Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Fechas de cumpleaños
por Evanna Hoy a las 07:29 pm

» Aquella noche
por Seth Hoy a las 07:26 pm

» Biblioteca Mágica
por Reifon Hoy a las 07:15 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Aes Hoy a las 03:36 pm

» Actualizaciones
por Giniroryu Ayer a las 06:15 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38492 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sur » Plaza del Estandarte

Plaza del Estandarte

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ir abajo  Mensaje [Página 12 de 12.]

1 Plaza del Estandarte el 02/08/11, 04:27 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Enorme plaza repleta de estatuas blancas, muchas de ellas destruidas, que representan a criaturas de las más diversas especies enzarzadas en una violenta batalla.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/11/11, 09:00 pm, editado 1 vez


133 Re: Plaza del Estandarte el 15/10/18, 11:57 pm

Evanna


(No mucho después de la Séptima Luna Roja)

Habían transcurrido poco días desde su primera Luna Roja en la ciudad, sin contar aquella donde se transformo realmente. Y Samika no tenia queja alguna de esa noche, donde estuvo rodeada de sus amigos y de algunos de los conocidos que había hecho durante su estancia en la ciudad.

Había corrido gritado, volado y sacado cada gramo de energía y donde, motivada como estaba no se percato de ciertas cosas que luego, cuando la euforia de la primera luna se evaporo un poco de su cuerpo empezó a captar matices que no había antojado inicialmente en uno de sus antiguos compañeros que desde hacia algún tiempo mostraba ciertos cambios que no sabría definir exactamente, y no se refería a los físicos. Samika creyó imaginárselo cuando noto en Ayne cierta actitud distante aquel día de Luna, pero varios encuentros posteriores, meramente casuales con la la persona en cuestión aumentaron aun mas esa sensación de estar notando algo raro, si su oídos y la cierta emoción que transmitía cuando lo escuchaba hablar, no le estaban engañando.

¿Podía deberse a su trasformación o algo mas le pasaba? Samika no olvidaba que Ayne tenía una transformación de precio, aunque a decir verdad no conocía con exactitud en profundidad de que se trataba este o que cambios había provocado en el. No había sido capaz de aprender de las trasformación de sus amigos mas allá de lo que había escuchado hablar a estos de ella y poco mas.

Aunque sonase mal y sumamente cotilla de su parte, se sentía curiosa por Ayne, por su trasformación y su actitud reciente, mas ahora que había podido conocer a mas gente con transformaciones de precio que tenia distintas formas de llevarlas, incluso ante las cosas duras que tenían que hacer para cumplirlas. No quería tampoco dejar pasar aquella intriga sin mas, pues si la actitud de Ayne había llamado su atención, seguiría sus instintos. Los sinhadres habían sido buenos compañeros de cosecha y amigos y eso quería cuidarlo, no quería dejarlo pasar sin mas. Ya había perdido a Ergot, por confiarse y no darle importancia a que despareciera un día sin verlo, ya no mas descuidos de ningún tipo, por pequeños que le parecieran.

Por eso y también porque ciertamente tenia cosas que hacer allá, le pregunto a Ayne y a Eara si querían  ir junto a ella a buscar a la única logomante de la ciudad.

-Gracia por venir conmigo ¿no interrumpo ningún proyecto en el que estuvierais, no?- dijo Samiika sonriendo animadamente mientras no estaba muy lejos de llegar a aquella plaza cercana a Serpentaria- No quería seguir postergando el documentarme sobre lo que va a costarme el hechizo logomantico para mi peluche parlante, estoy ansiosa por poder volver a leer sin tener que estar molestando a nadie de nuevo, es un poco frustrante eso- añadió Samiika pues no mentía con que echaba eso de menos. Eso de que no existiera el braille en la ciudad le quemaba enormemente

-Por suerte no gano mal en el ejercito así que seguro ahorrando un poco debería irme bien...espero. ¿Y vosotros, que, ya andáis planeando que os gustaría hacer por aquí o seguís pensándolo?- añadió pues ciertamente no sabia cuanto iba a costarle, realmente, mientras daba vueltas a como iniciar con el tema pertinente que quería hablar con Ayne sin ir ahí a saco sin moderación alguna, sin contar que tampoco quería hacer sentir incomoda a Eara. Primero necesitaba saber que tan accesible era Ayne, pues había varios puntos que quería tratar con el sobretodo, pero también con Eara y que había ido surgiendo conforme hilaba su plan de conversar con ellos. Esperaba mínimo poder mencionarlo todos ellos.

134 Re: Plaza del Estandarte el 16/10/18, 01:37 am

Tak


GM
Eara y Ayne decidieron acompañar a Samika a la casa de la logomante porque se lo había pedido. Tampoco era mala idea conocerla y aprender dónde se encontraba para posibles futuros encargos que requiriesen de ella, si bien de momento parecían improbables. En cualquier caso, era un paseo, y Eara siempre estaba deseando encontrar excusas para salir de la torre. Ayne, por su parte, estaba más interesado en conocer a la logomante, pero ninguno de ambos habría rechazado la petición de la evaki.

De haber estado ocupados no habríamos podido venir, no le des más vueltas —le respondió Ayne cuando se preguntó si les había interrumpido en algo.
No te preocupes, nos apetecía acompañarte —añadió Eara inconscientemente para suavizar las palabras de su edeel. Desde que se había transformado la línea entre el Ayne con modales y al natural se había desdibujado, pero la aurva no conseguía dejar de lado su educación.

La idea de Samika les parecía muy interesante, y esperaban que todo fuese bien con la logomante, porque la chica también se merecía poder leer libros como todos los demás.
Claro que sí —la animó Eara mientras se preguntaba si le  llegaría lo que ganaba trabajando. Ellos mismos habían conseguido ahorrar una cantidad grande gracias a vivir en uno de los refugios del consejo, aunque no tenían todavía ninguna idea sobre qué hacer con aquel dinero.
No pensamos trabajar en el Macetero para siempre, pero de momento es lo mejor que tenemos —explicó Ayne.
No nos hemos planteado nada todavía… nos conformamos con ahorrar para poder mudarnos —dijo Eara.
¿Acaso tienes tú algo en mente? —preguntó entonces el anima a Samika con genuina curiosidad.

135 Re: Plaza del Estandarte el 16/10/18, 05:32 pm

Evanna


Samika asintió a las palabras tanto de Ayne, como de Eara, que no dudo en secundar a su edeel, sobre que no estaba siendo molestia el acompañarle, aunque la forma de decirlo de Ayne fuese mas directa, el mensaje no cambiaba mucho. Por lo que dejo de preocuparse al respecto.

-Bueno, si algo hay es tiempo y posibilidades a montones- aseguro Samiika que ciertamente veía perfecto no tener prisas alguna- No tengo planes a corto plazo de cambiar de trabajo, no. Aunque el ejercito no sea mi vocación, si me permite hacer algunas de las cosas que me gustan, como el entrenamiento. Aprovecho, porque con mi ceguera entrar en el ejercito en la Tierra era un acto imposible - sonrió  Samika negando con la cabeza- Pienso en bastante opciones de trabajo de cara al futuro, eso si, y varios proyectos mas que tengo en mente hacer una vez tenga mi muñeco – aseguro con animo y ansias, pues tenia algunas que se le había pasado por la mente pero nada realmente desarrollado mas que solo eso, ideas vagas. Mas su atención mas que centrarse en si misma lo hizo en sus acompañantes, no quería que su idea inicial de ir con ellos se le fuese de la mente, pero encontrar un momento oportuno estaba siendo un poco difícil sin forzar un poco la cosa.

-Y con lo de entrenamiento me acorde de algo- añadió viendo hacia la forma borrosa de ambos que andaban junto a ella- ¿No os gustaría que os entrenara un poco? A ambos quiero decir... Siempre viene bien mantenerse en forma y saber protegerse en casa de no tener magia o no tener las protecciones a punto- cuestiono sonriendo a ambos antes de volver a hablar para añadir algo al respecto sobre eso- Se que puedes hacer magia Ayne, pero se que eres una transformación de precio y no se cual es el precio que tienes que pagar por esta magia. Perdona si te ofende que hable de ello, pero ciertamente no he podido documentarme casi nada sobre la tuya y he estado dándole vueltas a esto durante algo de tiempo, desde que empece a conocer a gente que tiene que pagar un precio por su magia, aparte de Rasqa quiero decir -indico Samika con calma, no mostrando gesto alguno de que le desagradase el tema, cero prejuicios. Si aceptaba lo de Rasqa sabiendo como iba, podía aceptar lo que sea que tuviera que hacer Ayne, que muy claro no lo tenia realmente. Ademas había otro punto, no sabia muy bien como era Rasqa antes de transformarse, por lo que no podía intuir si su personalidad se había visto afectada al cambia ro seguir tal cual. Con Noel mas de lo mismo, no lo conocía tan bien ni por asomo como para saber eso. Y lo mismo ocurrió con otros con los que había tratado.

Pero con Ayne dudaba, porque respecto a como lo recordaba de la cosecha lo notaba bastante mas taciturno y no tenia claro si simplemente estaba bajo de ánimos por algo, algo perfectamente posible vaya, o de algún modo el cambio que le hizo la luna le afectaba al carácter. Eran matices difíciles de apreciar cuando solo eres capaz de oír y no de ver las expresiones de la gente, y por eso había tardado tanto en notar las señales.

136 Re: Plaza del Estandarte el 17/10/18, 01:07 am

Tak


GM
Ayne quiso preguntar a Samika acerca de sus proyectos a largo plazo, pero la chica cambió de tema rápidamente, haciéndoles una pregunta a ambos que no supieron cómo responder. Los entrenamientos que no tuvieran que ver con magia habían cesado hacía bastante tiempo, pero no era algo que Ayne echase de menos, y Eara ni siquiera había tomado parte en ellos. Samika en cambio continuó hablando antes de que pudiesen poner aquello en palabras, mencionando que la magia de Ayne era difícil de conseguir por ser una criatura de precio, o así lo interpretaba el anima, que no sabía muy bien adónde quería llegar Samika con aquello.

Ayne sintió que le insinuaban que no era suficientemente fuerte para proteger a Eara, o tal vez ni siquiera a sí mismo. Apretó los dientes, pero no dejó que su incomodidad trasluciera. Eara solamente interpretaba que su amiga se preocupaba por ellos, pero sabía lo que estaría pensando Ayne en ese momento y no supo cómo tratar de cambiar de tema.
No se nos dan muy bien esa clase de cosas, y tampoco creo que sea necesario. Vivimos sin meternos con nadie, así que no creo que necesitemos defendernos de nada serio. ¿Tú estás interesado? —Sus palabras eran más para Ayne que para la evaki. De paso que declinaba su oferta quería recordarle algo que ya había hablado muchas veces con su edeel, que era mucho más paranoico que ella.

No estoy seguro —respondió—. Nunca he tenido interés en las artes marciales, y durante la cosecha fue una cuestión supervivencia. Eara tiene razón, pero solo en parte. No sabemos qué puede pasar en esta ciudad de locos ni cómo estar preparados… pero creo que me resultan más convenientes las opciones que me proporciona la magia. Lo que cueste conseguirla es cosa mía —añadió bajando progresivamente la voz. Su tono no era hostil, pero en aquella última afirmación si se podría interpretar que prefería zanjar el tema de su precio. No le gustaba hablarlo delante de Eara, que había agachado la cabeza al escucharle. Ayne no había olvidado que para ella lo ideal habría sido que renunciase a la magia, y que por mucho que ella pusiese buena cara a todo, no podía haber cambiado de opinión tan fácilmente.

Por otro lado, a él le resultaba gracioso ser comparado con Rasqa. La experiencia le había mostrado por qué aquel idrino que apareció en Maciel el día de la Luna le había dicho que era una criatura de precio con suerte, aunque en aquel momento no lo hubiese entendido. Pero no iba a compartir su opinión sin tapujos con Samika, dado que Eara se encontraba con ellos.

137 Re: Plaza del Estandarte el 17/10/18, 02:14 am

Evanna


A veces, en ocasiones así, cuando conversaba con al gente, eran los momentos donde Samika mas le gustaría poder verles sin tener que invadir su espacio vital de una forma un tanto incomoda. Porque si, había cosas que podía percibir por las voces pero también había muchos matices que no podía nunca descubrir. Ceños fruncidos, miradas que miran a otra, labios apretados o expresión de tristeza, miedo, enfado, confusión, sonrisas...actos que podían surgir incluso sin que el propio dueño lo quisiera y que para Samiika resultaba imposible saber si ocurrían sin escucharles y a veces ni aun con esas. Ni siquiera su ecolocalizacion le permitía atisbar las expresiones faciales a tal grado de detalle y resultaba una seria dificultad cuando trataba temas delicados.

Por eso se quedo dudosa, pensativa cuando Ayne no respondió de primeras, preguntando que expresión estaría poniendo en esos momentos, antes de escuchar la voz de Eara.

-Realmente, no espero que de verdad nunca os veáis en la necesidad de tener que defenderos de esa forma, tenéis mas opciones, lo veo mas como una cuestión de obtener resistencia física o un simple mejor estado de salud, mas que otra cosa- admitió la evaki, pues no veía en su caos el entrenamiento como un simple fin para luchar, sino que fusionaba todos un poco, la buena alimentación y estar en forma, nunca era algo malo a su forma de verlo. Aunque claro, era su forma de percibirlo.

Samika miro con sus ojos semiciegos en dirección a Ayne cuando este le respondió, dejando claro una insinuación final de no querer continuar con esa linea de conversación, de forma tan evidente que no tuvo necesidad alguna de ver su rostro para ello. Se mordió el labio inferior, pensativa e indecisa, notando claramente como su voz iba descendiendo conforme hablaba. ¿Era algo de lo que le costaba hablar?.

-Mm esta bien, realmente no lo decía para que dejases de hacer magia o como sustitución a esta, sino como algo añadido a las habilidades que ya tienes. Pero entiendo tu punto- comento Samika por si eso era lo que había dado a entender con su propuesta. Los miro a ambos incluso si eran formas borrosas, logro atisbar el suave movimiento de cabeza- Es en momentos como estos cuando mas lamento no poder veros sin invadir ese tan necesario espacio vital– admitió Samika con un profundo suspiro, pensativa sobre seguir la conversación que notaba era bastante delicada e incomoda, sin mas por el lado de Ayne o por el de Eara

-Hey, no pretendo incomodaros, no es esa mi intención al hablar de este tema incluso si parece inevitable...es mas bien...buscar la forma de querer tocar algo que lleva tiempo rondando mi mente pero que se hizo mas y mas evidente para mi con el pasar del tiempo– añadió Samika con un voz suave intentando hacerse a entender- No vi diferencia cuando supe que Rasqa era un moloch, porque apenas sabia como era realmente antes de que la Luna nos llegase y no me refiero a los cambios físicos...pero he convivido con ustedes, contigo Ayne, durante 7 meses cuando cosechados y luego tras la Luna, escuchándoos y viéndoos a mi manera, a ambos juntos y por separados- indico Samika con tranquila mirándolos de forma atenta y firme pero tranquila- Te sigues reuniendo con nosotros y a simple vista todo es como siempre...pero tal vez imagines cosas y si es así me disculpo...pero, a veces, cuando te escucho al estar con nosotros...noto ¿reservas? ¿contención? ...no se bien como describirlo- admitió la evaki mirándolos ladeando la cabeza, y estrechando la mirada hacia ellos como si fuese a afectar su visión en algo, concentrada

-Quiero saber si hay algo que te haga sentir así, por eso pensaba que era sobre tu precio, que bueno es evidente cumpliste...y no estoy criticándote por ello, debes haber pensado cientos de cosas sobre eso, mucho mas cuando tienes alguien al que quieres cuidar- aseguro la evaki con un susurro mas no apartando la vista de ambos, pues no había que ser muy inteligente para saber quien era la prioridad del sinhadre. Difícil debía ser poco, era un precio inmoral al fin de cuentas, por lo tanto poco o mucho implicaba dañar a otros de alguna forma, nadie que no estuviera un poco loco de serie llevaría eso con naturalidad sin verse afectado.

-O si por otro lado...esto es solo cosa de tu trasformación sin mas, la que influye en eso que noto. Sea como sea, te considero un amigo ¿sabes? da igual como seamos ahora, al igual que a Eara, por eso no puedo evitar preocuparme si creo notar que hay algo que te afecta- añadió Samika sin dejar de verles, incluso si parecía una cotilla del horror con un tacto de mierda, estaba bien con eso. No por ello no iba a preguntar si tenia la impresión por leve que fuese que algo preocupaba en las mas mínima medida alguno de sus amigos.

Porque no se fiaba, no de sus amigos claro, no se fiaba de todo lo que les rodeaba, sin mas, porque seguía teniendo pesadillas y malos presentimientos, seguía desapareciendo gente y ocurriendo cosas entrañas por doquier. Y quería cuidar a sus amigos aunque fuese un poco de...bueno, de todo. No quería mas sustos, mas desapariciones ni mas muertes.

138 Re: Plaza del Estandarte el 17/10/18, 04:12 pm

Tak


GM
Tienes razón en eso, entrenar no sería una pérdida de tiempo, pero el trabajo ya llena prácticamente nuestro tiempo ahora mismo —explicó Eara, con una sonrisa que ocultaba la preocupación de haber molestado a su amiga con su negativa. Lo que decía no era ninguna mentira, dado que desde la muerte de Sepalian sus tareas en el Macetero se habían multiplicado.

Samika, sin embargo, no parecía querer abandonar el tema del precio de Ayne. Y según fue hablando Eara se preocupó de que la conversación no fuese a acabar bien. De alguna manera, y después de tanto tiempo, el precio de Ayne seguía siendo una especie de tabú. O así lo veía ella.

Ayne suspiró casi imperceptiblemente. Eara había explicado bien uno de los puntos por los que en ese momento no tenía muchas ganas de forzarse a aprender algo que no le gustaba. Estaba dispuesto a tener entrenamientos de vez en cuando y en sus días libres, pero el cambio de tema que estaba dando Samika no le permitió negociar las condiciones con la evaki. Por la forma en que hablaba, debía de tener una espina clavada desde hacía tiempo, algo que les quería decir o, mejor dicho, a él. Por un momento Ayne se preguntó si ella sabía algo del trato que había hecho con Corann, si tal vez a ella también se lo había ofrecido. Pero Corann no había revelado nada sobre otras personas, y no tenía sentido que Samika supiese nada. Estaba paranoico. Y preocupado.

Lo que decía Samika no tenía nada que ver. Parecía preocupada, y Ayne no entendía muy bien qué la había alarmado. Era cierto que no se encontraba muy bien, pero no era el único durmiendo mal últimamente. Abrió la boca para responder pero no supo qué decir. «¿Por qué me preguntas esto ahora?».

Eara sí entendía a Samika. Ella había visto a Ayne cambiar y hacerlo constantemente, influido por su transformación en muchos sentidos. Era algo que había asimilado y a la vez no, lo que no se había imaginado es que Samika fuese a sacar el tema tanto tiempo después, aunque podía deberse a que Ayne se encontraba más irritable desde que dormía peor que nunca.

No es el precio —dijo Ayne entonces—. No sé si entiendo exactamente a qué te refieres. Me ha llevado mucho tiempo habituarme a… a todo esto —concluyó señalándose a sí mismo vagamente. Tras la Luna había tenido demasiadas cosas en las que pensar, por las que preocuparse. Muchas seguían ahí, y solo unas pocas estaban camino de desaparecer.
»He cambiado más de lo que creía, ¿no? —Hizo aquella pregunta mirando también a Eara, que enmudeció—. Tal vez me distancié más de lo que pensaba. Es difícil no pensar que resulto repugnante. —Mientras hablaba se miraba los huesos de las manos, apenas visibles a través de su carne en aquel momento. Cerró ambas manos y apartó la mirada de ellas—. Gracias por preocuparte, Samika, pero no hay ningún motivo para hacerlo.

139 Re: Plaza del Estandarte el 19/10/18, 10:49 pm

Evanna

avatar
La evaki agradecía las sinceras y suaves palabras de la aurva mientras avanzaba por la plaza a paso tranquilo, mas o menos sabia donde quedaba el lugar donde estaría Dama Puente, por lo que en principio mientras no se equivocase de camino estaría bien.

Espero a la respuesta de Ayne,  algo inquieta, no sabiendo si se enfadaría o se tomaría a mal su cuestiona miento, lo cual no le extrañaría, tal vez estaba siendo algo pesada e insistente en un tema delicado. La respuesta de Ayne no tardo en llegar y la confusión entre otras cosas por sus cuestiones, aprecian llegar a ella perfectamente. Aun asi, la evaki no perdió detalles de los movimientos borroso de su cuerpo, lo mejor que pudo, queriendo ver con sus ojos y no solo con el sonido de los chasquidos de su lengua, todo lo que fuese posible captar mientras le escuchaba.

- Bueno, es normal ¿no? En cierto sentido a todos nos ha costado habituarnos a nosotros mismos como somos ahora, cada uno a su manera - dijo Samika suavemente pues en ese punto realmente mayor o menor medida todos habían tenido que lidiar con problemas surgidos del cambio. Claro esta no comparaba lo Ayne había tenido que sobrellevar con la probable presión extra que seguro se había dado a si mismo, a saber que ahí estaba Eara. En este punto no pesaba mas las problemas de uno mamas que los de otro, era una simple cuestión de como sobrellevar lo que te echaban encima y el como dirigirlo.

Samiika no pudo evitar verlo con el ceño ligeramente fruncido al escuchar que pensaba era repugnante. ¿Era por lo que tenia que hacer para conseguir su precio? ¿Su apariencia le inquietaba? ¿O tal vez era simplemente, todo, sin mas?.

-No pienso que seas repugnante- dijo Samika con seguridad, aunque sabia que lo que ella pensase probablemente no iba a hacer mucho camino en lo que el propio Ayne pensase de si mismo. La percepción y análisis que se tenia la gente de uno mismo, resultaba muy difíciles de cambiar por terceros, lo cual a veces era una autentica mierda- Repito, no pienso que lo seas, porque a mi percepción no lo eres...se que desde visto desde este lugar cómodo, donde no tengo que alcázar esos limites de precio para proteger a quienes quiero, resulta todo muy fácil. - añadió y sonrió ligeramente cuando dijo lo ultimo.¿No tenia motivos para preocuparse? Depende de como se viera al menos, siempre iba a tener motivos para hacerlo, ocurriera realmente algo o no. No al punto de obsesionarse con ello, pero siempre estaría ahí, como una pequeña nube en su mente.

-Esta bien, intentare no preocuparme de mas, pero no te apartes de nosotros Ayne...no digo físicamente hablando, porque ya se da por hecho que tampoco tienes porqué hacerlo...- aseguro Samika con suavidad y queriendo añadir algo mas que sabia que era importante y que nunca podía dejarse de lado nunca, volvió a hablar- Y ante todo, aunque sea algo siempre difícil, no dejes que esos pensamientos que te dicen cosas inciertas hagan mella en ti. Como ese que te hace pensar que eres repugnante o cualquier otro que intente disminuir tu confianza, porque se que los tienes como todo el mundo los tenemos...son como las plagas: una vez dejas que uno solo de ellos se aloje, mas y mas vienen y al final resulta muy difícil echarlos - añadió Samika sonriendo segura, antes de acercarse a ambos y añadir viendo sus rostros un poco mejor que antes mas no invadiendo demás sus espacios personales

- Se que eres perfectamente capaz de cuidar solo de Eara, no lo pongo en duda para nada...pero no olvides que estoy también ahí para echarte una manita y estoy segura que los demás también, tanto para ayudarte a cuidarla...como ayudarla a ella a cuidarte, es lo que hacen los amigos, no solo se proteger de un ataque frontal de un enemigo cualquiera, también se cuidan de otras formas - añadió Samika tranquila mirándolos atentamente esperando a ver que dirían, antes de alejarse un poco y sonreír de forma un poco mas tranquila, aunque esperando que sus palabras hicieran un poco de mella, no tenia claro de que forma realmente, solo esperaba que le ayudasen.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

140 Re: Plaza del Estandarte el 20/10/18, 01:47 am

Tak


GM
Ayne agradecía las palabras de Samika, que no lo viese como un monstruo, pero no podía evitar sentir que no tenían demasiado peso. Ella no lo encontraba grotesco, pero para empezar no podía ni verlo con claridad. Por otro lado estaba seguro de que habituarse a las criaturas inmorales era diferente de empatizar con ellas, aun si por ejemplo el caso de Rasqa resultaba más extremo que el suyo propio.

La evaki no se limitó a decirle que no era como él se veía, sino que aún tenía más munición. Le pidió que no se alejase de ellos, pero él realmente nunca se había ido. Solo se había vuelto más reservado. ¿Temía la evaki terminar perdiendo un amigo? Aquello le hizo preocuparse por cómo se veía desde fuera su cambio de actitud.
No me voy a ir a ningún lado. Ni física ni metafóricamente —respondió forzando una sonrisa tranquilizadora. Le desconcertó que sacase el tema de cuidar a Eara, o al menos que lo tratara en aquellos términos. Cuidar, como si fuesen sus niñeras, aunque luego entendió que se refería a todo lo que implicaba una amistad—. Siempre hemos estado ahí todos para todos, desde que nos conocimos. No nos quedó otra. —Volvió a sonreir de medio lado—. Las cosas no van a cambiar tan fácilmente, Samika, puedes estar tranquila.

Quien, a pesar de entender las palabras de la evaki, se quedó solo con la primera parte fue Eara. Dolía ser una debilidad, dolía solo la insinuación de necesitar ser cuidada. Eso no hacía flaquear su determinación por quedarse, pero lo hacía más difícil. Se sentía más necesitada allí, con su edeel, aun si era una carga, pero resultaba duro al mismo tiempo. Apretó los labios de forma casi imperceptible y se mantuvo al margen de la conversación.

141 Re: Plaza del Estandarte el 25/10/18, 10:21 pm

Evanna

avatar
Escucho atentamente las palabras del anima, queriendo realmente creer aquello, pues sinceramente no quería perder a mas gente, incluso si era un deseo difícil de cumplir con todo lo que estaba ocurriendo, con tantas muertes y desapariciones repentinas. SI a eso se le untaban las pesadillas que aumentaban aun mas su temores, le era complicado no querer cerciorase.

-Esta bien - dijo Samika suspirando suavemente, asintiendo con la cabeza como si eso afianzara aun mas sus palabras- No dare mas la lata con esto entonces...siento si os incomode a alguno, en serio, Se que ambos sois fuertes y podéis cuidaros mutuamente, aunque sea de distintas formas, pero...bueno están pasando muchas cosas extraña últimamente y no ayuda eso a no preocuparse, no a mi al menos, menos con tantas pesadillas que dan mal rollo en su mayoría -accedió Samika no mintiendo sobre el motivo de buena parte de su preocupación- De todos modos, esto es un mensaje para ambos, bueno para todos, incluyéndome, que pienso aplicármelo también...si algo en algún momento os preocupa o os causa líos mentales ayuda mucho hablar de ello, no con uno mismo...con alguien mas. Aunque parezcan tonterías -añadió Samika que sinceramente era de las que prefería hablar de las cosa incluso si parecía preocupaciones tontas a callarse cualquier cosa y estar comiéndose la cabeza creando conspiraciones.

>>-Y a todo esto, ya que mencione lo de las pesadillas, algo que me gustaría preguntar. ¿Habéis estado yendo a algún mundo vinculado para dormir? No solo ir y venir de la plantación, digo dormir allí. - pregunto Samika interesada mientras ya salían de la plaza del estandarte- No se si tendrá...pero lo comento porque algunos compañeros del ejercito, veteranos han estado comentando de que ir a otro mundos y dormir allí les hace dormir mas tranquilos. Como yo la única vez que he ido a otro mundo fue cuando fui a la Tierra con Dama Isis y de eso hace tiempo, quería ver si alguno de mis conocidos sabe también algo de ese tema o son meras habladurías - dijo Samika frunciendo levemente el ceño, probablemente era coincidencia pura y dura, seguramente, por eso quería preguntarle alguien mas, para variar.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

142 Re: Plaza del Estandarte el 26/10/18, 12:16 am

Tak


GM
Inconscientemente, al oír hablar a Samika de las pesadillas Ayne cerró su mano con fuerza, agarrando el brazo opuesto. De nuevo volvió a preguntarse si Samika sabía algo. Fue Eara la que se adelantó hacia ella cuando les ofreció escuchar cualquiera de sus problemas y la cogió de las manos.
Gracias, Samika. —Le sonrió tras decir aquello, segura de que la cercanía la ayudaría a ver su expresión—. Tú también puedes contar con nosotros.
—corroboró Ayne con firmeza, interiorizando la inseguridad que sentía.

El anima agradeció que Samika cambiase de tema después. La conversación sobre dormir mal se había vuelto tan habitual como hablar del tiempo, pero la prefería. Además, seguía siendo preocupante.
Nos quedamos a veces en el Macetero después de terminar el turno, pero no es muy cómodo. La plantación no está pensada para eso.
A mí no me molesta demasiado. Al menos parece que se puede dormir mejor. Deberíamos quedarnos más a menudo —repuso Eara. Aquella ya era una discusión vieja, ya que su edeel se empeñaba en dormir en la ciudad a pesar de todo, cosa que ella no comprendía. Se dirigió entonces a Samika—. No creo que sea una habladuría. A mí me ayuda dormir allí.

143 Re: Plaza del Estandarte el 15/11/18, 04:11 pm

Evanna

avatar
Samika sonrió sinceramente a Eara, cuando la noto acercarse a ella y tomar sus manos, siendo al menos para ella bastante significativo aquel pequeño gesto. Como la mayoría de personas hablaban con naturalidad con ella, cosa que igual le parecía perfecto, ni siempre se percataban de que no podía versus expresiones.Y aunque no le era un mal absoluto, a veces si que echaba de menos no solo percibir la amabilidad en las voces, sino también en sus rostros.

-Lo se, da igual cuantas lunas transcurran lo que hemos vivido juntos va quedarse ahí- indico Samika bastante segura o al menos eso esperaba de que no iban a cambiar mucho en  el futuro. O al menos no de una forma que hiciera que el unido grupo que formaron durante la cosecha se deshiciera.

Mas no continuo la conversación por ahí pues le intereso bastante la respuesta de Eara sobre las visitas al Macetero. Aquella afirmación sobre que al menos ella dormía mejor allí le hizo, fruncir un poco el ceño, pensativa.

- Bueno eso confirma bastante mas que algo ocurre en este lugar, porque ya digo, escuche varios comentarios de gente que duerme mejor fuera de aquí. Tal vez debería intentar aplicármelo y apuntarme a mas salidas a otros mundos y descansar allí, tal vez así se me vaya un poco esa desazón constante - suspiro la evaki pues buena parte de toda esa charla anterior que les había dado era por culpa de eso- Ojala podamos planear pronto algo sobre visitar algún mundo, en plan turista, cuando no tengamos tanto trabajo...nos vendría bien una mini vacaciones a todos. ¿Hay algún sitio al que os gustaría ir?- pregunto  la evaki curiosa, pues entre una y otra cosa todos estaban bastante ocupados con sus propios quehaceres.

Y aunque incluso ella misma tenia bastantes planes que poner en movimiento, por algo estaba yendo donde Dama Puente, no le diría que no a salir en plan relajadamente con sus amigos a algún mundo. Tal vez por eso, se emociono un poco al respecto y el resto del trayecto intento no darle vuelta a la lo negativo que ocurría alrededor de todos y hablar de una forma mas positiva sobre que sitios les gustaría visitar en cuanto pudieran, mientras ya ahora si, se centraba en dirigirse a donde se encontraba a Dama Puente para enterarse sobre los precios.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

144 Re: Plaza del Estandarte Ayer a las 12:42 am

Tak


GM
Eara se alegró de que la conversación acabase sin ningún incidente. Hablar de dormir fuera de Rocavarancolia ya no podía desembocar en situaciones incómodas, y de buena gana animó a Samika a probarlo para ver si mejoraba su calidad de sueño.
Sigue siendo inquietante —dijo Ayne, en cambio—. No tiene demasiado sentido, es casi como una superstición. ¿Por qué debería importar dónde duermas?
No creo que sea una superstición. Está sucediendo algo extraño de verdad —respondió Eara, sorprendida por el comentario.
Lo sé.

La aurva no era capaz de seguir los pensamientos del anima, así que desistió. Lo que había planteado Samika era mucho más refrescante. Sabía que quería conocer muchas cosas, muchos mundos diferentes, y no dudó en enfrascarse en una conversación con la evaki al respecto. Ayne escuchaba, aun inmerso en sus pensamientos. No se quitaba de la cabeza el significado de los sueños, o hasta qué punto eran reales.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 12 de 12.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.