectura de aquella colosal edificación.

Su tono carmesí contrastaba enormemente con las grises ruinas a su alrededor y la sombra que proyectaba convertía la zona circundante en un escenario adecuado para una obra ficticia de terror. Esto se veía acentuado por el impresionante foso de lava que la rodeaba y que producía un fulgor de aspecto ominoso entre la penumbra.

El biomecánico, tras permanecer varios segundos completamente extático observando la inquietante vista que formaba el conjunto, no dudó en realizar fotografías de aquella fachada llena de detalles inapreciables desde Maciel así como de sus altas torres, imposibles de ver más cerca aunque utilizase el mayor nivel de zoom de la cámara. El foso de lava también se registró prontamente en un archivo de imagen en su ordenador y a continuación volvió a fijar la mirada en Rocavaragálago.

Su apariencia recordaba vagamente al ingeniero a la de representaciones de edificios antiguos para culto religioso que existían en los archivos de Irraria ya que todos los vestigios que todavía se podían visitar no tenían nada que envidiar a las ruinas de las calles de Rocavarancolia por lo general. ¿Sería aquel, pues, una edificación con propósito religioso? Recordó una de las respuestas que Nero le había proporcionado a Cío en el edificio que habían visitado antes y decidió inquirir al sinhadre.
Nero, ¿has leído algo acerca de Rocavaragálago en el libro de historia?

41 Re: Rocavaragálago el 10/03/14, 06:54 pm

Yber


GM
Lara se había quedado impresionada ante la visión cercana de aquel edificio. Ya de lejos parecía intimidante, pero no había punto de comparación. No podían acercarse mucho, pero tampoco hacía falta. Ya desde lejos le transmitía una sensación horrible de pequeñez. Si la capilla que honraba los muertos le parecía un edificio bonito, Rocavaragálago escalaba hasta lo majestuoso y lo horrible. Aquel tono rojo no recordaba a nada bueno. <<No me extrañaría que la hayan pintado con sangre...>>. Y luego estaba la lava. Había oído historias sobre el fuego líquido de algunas montañas de Cardantea, pero no se parecía nada a lo que se imaginaba.

La ordesa alzó la cabeza para vislumbrar la parte superior del edificio y retrocedió un par de pasos de manera inconsciente, intimidada.

Por toda la Suerte... ¿No hablabais antes de incineraciones?—soltó una única carcajada, cuyo motivo distaba de cualquier tipo de gracia. Lara estaba perpleja en aquellos momentos y, por segunda vez, no necesitó lanzar la moneda para saber que quería irse.

No podía evitar pensar en lo que habría hecho si hubiera llegado a aquel edificio el primer día —acercarse a bucar una entrada secreta para saquear cofres— y no sabía si sentirse estúpida o simplemente privilegiada de no haberlo conocido hasta ahora.

42 Re: Rocavaragálago el 10/03/14, 10:01 pm

Alicia

avatar
- Solo referencias confusas. Creo que es alguna catedral, o algun otro tipo de edificio de culto, pero nunca se metían en nada relevante. Supongo que es suficientemente conocido y se da por hecho.

Si Lara retrocedió, Nero avanzó un paso. Era una vista majestuosa. Tenía algo de terrible, de peligroso anunciado en sus fachadas rojizas, y el calor de la lava que lo rodeaba tenía el efecto hipnotico de las chimeneas en invierno. Ahora sentía que su libro no dijese nada interesante al respecto.

-¿No hay manera de entrar?


_________________________________________

-

43 Re: Rocavaragálago el 10/03/14, 10:28 pm

Leonart

avatar
El aprendiz sigió a los demás en la misma tesitura. Sin inmutar nada, llegaron cerca de aquel edificio gigante que se podia ver desde Maciel. Más de cerca, pudo ver el foso de lava y aquello se volvió algo surrealista. Cierto era que fuera lo que fuera que estuviese dentro, aquel edificio estaba protegido para que se entrase. Aun así, Nero planteó en voz alta si habia alguna forma de entrar.
El aprendiz, rápidamente, dió una respuesta, sin llegar a pensar.
-Hechizo de Intangibilidad.-respondió rápidamente.-Página treinta y cuatro, linea dieciocho.-le indicó.

Entonces, se dio cuenta de lo que habia hecho y dio un respingo, alarmado.
-E-Eso, si quieres entrar, aunque teniendo en cuenta la estructura de este monstruo, esta hecho para que no se pueda acceder fácilmente a él... Quizás tenga alguna protección como la que mató a aquella chica de letargo...-dijo, hundiendose de hombros.

-Sea como sea, no conteis conmigo para entrar dentro a ver a Bowser cagando.-terminó por declarar, cruzándose de brazos.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

44 Re: Rocavaragálago el 10/03/14, 10:43 pm

Tak

avatar
GM
Se perdieron por una zona donde se notaba que las construcciones eran de mayor calidad. A pesar de que se pudiera seguir notando el abandono, aquel debía de haber sido un barrio rico, y no había escombros o ruinas como era habitual en la zona por la que solían moverse. E, inevitablemente, acabaron pasando cerca del descomunal edificio rojo. Cerca comparado con lo que era verlo desde el torreón. Tener la oportunidad de contemplarlo a esa distancia no tenía precio. Imponía mucho más, atrapaba mucho más, era difícil dejar los ojos quietos en un punto, porque decenas de detalles llamaban la atención. Le ponía los pelos de punta. No resultaba fácil decir de dónde venía aquella mala sensación, no era solo un edificio grande e imponente, había algo más, quizá inexplicable. Se podría haber quedado mirando por horas y, al mismo tiempo, deseaba marcharse pronto de allí.
Apesta a magia —murmuró para sí.

Una cosa era mirar, pero la conversación sobre entrar le hizo fruncir el ceño.
Ni de coña. No hay más que ver la lava, no quieren que nadie entre ahí. Y prefiero tomarme la advertencia en serio. —Después bajó el tono de voz, parecía molesto—. Ya sabemos lo que pasa aquí si curioseamos demasiado.
Se había puesto nervioso, pero no iba a admitirlo porque tampoco entendía el porqué. En vez de eso se despidió de la catedral mirándola una última vez y siguió el camino. La noche empezaría a caer pronto y era hora de volver al torreón.

Sigue en el Torreón Maciel.

45 Re: Rocavaragálago el 11/03/14, 03:58 pm

Giniroryu

avatar
GM
Aunque a Archime le intrigaba el interior de aquel imponente edificio, no se habría mostrado de acuerdo en intentar entrar de haber manifestado alguno de sus compañeros tal intención. Les habían prohibido expresamente acercarse a aquel lugar y, una vez conocidos de primera mano los peligros inesperados a los que se exponían constantemente en Rocavarancolia, el biomecánico no dudaba de que no podía suceder nada bueno si desoían una advertencia. A pesar de eso, la respuesta del sinhadre alimentó el ansia por conocer el propósito exacto de aquel lugar que a todas luces tenía que tratarse de uno de los edificios más importantes de la ciudad y con toda probabilidad albergaba alguna respuesta a una de las miles de preguntas que el irrense se había hecho desde su llegada.

<<Magia…>>, dirigió una breve mirada a Cío cuando este murmuró para sí mismo. Sí, eso era lo que transmitía. Magia pura. Un poder indescriptible impregnaba aquellos muros y el ingeniero sentía tanta atracción hacia ellos como estaba seguro de que no deberían rondar demasiado por allí. Por ello, asintió ante las palabras sensatas de algunos de sus compañeros que expresaron el deseo de abandonar aquel lugar y echó a andar tras dirigirle una última mirada escrutadora a Rocavaragálago.

Sigue en el Torreón Maciel.

46 Re: Rocavaragálago el 12/07/14, 07:32 pm

Zarket

avatar
GM
Caminé lentamente bajo la luz del final de la tarde, en dirección al trozo de Luna Roja con la que los rocavarancoleses recordábamos a nuestra madre. Tenía ya ganas de que saliese, de sentir la magia bullir bajo mi piel, y no sólo ese minúsculo cosquilleo. En las alturas las nubes también se iban preparando para recibirla, al igual que el resto de seres que vivían en la ciudad.

El sol se iba poniendo en el horizonte, dejando un cielo rojizo, mientras las nubes se congregaban para ir tapando la vista del mismo. En el otro punto cardinal, una luz completamente ajena a la del astro diurno dejaba ver un cielo ensangrentado.

Todo mi ser cosquilleaba, expectante. No sabía si era real, o solo una demente alucinación de mi mente, pero casi parecía que ambas luces intentaban competir por el dominio de la ciudad. Absurdo. La luz ensangrentada se imponía con una facilidad casi insultante sobre el sol de Rocavarancolia.

La magia comenzó a bullir bajo mi piel, casi como si supiese que aquello que la había despertado, hacía ya un año, había llegado.

Y, finalmente, la Luna Roja se mostró a Rocavarancolia. El corazón palpitaba más fuertemente en mi pecho, bombeando el poder que celebraba por todo mi ser la llegada del Astro. Las tempestad estalló, mientras la ciudad entera vibraba y la magia comenzaba a sentirse en el aire, inundándolo todo.

Alcé la cara a la lluvia, con los ojos cerrados, dejándome inundar de las sensaciones que me provocaba la Luna. «Y yo creía que vivo estaba cuando cazaba...» me dije, casi desquiciantemente eufórico. «No. No. Ahora sí estoy vivo. ¡ahora sí estoy vivo, Rocavarancolia!»

47 Re: Rocavaragálago el 12/07/14, 09:20 pm

Red

avatar
Saren volaba alto sobre la ciudad, esperando la llegada de la Luna Roja. Se había separado de Ka hacia un rato, después de que la licántropa se pusiera muy pesada con que le prometiera que tuviese cuidado, y en cuanto la había perdido de vista había alzado el vuelo con una sonrisa traviesa. No le duro mucho el chispazo de buen humor, pues desde el regreso a la Sede no había vuelto a reír con ganas, pero el viento en la cara le despejo las ideas.

Al mismo tiempo que el sol se ocultaba, un brillo escarlata empezó a surgir en el horizonte opuesto, anunciando la tan esperada llegada del astro rojo. Las nubes se fueron formando a gran velocidad, ahogando los últimos rayos del sol rocavarancoles a medida que la Luna aparecía por fin. Fue casi inmediato, toda la ciudad empezó a vibrar al mismo tiempo, agitada por la influencia del satélite. Un coro de sonidos dispares se alzó desde la ruinosa urbe: la manada aullaba junto al castillo, las criaturas que se ocultaban en las sombras gritaban hacia el cielo, y la propia ciudad crujía con ellos. Saren también grito, y su voz llenó el cielo.

La lluvia no tardó en empapar su plumaje, y viendo que el viento le iba a impedir maniobrar bien, el chico empezó a descender. Había creído ver a Bran desde las alturas, cerca de Rocavaragálago, y hacia allí se dirigió, aterrizando cerca del trasgo. Agitó sus alas para eliminar el exceso de agua y se quitó la piel, guardándola con un gesto automático tras su oreja. El norteño llevaba un abrigo largo que le protegía parcialmente de lluvia, pero no parecía que le importara mojarse, y alzó el rostro con los ojos cerrados hacia el cielo.
Buenas noches Bran —lo saludó con una media sonrisa, rascándose la cicatriz de su rostro en un gesto distraído—. ¿Qué haces tan tarde por la calle, compañero?, ¿no tienes toque de queda o algo así? —bromeo, ensanchando su sonrisa. La influencia del astro rojo estaba desterrando el nubarrón gris que últimamente había ensombrecido su buen humor.

48 Re: Rocavaragálago el 12/07/14, 09:45 pm

Zarket

avatar
GM
Aullé con euforia al sentir el baño de luz transformadora. «Cuanta diferencia, es increíble» pensé exultante, al recordar el infernal suplicio de mi transformación. Pero ahora no lo sentía, ahora simplemente podía abandonarme al poder de la Luna.

Una figura descendió del aire. Un rápido vistazo me confirmó que era uno de mis compañeros de cosecha. Su saludo me provocó una carcajada. Quizás por la alegría de verlo, quizás por la Luna Roja, o quizás por un poco de todo.

—Toque de queda? ¿Yo? ¿Por qué? —pregunté con una sonrisa en la cara—. ¿Y dónde iba a estar sino aquí?

Hice un gesto que abarcaba la Luna, Rocavaragálago y Rocavarancolia. No, ningún transformado estaría ahora en sus casas pudiendo recibirla.

—¿Cómo estás? —pregunté con genuino interés. No había traza de preocupación, en ese momento ninguna sensación oscura podía entubiarme el ánimo.

49 Re: Rocavaragálago el 13/07/14, 02:03 am

Poblo

avatar
La luna roja ya se alzaba en el firmamento, y la notaba. Un claro efecto era que había salido a disfrutar de ella, algo que no habría ni considerado hace unos días. Estaba totalmente eufórico, lo que me llevó a hacer cosas más temerarias de lo habitual.

Aprovechando el caos climático había encontrado y cogido una corriente ascendente considerablemente fuerte, y la había usado para elevarme por encima de las nubes. Allí arriba simplemente me materialicé, quedándome por un momento boca arriba en el aire con los brazos extendidos y una sonrisa tonta fruto de la marabunta de emociones. Luego me dejé caer.
Apenas fueron un par de segundos, peor se me hicieron eternos, atravesé las nubes y por un instante pude ver las gotas de lluvia a mí alrededor como si estuvieran detenidas en el aire, pero el suelo se acercaba alarmantemente rápido, y de mala gana volví a desintegrarme para coger otra corriente y no pegarme el batacazo del siglo.

Poco a poco me había ido acercando al epicentro de todo, Rocavaragálago. Llegué hasta la catedral roja siguiendo el mismo camino de casas ruinosas que había recorrido durante la luna anterior, en uno de mis primeros vuelos. Aquella vez me había chocado con casi todos los edificios, pero en este caso recorrí la ruta a la perfección. “Cuanto ha pasado desde entonces”

Entonces divisé dos figuras conocidas en las proximidades, por lo que decidí cambiar el rumbo y acercarme. Aterricé a un par de metros de distancia para evitar sobresaltos y recorrí el resto a pié.
-Veo que no soy el único que ha salido a festejar. ¿Qué tal?

50 Re: Rocavaragálago el 13/07/14, 02:47 am

Red

avatar
El selkie sonrió ante el amplio gesto del nublino, que abarcaba toda la ciudad, echándose el pelo empapado hacia atrás y enterrando las manos en los bolsillos del abrigo.
Yo estoy genial —le respondió riendo—, hacia tiempo que no me encontraba tan bien. Creo que lo necesitaba, los últimos meses han sido complicados, ya sabes. Después del secuestro... bueno, mi humor no ha sido el mejor, demasiada mierda. Pero da igual, ahora todo esta bien —concluyó, aparcando el tema con una amplia sonrisa.

Pablo apareció en ese momento, materializándose a unos dos metros y acercándose a pie. Parecía contento, y teniendo en cuenta la influencia que solía ejercer la Luna Roja, no era algo extraño. El propio idrino estaba pletórico, y los problemas de los últimos tiempo no parecían importantes.
Le decía al bueno de Bran que me encuentro genial, este clima alegraría a cualquiera —respondió riendo—. ¿Qué os apetece hacer, caballeros?, las posibilidades se me antojan infinitas —añadió.

51 Re: Rocavaragálago el 13/07/14, 02:14 pm

Zarket

avatar
GM
—Me alegro —dije genuinamente a Saren. Era maravilloso que mi amigo por fin hubiese podido dejar atrás el oscuro ánimo que le provocaron los mercenarios.

La figura de Pablo apareció a unos metros. Me pregunté vagamente si había descubierto por qué alguien lo quería muerto. «O bueno, más muerto de lo que está» pensé con una risita. En cualquier caso, no pregunté.

—Yo diría que extasiado. Noto a la Luna bajo cada punto de mi ser.

La pregunta de Saren me dejó pensativo un momento. Tras pensar en algo compuse una sonrisa traviesa.

—¿Queréis espiar recién transformados? No me apetece mucho meterme en los torreones con la que deben tener liada, pero sí tengo curiosidad por saber lo que la Luna ha revelado de ellos.

52 Re: Rocavaragálago el 13/07/14, 09:57 pm

Poblo

avatar
Tras saludar y ser saludado el tema de conversación cambió rápidamente a ideas para aprovechar la noche. 
Visitar a transformados no me apetecía nada, peor lo de espiar que propuso  Branniel me parecía aceptable. Tampoco es que tuviera una idea mejor y, pensando desde un punto de vista paranoico, verlos ahora me permitía saber de qué podrían ser capaces si me los encontraba como enemigos en el futuro. 

Respondí encogiéndome de hombros. -¿Por qué no?

53 Re: Rocavaragálago el 14/07/14, 02:43 am

Red

avatar
La idea de ir a echar un ojo a los nuevos transformados le parecía bien, pero sus motivos eran distintos a los del vampiro, el solo sentía curiosidad. Apenas los había echado un vistazo durante la cosecha, pero ahora que estaban transformados le apetecía saber que nuevas criaturas caminaban por la ciudad de los milagros.
A mi también me parece bien —opino—. ¿Como vamos?

Los tres chicos no tuvieron que discutirlo demasiado, no hacia tiempo para andar volando, y andar parecía una opción tan buena como otra cualquiera. Saren echó a caminar junto a sus dos compañeros, y la conversación no tardo en desviarse a las posibles nuevas trasformaciones. El idrino no sabía ni que síntomas habían mostrado los cosechados durante la criba, y preguntó a los otros dos si se habían cruzado con ellos en algún momento para tener una base con la que teorizar.

Continúa en el Torreón Letargo.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 5.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.