Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Adru y Rox charlan sobre género
por Goliat Hoy a las 05:06 am

» Libo
por Nihil Hoy a las 03:25 am

» Sede de los Taumaturgos
por Tak Hoy a las 12:42 am

» La Bodega
por Jack Ayer a las 04:48 am

» El Cuchitril
por Yber Ayer a las 01:02 am

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38643 mensajes en 730 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » El Macetero

El Macetero

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 13 de 14.]

1 El Macetero el 12/08/12, 06:35 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

El Macetero

Portal situado en el continente, al centro, cerca de la isla


145 Re: El Macetero el 31/08/17, 02:01 am

Tak


GM
Los sinhadres asintieron, estando de acuerdo con el plan. La responsabilidad de que el negocio fuese bien también recaía sobre sus hombros, así que estaban más que dispuestos a ayudar. Ayne cogió uno de los vasos de syv mientras Jack hablaba y lo bebió mientras Eara detallaba con el vampiro si podía tomar los libros prestados y sacarlos del recinto, y si podría acceder ella sola al laboratorio de Sepalian hasta la llegada de un sustituto, donde escribiría notas para que este tuviese referencias.

El anima dejó el vaso vacío sobre la mesa y le dio las gracias al vampiro antes de marcharse. Eara no sabía de dónde había sacado su edeel las ganas de meterse nada al estómago, porque ella estaba todavía visiblemente afectada por la muerte inexplicable de Sepalian, y el nudo que le impedía tragar saliva todavía estaba allí.
Parece que se acercan tiempos complicados —comentó Ayne.
Sí… —corroboró su aurva.
¿Te ves capaz de llevar la plantación tú sola mientras estudias todo eso? —preguntó, mostrando un poco de preocupación.
Tiene que ser. Los autómatas hacen la mayor parte. ¿Podrás echarme una mano?
Ayne frunció el ceño. Eara le estaba pidiendo que usase magia para ella, ¿se había acostumbrado tanto a verle haciéndola que ya no consideraba de dónde procedía?
Espero que sí —respondió, enseñándole el espejo que le había dado Jack para vigilar el exterior. Si tenía que abandonar su puesto tendría que ser brevemente, pero aquello facilitaba las cosas.

146 Re: El Macetero el 10/10/17, 12:48 pm

Jack


Se habían citado en el laboratorio para empezar. Iba a ser su lugar de trabajo así que qué mejor sitio? Y después ya irían a enseñarle los viñedos y microclimas y todo el complejo... si no se lo enseñaban los sinhadres de camino allí.

Sepalian tenía el lugar recogido, repleto de alambiques, libros, plantas... Pero recogido. A su muerte, el vampiro lo había mantenido tal y como el brujo lo dejó, pero sí que había ordenado que se limpiara regularmente. Sin embargo, aquel día había un cambio: el rubio había ido con tiempo de sobra para ordenar los libros y grimorios según los niveles y según lo avanzados o básicos que fueran (después de haber anotado el orden original en que estaban —una manía suya infundada por la posible "no-muerte y vuelta del brujo, por si acaso"). Había limpiado y despejado una mesa y había colocado los iniciales ahí.

Y después, se sentó a esperar.



Última edición por Jack el 15/10/17, 03:34 pm, editado 1 vez

147 Re: El Macetero el 12/10/17, 01:25 am

Tak


GM
Eara se puso muy contenta cuando supo que Irianna había sido admitida. Además de alegrarse por su amiga, a partir de entonces no trabajaría sola. Los días sin Sepalian habían transcurrido sin incidentes, pero la sinhadre se veía superada a menudo por el aumento de tareas. Y era una suerte que se hubiese encontrado a una sustituta tan pronto.

A Ayne también le aliviaba saber que ya no tendría que dejar su puesto de vigilancia para ayudar a su aurva. Por no decir gastar magia en los viñedos cuando no quedaba más remedio. Además, estaba seguro de que Irianna era más que competente para el puesto.

En su primer día la acompañaron hasta el macetero y allí le mostraron los transportes que había que tomar para llegar a la plantación. Los sinhadres estaban más que acostumbrados en aquel momento, pero Eara le contó a Irianna cómo había sido su primera experiencia mientras se subían a la especie de cabina que sujetaba el insecto demiúrgico que los estaba esperando.

Le dieron conversación a la idrina hablando de la plantación. Eara quería explicarle algo antes de que lo viera por sí misma, y no se trataba del sistema de seguridad. Ya le habían hablado a Irianna de los centinelas, sin entrar en demasiados detalles porque Eara no se había visto capaz. Aunque con el tiempo deseaba hacerla partícipe de sus pesquisas, así que sabía que tendría que contarle tarde o temprano que los repobladores eran menos que alimañas para los autómatas. La aurva deseaba que Irianna ya lo sospechase por cómo Ayne se había explicado en su momento.

Lo que Eara quería advertirle antes de que lo viera por sí misma era que había nublinos allí. Nublinos esclavos, ya que no había otra palabra para llamarlo. Eara hablaba con ellos y tenía una relación cordial, pero eso no iba a ocultar lo evidente a ojos de su amiga.
Hay algo más que deberías saber —empezó a decir. Ayne giró la cabeza para mirarla, preguntándose qué sería, en concreto—. Los otros trabajadores de la plantación… no los de otros turnos. Algunos viven aquí.
Ayne entendió por qué le costaba tanto explicarse y tomó la palabra.
Son esclavos. De Nubla. —Eara bajó la mirada—. Estoy seguro de que no le hace gracia a nadie, pero parece que es la norma por aquí. Da igual donde busques trabajo.
El anima fue consciente de que estar sonando indiferente, pero lo que decía no dejaba de ser verdad. Ya tuvo que enfrentarse a Eara para trabajar en el viñedo a pesar de los asesinatos de repobladores, y al igual que Jack no iba a dejar de matar repobladores estuviesen ellos allí o no, tampoco iba a dejar de explotar nublinos sin esencia.
Ah. Hemos llegado —anunció de pronto.

Al mirar por la cristalera podía verse ya el complejo. Habían entrado en el área en que el camuflaje óptico dejaba de ser eficaz, y podían verse los muros, las torres de vigilancia, y la gran extensión de vides.
Siento no haberlo dicho antes —dijo Eara quedamente.

148 Re: El Macetero el 15/10/17, 02:03 pm

Giniroryu


GM
El paso por el portal y el viaje ya resultaban rutinarios después de sus numerosas visitas a Krabelin. Debido a esto último, algo similar sucedía con el tamaño de la vegetación en aquel planeta: ya no le cogía por sorpresa. Aun así, no estaba lo suficientemente acostumbrada como para que los gigantescos árboles le pasasen desapercibidos ni mucho menos.

Pero lo que más llamó su atención en un principio fue sin duda la cabina que sujetaba insecto mecánico a la que se subieron para llegar hasta la plantación. La lacustre conocía la demiurgia ya que Hal, o Lanor Gris como se hacía llamar, vivía con ellos en Serpentaria, pero nunca se hubiera imaginado que se pudiese crear algo de aquellas características.
No me extraña, infunde algo de respeto —respondía a la explicación de Eara acerca de cómo había sido su primera experiencia en aquel cacharro.
A pesar de ello, Irianna no tenía miedo a las alturas y, una vez superada la sensación inicial, observó la extensión de árboles bajo ellos maravillada. Además, al contrario de lo que pudiera parecer, el transporte demiúrgico no se tambaleaba en absoluto gracias a un hechizo y enseguida se acostumbró a aquel método de desplazamiento sin temer por una posible caída.

Centró su atención de nuevo en la aurva cuando esta volvió a hablar… y para tratar un asunto bastante más delicado esa vez. La explicación de Eara le hizo componer un gesto inquisitivo, pero Ayne no le dio tiempo a pensar en qué quería decir exactamente siendo claro y conciso. Esclavos. Aquella palabra no le gustaba nada y al mismo tiempo empezaba a resultarle demasiado familiar por diversos motivos… No le sorprendió oírlo, mucho menos después de haber creído entender cómo funcionaba la seguridad de la plantación tal y como le había explicado el anima hacía poco. No por ello se hacía mucho más fácil de digerir.
Soy consciente de ello… —respondió a la apreciación de Ayne con un leve suspiro—. Da la impresión de que uno nunca va a poder terminar de acostumbrarse a cómo funcionan las cosas en Rocavarancolia.
No quiso explayarse más y prefirió dejarlo correr con un comentario que podía leerse como anecdótico, aunque para ella tenía una significancia considerable. No solo eso, por otra parte tenía claro que no quería dedicar mucho tiempo a trabajar en un lugar que empleaba esclavos… pero por aquel momento tan solo quería pensar que lo único que no recibían aquellos nublinos por su trabajo era dinero y disponían del alimento y las comodidades pertinentes. Si Eara y Ayne no habían rechazado trabajar allí por aquel motivo, suponía que estaba en lo cierto y ni Jack ni ningún asociado trataba mal a aquellas personas.

Llegaron, e Irianna volvió a encontrarse con la segunda sorpresa.
Vaya, debe de costar mucha energía mantener algo tan grande oculto con magia —dijo impresionada mientras seguía a los sinhadres.
Aquel lugar sí resultaba totalmente novedoso para ella, por lo que su faceta más curiosa la mantenía tratando de fijarse en todos los detalles de aquello que nunca había visto antes. Eara pronto volvió a reclamar su atención, no obstante.
>>¿Qué? Ah, no, no te preocupes… Es difícil hablar de este tipo de cosas. Confío en vuestro buen juicio —añadió haciéndose eco de sus anteriores pensamientos al respecto.



Última edición por Giniroryu el 14/05/18, 07:16 pm, editado 1 vez

149 Re: El Macetero el 15/10/17, 04:21 pm

Tak


GM
Eara se imaginaba que Irianna iba a reaccionar como lo hizo, pero no podía evitar la inquietud que había sentido hasta contárselo. Y no se había ido del todo, porque aún faltaba algo por explicar. Le agradeció con una pequeña sonrisa la confianza en ellos, aunque en ese caso particular, Eara no las tenía todas consigo. Se había acostumbrado, sin más. Ayne se hizo eco de sus pensamientos, a pesar de que a él nunca parecían afectarlo aquellas cosas.
Acabas dejando de pensar en ello con el paso del tiempo. No se les fuerza en condiciones inhumanas ni nada por el estilo.

El insecto no tardó en tomar tierra y eso interrumpió la conversación, algo que Ayne aprovechó para cambiar de tema. Cuando salieron del habitáculo, y mientras guiaban a la idrina hacia el laboratorio donde les esperaba Jack, le habló de las cosas que creyó que le interesarían.
¿Ves las auras de distintos colores sobre los viñedos? Son microclimas para los cultivos. Aquí hay magia por todas partes, no es solo el camuflaje óptico. Aunque de la parte de los cultivos entiende más Eara.
La miró, cediéndole la palabra. Era su forma de distraerla de sus pensamientos.
Bueno, más o menos. No entiendo el funcionamiento de muchos hechizos, pero otros los he intentado estudiar, solo por entender un poco mejor mi trabajo. Los microclimas son cosa de una bruja de las burbujas, ¿lo sabías?

No tardaron en pararse ante la puerta del laboratorio. Las explicaciones podían esperar. No sabían si Jack quería enseñarle el recinto personalmente, así que lo primero sería hablar con él. Ayne llamó a la puerta y Jack los hizo pasar al interior.

150 Re: El Macetero el 15/10/17, 08:33 pm

Jack

avatar
Cuando les escuchó fuera, se aproximó a la puerta para abrirles. El edificio era una cabaña de madera y cristal situada en uno de los anillos de viñedos y cultivos centrales, de base rectangular y alargada. A un terrícola la forma le podría recordar a un invernadero. A los lados, fuera, había montículos o más bien terrones de tierra con microclimas de prueba en el interior. Levitaban y serían lo primero que vieran al llegar al lugar. Había todo tipo de plantas en miniatura en las esferas flotantes, tan vistosas algunas que alguna vez se le había ocurrido montar una exposición. Abrió, les sonrió y les invitó a entrar con la mano.

Hey, buenas, bienvenida —después miró a los sinhadres—. ¿Qué tal, todo bien? ¿Comenzamos?

Pasaron al interior sin cerrar la puerta para que entrase toda la luz posible y el vampiro señaló todo el material, los libros, macetas, vitrinas...

Bueno, pues este es el laboratorio. Me voy a dejar de formalidades...
Más de la mitad de las cosas que hay aquí no sé usarlas ni para qué sirven, así que yo no te puedo explicar mucho. pero confío en que en los meses del periodo de pruebas entre Eara y tú seréis capaces de hacer algo. Y tengo en mente traer más ayuda... nos irá bien
—dijo, pensando en Erika. Tenía que hablar con el rubiales.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...


New Sincy:

151 Re: El Macetero el 22/10/17, 03:25 pm

Giniroryu

avatar
GM
La segunda parte de la afirmación de Ayne la alivió, pero no pudo evitar pensar que, aunque estaba segura de que lo que decía era cierto, estaban tratando el tema de forma muy hipócrita. ¿Pero qué otra cosa podía hacer? Aquello no era Idris, y sabía el Reflejo que Irianna no pensaba volver a su planeta de origen. Se limitó a asentir al anima.

Agradeció el cambio de tema, y observó con mucho interés los microclimas de los que le hablaba la pareja sinhadre, girándose hacia Eara cuando mencionó cómo se llevaban a cabo aquellos pequeños sistemas.
¿De verdad una bruja de las burbujas puede hacer esto? Es increíble…
Ella sabía mejor que nadie que a un dominio aparentemente inútil podía sacársele mucho partido, pero algo como aquello superaba con creces todo lo que ella pudiese llegar a hacer con su niebla, al menos en lo que a complejidad se refería.

No tardaron mucho más en ver a Jack, a quien devolvió el saludo educadamente. Al parecer el vampiro, pues ya conocía en qué consistía su transformación tras haber preguntado a la aurva durante una conversación, no sabía mucho sobre el trabajo que iban a realizar. Dedicó a su amiga una fugaz mirada de preocupación y de pronto sintió que tenía una montaña de trabajo por delante. Sabía que el encargado anteriormente de la plantación era un poderoso brujo, miembro del Consejo nada menos, que había muerto recientemente. ¿Cómo iban a poder ellas suplir su falta? ¿Le había dado tiempo a Eara a aprender lo suficiente para salir adelante?
Oh, ¿entonces va a haber alguien más trabajando con nosotras? —Preguntó al escuchar el final de la explicación de Jack.
Tal vez  esa otra persona tuviese más experiencia y eso sería bueno… Aunque no podía evitar preguntarse qué clase de persona sería y, en gran parte, hubiese preferido trabajar solo con Eara en lo que sería un ambiente cómodo y seguro para ella.

152 Re: El Macetero el 24/10/17, 12:14 pm

Jack

avatar
El vampiro fue bastante consciente de las miradas de preocupación, pero también se las esperaba. ¿Cómo no? Ofrecía una plaza de trabajo para suplir a un experto y él mismo, el contratante, no tenía ni idea de cómo funcionaba casi nada en aquel laboratorio. Jack no había tenido ni la voluntad ni la paciencia ni el tiempo de implicarse en las cosechas ni de cómo funcionaban. Prefería manejar las cuentas, los contratos, el bar... Por eso intervino antes de responder a su pregunta.

Que no cunda el pánico —bromeó mientras alzaba las manos, como pidiendo calma, claramente exagerando—. Soy consciente de la situación y por eso no os exijo nada, ni quiero ni puedo, así que, si aceptas, tomaros vuestro tiempo para aprender y experimentar, sin presiones. Nadie puede igualar a Sepalian, pero la empresa se puede permitir un bache.

Después, se cruzó de brazos.

Sobre una posible compañera... En principio, no, ya está empleada en otra parte, pero es la bruja de las burbujas que hizo gran parte de esto posible. Suele venir unas pocas veces al año, pero quizá haga falta que venga más a menudo. Aún tengo que hablar con ella, es solo una idea, pero seguro que saldríamos del bache mucho más rápido.

Se distrajo unos minutos, mirando al infinito, pensando en cómo sería aquello. No solo por ver a Erika a diario por allí sino lo que las dos o las tres podrían hacer con las cosechas. Siempre podían irse a pique, pero tenía ahorrado suficiente para vivir bien mientras levantaba algún otro proyecto, y sus empleados tampoco podrían quejarse. Tenía toda una vida por delante, mucho más larga que las de otros si se cuidaba, y tenía claro que la Bodega no sería eterna. Y si quebraban no sería culpa de nadie más que de él, por tener un proyecto tan ambicioso y no ocuparse personalmente de lo esencial, las cosechas.

Pero, por otro lado, ¿por qué no les podría ir bien con la sangre nueva? Podían ser originales, traer frescura, ideas nuevas, lo que fuera, o tener más inventiva para cosechas o para el asunto de los repobladores, por ejemplo. Irianna no parecía una cabeza hueca. Había que intentarlo, al menos. Además, siempre había intentado contratar a los novatos. Si finalmente tocaba cerrar el negocio, al menos lo haría con varios en plantilla.

No fue consciente de que había desconectado de la "entrevista".


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...


New Sincy:

153 Re: El Macetero el 25/10/17, 03:06 pm

Tak


GM
Eara habría contado lo que sabía en respuesta a la pregunta de Irianna, pero estaban a punto de ver a Jack y él entendía mejor cómo se habían montado los cultivos. Probablemente acabaría explicándoselo, como lo había hecho con ellos.

Ya en el laboratorio los sinhadres saludaron a Jack pero dejaron que él e Irianna hablasen de todo lo que debían quedándose en silencio. Para ellos, la idea de Jack de traer a Erika allí era nueva. La conocían de vista y no mucho más, pero su habilidad era de gran utilidad en la plantación. Eara, al menos, deseó poder contar con su ayuda.

La aurva veía aún dubitativa a Irianna e intentó que las cosas no pareciesen más difíciles de lo que eran.
Las plantas ya son grandes y pueden producir a un ritmo normal sin la influencia de Sepalian. Si podemos conseguir que no se debiliten los resultados van a seguir siendo muy buenos. Y con la ayuda de Erika se podría alargar la época de cosecha, e incluso cosechar dos veces al año.
En el peor de los casos, habría que expandir el área de cultivo. ¿No es así? —añadió Ayne, dirigiendo su pregunta a Jack, que no intervenía desde hacía un rato.

154 Re: El Macetero el 26/10/17, 03:30 pm

Jack

avatar
El vampiro no reaccionó hasta que el murmullo no cesó tras una pregunta y una mirada de Ayne.

Eh... sí, perdón. Divagaba. Gracias, sí, todo eso se puede hacer. Ampliar y mantener lo que funciona bien mientras investigamos para lo demás. Yo intentaré traer más libros y cualquier material o producto que necesitéis, solo pedidlo.

Dicho eso, miró a Irianna con media sonrisa.
No sé si te esperabas un panorama tan... así, pero ¿cómo lo ves? ¿Nos damos un tiempo de prueba mutuo? Está mal que lo diga yo, pero la sangre joven y fresca siempre viene bien. Vosotros dos dais buenas ideas, por ejemplo —añadió mirando a los sinhadres. Y se notaba que lo decía en serio.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...


New Sincy:

155 Re: El Macetero el 27/10/17, 02:03 pm

Giniroryu

avatar
GM
Cuando Jack explicó de quién se trataba la posible tercera persona, Irianna se replanteó enseguida su anterior pensamiento. Tal vez sí fuese mejor que pudiesen llegar a recibir su ayuda después de todo… Por supuesto, el hecho de que se tratase de otra mujer le aliviaba bastante. Además, entre el vampiro y Eara estaban consiguiendo que su preocupación porque aquello le viniese grande disminuyese un poco. Asintió a su amiga tras la explicación que le proporcionó, y a continuación el humano la sorprendió dirigiéndose a ella, con una pregunta que no se esperaba. ¿Tanto se había notado su vacilación? Todo indicaba que así era; de todos modos no le extrañaba, pues el asunto le había sonado demasiado abrumador de inicio.
Oh, no, no. No estaba planteándome retractarme ahora ni nada por estilo —le explicó con gestos algo apresurados por el nerviosismo, pero que reforzaban su afirmación—. Por supuesto que acepto el periodo de prueba, con la ayuda de todos seguro que conseguimos sacarlo adelante —dijo con una leve sonrisa y asintiendo a Eara—. Gracias por la oportunidad —añadió realizando un pequeño gesto de agradecimiento hacia Jack.
Tendría que compaginar aquel nuevo trabajo con la elaboración de los manuscritos para dama Diurna. La lacustre no hubiera imaginado que no solo encontraría empleo tan pronto a pesar de sus múltiples dudas, si no que iba a llevar a cabo dos trabajos muy diferentes a la vez.

156 Re: El Macetero el 30/10/17, 05:45 pm

Jack

avatar
El vampiro sonrió, complacido. Habría detestado volver a la tarea de buscar otro sustituto o, peor, tener que hacerlo él y dejar de lado sus labores en el bar. Quizá era egoísta al no querer meterse a investigar en libros y alquimia, pero no lo haría mientras pudiera. No era ningún ratón de biblioteca ni quería pringarse con "esas cosas", ya se burlaba Erika de él cuando le tocaba hacer algo. Había pensado tanto en ella que le apetecía verla.<<Puedo ir luego de visita... Pero ahora deja de divagar>> Irianna aceptaba la oferta, genial. Al grano.

Genial. Seguro que esto sale adelante, de una forma u otra, y no os preocupéis por el futuro de esto. Y volviendo a las formalidades... O bien hacemos el contrato ahora en el despacho —señaló la torre por una de las ventanas—, o bien otro día, cuando sea. Mejor hoy, vaya, pero si tienes otras obligaciones en Rocavarancolia, lo entiendo.

>>Y a vosotros, gracias por ponerla al tanto de todo —dijo a los sinhadres. Al menos no le habían vendido el sitio como un lugar de tortura de repobladores y esclavos explotados, como alguna vez había oído Elunin en el Mercado.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...


New Sincy:

157 Re: El Macetero el 01/11/17, 04:13 pm

Tak


GM
Resultaba tranquilizador que todo el mundo estuviese dispuesto a poner de su parte. La situación no era tan dramática, después de todo. En los mundos sin magia las cosechas también salían adelante, y la magia la tenían todavía de su parte, aunque no hubiese dominios implicados.
Además, de querer hacer crecer vides nuevas de forma acelerada se podría pedir una ayuda temporal al brujo de las enredaderas de la Clínica Luna Roja —aportó Ayne a la posibilidad de ampliar los cultivos.

Cuando Jack habló de firmar el contrato, los sinhadres pensaron que tocaría retirarse por el momento. Ayne tenía que patrullar las murallas, pero esperaría con Eara hasta que esta fuese a enseñarle los lugares de trabajo a Irianna.
No hay problema —respondió el anima al agradecimiento del vampiro.
Es parte de nuestro trabajo —dijo Eara.
«Para no quedarnos sin él» añadió Ayne mentalmente.

158 Re: El Macetero el 01/11/17, 08:49 pm

Giniroryu

avatar
GM
Dirigió su mirada hacia la ventana que había señalado Jack, aunque devolvió enseguida su atención al propio vampiro.
Oh, no, no tengo nada que hacer hoy, ya avisé a dama Diurna de que hoy no podríamos… Quiero decir, estoy ayudando a alguien con su investigación y ese sería el único motivo por el que no podría, pero me aseguré de avisarla.
La idrina se sintió avergonzada porque sabía que la explicación no había sido realmente necesaria y hubiera bastado con negarlo. Su cerebro le había traicionado, no obstante, y los nervios le hicieron pensar en voz alta.
>>Firmaré ahora, por supuesto —añadió tratando de reparar “el mal”.

Aunque se encontraba centrada en las palabras del humano, lo que dijo Ayne poco después captó su atención. Si no hubiesen estado con Jack, sin duda la lacustre hubiera comentado algo al respecto del brujo al que se refería el anima al recordar lo que había sucedido la noche de su transformación, pero no quería que pareciese que se pasaba de lista y juzgó más conveniente no decir nada. Siempre podía comentarlo con los sinhadres en otra ocasión si volvía a surgir el tema, además.

159 Re: El Macetero el 09/11/17, 05:08 pm

Jack

avatar
El vampiro frunció el ceño cuando escuchó la propuesta de Ayne hasta que recordó quién era, más o menos, y asintió a la vez que se encogía de hombros.

Enredaderas, ¿eh? Claro. Lo pensaré, gracias.

Pero de "claro" nada. No traería a nadie de quien no tuviera referencias, así que tendría que investigar. O incluso visitarle él mismo... O... ¿Diurna? Chasqueó los dedos de la mano izquierda y casi le faltó decir "¡eureka!"

Ya sabía yo que me sonaba tu nombre. ¡Conozco a Diurna! Qué bien, oye, espero que os salga genial lo que tengáis entre manos.

Después, se pusieron en camino hacia el despacho para zanjar el asunto. Contrato, salario, horario, vacaciones, dudas, blablabla. Y después, cada cual a lo suyo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...


New Sincy:

160 Re: El Macetero el 29/04/18, 03:15 pm

Zarket

avatar
GM
Llevaba mucho tiempo en el Macetero, y en aquel periodo no había tenido ni un solo problema. Nadie de la Secta había ido jamás a aquel mundo, nadie que pudiera tener interés en venderla a aquel nido de fanáticos enloquecidos la había visto jamás. Gighena estaba, en definitiva, encantada de su vida, aunque sabía que nunca desaparecería el odio que le provocaba la Secta por lo que habían hecho ni por lo que le obligaban a hacer.

Aquel día todo cambió. Las palabras se colaron a sus oídos, procedentes de su espalda.

—Así que de verdad estabas aquí. Supongo que no debí haber dudado de su palabra.

Se dio la vuelta, sintiendo cómo el pozo del horror se abría en su estómago. Dama casia estaba de pie en el mismo camino que ella, mirándola con una seriedad que le aterrorizó. Ni la fuerza ni el orgullo de los trasgos, ni la fuerza ni la magia consiguieron envalentonarla para enfrentarse a uno de los seres que habían contribuido a su agonía o a su exilio. La primera trasgo de Ewa solo pudo correr, los recuerdos del mal de Ewa reavivados por aquella presencia que, a su parecer, era casi diabólica.

La ninfa ciervo, entre tanto, suspiró de hastío. Aceleró el paso tras el camino que había seguido la antigua sacerdotisa, hablando con una severidad impropia de ella.

—¡No huyas, Gighena! No estoy aquí para hacerte daño.

En ese momento la trasgo tropezó, y las palabras de su perseguidora basaron para romper aquel bloqueo e inundarla de rabia.

—¡MIENTES!

Apretó los puños y se dio la vuelta, deseando abrir en canal a aquel ser que, si por fuera parecía buena y pura, sabía que poseía un alma tan nauseabunda como todas las de la Secta.

Dama Casia había estado preparada, y por ello un hechizo la volvió intangible antes de sufrir daño alguno. Los zarpazos atravesaron varias veces aquella carne imposible de tocar antes de que ambas se cansaran de aquel juego.

—Nunca me llevaréis otra vez. Jamás —el odio y la desesperación se mezclaban en la voz de Gighena, pero si algo sabía era la rotunda verdad de lo que había dicho. Los fanáticos de Ewa no la esclavizarían nunca otra vez.

—Es otro el poder en cuyo nombre te visito. Y es un poder que, a decir verdad, odia a la Secta.

Gighena la miró con desconfianza, acostumbrada hace tiempo a las manipulaciones y las mentiras de Ewa y sus seguidores. En aquel momento no la creyó ni por un segundo, pero al darse cuenta de que estaba acorralada mientras Casia no dijera por qué la había visitado no intentó hacer otra infructuosa huida.

—¿Es ese poder el que te ha dicho donde estaba?

—Sí. Y lo que desea de ti no es entregarte a la Secta, sino un favor personal.

—Entiendo. Y si me niego, por supuesto, me delatarás. Tú o ese poder, sea lo que sea —la sonrisa cínica de Gighena no hizo más que ensancharse cuando comprobó que Casia no respondía sino con una mirada severa. La trasgo rio por lo bajo, sabiendo que debajo de toda la fachada de misticismo y grandilocuencia de tantos rocavarancoleses lo único que había era algo más prosaico: el intercambio de favores mezquinos y la falta de empatía y preocupación por cualquier ser que no fuera uno mismo—. Muy bien, qué tengo que hacer.

—Algo que dudo que te desagrade, no te preocupes —tras la burla de Gighena llegó el turno de la sonrisa de dama Casia. Y la trasgo, al verla, sufrió un escalofrío. La perversión que se adivinaba en aquel gesto era una que no había conocido nunca—. Lo único que tienes que hacer a cambio de nuestro silencio es matar a Lah Donna.

161 Re: El Macetero el 30/11/18, 01:32 am

Tak


GM
-Temporalmente entre la salida de la Luna y el sueño común de la trama-


Aquel día Eara y Ayne habían decidido quedarse a descansar un poco en el macetero por insistencia de ella. Gracias a eso, habían coincidido en la sala de descanso con Irianna. Eara no dudó en ofrecerse a preparar una infusión para todos, ya que había descubierto el surtido de hierbas que había al lado de una tetera desportillada que cualquiera podía usar. Aquella sala se había equipado cada vez mejor a raíz de la gente que empezó a pasar más tiempo en el macetero para descansar en condiciones, por lo que a la pequeña mesa cuadrada con cuatro sillas se le habían ido sumando utensilios para el día a día y un sofá cama algo destartalado.

Era un día normal más; Ayne ni siquiera estaba prestando especial atención a la conversación mientras se calentaba las manos con la taza de driv artificial. Irianna y su aurva hablaban de un trabajo pendiente de la segunda que aparentemente le estaba dando problemas.
¿Te importaría quedarte un poco más después de tu turno para ayudarme? Solo será un ratito. Necesito transladar todas las plantas sanas a otra parcela, y ahora pesan demasiado para hacerlo sin magia —decía en aquel momento. Ayne levantó la mirada, despertando de su letargo, y la clavó en Eara.
Puedo hacerlo yo, no necesitas pedirle que se quede más tiempo para eso.
Eara parecía olvidar el hecho de que podía abandonar la muralla; tenía medios para vigilarla sin estar allí, y además estaban los autómatas de Jack. Ayne se había sentido dolido de no ser la primera opción de su aurva, pero lo peor era que estaba seguro del motivo.
Es bastante gasto mágico, por eso pensé… —repuso ella. Parecía preocupada mientras trataba de escoger sus palabras.
Deberías admitir de una vez que no te gusta depender de mi magia —la interrumpió él.
¿Qué?
Todavía crees que no debía usarla. ¿No es tan inocua como la de los brujos, verdad? —le reprochó el anima. Eara cometió el error de apartarle la mirada, lo que para él solo fue una confirmación.
Es demasiado valiosa, eso es todo. No hace falta que la gastes en cosas innecesarias.
¿Y es valiosa por el precio, no?
¿Desde cuándo has empezado a hablar así de ello? —replicó ella, repentinamente desafiante—. ¿Cuándo ha dejado de importarte? Cuando hablamos con Samika dijiste algo similar.
No ha dejado de importarme, pero tú actúas como si nunca hubieses dejado Sinhdro. Cuando decidiste quedarte creía que entendías las consecuencias.
¿Qué quieres decir? ¿Qué debería asumir que es normal mancillar las almas de la gente solo porque ha cambiado el lugar donde vivo? —Se arrepintió enseguida de haberlo formulado así, pero ya no podía volver atrás para retirar aquellas palabras.
Lo que yo hago para conseguir magia es reversible. A diferencia de lo que le hacen en Sinhdro a los aurvas que sobran, Eara. –Ayne trató de ser hiriente a propósito, usando palabras tan ponzoñosas como las que habían usado contra él. Era consciente de que si su aurva se sinceraba, él iba a salir herido, tal vez por eso aquellas palabras llevaban tiempo esperando el momento oportuno para ser usadas en su contra. Y Eara todavía no se había movido, pero su pecho subía y bajaba a gran velocidad, por lo que supo que la había logrado alterar—. Y, francamente, a mis ojos las almas de aurvas y edeels parecen idénticas, ¿qué podría…?

Ayne no pudo terminar de hablar. La mesa se clavó en sus costillas, empujándolo hacia atrás y casi haciéndolo perder el equilibrio en la silla. Eara se había levantado con brusquedad, arrojándola contra el anima y derramando bebidas y tirando vasos. Sus ojos entrecerrados miraban al edeel con furia.
¡No tienes derecho...! ¡No tienes la más mínima idea! —Su voz se entrecortaba al no parar de temblarle la madíbula—. Los edeels no tenéis que crecer preguntándoos si viviréis más allá de los trece años. ¿Crees que lo sabes todo, que lo entiendes todo? ¿Quieres que acepte sin más que… que los impuros… murieron para nada? —Una pequeña pausa bastó para que no pudiese retener las lágrimas más. Estaba harta, harta de todo y de nada en concreto. Quería dar gritos, preguntar qué esperaba todo el mundo que hiciera. O volver a Sinhdro, o a Serpentaria y encerrarse en la habitación una semana entera. Ninguno de los esfuerzos que hacía parecía suficiente para encajar en ningún lugar—. ¿Qué luces va a entender un edeel? —siseó, antes de frotarse la cara con las palmas de las manos y salir de la habitación, sin saber a dónde se dirigía.

Ayne movió la mesa lentamente hasta volver a ponerla en su sitio. Las palabras de Eara lo rondaban como si se tratase de un fantasma. El driv se había derramado sobre su ropa, y quemaba, pero priorizó recoger los pedazos rotos de cerámica del suelo, empezando a apilarlos con las manos.
Siento que hayas tenido que ver esto. —Se dirigió a Irianna, aunque no estaba mirándola. Pretendía hablar calmadamente, pero la vibración de su voz lo delataba—. Creo que ahora mismo preferiría hablar contigo antes que conmigo. Hay cosas que nunca ha querido contarme, pero no puedo entenderlas si no me las explica. ¿Irías tras ella? —Logró mirar a la idrina por fin, recordando que sin ojos no le sería tan fácil ver en su rostro el desconcierto y la tristeza.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 13 de 14.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.