Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarHoy a las 11:09 amHarekSubterráneosAyer a las 06:31 pmGiniroryuBosque FantasmaAyer a las 06:07 pmGiniroryuCasino Lago ÁureoAyer a las 05:58 pmGiniroryuPrimer sueño de RägjynnAyer a las 05:43 pmGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52130 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Maneki Neko - RV Gakuen

20/04/23, 12:52 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Era el último viernes del mes. Estaba amaneciendo y los primeros rayos del alba empezaban a filtrarse a través de las rendijas de la ventana. Tímidos pero decididos a indicar la llegada de un nuevo día.
Ethan no tardó mucho en incorporarse. Apago la alarma antes de que llegara a sonar y aún perezoso, fue a abrir las persianas. El fogonazo de luz repentino baño toda la habitación, lo que le hizo entrecerrar los ojos con cierta molestia. El buen tiempo no acompañaba su estado de ánimo, que lejos de estar alegre se notaba cansado.

Al poco ya estaba bajando a desayunar. Con una coleta maltrecha y unas ojeras que solo indicaba lo poco que había descansado se sentó en una de las mesas más alejadas. Aunque el joven nunca había sido un icono de la moda, hoy se notaba cierto esfuerzo en pasar desapercibido. Vestido con un chándal gris dos tallas mayor y una gorra del mismo tono que le ocultaba parte del rostro, ni siquiera sus zapatillas de normal coloridas acompañaban, siendo hoy de un impoluto y simple blanco. Era un conjunto idóneo para correr o para atracar a alguien, todo dependiendo del contexto.
Y aun así no podía evitar sentirse rodeado de miradas indiscretas. Los veteranos de la residencia ya conocían ese tipo de ritual, mientras que a los novatos se les avisaba de improvisto para que no molestaran.
Todos respetaban su espacio de tranquilidad, pero era inevitable que surgieran rumores ante semejante aura de misterio. Ethan aún conociendo de su existencia, simplemente optaba por ignorarlos. No quería saber nada acerca de ellos.

Recogió las cosas, se cargó la mochila al hombro y sin dirigirse a nadie se encaminó hacia la salida. Móvil en mano volvió a consultar el tiempo de la última semana. Unos días atrás había llovido. No en el campus, si no en el lugar al que se dirigía y eso significaba, que si de por si iba a ser una jornada larga, ahora resultaría extenuante.

Y mientras el joven se perdía entre sinuosas calles, el campus empezaba a llenarse de vida. Alumnos que iban y venían entre los jardines, facultades que abrían sus puertas y timbres que anunciaban el inicio de las primeras clases.
Era viernes y eso se notaba en el ánimo colectivo de quienes deseaban disfrutar del fin de semana.  
Solo un par de horas después con las aulas abarrotadas y los profesores dando unas clases letárgicas, un silencioso móvil se encendía con la entrada de una curiosa llamada. Era, cuanto menos, infrecuente. Nohlem conocía el intento de respeto que el Londinense tenía por las clases. Si de por sí era extraño que llamase fuera de una quedada, más lo era que lo hiciera en horas lectivas.

Se sumó a la situación cuando aceptó la llamada y la primera respuesta que obtuvo fue un lastimoso balbuceo incomprensible. El intento resultó breve, acompañado de un silencio que solo se veía interrumpido por lo que parecía sonar como un ligero lloro. Le costó un segundo más el empezar a formular un inicio de conversación.

-Perdón yo… -Tras haberse calmado lo suficiente, otro silencio repentino volvió a golpear la llamada. Tratando con un éxito dudoso de contener la amalgama de emociones que recorría su garganta. Ethan apenas hablaba en un susurro, con una voz continuamente rota ante una situación que parecía superarlo-. No quiero molestar es solo… solo qué… Mierda, perdón.

No llegó a acabar. Se vio abruptamente interrumpido cuando perdió por completo la batalla y un llanto esta vez más notorio se hizo eco en la llamada. Siquiera había logrado terminar una sola frase, y la frustración que sentía le dio el último empujón que necesitaba para lograr finalizar una entre suspiros entrecortados. Que lejos de dirigirse al felino, lanzó al aire como una queja lamentable.

-Joder… ¿Dónde se silencia esta mierda?

Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

22/04/23, 12:38 am
La mano que ahora descansaba en su otro hombro no dejó de trazar círculos en ningún momento. No solo era un gesto de cariño sino también un reflejo de sus inquietudes, que poco a poco se fueron calmando en círculos más pequeños y conscientes hechos con la yema de los dedos. Su respiración se acompasó a la de Ethan y una chispa nueva le prendió en el pecho y aceleró sus latidos. Después de la peor parte de la tormenta llegaba el momento en el que caía en ciertas cosas: Ethan le había llamado a él. Quizás fuera fruto de la casualidad, pero aquello significaba un mundo y sus lunas para el varmano. Luego, lo muy pegados que estaban ambos y la paz que le traía el silencio, muy lejos de ser tenso. Cierto es que no era la postura más cómoda, ni el escenario ni la situación más romántica (ni tenía que serlo) simplemente la suma le hizo feliz. Por supuesto que si Ethan se dormía esta vez no le haría fotos.

Le dio otro beso insonoro en la cabeza justo cuando recuperó el habla, lo cual le hizo inspirar rápidamente por el susto a que le pillase. Era obvio lo que era y en el fondo sabía que no tenía porqué avergonzarse, pero igual…

Oh —le liberó un poco del estrujón sin deshacerlo para poder verle mejor. Tenía los ojos rojos, el pelo por la cara a pesar de llevar gorra y una carita de pena máxima que pedía a gritos un agua. Nohlem esperó paciente a que terminase, con la preocupación tiñendo de nuevo su expresión al ver como lloraba otra vez, mas sin interrumpir, ni siquiera cuando se insultó. Con el útimo susurro relajó el ceño—. No es un hobby de mierda. Es… es muy bonito —le abrazó brevemente un poco más—. Un hobby de mierda es escribir fanfics de Crepúsculo o coleccionar dientes de bichos muertos como hace Colmillo.

En realidad no tenía ni idea de si lo hacía, pero le pegaba un montón.

Lo que haces es muy bonito. Y el motivo todavía más.

Le miró directamente a los ojos, con las pupilas debatiéndose entre lo fino y lo grueso, estragos de lo pequeño que tenía el corazón y lo blando y torpe que se sentía. Su padre decía que siempre sabía que decir, pero lo cierto es que ahora mismo no tenía ni idea. La petición no se la vio venir. Su corazón se saltó un latido y se sintió estúpido por ello: por todas las flores la meseta dorada, hacía cosas muchísimo más fuertes en un fin de semana medio. Solo era darle la mano. Con tan poca distancia Ethan podría oír el tamborileo lento pero fuerte de su pecho.

Claro —dijo, más para sí mismo que para el otro.

Cuando sus músculos reaccionaron y cerró la mano en torno a la suya su vergüenza se hizo más llevadera: no es que hubiera desaparecido, solo no le estaba concediendo tiempo de echar raíces. Suspiró suavemente -lo de suave solo porque lo estaba aguantando-, y se movió con la mente en blanco. Llevó la mano de Ethan contra sus labios y besó el dorso, dejándola pegada contra estos un par de segundos antes de separarla. No la llevó muy lejos, puesto que la presionó un instante contra su mejilla y terminó con otro beso más corto antes de bajarla. No le soltaría a menos que tirase, claro. Actuar sin pensar era una buena estrategia, aunque ahora le tocaba lidiar con el trote de los cien caballos de guerra que había en su caja torácica. Le sobraba la gabardina desde hacía rato, y eso que la llevaba abierta.

Tu hermano… —se tragó el extraño nudo en su garganta y se forzó en soplar por la nariz, algo parecido a una risa—. ¿Cómo se llamaba? Tengo que darle las gracias, porque algo me dice que si no llega a ser por él darías tanto miedo como tus padres.

Vale, se estaba arrepintiendo de no pensar. Sus pupilas estaban enormes y ahora evitaba mirarle a los ojos más de 3 segundos.
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

22/04/23, 03:22 am
-Pues había algunos muy buenos... AO3 tenía calidad cuando sabías.. Ehem...

Ethan acabó soltando una especie de suspiro interrumpido, similar a una risa muda. Fue tan breve, como volátiles eran las emociones en esos instantes. Al menos agradeció ese sutil momento de calma. Las palabras de Nohlem eran bonitas, reforzadas con cada abrazo que recibía junto a las mismas. Se perdió en aquella charla, tratando de recordar alguna situación donde Colmillo hubiera recolectado dientes. Su comentario sonaba creíble cuánto menos, pero tan pronto estaba pensando en molares e incisivos como se encontraba perdido en la mirada felina de su compañero.

Siempre le habían fascinado ese tipo de ojos. No era un halago que en general le gustará compartir en voz alta, pues se sentía horrendamente estúpido admitiendo lo mucho que le gustaba observarlos. Quizás, y siendo más concretos, debía de afirmar que eran en específico los de Nohlem los que tendían a dejarlo embobado. Más de una vez se había encontrado con la mente distraída, viendo cómo el verde quedaba ahogado en una negrura cargada de matices. No había sensación en este mundo más agradable que la sinceridad que aportan aquellas pupilas rasgadas.

Y daba igual si quería apartar la mirada para evitar ser tan descarado. Pues como si fuera un cuadro enmarcado las pecas decoraban el resto de su cara, volviéndola un lienzo precioso lleno de pequeñas manchas y guiándolo hacia una naricita adorable que, por dios, nunca podía evitar querer tocar y luego... Ay, el hocico siempre conectaba con los labios, en un recorrido sutil pero perfecto. Claro que podía comprender a todos los jóvenes que acababan estrellados en esa sonrisa.

Tan concentrado como estaba en aprenderse de memoria aquel mapa, no noto el movimiento de la mano hasta que sintió la sutil caricia sobre su dorso. Devolviéndole a la tierra tan rápido, como procedía a sacarle de ella, cortando su respiración de golpe.  La mirada de Ethan se perdió por completo en aquellos besos regalados y si en algún momento tuvo la suerte de haber regresado a su tono de piel, ya daba igual. Se sentía a morir del ardor que le recorrió todo el cuerpo, iniciando en su mano victima hasta asentarse en sus mejillas y recorrerle las orejas con todo el descaro del mundo.

Él se movío, joder que si se movio. Perdido en el estupor del momento, recortó de forma exageradamente peligrosa la distancia entre ambos. Aguantando la respiración y sintiendo aún todo el calor que emanaba del enlace que compartían. En su mente se había quedado perfectamente grabada la presión de aquellos labios culpables sobre su piel. Todo su ser le estaba rogando que recuperara esa sensación, que volviera a buscarla. Y su mirada danzaba entre los ojos y la boca de Nohlem, igual de indecisa que su nulo pulso. Notaba su corazón desbocado, chocando de forma continua contra su cabeza mientras él se veía atormentado reviviendo el mismo gesto una y otra vez.

<<Dios me perdone por estar así frente a tu tumba, hermano>>

Sin ser creyente fue escuchado y las palabras del felino lograron sacarle de aquel condenado trance. Lo primero que hizo fue carraspear, recuperando una distancia prudencial mientras desviaba la mirada profundamente avergonzado. -Jasper. Le llamaron así porque fue la primera gema que le regaló mi padre a mi madre. -Su respuesta fue completamente automática, a medida que buscaba todas sus fuerzas internas para reconectar con el tema. Solo él sabía lo muchísimo que quería a Jasper, pero era jodidamente extraño hablar sobre él cuando no podía sacar de su mente los labios tan perfilados y finos de Nohlem.

Lo segundo le... Le hizo regresar de una forma abrupta y efectiva a la tierra. Tan rápido como se sentía flotando, acababa de hundir ambos pies de vuelta al cementerio. ¿Quizá había escuchado mal? ¿O no entendía bien la oración?

-No lo sé... Le debo mucho, es verdad, pero quiero pensar que no me habría vuelto un gilipollas igualmente? No sé, creo al menos que no…

La verdad, es que no veía otra salida para responder de mejor forma a esa frase. No podía evitar sentirse un poco dolido ante la suposición de la misma. Descolocado por el giro tan brusco que había tomado la conversación.

Aun con el rubor encima separó la mano con la mayor delicadeza posible y terminó por colocar cierto espacio entre ambos. En parte para calmarse, y en parte, porque después de observar tanto tiempo a su compañero estaba empezando a recordar lo horrible que se veía él. Se bajó la capucha y permitió quitarse la gorra para ajustarse una coleta que llevaba tiempo luchando por su vida. No quería ni saber qué aspecto tenía, solo con el enfrentamiento absurdo que estaba teniendo con su flequillo se podía hacer a la idea.

-Aunque siendo completamente sinceros yo nunca tuve el valor que Jasper si tenía, o su infinita positividad... -Volvió a retomar el tema en un intento de suavizar su anterior respuesta. Quizá había sonado más seco de lo que era su intención y después de todo Nohlem había venido hasta ahí, específicamente por él. Ni mucho menos quería sonar desagradecido. -Él me enseñó mucho. Aunque supongo que de la misma manera que os ocurre a Kahlo y a ti... Al final entre hermanos siempre se heredan cosas, ¿no?

Sintió la necesidad de alejar el foco cuanto pudo de sus padres. Por si acaso al felino se le ocurría volver a mencionarlos de una forma tan poco acertada. Tampoco es que se sintiera incomodo, pero se notaba un tanto confuso por toda la situación y sin saber muy bien como lidiar con ella opto por la vía que le resultaba menos complicada. Tomo los papeles nuevos y empezó a juguetear con uno de ellos. Ocupando ambas manos con el mismo mientras trataba de hacer distraído alguna figurita sencilla, e ignorando por completo que el temblor lejos de haber desaparecido solo se veía incrementado por los recientes nervios. Al menos era una buena forma de esquivarle la mirada a Nohlem sin ser muy obvio, o al menos eso es lo que él pensaba.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

22/04/23, 01:49 pm
Nohlem no esperaba esa nueva falta de espacio entre ambos. Las ideas escaparon de su mente y solo se quedó con la manera en la que los ojos oscuros y ligeramente enrrojecidos de Ethan iban de los suyos a más abajo, posiblemente a su boca. Apenas eran unos centímetros los que delataban el movimiento, pero se le estaba grabando a fuego. Incluso después de haber llorado, con mechones de pelo pegados al rostro por la humedad de las lágrimas y ese chandal gigante, el medio-japonés era precioso. El rubor le quedaba demasiado bien, a juego con el lindo color de su boca, y joder como amaba pensar que lo estaba provocando él. El varmano copió el movimiento de sus ojos por inercia y se detuvo en sus labios, los mismos que con tantas ganas besaría en cualquier momento. La mano que tenía sobre su hombro se deslizó por su espalda despacio, abarcando tanta superficie como podía con la palma... Pero por supuesto tenía que hablar. Recuperaron espacio y la incomodidad se hizo palpable en seguida. Genial, imbécil.

Jasper. Es un nombre muy bonito —respondió en seguida. Se le iba a salir el corazón del pecho, aunque ahora se notaba hueco.

Nohlem dejó ir su mano, lleno de incertidumbre, siendo entonces plenamente consciente de lo que había dicho y cómo había sonado. Era como si hubiera estado acertando todas las teclas para morir en el último toque.

Ah no, no no, ¡no me refería a eso sino que-! —mierda. "Siempre sabes que decir" decía su padre "vaya piquito de oro". JA. Estaba más guapo callado. Sus pupilas se redujeron, mas seguían enormes por el miedo a haberla liado—. Es que con tus padres, yo- o sea yo me habría... es decir, si no tuviera a Kahlo no sé si... —suspiró profundamente y se pinzó el morro con fuerza—. Se cree el ladrón que todos son de su condición. Perdón. Lo siento.

Presionó el suelo con un pie hasta hacer un pequeño surco en la tierra, un gesto propio de un niño pequeño avergonzado. Con la nueva distancia creada entre los dos aprovechó para quitarse la chaqueta, dejarla hecha una tira detrás suya y bajar un poco el cuello alto de su jersey para refrescarse. Nohlem no le miraría a los ojos por un rato, si acaso sacaba valor para verle las manos y como sus dedos trazaban formas en el papel. Notaba la tirantez de sus orejas, señal de que seguramente estuvieran gachas, así que llevó una mano a las mismas para reubicarlas manualmente y que al menos eso no se le notase tanto.

No, sí... Claro que se pegan muchas cosas. Aunque yo no tengo ni la mitad de cerebro que ella. Ni la motivación... —la parte de insultarse le salía natural—. Y seguro que ella no le diría tremenda gilipollez a su- —vaciló un segundo. Había estado a punto de decir "crush"— amigo triste. Aunque... —no podía quedarse en derroteros, era patético. Ya bastante mal había hecho. Forzó una sonrisa y un vistazo en su dirección—. Bueno, he oído que sus bofetadas son terroríficas. Creo que la parte más siniestra de la familia solo la ha heredado ella.

Tragó saliva y carraspeó, estirando el brazo para recoger las figuritas más pochas a su alcance y acercárselas a Ethan. Las fue dejando en fila delante suya. Tenía ganas de pedirle la mano de nuevo, pero... no. No podía. No caería esa breva.

Hm, ¿te ayudo...?
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

23/04/23, 01:39 am
Aún notaba cierto calor en su espalda, allí donde había trazado su recorrido la mano del felino. Ethan se sentía, estúpido. Tratando de entender que acababa de ocurrir, mientras seguía concentrado en su nueva tarea. Conservaba el rubor en ambas mejillas, encendidas como si nunca hubieran tomado distancias con Nohlem, como si en parte, siguiera abrigado entre sus brazos...
Con un gruñido de exasperación abandonó el folio a medio camino y lo dejó apartado, en uno de sus lados. Por el amor de toda su familia muerta, si Jasper pudiera verle se estaría descojonando ante semejante escena.  ¿En serio  había estado apunto de besarse en un cementerio? ¿¿Concretamente delante de la tumba de su hermano?? Definitivamente, sólo él podría ganarse unas anécdotas amorosas tan de mierda.

Su tren de pensamientos se vio interrumpido cuando Nohlem empezó a explicarse. Ganándose toda la atención del muchacho de inmediato. El asiatico volvió a tomar el papel entre sus manos, tratando de fingir que estaba sacando algo de ahí mientras le escuchaba balbucear. Daba igual la pequeña molestia que le hubiera podido generar, el tan solo tenerlo enfrente, nervioso por intentar corregir un error tan escueto conseguía que su corazón volviera a bombear como un loco. Sinceramente, le encantaban todas las facetas del felino pero si tenía que escoger una, esa era su favorita. No el hijo rebelde de padres ricachones, ni el casanovas confiado que conseguía a quien quisiera, ni tampoco el juerguero que hacía las mejores fiestas de todo el campus. Ese, el Nohlem que resultaba ser imperfecto, el que se dejaba ver vulnerable detrás de toda la fachada de chico perfecto.

Le dejó perderse entre sus propias palabras, tratando de ocultar una sonrisa que se le empezaba a escapar por las comisuras de sus labios. El joven seguía hablando y él apenas avanzaba con su figura. Tenía la cabeza en otro sitio y por cada doblez bien dada cometía un error estúpido en las siguientes, al ritmo que llevaba no iba a terminarla nunca. Por suerte, la procesión de figuritas que tenía a su lado era una mejor distracción. No quiso mencionar el detalle de lo tierno que le resultaba aquel intento de orden. Ethan ya contaba con tirarlas todas, hacerlas una bola y dejarlas enterradas en la papelera más próxima al lugar, pero el gesto de Nohlem consiguió que quisiera prestar atención.

Le despertó ciertos recuerdos, pues sabía que Jasper no querría descartar ninguna por feas que se pudieran ver. Ese detalle siempre les había diferenciado. Daba igual cuanto de perfectos y variados hiciera sus animalitos Ethan, ninguno rebosaba de tanta vida como los seres amorfos de su hermano. Él les ponía apodos estúpidos y les regalaba historias para que fueran aún más únicas. Los volvía memorables.

Y mientras su amigo se hundía en sus propias comparativas, él se dedicaba a apreciar aquel gesto tan tonto, que tanta ilusión le estaba devolviendo. -Se llama Lola. -Interrumpió sin ofrecer ninguna explicación al respecto. Señalando una de las figuras afectadas. -Antes tenía una familia, pero creo que es la única que ha sobrevivido a este tsunami.

Levantó la mirada solo para comprobar sí había logrado captar la atención de Nohlem antes de proseguir. Fue en línea recta, regalándoles nombres recién inventados a cada una de ellas, hasta que se encontró con lo que en su día tuvo que ser un pequeño gato. Con la cabecita doblada hacía un lado y una de las orejas pérdida en combate.

-Este se llama Nohlem. No es perfecto, pero a mi me parece lindísimo así. -Válido su punto recogiendo a la figurita entre ambas manos, en forma de cuenco para que no sufriera ningún otro desperfecto. Todo para que el felino pudiera tenerla más cerca para comprobarlo. -A veces es un poco tonto y solo se queda con lo malo… Pero tiene un montón de cualidades increíbles. -Tan pronto como la hubiera visto, volvería a atraer la figurita a su persona. Colocándola a la altura de su pecho para dejarse una mano libre y simular que estaba acariciándola. (Broma que indirectamente era herencia pura de Jasper) Cuando hablaba, aunque su voz aún se notaba congestionada, iba cargada de matices alegres. -Dicen las malas lenguas que no tiene motivación, ignorancia pura. Eso es porque no han visto el mimo que le dedica a sus partituras. Y, y aunque a veces es  un poco bocazas, no puedes pedir mejor amigo. Quiero decir, no se que harían otros animalitos, pero no todo el mundo vendría corriendo al recibir una llamada tan aleatoria.

Le dedico un guiño muy cortito, como si acabara de confesarle un secreto que no debía ser compartido. La verdad es que, había presenciado como sus orejas estaban gachas y ni de lejos quería que se sintiera mal. Así que cuando terminó esa pequeña clase introductoria se incorporó del sitio. Le costó unos segundos adaptarse ante el mareo repentino, pero apenas lo hizo, se acercó a la tumba y empezó a apartar los restos insulsos de papel. Lo suficiente para hacer hueco para las nuevas figuritas.

-Idiota, ya me estas ayudando un montón. Levanta esos ánimos o vas a conseguir que vuelva a llorar. -Obviamente el comentario era una broma, aunque no podía descartar que sucediera lo segundo con los nervios tan a flor que tenía. Y no, no se dirigió directamente a Nohlem. Aquella frase se la estaba contando al gato de papel que aún tenía entre sus manos. Al que le dedicó un corto beso en el hociquito antes de apoyarlo sobre la piedra lisa.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

23/04/23, 04:21 pm
Nohlem se quedó en el sitio con cara de póker tras un par de pestañeos, viendo la primera figurita que señalaba para después mirarle a él sin entender a qué venía eso.
Pero no dijo nada. Dejó que siguiera, inventando nombres e historias para cada animalito pocho sin tener claro si le había hecho caso hasta que dijo su nombre. No. No el suyo. El de un gato de papel.

Sus mejillas se colorearon sutilmente tras el cumplido, ingenuo él por pensar que ahí acabaría la cosa. Error. Para su estupefacción Ethan no paró, y a su pobre corazón le iba a dar algo. Afincó el pie en el suelo hasta notar la molestia del dolor, no porque quisiera que se lo tragase la tierra, mas por comprobar que de verdad estaba allí, que lo irreal era real: el chico más lindo de su mundo (metafórico) le estaba dedicando palabras como no le había dedicado nadie nunca. Era demasiado. De clases, a creer que habían secuestrado a Ethan, a estar del color de un tomate por su culpa delante de la tumba de su hermano. Wow.

En su cara se notaba ya no solo el calor y la vergüenza, también que no sabía como recibir aquellas palabras. Tenía dibujada una sonrisa incómoda, no porque lo estuviera, sino porque la estaba conteniendo con mucha dificultad. Se aclaró la garganta brevemente al preveer, por los niveles de serotonina mezclados con el enamoramiento que tenía, lo inevitable. Soltar la laringe no consiguió que no pasase; por muy sutil que fuera ya estaba ronroneando. Generalmente pasaba en cosas positivas, pero santos si lo odiaba a veces por lo muy en evidencia que le dejaba. Solo lo dejaba salir cuando sentía confianza suficiente con algo o alguien, aunque tampoco es que tuviera mucha elección. Si quería frenarlo tendría que carraspear más fuerte, algo que ni muerto haría por si interrumpía a Ethan. Menos mal que había aceptado que lo llamaran gato, porque a ver como luchaba contra el mote con las movidas de su especie.

El guiño terminó de rematarlo. Nohlem se permitió ronronear con fuerza por unos segundos cuando Ethan le hizo el favor de levantarse. Carraspeó y con eso murió el sonido.

Eres tontísimo.

Se levantó después que él aunque no sabía que diantres hacer ahora. No había día que no encajase algún cumplido como un campeón y los devolviese con la soltura de un jugador profesional de tenis. La enorme diferencia es que esos eran piropos fáciles de responder, no ataques directos a sus sentimientos de mano de su crush. Rápidamente buscó a sus pies algo de ayuda y sonrió al dar con su salvador. Se agachó para recoger una gallina de papel que en un gasto desmedido de suerte resultó ser un pato perjudicado, el cual sostuvo de la misma manera en la que Ethan había sujetado al gato.

Puesss... Este se llama Ethan. Es madre soltera de unos... chorrocientos patitos cada inicio de cuatrimestre, y está hartísimo de serlo aunque finja muy bien. Uy, espera... —y sin piedad alguna atrapó con dos dedos la pata izquierda del pobre pato y la arrugó. No fue un daño devastador para el papel, pero lo más probable es que ahora le costase mantener el equilibrio—. Ahora. Ethan es... —guardó silencio. Soltó una pequeña risa—. ¿Tontísimo? Puf. Mucho. Pero Nohlem... —miró al gatito, calló otro par de segundos y se tragó un suspiro—. Para Nohlem es la mejor persona que existe. Él y su hermana, eh... esa misma —señaló un (¿qué coño era eso?) en el suelo—. Pero su hermana menos. Una vez me dijo que Ethan era una de sus personas, digo ¡patos! favoritos. Es amable hasta cuando está hasta el pico de serlo y bueno, ¿has visto que carita más bonita tiene? —sonrió, alzándolo un poco para que lo viera—. Pero vamos, que todo eso lo compensa siendo un tonto. Ojalá me- ojalá le contase más cosas a sus amigos. Y como Nohlem se entere de que se siente solo otra vez y no le llame le mete un zarpazo.

Dejó al pato al lado del gato y este efectivamente se inclinó a un lado, de forma que terminó con la cabeza apoyada en la del otro. Al Nohlem de verdad se le escapó un bufido de risa, y tras darse un toquecito en el morro con el único objetivo de cubrir su rubor volvió a pasar el brazo sobre los hombros del británico. Le dio un beso fugaz en la mejilla, todo lo casual que pudo.

Hm —se lamió los labios—. Estás salado.
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

23/04/23, 07:48 pm
A pesar de la nostalgia que acompañaba el sitio, Ethan se estaba sintiendo feliz. La melancolía constante que le generaba aquellas visitas había pasado a convertirse en un ambiente sosegado y cálido. Todo gracias al estúpido pelirrojo que tenía delante y sus preciosas mejillas sonrojadas. Se le achicaron los ojos cuando estos acompañaron en un suave gesto a la sonrisa de su boca y es que hasta el ¨Tontísimo¨ que le estaba dedicando sonaba melodioso para sus oídos

Le vio levantarse, encorvándose levemente para contemplar lo que buscaba cuando este se agacho a medio camino. Para su sorpresa Nohlem le estaba siguiendo el juego y él ya se sentía a morir ante la escena. La sonrisa era tal que si seguía así pronto empezarían a dolerle las mejillas. En otra situación no habría dudado en replicar ante el apodo. No es que lo odiara, pero ya era parte de la gracia el quejarse, pero en ese momento empezó a adorarlo por todo lo que significaba. Aparte de ser un sobrenombre estúpido, era el mote que Nohlem le regaló en su día, específicamente a él y, aunque fingiera lo contrario solo por eso le guardaba un cariño único.  Pronto una amplia sonrisa se vio contaminada por unas carcajadas apenas contenidas al intentar apretar ambos labios para que no se le escaparan.

-Pero serás bruto. -Fue su único comentario en aquel hilo de risas al ver como la patita del pobre pato quedaba disfuncional. Principalmente, porque cada vez que abría la boca un resoplido cargado de felicidad huía de la misma.

Era injusto, muy injusto que le estuviera devolviendo así los halagos. Ethan sentía que sin ser una competición, a ese ritmo iba a perder, derritiéndose entre las palabras que le estaba dedicando. Siempre se le había dado mejor ayudar a la gente que esperar lo contrario y no es que no supiera encajarlo, es que lo estaba llevando tan bien que en parte, se preguntaba a qué tenía tanto miedo como para no haber llamado antes.

Siguiendo ese curso de pensamientos bajo la mirada a la tumba, leyendo los kanjis una última vez antes de centrar su vista en las dos figuritas que ahora descansaban juntas. ¨Seguro que a Jasper le habrías encantado¨ pensó para sí. Seguramente cualquiera que le sacara una risa en esas circunstancias sería perfecto según su hermano. Sí es que encima, ninguno de los dos acababan de tener muchas neuronas. Daba gracias a conocer a Rick, porque si no empezaría a preocuparle que su circulo cercano fueran todos tan idiotas.

-Parece que se gustan. -Fue lo que acabo diciendo mientras imitaba a su patito para recostarse él también sobre el hombro de Nohlem.  No le importó como pudiera entenderse esa frase. La alegría que recorría su piel lograba que ambos compartieran el mismo tono rojizo y esa euforia se veía convertida en una falsa seguridad. En ese instante su mente estaba tan embriagada por la calidez del momento que lo único en lo que podía pensar era en Nohlem. En lo agradable, guapo y torpe que era y en cómo él también quería conocer a qué sabía.

Así que, aprovechando la posición más baja y el cuello expuesto de Nohlem al haberse bajado la camisa con anterioridad, apoyó sus labios sobre el costado del mismo. En un beso gentil y suave que mantuvo el suficiente tiempo como para que se notara en qué lado tenía Ethan la cicatriz. Cuando se despegó, fue igualmente delicado, careciendo de la prisa que había tenido su amigo.
 
-Puaj, tu sabes a perfume del fuerte. Que encima, seguro que cuesta más que todo mi armario junto. -Acompañó la frase con una mueca burlona, fingiendo que se le había quedado impregnado. En verdad, el gato olía de maravilla pero, no iba a concederle también eso.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

23/04/23, 11:03 pm
Ah, vamos, eso era juego sucio, contra eso no podía luchar. Que Ethan se riera era trampa. El sonido de su risa era mejor que el que emitía su piano tras afinarlo, mejor que una obra difícil perfectamente tocada de principio a fin y muy a la par estaba en la satisfacción que le producía oírla. Especialmente considerando lo minúsculo que había estado su corazón al verle llorar. Su ronroneo volvió y no luchó contra él. Ya acabaría solo.

Y sí, acabó. Como si le hubieran dado pausa con un control remoto gracias a aquellas palabras todo él quedó paralizado, incluidos corazón, mente y pulmones. Le abrumó volver a la vida pues sentía todo con más fuerza. Sus pupilas finas como agujas ante el miedo de una oportunidad de oro como aquella, no obstante no tuvo tiempo de responder más que un “hm-hm” afirmativo, pues el otro ya estaba atacando de nuevo. Ahí donde no había tenido huevos de mantenerse más de medio segundo él estaba sintiendo hasta el cambio de piel de su cicatriz. E igual que sus latidos desbocados el ronroneo regresó con violencia, de tal forma que Ethan, tan cerca de su cuello -por no decir pegado-, no solo lo escucharía sino que lo notaría. No era un movimiento exagerado, mas una pequeña vibración acorde al fluir del “rrrr” y el latido en sus venas.

Lo que daría por tener sus labios contra los suyos. Por recorrer la cicatriz con ellos, por ir tan despacio como lo había hecho él, por hacer eso mismo con cada perfecta imperfección en su piel… No pensaba morirse sin cumplirlo. Se aclaró la garganta y se rió quizás demasiado, en lo que era claramente el inicio de un ataque de risa empujado por los nervios. Le ardían las orejas.

¡Eh! ¡Es un Maison Margiela! ¡No es tan caro! —le estrujó contra sí con fuerza como venganza, meneándole un poco en el sitio aún entre carcajadas—. Solo son 160 por bote. Humilde.

Se inclinó un poco sobre él para mirarle a los ojos con esa feliz sonrisa ladina suya tan característica, decorada por el mucho más inusual intenso color rojo de sus mejillas tan bien fundido en el tono de su piel. Era más que consciente del precio desorbitado de aquello, pero tampoco mentía en que era uno de los perfumes más humildes que había en su casa.

Pero ¿de verdad sabe tan mal?

Que le enterrasen ahí mismo. “Lo siento Jasper”. Ya lo sentiría por sí mismo luego.
Nohlem tomó la barbilla de Ethan con pulgar, índice y corazón. Tenía que controlar su pulso a fuego para que no se notase el temblor de su muñeca. Sostuvo el contacto visual un ínfimo instante, incapaz de mantenerle la mirada, demasiado intimidado por la oscuridad de sus ojos y el verde de los propios siendo apenas un pequeño marco creciente y decreciente por los nervios. Bajó la atención a sus labios, un reflejo de aquel movimiento suyo que le traía loco. Guió el pulgar a su labio inferior, lo recorrió con la yema e hizo lo que mejor se le daba: no pensar. Ni en el antes ni el después. Se inclinó sobre él y le besó.

El sabor de su colonia era inexistente, pero testearlo no era más que una excusa para ronronear por la presión de sus labios, de llevar la misma mano con la que antes le había sujetado el rostro a acariciar su nuca y atraerle un poco más, de profundizar y alargar el beso en busca del amargo sabor del perfume mientras este se lo permitiera. ¿Quizás en la cicatriz…? El cambio de la textura lisa, de la piel rota, la suavidad y el calor… Iba tan lento como sus ideas.

Eres un exagerado —susurró en su boca—. No sabe a nada.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

24/04/23, 12:07 pm
Fue como un sueño. Uno que inició en el preciso momento en el que un cosquilleo invadió sus labios. Se sintió distante, incapaz de asimilar que aquel ronroneo lo estaba provocando él, alejándose del escenario en el que se encontraba para perderse en aquella sonrisa ladina. Todo ocurrió tan lento que pudo presenciar de forma nítida cada gesto y cada mirada, y aún así, se vio incapaz de reaccionar tan absorto que estaba en no perderse ningún detalle.

La voz de Nohlem se volvió un susurro lejano cuando el suave agarre robó el protagonismo. Le siguió con la mirada a medida que el tiempo a su alrededor se ralentizaba cada vez más. Tanto así que pudo escuchar su corazón reverberar como el eco de mil tambores y sentir la suave brisa que se le escapaba cuando decidió perfilar sus labios con aquel gesto. Se encontró desconcertado, anhelando en un silencio expectante el rumbo que estaba tomando sus iris color turquesas.

Cuando pensó que iba a perderse ahí, entre aquellos segundos congelados, el reloj volvió a ponerse  en marcha y caprichoso por recuperar el tiempo robado la escena se rompió en una secuencia de luces y colores.

Sus pulsaciones retenidas estallaron en el interior de su pecho, y el calor tomó presencia de inmediato, recorriendo su cuerpo una rápida oleada de escalofríos apenas perceptibles.  La presión tan repentina le arrancó un suspiro que fue a morir en labios ajenos y él, tonto de él se dejo arrastrar en aquella aborágine de sensaciones. Dejándose a merced del suave ritmo que Nohlem marcaba.
Hasta que empezó a notar la breve separación y por una inercia caprichosa retuvo sutilmente el labio inferior del felino, convertido en un pequeño mordisco antes de soltarlo para que pudiera hablar. Ethan trató de responder, pero todas las palabras morían en su garganta, convertidas en un sonoro gimoteo a modo de protesta.

-Joder, cállate. -Vocalizo por fin, con la voz rota por la falta de aire.

Impaciente fue esta vez él quien rompió la distancia. Acomodándose entre los hombros de Nohlem mientras le rodeaba el cuello con ambos brazos, con una mano enredándose entre sus cabellos pelirrojos y la otra asentándose tras su nuca para recortar los escasos centímetros que quedaba entre ambos. Pecho con pecho y, tras enseñarle su piercing en un recorrido lento y delicado por los labios del felino, boca con boca de nuevo.

El beso perdió su suavidad cuando el asiático empezó a profundizar en él, robándole temporalmente el control a Nohlem para aumentar el ritmo a uno más agresivo y cargado de movimientos erráticos. Perdido en un deseo que lejos de ser lujurioso, se volvía una necesidad de pertenencia, de compartir el mismo aire y sintonizar los latidos frenéticos de ambos. Dejando que su piercing explorara cada rincón que él solo había soñado con conocer, que se enredara en un baile juguetón mientras él seguía presionando y generando pequeñas marcas con cada mordisco que le regalaba. Presa del miedo de que volvieran a separarse. Pues sabía, que si tomaban suficiente distancia tendrían que hablar y ahora mismo, lo único que deseaba era seguir buscando el sabor inexistente de aquel perfume.

Prefería morir ahogado en aquel abrazo a tener que afrontar la realidad de lo que vendría después. Y joder si se estaba proponiendo cumplir lo primero.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

24/04/23, 02:21 pm
Nohlem no pensó en las posibles reacciones del inglés, en general no estaba pensando en absolutamente nada, pero algo que ni siquiera en su vacío mental hubiera esperado es que fuera a por más. El mordisco, la orden… su ronroneo paró, pero solo porque su garganta no daba para más.
Uno. Con uno estaba bien, con uno se conformaba.

Mentira.

No se conformaba con uno, ni con dos, ni el número que fuera. Cuanto más tenía de Ethan más necesitaba, como si lejos de llegar a una pausa en la que descansar la escalada siguiera haciéndose más empinada. Un beso tenía el valor que uno quisiera darle, eso es algo que Nohlem tenía más que aprendido, pero aquellos iban a tener más significado que un maldito diccionario. El varmano tenía una facilidad pasmosa para desconectar de sus sentimientos más conflictivos cuando hacía esa clase de cosas, motivo por el que acudía tanto al contacto físico, y aunque parecía estar funcionando sabía perfectamente que estaba en el ojo del huracán. Al menos la voz del Ethan era lo único que tenía en la cabeza, palabras repetidas en un bucle que acataría en extrema obediencia. Entreabrió un ojo, apenas unos centímetros medio segundo para comprobar que sí, era él a quien tenía delante. Una muestra de la dulce realidad.

Todo ayudaba a que nada aparte de ellos existiera. Cómo habían llegado a eso, dónde estaban, daba igual. Sus manos bajaron por la espalda del chico, una más arriba que otra, dejando que sus dedos se enrredaran y aferraran a cada doblez de su sudadera según descendían, clavando las yemas hasta que se pusieran blancas al definir sus formas. Sentir el metal del piercing (oficialmente podía morirse) le hizo aferrarse a su cintura y unirse a los pequeños mordiscos, a sumar su lengua para conocer la suya. Ya no iba tan lento como antes, a juego con lo errático de Ethan, pero estaba claro que le deleitaban las pausas, tomarse su tiempo en disfrutar de cada gesto y rincón, de cada sonido. Pequeños ronroneos salían de su boca cuando Ethan le tiraba del labio. Su temperatura estaba subiendo demasiado y joder, quería más, mucho más. ¿Y si iban a su coche y…?

Aquel único pensamiento le hizo volver a tierra por todo lo erróneo que había en él. La burbuja que les encerraba explotó y su cerebro recuperó el control sobre sus acciones, acciones que por desgracia entraron a subasta entre su lado más racional y el emocional. El beso acabó inevitablemente, y en un intento desesperado de sobrevivir a las consecuencias Nohlem se abrazó con fuerza a Ethan y enterró el rostro en él, de modo que no pudieran verse. Su pecho subía y bajaba de forma manual, caladas que se esforzaban por ser silenciosas, insuficientes dada la cantidad de aire que con su inquietud requería. Subió ambas manos hasta sus omoplatos para abrazarle con más ímpetu aún. Una parte quería pedir perdón, otra declararse ahí mismo, pero…

Cállate” repitió como un mantra la orden de Ethan. “Cállate”.

Joder, hasta besar a Connor le daba menos miedo que aquello. Ethan era uno de sus mejores amigos, y aunque el beso había sido un capricho lo que quería con él no lo era. El compromiso le daba miedo… pero en el fondo eso no era más que la excusa bajo la que se resguardaba. Su verdadero enemigo era el rechazo, el no saber cumplir con lo que Ethan merecía; no un idiota que se liaba con cualquiera a la mínima que se sentía mal, uno que buscaba entretenimiento para no enfrentarse a sus problemas. Y desde luego no merecía uno que se liaba con él en un puto cementerio en un momento tan bajo.

Santos —musitó, con la voz ronca por lo dormida que le habían dejado la garganta los estúpidos ronroneos. “Cállate”. No debía pedir disculpas, no debía, en el calor del momento no se arrepentía, pero el cuerpo se lo pedía a gritos, un lo siento para Ethan y otro para la tumba de su hermano. Arrugó el morro y levantó el labio en un gruñido silencioso, escondiéndose más en su hombro. Se despeinó al arrastrar cabeza con cabeza, un gesto tan cariñoso como indeciso. Suspiró. “Cállate…”.

Besas… muy bien.

Pero es que explotaba si no decía ALGO.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

24/04/23, 05:50 pm
Ethan disfrutó de aquel momento como si fueran puertas abiertas a presenciar la mayor obra de arte jamás creada. Con los párpados cerrados se dejó llevar en aquella negrura, disfrutando de su nula visión para que fueran otros sentidos los que experimentaran. Permitió que su lengua dibujara el contorno de aquellos colmillos puntiagudos, dejó que sus dedos se enredaran entre los múltiples rizos cortos y que fueran sus labios los que disfrutarán descubriendo contornos nuevos.

Aún con la inquietud rogándole que explorara más, trato de contenerse con cada bajada de ritmo provocada por Nohlem. Pequeños suspiros que se entremezclaban con sutiles quejas cada vez que la intensidad aminoraba y el se veía rogando por volver a obtenerla. Mordiscos que se acentuaban como un mensaje que se transmitía por tacto y no por voz, y una lengua que luchaba por aprenderse la ajena y memorizar cada tacto y sensación que pudiera obtener de ella.  

Ethan estaba hambriento y si solo se contentaba con la boca era por miedo a separarse, pero en su imaginación se dibujaban las pecas del gato, como un recorrido cuesta abajo que se moría por seguir. Quería probar la sensación de besar su hocico, y descubrir si era tan diferente el morder una oreja que acababa en punta. Completar a sutiles besos todo el mapa de sus lunares y dejarse perder entre el gentil toque de sus manos.

Quería querer tanto que su cabeza estaba empezando a perderse en esos delirios.
Quería querer tanto, que cuando el beso se terminó, el choque de realidad fue tremendamente duro.

Abrió los ojos con lentitud, ya no por acostumbrarse de nuevo a la luz, si no por asumir que lo que tenía delante era la tumba de su hermano. Se tomó un momento de calma, entre que sus pulmones volvían a recuperar el aliento, para empezar a adaptarse a la situación.
Nohlem le estaba abrazando, y en respuesta, más mecánica que buscada, apoyó una de sus manos sobre su pelo para empezar a acariciarle con lentitud. Ah, la había cagado.
Desvió el rostro sin romper el enlace para tener mejores vistas del altar, ocultando un suspiro entre los diferentes jadeos con los que trataba de normalizar su respiración. No quiso responder nada, pues se noto sin fuerzas, ni palabras adecuadas para ello.
Tenía miedo de que si respondía dejara entrever la flaqueza repentina, segundos antes irradiaba calor y ahora sentía como el corazón se le encogía ante sus propias falsas expectativas.

¨¿Que esperabas idiota? ¿Que te dijera que le gustabas?¨ Pues sí, en parte sí, pero la realidad era otra y tenía que asumirla. Obviamente iba a halagar su forma de besar, esto no era más que otro rollo para su colección y si quiera podía culpar por ello a Nohlem. Él lo había iniciado conociendo cual era el panorama, dejándose llevar por ideas erróneas que no llegaban a ningún punto. Igualmente, no pudo evitar sentirse estupido. Si Jasper siguiera allí se lo repetiría de forma constante al llegar a casa. No vuelvas a hacerte esto, la primera vez no salió bien, ¿Por qué esperas que la segunda sí funcione?
No le faltaba razón. No estaba hecho para ese tipo de relaciones y menos cuando ya estaba perdidamente enamorado. Lo intentó con aquel chico, aún a sabiendas de que él solo era el amante escondido, aún a sabiendas de que solo deseaba el contacto físico que pudiera regalarle y ahora, no podía verse entremezclado en ese mismo tipo de conflictos.
Cambiar la amistad por una relación de roce tendría un único final en el que volvería a salir perjudicado o bloqueado por Nohlem. No, no volvería a caer en algo así por mucho que un lado suyo buscará esa complacencia.

-Lo siento… no tengo mi mejor día. -Daba gracias a que no le viera, pues eso le permitía ahorrarse una sonrisa que no le apetecía dibujar. Trató que su voz sonara todo lo tranquila que podía pero, acabo refugiado en la idea de que si sonaba entrecortada era por la adaptación y no por otro tipo de sentimientos. -No quería involucrarte así, no de esta manera. Perdoname…

Dejó que sus palabras se las llevara el aire sin dejar de dedicarle caricias a Nohlem. Joder, que si estaba siendo un día complicado.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

24/04/23, 09:16 pm
Desde ahí, aún resguardado, si se asomaba un poco tras el pelo de Ethan podía ver la tumba de su hermano. Que el espíritu de Jasper se le apareciera por las noches para atormentarle por lo que había hecho era algo con lo que ya contaba, pero no fue eso en lo que divagó entonces. El pato y el gato de papel seguían ahí, apoyados el uno en el otro, mirando en su dirección. “Parece que se gustan” es lo que había dicho Ethan. ¿Por qué no podían ser más como ellos? ¿Era demasiado tarde para sacar una buena respuesta a eso?

Quizás sí era mejor el silencio. Su abrazo perdió fuelle nada mas oír al inglés y lo recuperó en un pequeño estrujón al sentir como se le achicaba el corazón. Sentía que se había aprovechado de él.

No. No, no pidas perdón. Por favor —se apartó para mirarle a la cara con expresión culpable, preocupado—. No lo sientas. Lo siento yo. Por… —apretó los labios. Le había encantado y eso le hacía sentir peor. En su corazón danzaban la inmensa felicidad de haber probado su boca, el calor del momento y el profundo miedo a las consecuencias de sus actos, que ya rodaban cuesta abajo formando una avalancha. Ethan había correspondido pero no estaba en sus mejores facultades emocionales para que eso fuera un punto válido—. No dejes de involucrarme, por favor. En… En lo que sea. Lo siento. Es que…

Me gustas muchísimo”. Miró al cielo, exasperado. En algún momento había llevado ambas manos a los brazos del chico y ahora bajaban para buscar las suyas con torpeza. No obstante se quedaron a medio camino, en sus muñecas. ¿Y si decidía apartarse de él por lo que había pasado? ¿Y si dejaba de hablarle?

¿Puedo hacer algo más por ti? Lo que sea. ¡Ah! —le soltó—. ¡Te he traido algo! ¡Lo he dejado en el coche! ¿Quieres que vaya a por él? —y llevó las manos a sus costados, buscando unos bolsillos que no tenía porque se había quitado la gabardina—. Uy. O bueno, primero… —miró al suelo—. ¿Te ayudo mejor con las figuritas?
Su cabeza iba a mil por hora. No callar le ayudaba a no pensar.
Yo también sé hacer cosas gracias a tus clases —fingió una sonrisa—. ¡Puedo intentar hacer algo! Como regalo para Jasper… que espero que me perdone por… —la frase murió ahí—. Perdón.

Se agachó a recoger la gabardina, donde estaban las llaves de su coche. Aunque tenía las mejillas ardiendo la bajona y la separación de sus cuerpos le estaba haciendo perder temperatura deprisa. Si pedía que se fuera… no le culparía.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

25/04/23, 02:04 pm
Ethan se quedó en el sitio, no opuso resistencia al agarre pero tampoco busco fomentarlo. Estaba… estaba cansado y eso era algo que se notaba en su mirada. Ni siquiera era hora de comer, pero la idea de regresar a su cuarto y dejarse hundir entre sábanas era tentativo. No había lágrimas que llorar, ni ánimo para alegrarse de tener al felino cerca. La saturación del momento era tanta que toda emoción se había visto aplacada con la sensación perpetua de estar agotado.

Aún así, le dedicó una suave sonrisa que sus ojos eran incapaces de acompañar. Ethan sabía que aquella bola de nieve era directamente su culpa y se sentía directamente responsable por la misma. Por no haberse contenido a la hora de llamarle, por haberse dejado llevar por un poco de cariño en un momento de necesidad y por haber hecho todo eso, delante del único sitio donde podía rendir homenaje a su hermano.

Cuando Nohlem le soltó se llevó una mano al rostro tragándose un suspiro para sí mientras le seguía escuchando hablar. -Nohlem… -Dijo en apenas un susurro, que entre tanto nerviosismo pasó desapercibido. -Oye.. de verdad… -Trato de seguir. Entre sus pocos ánimos y los exagerados de su compañero la comunicación no llegaba a buen puerto. No quería verlo así por un error que no sentía como suyo. Pero cuando menciono a Jasper, consiguió dejar al asiatico congelado en el sitio.  

-!NOHLEM YA! -La voz le salió de dentro, como un desgarro. Ethan no solía gritar, no así. Él mismo se vio sorprendido en el momento, recorriendo su nuca realmente tenso. -No es... perdón, no quería. Solo, no lo metas en esto, por favor. -Recuperó el rostro afable prácticamente al instante, tratando de luchar contra sus propias inquietudes. Pero joder, como le había dolido esa mención y como se arrepentía de haber compartido su nombre para que acabara empañándose así. No quería... No quería escucharlo de esa manera.

Después de aquello trato de acercarse a donde estaba el felino sin ningún amago de buscar conflicto. Le costo unos segundos de incomodo silencio el atreverse hablar, mordiéndose el labio por la incomodidad que de nuevo el mismo habría provocado.
-De verdad que no pasa nada. Ha sido un desliz por mi parte, y lo siento por ello, pero no estoy enfadado vale? Está todo bien. No quiero que te sientas culpable por esto. -Intentó desviar el tema señalando los papeles decorados con vivas tramas, cerca de donde había estado su gabardina. -Tu.. Tu idea. Me parece genial, aunque no se si te acuerdes de algo.

Le volvió a mirar, con un rostro que solo afirmaba lo perdido que se encontraba ante ese conflicto. En un tira y afloja entre la inestabilidad emocional que él sufría y el querer evitar que pudiera contagiarse más a Nohlem. Con el duro peso de saber, que quizá le estaba jodiendo también la mañana a su compañero.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

25/04/23, 05:35 pm
Había pulsado todos los botones excepto el correcto. El grito de Ethan le tomó por sorpresa, quedando como un ciervo en mitad de la carretera de manera que ni con todos sus esfuerzos podría disimularlo. Él le había empujado a eso. Tenía razón, callado estaba mejor.

Perdón —dijo en voz baja, sin energía.

Como un niño pequeño muy avergonzado al que habían regañado demasiado fuerte bajó la vista al suelo con miedo a moverse. Ni agachar la cabeza más de la pequeña inclinación en la que ya la tenía, ni mover un pie, nada, ningún gesto que pudiera empeorar lo que ya estaba mal. Ni siquiera sabía porqué había sido, si por pedir perdón, por insistir, por intentar salir del paso con las figuritas, por pedir perdón otra vez, por lo de Jasper, por no callarse… ¿por todo junto? Le picaban los ojos, pero se aguantaría.

La manera en la que Ethan había ido a por el segundo beso, sus suaves quejidos cuando la boca del varmano no hacía lo que quería, esas cosas se solapaban con el chico que había estado llorando y más con lo que ahora tenía delante. Lo entendía, de verdad que lo entendía. No se alejó cuando él se acercó a pesar de que tenía ganas de hacerlo, pero tampoco le miró a los ojos. Por ahí no iba a pasar. Sus pupilas tenían el grosor justo para verse grandes y aún distinguirse que eran rasgadas, los mismos ojos que había tenido cuando la llamada le había asustado en clase. Ya bastante la había cagado para que encima se diera cuenta de más.

Más o menos —hizo un gesto robótico con la cabeza. Sonreía un poco pero apenas transmitía. En realidad se acordaba de poco antes, pero ahora...

A pesar de que si por él fuera se habría quedado de pie bajó hasta quedar sentado en el suelo; a fin de cuentas no quería delatar las ganas locas que tenía de irse de allí. Cogió un folio de colores demasiado alegres para su ánimo y… el horror. ¿Por dónde se empezaba? Joder, es que ahora mismo le preguntaban como hacer un barco de papel que era lo único que llevaba toda su vida haciendo y tampoco sabría como. Mierda. Antes que pedirle ayuda a Ethan buscó un tutorial en youtube. Cogió disimuladamente su teléfono y lo inclinó, lo justo para que el inglés no viese lo que hacía, le bajó la luz, se saltó la intro, lo dejó en el suelo refugiado tras su gabardina y, con el vídeo en el formato más pequeño a un lado, se puso a trabajar.

Sus manos se moverían despacio e intentaría darle al play lo menos posible, por si acaso, mientras un silencio impropio de él caía sobre sus hombros.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

25/04/23, 06:59 pm
Ethan era el vivo ejemplo de: Da consejos, que para mi no tengo. Después de casi 2 años como orientador en su residencia y parte de la organización del campus se había vuelto todo un experto en poder ayudar a otros alumnos. No eran pocos los que acudían a él, ya no solo por papeleos o dudas de alguna extraescolar, si no por problemas personales. Siempre escuchaba, y siempre trataba de buscar alguna solución por muy cansado que se encontrase ese día. Estaba acostumbrado a anteponer la felicidad de otros a su propio bienestar y esa erosión se advertía ahora. Que no solo era incapaz de lidiar con sus propias emociones, sino que encima, de toda la gente que podía salir afectada, estaba fastidiando al que más quería.

Respeto el silencio tan incómodo que se había generado, incapaz por primera vez en mucho tiempo de saber que hacer para solucionarlo. No tardó en arrepentirse de sus decisiones al ver que Nohlem le evitaba la mirada. ¨¿Por qué no te vas?, tienes todo el derecho a irte si quieres¨ El pensamiento rondo por su cabeza como un martillo que solo ejercía presión sobre la misma, golpeándole de forma rítmica para que no pudiera olvidarlo. No era porque él quisiera que se fuera, si no porque, viéndole sentado sentía que solo le estaba forzando a quedarse. ¿Pero qué podía hacer?

Hablar le imponía, asustaba romper aquel ambiente tan tenso. Aturullado de pensamientos intrusivos y con un dolor de cabeza que se estaba empezando a hacer palpable lo dejó estar. Tomó distancias con Nohlem por respeto a la situación y se fue a seguir despejando la tumba con cierta desgana. Como un trabajo forzado, que en parte sí lo era, pues se conocía así mismo y no iba a abandonar el lugar hasta que quedara mínimamente bonito.

Los minutos pasaron como una jarra de agua fría necesaria para limpiar sus nervios y en un momento dado Ethan (Que no era tan guay para tener reloj) fue a buscar su móvil entre los bolsillos, intrigado por saber qué hora era. Solo para darse cuenta de que llevaba abandonado en el suelo desde el inicio.

Contuvo la respiración al acercarse a la zona de Nohlem, principalmente por evitar que hasta un suspiro rompiera la  ̈extraña tranquilidad ̈  y se sentó al otro lado, dándole parte de la espalda para seguir respetando el espacio de su amigo. Tomó el teléfono entre sus manos y lo desbloqueo con una ligera sonrisita recién ganada. Daba gracias a su fondo tan bien elegido por darle esos momentos temporales de alivio.

Joder, era verdad. Los mensajes. Con tanto ajetreo nunca había llegado a verlos. Sin pensarlo mucho abrió la conversación, le estaba preguntando si quería algo… Ya lo mencionó antes, tenía un regalo para él. Ethan ladeo un poco el rostro, sintiéndose horrible ante la situación y empezó a subir mensajes. Se deleito el alma un ratito corto, simplemente leyendo el chat absurdo. Aún conservaba un pulso dudoso, que procedió a dejarle en evidencia en uno de sus intentos de deslizar. Un milisegundo pulsando de más provocó que se abriera un video.

-ESTIMADO SEÑOIRIT

Con el pulso rozando la taquicardia consiguió cerrarlo rápidamente. No tenía narices para comprobar si se había oído o no. En vez de eso regresó al inicio del todo, a donde tenía unos mensajes que nunca contestó y cambió el acercamiento.

-Qwres que te lleve algo??
*que
*qieores
**qeries


-Muchas gracias por el detalle
Puedo preguntr que es?
*Preguntar.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

25/04/23, 09:37 pm
Le estaba saliendo horrible. Tenía el vídeo en una pantalla minúscula, a demasiada distancia de su rostro como para entender bien los dobleces y sin audio, ¿cómo iba a salirle bien? ¡Si ni con las clases y la paciencia del inglés podía! Hacer joyas era una cosa que le habían metido en vena desde hacía años, fundir y moldear metales minúsculos a los que encajarles piezas aún más pequeñas y valiosas era una cosa que llevaba, de alguna forma, mejor que ese estúpido trozo de papel. No se iba a poner a llorar delante de una servilleta con aspiraciones, ni de coña. No lo haría ni delante de su hermana, que era con quien más confianza tenía en este mundo, pero... ¿por qué era tan difícil aguantar?

No le salía, no se concentraba, Ethan no le había echado pero cuestión de tiempo que lo hiciese, en cuanto se hartase de que estuviera ahí haciendo bulto peleándose con un folio de flores rosas y peras amarillas. Nohlem se mordió el labio recreándose en su desgracia, pensando en que el beso había sido ¿el mejor de su vida? sí, pero sobre todo un error garrafal, que igual que no había tenido el coraje de declararse a Ethan menos podría hacerlo nunca después de eso, en cómo él tampoco le había dicho nada…

Porque solo soy su amigo. Uno estúpido y baboso que se aprovecha de él cuando está mal. Como los subnormales que ligan con chamas borrachas. Encima en un cementerio…” no podía contarle nada de eso a Kahlo, para más inri. ¿Con qué cara lo hacía? Le tocaba comérselo solito. “Ya ni amigos porque seguro que ya no me habla” hizo uno de los pasos con demasiada fuerza, mochando el papel. No llegó a romperlo, pero tras eso se vería asimétrico y horrible. Más de lo que ya iba a, claro. Inspiró y exhaló lento, ruidoso, haciendo el esfuerzo manual de que ese pequeño gesto no le llenaran los ojos de lágrimas.

La he liado, la he liado, la h…” su tren- no, su bola demoledora de pensamientos tuvo un accidente cuando Ethan se sentó al lado suya. El miedo le puso los huevos de corbata y la humedad de sus ojos se quedó en mero brillo, incluso si el chico no estaba haciendo nada. Se enfrascó más en su tarea, en completo y tenso silencio.

O bueno, lo habría sido de no ser por la voz de traductor brasileño leyendo en español. Lo reconocía… bueno, no, veía unos veinte reels de esos en su instagram al día, pero todos eran iguales. Además el audio no venía de su teléfono, sino del de Ethan. Cerraba el círculo de posibilidades. Se giró a verle, pero al estar de espaldas a él y cortarlo pronto Nohlem volvió a la… ¿grulla? de papel con un nuevo trajín de desgracias. Le había dado por error. A lo mejor tan por error como cuando él quería bloquear a alguien de what’sapp y terminaba dándole sin querer a videollamada. ¿Le iba a bloquear? ¿O a lo mejor estaba buscando material con el que mandarle más fuerte a la mierda en su conversación privada…? Dios, tendría para rato. Solo tenía que traducir sus putos vídeos.

Una notificación tapó el tutorial. Un nombre con corazones azules y amarillos, una flor de sakura y el emoji de un pato. Nohlem deslizó el dedo para leer sin abrir realmente la conversación -dios que tontería, lo tenía al lado, ¿que importaba el tic azul?- y… sonrió. Un poco nada más, pero el primer logro es que no fuera una sonrisa mecánica. Cogió el teléfono y abrió el chat.

-Muchas gracias por el detalle
Puedo preguntr que es?
*Preguntar.

-Es un secreto
Cuando termine aqui te lo doy
A menos que quieras que me vaya ya….
Entoces me lo quedo


Y el sticker de un gato con gorro de cumpleaños delante de un amasijo de atún a modo de tarta con una frase en español. Una breve exhalación por la nariz a modo de risa delataría que estaba sonriendo otro poco.

-Pone: celebrando que soy inutil
Mira


Dejó el móvil sobre sus piernas y, sin voltearse, acercó la mano con la grulla que había terminado al británico y la dejó en el suelo, en su campo de visión.

“Desastre” era poco.

Para que se notase mejor lo que era la cabeza y lo que era la cola Nohlem había tenido la genial idea de romperle un poco la cara para hacer un agujero que, según su lógica, era un ojo. Del otro lado no tenía porque por supuesto, solo había elegido el mejor perfil (que ya bastante malo era de por si) en un intento de hacerlo más reconocible. Tenía un ala más abierta que la otra y la cola en lugar de ser recta le hacía como un tirabuzón, porque había quedado mucho más larga que el cuello y de alguna manera tuvo que remediarlo. Por supuesto había un montón de pellizcos que enseñaban el color del papel por dentro, más cantosos gracias a las arrugas a pesar de que había intentado aplanarlos con los dedos.

Al menos el papel era bonito.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

26/04/23, 06:11 pm
El mundo recobró color cuando recibió una respuesta. Tanto así que dejó escapar un suspiro de completo alivio mientras cogía el teléfono con más fuerza, ilusionado de que hubiera funcionado. Al menos Nohlem no estaba cabreado, bien. Porque se sentía horrendamente mal después de haberle gritado.

Los mensajes siguieron y en él floreció una sonrisa tímida. Preguntar por el regalo solo era una excusa, pero ver el tono de humor del felino le reconfortó gratamente.  

-Escribiendo…

¨No hacía falta nada, si el mejor regalo eres tú¨ ….. Borrar. No podía escribir eso, debía evitar cualquier texto que pudiera generar confusión o dobles sentidos. ¨Joder, idiota ya se ha complicado bastante, no metas más la pata¨. Estaban mejor así verdad? Como amigos, solo como amigos.

Ethan dejó que aquella frase le atormentara mientras negaba sutilmente con la cabeza. El varmano no buscaba ese tipo de relación, lo sabía de primera mano. Tanto por anécdotas sueltas que le contaba Nohlem, como por haber conocido a las víctimas. No era la primera vez que alguna acudía a él entre lágrimas, ya fuera por intentar convencerlo de que hablara con el gato, como por no saber que se llevaban bien. De ambas formas siempre acababa con el mismo resultado: Por un lado completo alivio al enterarse de que Nohlem cortó la relación para que no fueran a más, como la inseguridad que le causaba que sucediera eso cuando una persona se le confesaba. Nah, prefería vivir con el dolor de no ser correspondido a decirle la verdad y que su amistad terminara.

-Pone: celebrando que soy un inutil
Mira

-Ojalá sea un Enantyum porquf estoy hcho mierda.
Pero puedo espersw encantado
Quiero ver tu obra de arte.


Observó el curioso sticker agradeciendo la traducción instantánea (Ya estaba abriendo google) y entonces, se giró a visualizar la joyita. No pudo contener la primera risa, aunque lo intentó con las siguientes, convirtiéndolas en resoplidos entrecortados. Trataba de no hacerle sentir mal, pero jopetas como costaba aguantar.
Cuando tomó la figurita entre sus manos un aire nostálgico le invadió. Era una putisima mierda, pero solo por el cariño y el esfuerzo valía la pena.

-Espera un moenfeto

Un tap tap rítmico indicaba que estaba buscando algo en su galería de fotos. Bajando lo suficiente hasta encontrar lo que buscaba. Una imagen invadió parte de la conversación y para sorpresa de Nohlem se trataba de una rana de origami que poco más y parecía haber vivido la tercera guerra mundial. Le faltaba una pata y media, tenía tantas arrugas donde no debería que el papel en algunas zonas estaba deshilachado y apenas lograba mantener su forma gracias a unos vendajes de celo translúcido. El rostro era sólo visible gracias a sus dos ojitos de plástico y se veía vizca por los mismos.  

-Está se  llama Parches.
Qia nombre tiene la tuaa?
A mi me gusta, es nbonista
Me la puedo quedssar?


Ni siquiera trato de corregir todas las faltas que tenía. El pulso no le daba para tanto y si lo intentaba hacer se le quedaría una convo kilométrica. Al terminar de escribir se recoloco en el sitio, tratando de quedarse de medio lado. Por poder intentar ver a Nohlem disimuladamente. No había huevos para hablar, pero quería poder conocer parte de sus reacciones. La grulla en cambio, se quedó descansando en su regazo, colocada cuidadosamente para que no le pasara nada malo. Pensaba llevársela a casa.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Maneki Neko - RV Gakuen - Página 2 Empty Re: Maneki Neko - RV Gakuen

27/04/23, 01:20 am
El sentimiento de alivio era mutuo. De hecho mientras esperaba su respuesta Nohlem alzó la cabeza por encima del hombro para comprobar que estuviera respondiendo, aún si desde ese ángulo veía poco más que su espalda y sus hombros. El problema distaba de desaparecer y quien sabe si en la nueva calma del mañana volviera por él para morder, pero el simple hecho de que Ethan y él estuvieran hablando, aún en un formato tan peculiar estando a menos de un metro el uno del otro, significaban muchas buenas cosas, que con lo agorero que era no era poco.

No tenía medicinas encima, por desgracia, que con gusto se la ofrecería. Si hacía falta pasaría por una farmacia, e igual que Ethan iba a abrir el traductor él hizo lo mismo con google para encontrar una cercana. La risa que delató al británico de haber visto su amorfísima grulla le hizo despegar los ojos del mapa para echar la vista atrás una vez más, sonriendo de medio lado.

-Oyee
Que tiene sentimientos sabes??? La hice con todo mi cariño

Y el sticker de un gato triste.

Al recibir la foto Nohlem la pulsó dos veces a descargar creyendo que el archivo estaba corrupto o no se había bajado bien, algo que resultó no ser el caso. Le hizo zoom en distintos sitios, comprobando que no, no es que la foto fuera una mierda: es que el animal lo era. Se trataba de una… ¿rana? Estaba tan mal y se veía tan necesitada de acabar con su vida que creyó que lo mismo se trataba de la primera figurita que había hecho Ethan nunca.

A la vaaaaina… —masculló.

-Y te ries de mi grulla?? Pero hola? Esta salamanquesa?

Se rió por lo bajo, lo suficientemente audible para Ethan. Ah, no había pensado ningún nombre. No tenía la imaginación para inventarse nombrecitos e historias, menos tras el mal rato que habían pasado. Miró arriba buscando la inspiración divina y la obtuvo.

-Se llama Nubarrón
Porque se lo trago un huracan y salio asi
Es todo tuyo
Bueno no, custodia compartida
Puedes ponerle unos ojos asi de fantasticos tmb a nubarron?

Y mencionó la foto.

Enebonista —repitió, burlón sin que su tono lo sonase. La manera de escribir de Ethan estaba siendo una cosa. Le buscó por el rabillo del ojo y esta vez, para su sorpresa, sí le encontró, o por lo menos parte de sus facciones. Se arrastró lo justo en el suelo para rozar la espalda contra la suya, una pequeña solicitud de contacto que por su parte no iría a más, volteando el rostro lo más casual posible de vuelta al móvil—. Qued-sar.

Seguía nervioso por todo pero, igual que un niño, haría lo que fuera por ignorar el dolor venido del grito, cualquier cuquería con tal de dar la vuelta al folio y dejar las cosas como si nada hubiera sucedido. Siquiera no tan espantosas.

_________________________________________

♪♫♬:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.