Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Actualizaciones
por Zarket Ayer a las 11:17 pm

» Trama de los Sueños
por Zarket Ayer a las 11:11 pm

» Calles
por Zarket Ayer a las 11:11 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Naeryan Ayer a las 09:37 pm

» Plaza del Estandarte
por Evanna Ayer a las 05:32 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Giniroryu, Pablo Matthies Fonseca

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Pablo Matthies Fonseca

Nuestros miembros han publicado un total de 38298 mensajes en 723 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Anexos » Sueños » Primer sueño de Nime y Sinceridad

Primer sueño de Nime y Sinceridad

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 4.]

1 Primer sueño de Nime y Sinceridad el 25/03/16, 02:40 am

Yber

avatar
GM
Recuerdo del primer mensaje :

Nime y Sinceridad despiertan al mismo tiempo, cada una en una habitación distinta, aunque ambas iguales. Cuatro paredes de cemento las rodean. No hay puertas, no hay ventanas. Una antorcha cuelga ilógicamente bocabajo en el techo e ilumina las estancias. En la cuarta pared, una pantalla pequeña muestra a Nime la habitación de Sinceridad y otra muestra a Sinceridad la de Nime. Ambas se verán y se oirán a tiempo real. El resto de las habitaciones es todo sobriedad y abandono.

En cuanto ambas se acerquen a sus respectivas pantallas, un pequeño mensaje surgirá brevemente: "Conoce a tu contrincante". Al mismo tiempo, una voz neutra se escuchará en las dos salas al unísono:

—CARGANDO LOCALIZACIÓN: 10% COMPLETADO.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Yber


GM
Cualquier intento de los cosechados por romper o arrancar la pantalla es fútil. En esta, un nuevo mensaje emergente aparece para ellos: "Decid en voz alta un color, se os asignará un hechizo en función de vuestra elección". Sin embargo, esta opción está trucada y ambos recibirán el mismo conjuro: el pulso púrpura.

En cuanto nombren su color, un papiro aparecerá flotando frente a ellos. En él se encontrarán con las instrucciones para conjurarlo perfectamente explicadas en rocavarancolés, así como la siguiente descripción: "Pulso púrpura - invoca una gran fuerza de la naturaleza para que acuda en ayuda del conjurador". Estudiarlo o no depende de ellos.

La voz no tardará en sonar de nuevo:

CARGANDO LOCALIZACIÓN: 60% COMPLETADO.

>>LOS JUGADORES PERDERÁN LA COMUNICACIÓN EN: 60 SEGUNDOS. 59. 58. 57...

Jack


Aquello se resiste, no se mueveni un ápice. Since desiste antes de que se pueda hacer daño.
—No hay forma...

<<¿Color?>> Habla rápido, sin pensar más que en la tierra de su mundo.
—Marrón... ¡o verdeoJODER! —exclama. Se tenía que acostumbrar a aquellos sustos mágicos o le daría un infarto, aunque no supiera ni que su corazón pudiera llegar a eso.

>>Esto no es marrón, ¡estafadores! Es púrpura... —masculla mientras lee aquella cosa. Al poco, se le le abren los ojos como platos y exclama—: ¡magia!

Lee y lee aquello como si fuera la clave para salir de aquel sitio o algo sencillamente maravilloso, e incluso se atreve a seguir las instrucciones (sin llegar a finalizarlo) durante el tiempo que aquella voz le permite, hasta que oye el siguiente mensaje. ¡Iban a perder... No había tiempo que perder.

Sin soltar el pergamino, corre a la pantalla mientras grita:
—¡Nonosatacaremossaldremosdestajuntas!¡Yomeaprenderéelhechizoytengomisarmas,túprepáratecomopuedas,buenasuerte!

Su intención a continuación es memorizar aquel hechizo junto a las armas, o responder a Nime si la hembra le decía algo. Lo que fuera. Tiene que prepararse. Si cortaban la comunicación era porque algo se aproximaba. Y si de veras planeaban hacer que lucharan entre sí, iban listos, fueran quienes fueran. No lo haría a no ser que la otra opción fuera una muerte inevitable.



Última edición por Jack el 18/04/16, 07:49 pm, editado 1 vez

Tak


GM
La niña se encuentra todavía intentando ver si hay algo detrás de la pantalla cuando ve cómo aparece un pergamino delante de su adversaria.
¡Rojo! —exclama, ansiosa por ver de qué se trata. Si la otra lo ha hecho, no va a ser ella quien se quedase sin ese recurso.

No se sobresalta cuando aparece el pergamino, pero sí le llama la atención lo que pone. El nombre no se corresponde con lo que ha dicho, pero la descripción le hace pensar en un sortilegio bastante poderoso. Es, quizá, un poco ambigua; tiene pinta de ser tan poderoso que no parece buena idea conjurarlo en una habitación tan pequeña como la que ocupa en ese momento.

Le da tiempo a leer el conjuro antes de que el ave escamosa empiece a hablar a toda velocidad. Aunque pierde alguna palabra de su discurso, intenta responderle antes de que se queden incomunicadas.
¡Sí, saldremos juntas! Yo también tengo armas aquí. —Solo que no confía en poder blandirlas. El tiempo se agota y tiene que elegir entre ponerse la coraza o aprender el hechizo. Si su rival va a ser el ave y ha dicho la verdad, no necesita preocuparse, pero Nime tiene demasiadas dudas y miedo como para confiar ciegamente. No sabe ni dónde está, para empezar.

Se agacha y recoge la espada, que pesa tanto como esperaba, sin apartar la vista del pergamino. «¿Me dará tiempo a aprenderlo?». El ambiente tenso no la ayuda precisamente a concentrarse.

Yber


GM
La voz no miente y al minuto exacto pierden la conexión. Sin embargo, las pantallas aun funcionan y les darán instrucciones tras un tiempo que tanto a Sinceridad como a Nime se les hará una eternidad. "Nombra un entorno en el que te sientas segura combatiendo", les pedirá primero, al tiempo que la carga llega al 70%. Tras otra eternidad, continuará: "selecciona a un escudero de entre todos tus compañeros de torreón para que te asista en la batalla que está por venir".

Ambas tendrán tiempo de sobra para prepararse como quieran antes de que la voz hable de nuevo:

CARGANDO LOCALIZACIÓN: 95% COMPLETADO.

>>JUGADORES A SUS PUESTOS.

Una puerta se dibuja en otra de las paredes y cobra relieve poco a poco.

Jack


Cuando se agota el tiempo, la roquense deja de ver a la otra criatura y suspira. Aquello no le gusta, y menos si todo es un truco para matarles. ¿Quién le puede asegurar ahora que la otra aún sigue viva, por ejemplo, o viceversa? <<Estoy sola>> Y normalmente se había apañado bien sola, así que espera al nuevo mensaje. Este, por suerte, no tarda en aparecer.

—Los bosques de Tierra Bruja —<<Pero sin mis compañeros, que no apostaría mi cresta a que esta magia sea fiable>> piensa, desconfiada, por si aquella pudiera "cargar" dicha localización con su gente incluida. O peor: con agentes del Coro.

Aquel primer mensaje en solitario ha sido fácil, pero lo del "escudero" le pilla desprevenida. ¿De entre todos los del torreón? <<Pero si ninguno merece la pena... No he visto luchar a nadie, venga ya. Y ya puestos... ¿Cómo sé que no es un truco y en lugar de ayudarme es para que me ataque? Esto ya nos la ha jugado antes>> piensa. Solo se le ocurren dos nombres, o incluso uno de los nublinos, pero el hecho de que pudieran volverlo en su contra le hace decidirse.

—Sako... Sakrilt —<<Suficientemente loca para ser peligrosa si realmente va a ayudarme y fácil de liquidar si no. Paso de jugármela con un Chamán que haga magia y me convierta en asado de roquense>>

Sabe que se está confiando y arriesgando. Y quizá subestimando a sus compañeros. Pero ahora mismo todo es una locura. Tan de locos que incluso llega a pensar en que el "escudero" pueda aparecer pero sea tan alto como el torreón, o transparente y capaz de atravesar cosas como el de la playa, y entonces dará igual su elección. <<Mira, una puerta. A pastar hierba pocha, a ver qué sale de esto>> No se lo piensa mucho. ¿Qué hay que pensar? Cargando sus armas, se acerca a la puerta y procede a abrirla. <<Deja de pensar en estupideces y vamos a ver qué pasa ahora>> Afrontará lo que haya al otro lado como sea.

Tak


GM
Se hace el silencio en la habitación y Nime, aun desconcertada, sigue leyendo el pergamino una y otra vez, sin soltar la espada y sin perder de vista la pantalla por el rabillo del ojo. De repente le piden un entorno. La niña duda, pero nombra un lugar de juegos suficientemente amplio y que echa de menos.
El puerto. —Olvida especificar siquiera a cuál se refiere, para ella está muy claro que es el de su ciudad natal, el único que conoce.

Mientras trata de recitar el hechizo sin mirar el pergamino, aparece otra petición más, esta vez la de un escudero. El alivio de no tener que enfrentarse sola a lo que vaya a pasar pone enseguida en marcha sus pensamientos. El resultado es que la persona más fiable que se le viene a la cabeza es Ain, por superar a los demás en técnica aun si no es necesariamente el más fuerte de todos. Además, no cree que vaya a negarle su ayuda. No obstante, una vez ha dicho su nombre en voz alta, empieza a preguntarse dónde están todos los demás, y si también los tienen cautivos. Ha estado tan ocupada intentando hacer lo mejor dada la situación que ha olvidado lo anómalo de todo aquel asunto.

Para cuando la voz vuelve a hablar, Nime ya ha intentado recoger todo el equipamiento del suelo, así como ponerse la coraza, que solo la estorba. No quiere dejar atrás ninguna posible ventaja y por eso se empeña en llevar todo consigo, aunque pese demasiado para ella.«¿Le van a dar algo a Ain también o tendremos que compartir?».

Una puerta empieza a materializarse y el comienzo de lo que vaya a pasar parece inminente. A Nime le preocupa enormemente lo que pueda haber al otro lado, pero, aunque vaya a abrir esa puerta con sumo cuidado, sabe que va a hacerlo. Quedarse allí encerrada no la va a ayudar en nada.

Yber

avatar
GM
La puerta se abre ante ambas, permitiéndoles ver la arena vacía de un coliseo gigantesco. Las gradas parecen vacías, no pueden ver ni a un alma sentada en ellas, pero oyen las voces de quienes deberían estar ahí: murmullos, gritos esporádicos, instrumentos musicales... Un público invisible.

—¡Podéis salir, contendientes! —la voz vuelve a recibirles, esta vez con entonación y lo que parece ser una personalidad efusiva. Y falsa, tanto que ambas podrán percibir su artificialidad—. Vuestros escuderos han sido capturados y solo se salvará uno de ellos —el publico contiene el aliento al unísono—. ¡Sus vidas dependen del ganador de esta pelea! —la multitud rompe a aplaudir.


Una pantalla flotante surge de la nada y muestra Ain y a Sakrilt juntos, reposando sendas cabezas bajo el filo de una guillotina. En cuanto ambos luchadores observen a sus amigos, se elevará dejándose ver desde cualquier punto del ruedo. Es en ese momento que el suelo tiembla y mágicamente emergen los terrenos sugeridos.

Frente a Nime se abre paso una réplica de los bosques de Tierra Bruja, de árboles altos y un techo de copas frondosas que apenas deja entrar la luz. El aire silba entre las ramas y mueve las hojas, pero no es lo único que causa ruido. Por otro lado, frente a la puerta de Sinceridad se encuentra el mar. A no muchos metros podrá ver el puerto que había pedido la libense: un tablado con barcas amarradas y un mercadillo abandonado cerca de la playa. Algo nada bajo el agua.

A Nime le llegará el olor a pescado con la brisa y Sinceridad, directamente, podrá ver los árboles de su bosque al fondo.


¡QUE COMIENCE LA BATALLA!


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Jack

avatar
Una puerta, inexistente hasta hace unos instantes, se abre. Quien dice puerta podría perfectamente decir "agujero en la realidad", porque lo que la roquense ve al otro lado no tiene sentido. Un lugar abierto al aire, enorme, con gradas y un griterío inexplicable dado que allí no hay nadie. Nunca ha visto una construcción semejante. <<A no ser que sean invisibles como aquel bicho>> Al menos hay música, cosa que hace tiempo que no ha tenido el lujo de poder escuchar. Pero aquella ocasión no es precisamente la más idónea para sentarse a escuchar o bailar y cantar. <<Contendientes... Salvar a los escuderos... ¿Realmente quiero salvar a Sakosa?>> Sinceridad sale a la arena. Por lo visto, bailar sí que bailaría. Pero con sus armas. <<¿Y la hembra? ¿Dónde estará?>>

—¿¡NIME!? ¿NIME? ¡NI...! —exclama mientras mira a los lados, pero un estruendo silencia sus intentos.

Con el estallido de aplausos, la roquense mira hacia los lados. Busca a la otra hembra. Una pantalla acaba de aparecer y le hace olvidarse de Nime. Sakosa y la otra criatura están juntos y a merced de un filo de metal bastante peligroso. Otro instrumento desconocido para ella pero del que no es difícil deducir para qué sirve. <<Si no he entendido mal, quieren que luche contra Nime para salvar a Sakosa. Pero si no luchamos, morirán ambas criaturas. Y seguramente, si nos ven dudar, les torturarán para provocarnos. Qué genial. Joder>> Si por ella fuera, no haría ni el más mínimo esfuerzo por salvar al bicho. Pero resulta que está ahí y morirá por su culpa. <<No quiero ser responsable de...>>

Un nuevo cambio en la realidad detiene sus pensamientos. La arena está cambiando hasta el punto de tener la forma del paisaje que les hicieron elegir... Pero a la inversa, o eso cree la roquense. O sea, ante ella ha aparecido algo totalmente desconocido pero al fondo, a lo lejos, divisa sin problemas su bosque de sus recuerdos. <<Se lo están pasando bastante bien los que organizan esto, jugando con nosotros... No podía ser otra cosa, no, un puerto y aguas profundas... <<He visto moverse algo ahí abajo... Será mejor que vigile la orilla>> Y no pasan muchos segundos desde que lo piensa hasta que lo pone en práctica. Lo peor es que no puede alejarse. El agua la separa del bosque. ¿Qué pretenden, que cruce en barca? Además, tiene que encontrar a la otra hembra y aclarar qué van a hacer... La opción de luchar le cruza la cabeza un par de veces, pero no se fía: ¿cómo saber si salvará a Sakosa si derrota a Nime? <<Visto lo visto, es más probable que maten a ambas criaturas en cuanto alguna de las dos contendientes venza a la otra>> Pero algo tiene que hacer, así que se aproxima a la pequeña construcción de madera por si pudiera encontrar algo de utilidad o... No sabe el qué. No quiere meterse en el agua. Sabe remar y nadar, pero sin volar estará a merced de cualquier cosa que viva ahí abajo.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Tak


GM
Cuando Nime atraviesa la puerta mágica se encuentra un escenario no inesperado pero sí inquietante, aunque el cambio en la iluminación la ciega unos instantes. Arena y coliseo son dos cosas estrechamente ligadas a los duelos, pero es el público invisible lo que la asusta. Porque nada allí parece normal.

No tarda en recibir la noticia de que los escuderos son rehenes y no ayudantes, y aprieta los dientes, enfadada por cómo ha sido engañada. Cuando se muestra la imagen, sin embargo, pasa a simplemente estar aterrada. Lo mucho que salta Sakrilt a la vista no es nada comparado con ver a su compañero amenazado de la manera en que está. Y, para la niña, no cabe duda de que es Ain quien debe ser salvado antes que un insecto de proporciones imposibles.

Pero todavía queda una sorpresa más, y la pequeña libense ya está completamente sobrepasada por la situación. Por arte de magia pasa a encontrarse en un bosque, aunque también puede escuchar e incluso oler el mar en algún lugar cercano. No se plantea siquiera que haya podido haber un cambio de escenarios, sino que asume que el mar forma parte del nuevo escenario y las han engañado por completo.

Empieza a caminar hacia delante, de forma lenta y cuidadosa, debido también al peso extra que carga. Se plantearía si debe dejar parte de su equipamiento atrás si no fuera porque en ese momento está demasiada ocupada pensando qué puede hacer. Solo se puede salvar a uno de los escuderos. Tendría que luchar para ello, al coste que fuese, y ni siquiera pueden salvar las vidas de ambos. ¿Tiene alguna oportunidad? ¿Sigue en pie la promesa que hizo en la sala de la antorcha?

Cuando quiere llamar al ave a voces se da cuenta de que esta ni siquiera le ha dicho su nombre.
¿Hola? ¿Estás ahí? ¡Soy yo, Nime!
Y justo después de hablar se pregunta si el giro en la situación también puede haber hecho cambiar de idea al ave.

Jack

avatar
La roquense, pese a intentarlo, no encuentra nada útil en aquel sitio. Solo tiene tres opciones. Coger el bote y cruzar el agua hasta el bosque, hacerlo volando o esperar en su diminuta porción de tierra. Detesta tanto el mar como esperar sin hacer nada y sin saber qué puede ocurrir, pero la opción de cruzarlo implica llegar al otro lado y poder hacer algo, así que... No le queda otra. Hará lo que sea por evitar estar ahí quieta, esperando a que decidan hacer algo los que la han metido en ese embrollo.

Hay una última opción, sin embargo, y no es otra que volar, sí, pero hacia las gradas. No obstante, no le inspira mucha confianza dicha idea. La gente de allá arriba parece ser invisible y no le hace gracia ir a parar a un sitio con tanta gente a la que no podrá ver. Pero no solo eso sino que los que han organizado aquello poseen magia y no le apetece que hagan aparecer un cuchillo dentro de su estómago (o algo peor) si la ven volar fuera de la arena.

Así que, sin más dilación, y con sus armas agarradas y listas, echa a volar. Cuando coge una altura más que decente, la suficiente como para ver la cima de las copas de los árboles a lo lejos y que nada de lo que hay bajo el agua le sorprenda, se dirige hacia el bosque. No le quita ojo al agua, a sus movimientos y sombras. Sabe que ahí abajo podría haber criaturas enormes como los barcos que vio en la costa, o incluso mayores a quienes la altura de vuelo no les supondría problema alguno para darle caza, pero ¿qué otra opción le queda?


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Tak


GM
Nime no deja de caminar hacia delante. No cree poder perderse en el bosque aunque sea espeso porque, aunque haya aparecido por arte de magia, siguen estando en el coliseo. Todavía puede oír al público invisible. Se guía precisamente por el sonido del mar, esperando llegar a cielo abierto en algún momento. Y eso hace no mucho después, a pesar de que el trayecto es un poco accidentado y ha llegado a caerse en una ocasión. Ni siquiera en esas decide dejar el escudo o la coraza atrás, ya que tampoco nadie les ha dicho que tuvieran que darse prisa.

Por algún motivo le cuesta reconocer el escenario que se encuentra al alcanzar el puerto. Es familiar desde el primer momento, pero nada es como debe, a pesar de que la réplica es perfecta, y es que para empezar, no pinta nada en mitad de un coliseo.

Pero otra cosa llama la atención de Nime enseguida, y esa es el ave, sobrevolando el agua. No cree que se le haya escapado su presencia a tan escasa distancia, pero agita una mano en alto para atraer su atención. La libense no parece en absoluto a la defensiva.

Jack

avatar
Por suerte, al cabo de un rato avista la otra orilla. Acelera solo un poco, pues no quiere cansarse tan pronto, menos aún si tenía que luchar contra algo, o alguien. Alguien que se encuentra en dicha orilla, agitando la mano en su dirección. No parece que haya decidido pelear, aunque podría ser todo una mentira. Total, la misma roquense está acostumbrada a engañar al resto del mundo. <<Ojalá no quiera problemas, tendremos más posibilidades de salir de aquí si cooperamos>>

Con eso en mente, aterriza suavemente cerca de la hembra y se excusa un momento:
—Odio el agua así que voy a alejarme un poco —le dice mientras da unos pasos hacia el bosque, pero no llega a adentrarse sino que se detiene cerca de los primeros árboles—. ¿Todo bien por aquí? Pensé que algo me atacaría en el agua... Tenemos que decidir qué hacer. Hemos... condenado a esos dos, se lo debemos... —baja la voz y añade lo último con un gruñido—: pelearnos no creo que arregle mucho las cosas; nadie nos asegura que no maten a ambos si una de las dos vence a la otra.

Está bastante claro por sus gestos al hablar que detesta esa situación con todas sus fuerzas. Ojalá fueran más o tuvieran armas mejores..., piensa. O supieran qué hace exactamente el hechizo del que disponen, para poder salir de allí a golpes. Pero por mucho que lo desee, pensarlo no sirve de nada. <<Y a saber si el hechizo no es otro timo. Como toda esta ciudad, ¡una estafa!>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Tak


GM
Ve al ave escamosa tomar tierra y no puede evitar pensar que su habilidad para volar le da una enorme ventaja, de forma general. Por el momento Nime decide que puede fiarse mínimamente de ella, porque es cierto que aliarse puede ser ventajoso, y porque también le parece alguien razonable por su forma de hablar. Sin embargo, que su aspecto sea tan extraño es algo que solo la desconcierta y le provoca cierto recelo.
¿Atacar? Yo no he visto nada por aquí, solo estamos tú y yo —responde sorprendida al escuchar la paranoia del ave—. Y… ¿qué otra cosa podemos hacer? Les van a hacer daño si no peleamos… aunque si peleamos también. —Nime aparta la mirada hacia el suelo un instante. Como dice el ave, son ellas quienes los han metido en ese lío. Cuando vuelve a dirigirse a la roquense lo hace bajando la voz—. ¿Crees que podríamos… ya sabes… rescatarlos?

Jack

avatar
La roquense gruñe al oír a la hembra. Para Sinceridad, parece estar claro que no ha tenido muchos encuentros con gente invisible ni "habitantes divinos". Pero cuando lo piensa más detenidamente, no es tan raro: en su mismo grupo hay gente que no ha salido, así que el peligro lo conocen de oídas solo. <<Si Nime no ha salido nunca... pff>>

—Tú no has visto los bichos que había en la costa o en la ciudad, ¿no? Pensé que podría haberlos también en el agua, no es tan descabellado —se cruzó de brazos y miró a las gradas— Y no lo sé, eso espero. Este sitio no hace más que engañarnos y lo único que se me ocurre es volar hasta las gradas, pero tampoco quiero ser un blanco fácil para su magia —<<Ni para ti>> y volvió a girarse hacia la hembra—. O podemos probar los hechizos que nos dieron, ya que no sabemos qué hacen... Y eso si nos fiamos de que no sea una trampa mortal y nos maten —dijo con una risa muy falsa que remató con—: joder.

<<O probar suerte, herirle cuando menos se lo espere y a ver qué pasa, o matarle. No es la mejor opción pero al menos es una opción>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Yber

avatar
GM
Los abucheos del público no tardan en hacerse oír. No está pasando nada y la conversación entre los contendientes no da para un buen espectáculo. En cuanto Sinceridad suelta la última palabra, el suelo tiembla levemente. La noche cae sobre la arena de forma repentina al tiempo que los temblores dan nacimiento a varias brechas en el suelo boscoso cercano a Nime y Sinceridad.

Lo primero que sale de los surcos son luciérnagas que se reparten por el bosque y lo iluminan tenuemente. Lo segundo son unos chillidos agudos y el sonido de garras arañando la piedra.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Jack

avatar
Sin embargo, en lugar de Nime, quien ha empezado a "responder" es el público invisible en las gradas. Les abuchean y eso enfurece a la roquense. ¿Cómo se atreven a jugar así con ellas? Si no estuviera en Rocavarancolia, creería que aquello es cosa del Coro... Pero lo peor está por llegar.

Lo siguiente que Sinceridad escucha, justo después de hablar, es el suelo. No es normal que el suelo haga ruido... y mucho menos que tiemble... o que se haga de noche de pronto. Sea lo que sea que vaya a pasar, la roquense no se lo piensa: en cuanto ve una grieta, salta y echa a volar. No muy alto, lo justo para que la hembra le oiga, pero a la vez, manteniendo las distancias con aquellas luciérnagas, por si acaso.

—¡Intenta subirte a un árbol o algo!

Los ruidos que vienen del suelo, que parecen provocados más por fieras que por los temblores, dan la razón a su decisión de mantenerse en el aire. Nime, en cambio...

—¡Espero que sepas usar esas armas! ¡Parece que si no peleamos, nos matarán ellos!


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Tak


GM
Le ofende un poco que el ave dé por hecho que no sabe ni dónde está. Lo cierto es que no sabe a qué bichos se refiere, pero sabe de sobra que es peligroso. Lo ha visto con sus propios ojos. Le habría replicado de no estar en una situación tan complicada, y la mención a los hechizos le hace preguntarse si será peligroso conjurarlos sin dirigirlos a ningún blanco concreto, porque por la descripción semejaba ser algo bastante peligroso.
No sé si… —Los abucheos ya estaban haciendo que su voz apenas fuese audible, pero la niña calla finalmente porque mientras pretende responder, empieza a notar el temblor.

Resulta ser tan mal augurio como parece. El suelo se fragmenta y cae la noche de forma antinatural. La guinda del pastel se encarga de ponerla el ave, echando a volar y dejándola completamente sola en tierra. La niña se pone histérica, lo único que puede hacer es gritarle a su compañera.
¡Eh… eh! ¡Espera! ¡No me dejes aquí, no puedes hacer eso! ¡Yo no tengo alas!

Habría continuado gritando de no ser por lo que empieza a escuchar a la vez que las inquietantes luces surgen de las grietas. Justo cuando cree que las cosas no pueden ser peores. Es en ese momento cuando decide hacer exactamente lo que ha sugerido la roquense, que no juzgó muy útil en un primer momento. Tira la espada y el escudo y echa a correr hacia los árboles. Sea lo que sea lo que está escuchando, no quiere averiguar qué es, y si hay otra opción más coherente, a la niña no se le ocurre.

No se le pasa por alto lo que dice entonces la roquense, pero es imposible cargar las armas y trepar a la vez.
¿Estás loca? ¿Cómo quieres que peleemos así? —De alguna manera, ella parece el menor de sus problemas, pero si decide realmente atacarla en ese momento, Nime está perdida. Aunque, ¿no lo está ya de todos modos? Lo sabe de sobra, y por eso no es capaz de coordinar bien sus movimientos para trepar por el tronco. Nunca antes en su vida ha tenido tanto miedo. No es ni consciente de que lo que le nubla la vista es un río de lágrimas.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 4.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.