Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo 12/12/17, 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu 12/12/17, 07:13 pm

» Faro
por Bellota 11/12/17, 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie 11/12/17, 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Avenida de las Casas Carnívoras

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 10 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 16.]

1 Avenida de las Casas Carnívoras el 02/08/11, 06:45 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Las casas de esta avenida están en bastantes buenas condiciones, o esa es la imagen que dan. Son capaces de crear ilusiones para tentarte e invitarte a entrar en ellas, para así poder devorarte. Antiguamente no había más que una, pero dado su éxito pudo reproducirse.


49 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 31/10/12, 09:42 pm

Jack


Cierto que había esperado a que las chicas y Thras se pusieran en marcha, pero Pablo había perdido mucha sangre al parecer y no avanzaba apenas, así que retrocedí.

Ahora estamos los dos rezagados y más bichos de los chupasangre vienen a devorar a su congénere, a la vez que las luciérnagas lamen la sangre que mancha el suelo. Rápidamente cojo al chaval del hombro y soportando su peso, le doy una de mis cimitarras para que la use si fuese necesario. Así pues, hombro con hombro, un arma a cada lado, reinicio la marcha intentando ir lo más rápido posible, aunque para ello tenga que arrastrar a Pablo.

Vamos alcanzando al grupo, rezagado por si necesitábamos ayuda, pero les urjo a que sigan corriendo con gestos de la espada, sin gritar ni decir palabra alguna para que las criaturas no nos sigan. Y si nos siguen, pues... ¿Qué diablos? El ruido que montan parece como si se acercase.
-Agárrate, chaval.

Hago una rápida parada, enfundo su cimitarra y luego lo cojo echándomelo sobre los hombros, de forma que él mismo pueda coger sin problemas mis armas. ¿Después? A correr. A alcanzar a los demás camino del torreón. Sin más preocupación que esa. Y si le duele la herida, que se baje y se cure si quiere, pero no pienso esperarle.

Sigue en el Torreón Letargo.

50 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 01/11/12, 01:14 pm

Alicia


Seon

El espectaculo de las luciernagas era precioso. Y se había llevado el mal olor de las cestas, con lo que Seon sonrió encantada y con cierto tinte de "Te dije que no podía ser nada malo" cuando miró a Alder. Atol capturó una. Y ella misma alargó la mano para tocar alguna, o dejar que se posaran en el brazo. El contacto le produjo una quemazón dolorosa, y apartó con un chillido la mano, y en el barrido que hizo chocó con dos más. A su lado, Alder también pego un pequeño grito cuando chocó por descuido con una.
Pablo, que se las había ingeniado para no tocar ninguna, fue atacado por una especie de garrapata gigante que se le incrustó en el hombro. Seon retrocedió horrorizada, intento apartarse de las luciernagas, a cuyo núcleo se había acercado tanto que entre eso y la torpeza cada vez mayor provocada por el miedo, le fue no imposible seguir chocando con ellas. Yrio le arrancó con la pluma mas de medio cuerpo al parasito, pero pronto comenzaron a llegar más.
Alder y Seon corrieron con todas sus fuerzas cuando comenzó el zumbido que anunciaba a cientos de ellos.

Sigue en el Torreón Letargo

51 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 23/11/12, 10:56 am

Cain


El chico estaba tirado en el suelo, inerte. Llevaba allí varios días, en aquel sótano oscuro, y la cadena de runas alrededor de su pie le quitaba la vida lentamente. Había caído en la trampa de aquella horrible casa, atraído por bonitos recuerdos, y un cepo se había cerrado alrededor de su pie y lo había arrastrado hacia la oscuridad. Se mantenía a duras penas, sediento, hambriento, consumido, a la espera de algun milagro, un sonido esperanzador que no tardaría en llegar a sus oídos, anunciando su salvación.


52 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 23/11/12, 03:08 pm

Dal


<<¿Cuánto tiempo ha pasado ya? ¿Seis, siete días?>>. El chico ya había perdido la noción del tiempo, en un principio había intentando mantenerla, pero en aquel húmedo y oscuro sótano se le fue rápidamente.
Los recuerdos iban y venían mientras la vida se le escapaba, lo sentía, sentía cada vez mas cerca el final, pero estaba dispuesto a resistir, no iba a rendirse por que una casa hubiera decidido que ese era su final, !!UNA CASA¡¡, que locura, ni en sus peores pesadillas podría haberse le ocurrido la idea de una casa que comiera gente, la sola idea era ridícula, pero allí estaba, tirado en el suelo de aquel sótano, sintiendo como se consumía lentamente, tratando de recordar por que estaba allí.
Recordaba haberse despertado en un sótano parecido, sediento pero sin ningún tipo de ataduras, recordaba haber salido de aquella casa en la que estaba y ver en frente suya una fuente,-Que oportuno-había murmurado, bebió hasta saciarse y luego se encamino solo por una avenida, no había gente y la calle estaba desierta, camino confiado al no ver ningún tipo de peligro, pero cuando miro hacia una de las casas vio algo que reconoció, allí estaba su gato esperándole en el portal de su casa como siempre, fue hasta el para como hacia todos los días darle de comer, cuando se quiso dar cuenta tenia una lengua enrollada alrededor del cuerpo que tiraba de el hacia la casa que ya no era la suya, trato de zafarse y casi lo consiguió pero cuando por fin se estaba soltando sintió un agudo dolor en la pierna, al bajar la vista se fijo en que había algo parecido a un cepo atrapándolo y llevándolo cada vez mas adentro. La perdida de fuerzas había sido gradual, al principio trato de resistirse, de arrancar el cepo o de soltarse, pero no pudo.
Ahora después de lo que parecía una eternidad se encontraba tirado en suelo, con las gafas puestas y sabiendo que no pasaría de ese día cuando oyó ruido, un ruido que parecía provenir de fuera, ruido de conversaciones, se incorporo como pudo a sabiendas de que era una agonía, y con todas las fuerzas que le quedaban grito -¡¡AYUDAAAAAAAAAA!!¡¡SOCORRO!!, sabiendo que quizás no le oirían y que podía ser en vano, pero le daba igual, podía ser una bestia que supiera lenguaje humano o quizás habitantes de ese lugar con instintos asesinos, pero no le importo, lo único que quería en ese momento ,y aunque se fuera a morir, era que no le matase aquella casa que se había hecho pasar por su querido gato.

53 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 25/11/12, 11:46 pm

Yber


GM
El grupo de Letargo había vuelto a cruzar el río de huesos sin incidentes y se había redirigido para pasar a la vuelta por el barrio de los panales malignos y los bichos que quemaban. A Tap le preocupaban bastante más los insectos, pues una vez conoces el truco de los panales, solo tienes que autoconcienciarte de que no hay nada tuyo en ellos. Los bichos ya debían de ser otro cantar. Al igual que a la ida, Tap iba volando alrededor del grupo, colándose entre la gente y zigzagueando de puro aburrimiento. Su humor había mejorado con la visita al panal Maciel y el sueño de la araña quedaba ya más lejano, que no tanto como le gustaría al repoblador.

Cuando llegaron al lugar dónde, según sus compañeros, se depositaba la comida, Tap hizo que su avispa acelerara y se adelantó al grupo para comprobar que no había nada de lo que tuvieran que salir huyendo. Lejos de encontrarse ningún peligro, lo que percibió fueron unos gritos. Se giró en busca de su origen y acabó encarando una casa. Una normal y corriente, tan corriente que no le gustó y zumbó de vuelta.

-Creo que alguien ha tenido mala suerte-advirtió al resto del grupo sobre los gritos de auxilio-. Deberíamos aprovechar que la casa está pendiente de su presa para correr a por la comida y desaparecer de aquí-no le podía dar pena un incauto al que ni conocía y, para el repoblador, arriesgarse por alguien cuyo futuro pintaba tan muerto, no era una buena idea en absoluto.

54 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 26/11/12, 12:22 am

Alicia

avatar
Cuando llegaron a la avenida de las casas carnívoras, Seon iba pegada a Alder como si necesitara protección de algo, asustada por otro encuentro con los bichos. Pero no había ni rastro de las luciérnagas.
En cambio, lo que sí escucharon fue un grito. Y se dieron cuenta de que era algo común, no como otras alucinaciones, porque Tap lo comentó. Podía ser irritante, pero también era muy sensato. Y Alder le dio la razón de inmediato.
- No se trata solo de eso. Aunque lo oigamos todos, ¿qué asegura que no es ninguna nueva clase de trampa? ¿y quien va a entrar en un sitio que te come?
- ¡Pero hay que ayudarlo! - dijo Seon angustiada.- No me puedo creer que seais capaces de abandonar a alguien agonizando.
Se separó de Alder disgustada.
- He dicho que No. Cogeremos las cestas y nos iremos al torreón. No te permitiré entrar a por una ilusión. Ya he oido gritos otras veces en esta calle. Y gran parte de ellos eran tuyos y agonizantes. No me impresiona uno nuevo. No quiero seguir escuchandolo. Y no vamos a hacer nada al respecto.
- Es una persona...
- Y las luciernagas solo unos bonitos bichos brillantes. Si es necesario te arrastraré hasta el torreón a cuestas.- Alder se había puesto muy agresiva. Porque una parte de ella temía con horror que lo que hubiera dentro de esa casa fuera real. Un pobre incauto. Pero necesitaba tomar una decisión, no solo por si misma, si no por las dos. Sentía que efectivamente estaba dejando morir a una persona real. Pero era una sensación que la había invadido otras veces en esa avenida, y con un horrible sabor a bilis en la boca, ya había dicho lo que tenía que decir, y su postura estaba tomada. Seon se quedó muy callada. Impresionada por las palabras de su pareja. No se movió en una direccion ni otra. Estaba demasiado conmocionada por la idea de que Alder fuera capaz de forzarla a moverse. Y también porque hubiera dado un golpe tan bajo como el de las luciernagas. Pero el recuerdo de estas era efectivo, desde luego. Ahora dudaba de cosas de las que no hubiera dudado jamás.


_________________________________________

-

55 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 26/11/12, 01:32 pm

Jack

avatar
No nos detuvimos en la Cicatriz de Arax, aunque sí mentalmente <<¿Arax será algún dios o algún tipo de divinidad? Quizá estas gentes crean que su mundo está en el cuerpo de un dios o diosa y que esto es una vieja herida... O a saber... Es muy rara para un terremoto... Y tantos huesos y los animales que vimos... Raro>> y pronto divisamos la avenida de las hambrientas casas.

Vemos las cestas, nos acercamos a todo correr y, mientras conversamos para repartírnoslas, de pronto unos gritos llenan el aire. Vienen de una de las casas que no nos tienta con imágenes irreales. Y claman auxilio. Instintivamente, desenvaino mis armas y me acerco a la acera del edificio, precavido y escuchando. Nada más, aparte de los gritos. Incierto: mis compañeros hablando de lo peligroso de quedarnos aquí, de pensar siquiera en entrar y de irnos cuanto antes, ya que la casa pasa de nosotros. Pero precisamente...
-No hace ilusiones... No se mueve, no hace nada... -miro a Alder.-Imagina que es uno de nosotros, alguien del otro grupo, o cualquiera que se haya dejado llevar...-la contrarío, nervioso.-No te niego que tengas razón pero... No sé...-<<Lo de las libélulas tiene razón... ¿Y si estos gritos es otro tipo de invención, de ilusión?>>-Pero... podemos comprobarlo, al menos.

A Tap evito mirarle por no decirle nada. Sobrevivir, sí, pero dejando atrás a alguien que puede ser real... No.

Así pues me acerco a la casa, con las cimitarras por delante, y grito:
-¡Demuestra que no eres una ilusión! ¡Di algo creíble!-y después vuelvo a la calle, alejándome por si acaso. <<Lo raro de todo es que la víctima siga viva... ¿Y si no comen como tal a sus presas? ¿Qué les hacen, tienen sistema digestivo? ¿O sólo apresan para que muera de hambre?>>-Id al torreón si queréis, pero yo me quedo a esperar respuesta. Y no olvidéis que ahora tenemos magia.-insisto.



_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

56 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 26/11/12, 02:54 pm

Dal

avatar
El sonido había comenzado a acercarse más y más, al principio era un sonido confuso, pero indudablemente era un zumbido, se pregunto que clase de criatura podía hacer tal ruido, pero después lo oyó si, ruidos de claras conversaciones, y después de su grito parecía que las conversaciones se habían acrecentado y creyó oír claramente, como lo que parecía una voz femenina se alzaba por encima del resto de cosas, gritando que no pensaba dejar que alguien entrara allí por si era una trampa. Una trampa........¿como podía alguien ser tan tonto?.
No se dio cuenta hasta instantes más tarde de lo que la chica quería decir, estaba abotargado, y si hubiera estado más lúcido se habría dado cuenta enseguida, lo que la chica quería decir eran las ilusiones de la casa, es decir lo que le había llevado a él hasta aquel lugar.

Entonces una voz masculina mas cerca que la femenina le dijo que si podía demostrar que no era una ilusión, que dijera algo creíble. No se le ocurría nada, pero enseguida puso su cerebro a trabajar, ya que aquello podía ser una salida, una forma de salir y no morirse.
<<Piensa, vamos piensa,¿que puedes decir que sea creíble?>>. Entonces pensó que quizás diciéndoles como había llegado y de donde era podría ser válido.

-¡¡¡¡Soy un ser humano, mi nombre es Stefan!!!!!!¡¡¡¡¡¡¡Y esta maldita casa me tiene atrapado dentro, me trajo alguien llamado Doce Punto asegurándome que era especial!!!!!!

Si con aquella retahíla que había soltado no les bastaba no sabia que podría funcionar, pero decidió esperar unos instantes para ver si alguno de ellos le contestaba.

57 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 09:05 am

Jack

avatar
La respuesta vuelve, dando varios datos poco verificables.
-Maldita sea... ¿Dónde están Pablo o Erin cuando se les necesita? A mí no me dijeron eso al traerme, ¿y a vosotros? Aunque claro, la casa puede saber eso...-mascullo, dando pasos cortos norte-sur para pensar.

Después subo la avenida mirando el perfil de la casa, buscando una ventana por donde poder husmear más tarde. Al encontrar pares de ventanas a ambos lados, vuelvo con los míos y encaro la puerta, aún a la distancia de seguridad.
-¡Eh, el humano! ¿Dónde estás? ¿Qué hay a tu alrededor? Si eres inteligente, da más respuestas.-grito, intentando que diga algo que la casa no dijera. Luego miro a los demás.-Podéis iros por si acaso, así... Así estaréis a salvo, yo estaré bien.-digo a los tres de Sinhdro y Serok.

Miro a Tap de reojo, pensando y deseando que no empiece con su perorata anti-Pablo o anti-Erin o cualquier cosa que se le ocurra o que no se encabrone luego cuando lleguemos por no haber salvado al desconocido, por cobardes. Y sonrío.

-Eh, Tap. Imagina que dentro hay un dotado a quien le guste la herbología más que a ninguno de nosotros. ¿Lo dejarías ahí? Imagina que la casa, como vemos, no reacciona al acercarnos. Y lo que siempre dices... ¿Ahora te acobardas? Entraste en el torreón Maciel sin miedo, gritando, y una casa con lengua te asusta? ¡Habrase visto!-exclamo dramatizando finalmente, intentando que su reacción sea la que quiero.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

58 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 12:59 pm

Yber

avatar
GM
<< Venga ya... >>. Tap no podía creérelo. Metálico le estaba chantajeando con toda la cara del mundo. Tap se llevó las manos a la cabeza y negó varias veces. Desde luego estos gigantes no se enteraban de nada. Hasta él sabía ya que ni Pablo ni la Invisible eran dotados. Lo que realizaban los gigantes no eran dones de la Flora. No sabría ponerles nombre, pero dones no eran. Erin los había llamado magia, igual que el resto, y Tap había entenido rápidamente que esa magia escapaba a sus conocimientos y su cultura. Por eso no entendía por qué Atol le venía ahora con tan penosa excusa. Aunque, pensándolo bien...

-Ya veo, ¿a las hembras de tu mundo las chantajeas igual que a mí?, ¿no? Supongo que al no ser gigante y con tetas no te parece tan importante respetarme-bufó con cierta mala leche e hizo volar la avispa frente a Atol, casi pegándose a su cara-. Metálico, me vas a deber una muy gorda después de esto-se giró y miró al resto-. De aquí no se va nadie. Somos un grupo, si sembramos, sembramos todos y si la cagamos, también-pero luego se centró en Quemaduras y su Hembra Alfa y les concedió algo así como un favor-. Vosotras dos podéis ir buscando las cestas, así ahorramos tiempo.

Tap sabía que no podía persuadir a Atol de salvar al inepto que se había dejado masticar por un edificio. Pero no pensaba dejar que el resto se fueran al panal por las buenas sin hacer nada. Si entraban y de verdad había alguien lo suficientemente vivo para ir con ellos, podría necesitar de la fuerza de los gigantes. Al menos Tap no creía que fueran tan tontos como para esperar que él, siendo tan enano, fuera a cargar con un mochuelo de su tamaño.

-Bien, el plan es el siguiente, y más os vale que no pongáis pegas o no muevo un solo dedo de mis cuatro brazos: uno de vosotros rompe una ventana sin dejar un solo cristal con el que me pueda cortar-remarcó esa parte, pues un corte en las alas de la avispa, era un adiós-, entro, os abro, bucáis al idiota, nos juntamos con la pareja feliz y corremos contentos, y cargados, al panal. ¿Objeciones? ¿No? Pues venga, que a este paso se hace de noche y no me gusta un pelo.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

59 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 10:03 pm

NH

avatar
Yrio iba prácticamente dando saltitos por la calle, agarrado a su libro ahora corregido y repasando mentalmente los datos curiosos que había reunido sobre Libo. Aún tenía que volver a Maciel otra vez para realizar más entrevistas, pues aun le quedaban dos mundos en el otro torreón por conocer << Uno era Idris y el otro... ¿cçomo era?>> Ni siquiera la macabra visión de la cicatriz perturbó su entusiasmo, pero claro, la avenida que tenían que atravesar para coger las cestas era otra cosa...

Iba con la mano en el cinto de su espada cutre y la otra sujetando el libro. Repasaba un hechizo de protección que había aprendido del libro de Atol, y que seguramente no serviría de mucho, pero era mejor que nada. Iban ya en dirección a las cestas, algunos incluso las habían alcanzado, cuando oyeron gritos. No era la primera vez que los oían, las casas solían tentarles con gritos agónicos, pero algo llamó la atención de Yrio en esta ocasión. Era una voz desconocida. << Normalmente usan voces de alguien cercano...>> Imágenes y gritos de seres queridos, pero aquella voz no le sonaba de nada. Tap hizo gala de su habitual tacto sentenciando al desgraciado, y Alder también hizo algo por el estilo. Yrio frunció el ceño. No se fiaba ni un pelo de las casas pero tampoco podían dar por sentado tan rápido que era una ilusión. << ¿Y si no lo es?>> Miró fijamente la casa, tan ruinosa y terrorífica como las demás, sin nada atractivo, nada especial, y los gritos continuaban. << Doce Punto...>> Erin, o quizás Pablo habían comentado algo sobre un tipo llamado así. << Tierra...>>

Atol y Pechote empezaron a discutir, y el pequeñajo no tardó en ponerse a dar órdenes a todos. Yrio le ignoró y abrió su libro. Agarró con fuerza el medallón que llevaba colgado dle cuello y mirando fijamente la puerta de la casa pronunció unas palabras. La puerta salió volando golpeada por el hechizo de impacto y el sinhadre tuvo vía libre para entrar. Siguió los gritos hasta el sótano, con el corazón en la garganta y un sudor frío perlándole la frente. Temblaba.

Abajo había un chico con un aspecto horrible. Su debilidad se veía incluso en la oscuridad polvorienta de la sala, y los símbolos iluminaban tenuemente su cara consumida.

-Tra...tranquilo- tartamudeo- Te voy a soltar,

No sabía como demonios iba a romper una cadena. Se había leído su libro de cabo a rabo, y sabía que algo habría que pudiera servirle... Tan solo tuvo que repasar el hechizo térmico y conjurarlo sobre la cadena. Luego le dió varios golpes con la espada, sonriendo con triunfo al ver que comenzaba a romperse.

60 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 10:20 pm

Dal

avatar
De nuevo escucho aquella voz masculina que provenía de afuera, le decía que les contara que tenia alrededor, Stefan sabia que esta podía ser su ultima oportunidad para librarse de aquello y no pensaba dejar escapar tan preciada oportunidad.
A su alrededor estaba oscuro, era raro que un sótano lo estuviera tanto, después de dejarse la vista mirando a los lados se acordó de que llevaba las gafas puestas, las había estado llevando tantos años que ya se le hacían parte suya y no se daba cuenta de que las llevaba puestas.

Con un sonido de exasperación por lo increíblemente lento que estaba se las quitó, desde luego fue como si alguien hubiese prendido una luz, al mirar de nuevo distinguió la escalera por la que había bajado a trompicones el primer día, en lo alto de la escalera se podían ver unas rendijas de luz que se colaban de la estancia superior, se sentó en el suelo y siguió con la vista la cadena que relucía levemente por aquellos grabados tan misteriosos viendo que estaba enganchada a la pared por una argolla.

Justo cuando se disponía a gritar esperaba que por ultima vez sintió un ruido tremendo que parecía provenir de afuera y unos pasos por encima suyo, rápidamente se puso las gafas casi sacándose un ojo por la celeridad, no quería que aquella persona que quizás lo venia a salvar viera sus ojos y le negara la ayuda.

En lo alto de las escaleras apareció un figura y su sombra se extendió por toda la habitación, Stefan se fijo en la figura,era un chico y era pequeño pero eso no quería decir nada, el chico bajo las escaleras balbuceando que enseguida lo liberaría, pero Stefan se preguntó cómo lo iba a hacer.
Rápidamente el chico se saco un libro y empezó a repasarlo y hacer gestos raros y palabras a que a Stefan no le sonaban de nada, pero la cadena empezó a calentarse, y cuando una parte estuvo al rojo el chico desenvaino una espada y corto la cadena, una parte de la mente de Stefan archivo lo que acababa de pasar pero se dijo que podía esperar a mas tarde.

-Gracias- le dijo a su salvador cuando este hubo cortado la cadena, Stefan se apresuro a quitarse el cepo pero cuando el chico cortó la cadena el cepo se abrió solo permitiéndole ponerse en pie muy costosamente-Salgamos de aquí por favor- dijo con voz cansada.

61 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 10:59 pm

Jack

avatar
Tap reacciona y empieza a preparar un plan que podría servir y, mientras le escucho, repaso los hechizos de que disponemos. Pero Yrio nos interrumpe, alejándose del grupo, derribando la entrada y perdiéndose en la casa.
-Joder... ¿Son así todos los chicos de Sinhdro?-murmuro mirando a las chicas, impresionado, aunque luego echo a correr.

Apretando fuertemente los cristales en el bolsillo del pantalón y las garras listas, paso el umbral de la puerta y luego busco las escaleras del sótano. La luz que se colaba por las ventanas dejaba ver el lugar y rápidamente bajo, aunque con cuidado, hasta que escucho la voz que gritaba y a Yrio. Guardo el arma y tomo aire, resollando por los nervios de estar en lo que sería el "estómago".
-Hola. Yo era el que preguntaba antes, perdona por no decidirnos...-me disculpo, cabreado y avergonzado.

Después le ayudo a que se apoye en mí y poder salir sin que tenga que hacer mucho esfuerzo. Escaleras arriba, sin perder de vista a Yrio que iba delante, luego agarrándolo con fuerza de la mano, y rápidamente afuera, sin pararme a curiosear el maldito lugar. Una vez fuera, y sin soltarle, le estrecho la mano libre y me presento.

-Atol, de otro mundo llamado Libo. Ya irás comprendiendo ese detalle.-río.-Y... Tu héroe, Yrio, de Sinhdro.-luego señalo a los demás con la cabeza.-Tap, repoblador, Alder y Seon, del mismo sitio que Yrio, Serok, de Ulterania.-después señalo las casas con el entrecejo fruncido.-De los errores se aprende.-y dirigiéndome a todos.-¿Volvemos a casa? Este chaval tiene que reponerse y yo empiezo a tener hambre.

Un poco de conversación y luego, de mutuo acuerdo, partimos a Letargo cargados con las cestas y, por un lado, una boca más que alimentar, por otro, un nuevo compañero. <<Ya veremos. Y que no vengan las libélulas, por favor>>
Sigue en el Torreón Letargo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

62 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 28/11/12, 11:47 pm

Yber

avatar
GM
Primero Tap se quedó patidifuso cuano vio como Yrio volaba la puerta por los aires con una de esas magias, luego la patidifusión pasó a ligero cabreo cuando vio a Pechito hacerse cargo de todo. No es que estuviera mal la iniciativa casi suicida del chico, es que no debía arriesgarse ni exponerse de esa manera. Atol pasó a por el casi-comido y Pechito y Tap se sorprendió al ver al segundo temblando, como agotado. Lo que le recordó irremediablemente al estado en que acababan los dotados en los días más duros. << Ahora mismo podría esta perfectamente, si no tuviese esos arranques de resolución a morir >>. Recuerdos del sueño y, en concreto, de la participación de Yrio en este, echaron más leña a sus pensamientos.

-Bienvenido, Nueva-Boca-Que-Alimentar-su tono no era antipático, pero tampoco mostraba demasiado interés. El mote tampoco era definitivo,ya se le ocurriría algo mejor para llamar al gigante que acababa de salir de ahí-. No sé si deberíamos ir todos a por la comida o deberíamos dejar que Pechito lo hiciera-comentó luego con cierta acidez-. También podéis cargarle al mochuelo, el señor del trono es un todoterreno-Tap no era alguien de odiar en serio, le costaba guardar rencores, pero recordar como Yrio se mofaba de él mientras estuvo encadenado, aunque fuera solamente un sueño, le revolvía la buena fe. Había parecido demasiado cierto y el comportamiento de Yrio parecía ir en la misma línea, aunque algo más modesto aquí en la realidad. << Ya tendrá tiempo de montar sobre su silla y cubrirse de telas >>.

Tap voló enfurruñado el resto del camino hasta el panal y solo paró un momento sobre una de las cestas para pillar una pequeña pieza de fruta, para picotear mientras. Quizá esperara que con el hambre, se fuera su mal humor.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

63 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 29/11/12, 12:49 pm

NH

avatar
Yrio subió las escaleras como en un sueño, resollando y sudando. El chute de adrenalina desaparecería en poco tiempo y él esperaba estar en el torreón para entonces. Sentía como le pesaba todo el cuerpo, y un extraño vacío en su interior.

-Cállate o te prenderé fuego- le espetó a Pechote en un siseo, molesto por su actitud. Algo le decía que no tenía fuerzas para otro hechizo, pero eso el repoblador no lo sabía.

Cogieron las cestas y de camino a Letargo Yrio tuvo que agarrarse del brazo de Seon para no caer redondo al suelo. De vez en cuando miraba al nuevo de reojo, estudiándolo, y sonriendo para sí con satisfacción. Hoy se había demostrado a sí mismo que no era ningún inútil. Un poco estúpido tal vez, pero no un inutil.


Sigue en el Torreón Letargo.

64 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 11/03/13, 01:02 pm

Dal

avatar
Llegamos a la avenida sin problemas, pero cuando puse un pie en aquel lugar mi cuerpo se puso en un estado de tensión que antes no había tenido. Sabía lo que me encontraría allí, también sabía que Pablo lo sabía, pero no tenía ni idea respecto a Charlotte o Thras así que dí un aviso:

-Cuidado con las casas, no os separeis, pueden proyectar ilusiones visuales y sonoras, así que evitad mirarlas y haced oídos sordos, no es lo que prometen, lo digo por experiencia.- y como ví que Pablo aún andaba un tanto ido cuidé más por él que por los otros dos, aunque tampoco les sacaba los ojos de encima. Mi cuerpo estaba preparado para reaccionar al mínimo indicio de peligro y tenía todos los sentidos al máximo esperando algún tipo de ataque por parte de las casas.

Traté de no mirar mucho a las casas pues no sabía si se atreverían a intentar algo, así que iba mirando a mis compañeros y tratando que ellos no hicieran un movimiento en falso que nos pusiera en peligro a todos.

Alcanzamos las cestas y observé que Thras tenía algo de hambre les tiré una fruta a él y Charlotte, a Pablo pensé en tirársela también, pero no andaba muy fino y preferí ir a dársela en persona, además tenia una petición que hacer que se me había ocurrido como por ensalmo.

-Pablo, toma debes comer algo,- le dije ofreciéndole la fruta, y antes de que pudiera negarse se la puse en la mano.- Tengo algo que decirte, y no creo ser el mas indicado para ello después de mi numerito de ayer, pero hasta ahora hemos estado discutiendo entre nosotros, no quiero que siga así, ¿crees que podríamos convencer a la gente para que nos lleváramos mejor?.- Dije todo eso mirando hacia todos lados aun en tensión, no creía que esa sensación fuese a desaparecer hasta que saliera de aquel lugar.

Sigue en el Torreón Letargo.



Última edición por Aleazar el 11/03/13, 09:59 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

65 Re: Avenida de las Casas Carnívoras el 11/03/13, 09:35 pm

Poblo

avatar
Cuando Llegamos a la avenida todavía seguía un poco abstraído, pero mucho menos que antes. La salida me estaba sentando bien, necesitaba tomar el aire.

Y tanto que lo necesitaba. Esta era la primera vez que salía del torreón en semanas. Y no había pasado por aquí desde... desde el día en el que aquellas garrapatas gigantes casi me destrozan el hombro.
Escuché a Stefan avisando sobre el peligro de las casas. Creo recordar que todos estábamos ya al tanto, pero no dije nada. Nunca está de más avisar, y además tampoco me apetecía hablar.

Cuando llegamos a recoger las Cestas Stefan se me acercó y me pasó una manzana. No había comido nada desde el día anterior, y con todo lo que había pasado no había ni pensado en comer. No me di cuenta de lo hambriento que estaba hasta que dí el primer mordisco.

-Gracias- le dije, pero no se había acercado solo para eso.
Su petición me sorprendió un poco. Aunque había pensado alguna vez en el ambiente de discusiones que había en el torreón, nunca le había dado demasiada importancia, y tal vez debería, aunque fuera solo para que Atol no me abriera la cabeza la próxima vez que pasara algo

-Pues no se que decirte la verdad. No es que no quiera que las cosas se calmen, es solo que no veo que podríamos hacer al respecto. Y menos ahora con lo que esta pasando-
Dí otro mordisco a la manzana mientras intentaba pensar en algo que pudiera servir, pero no se me ocurrió nada.

-Puedes contar con mi ayuda, pero no veo que piensas conseguir-

Con.la.mente ya despejada y los sentidos ocupados en lo que deberían recogí una de las cestas. Al menos la salida me había servido para algo.

Sigue en el Torreón Letargo.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 16.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 10 ... 16  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.