Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Giniroryu Ayer a las 05:39 pm

» Faro
por Giniroryu Ayer a las 05:17 pm

» Trama
por Giniroryu 13/11/17, 11:02 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Cain 13/11/17, 11:00 pm

» Barrio de los Mil Dioses
por Kial 13/11/17, 10:49 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35967 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Avenida Estatuada

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 9.]

1 Avenida Estatuada el 04/04/14, 01:23 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Llena de escombros, todas las construcciones que bordean esta calle son de piedra. Las estatuas a las que Hurza dio vida están reunidas aquí en tal número que hay que abrirse paso entre ellas para poder avanzar. Algunas parecen moverse, aunque nadie sabe asegurarlo a ciencia cierta.


49 Re: Avenida Estatuada el 28/10/16, 05:25 pm

Reifon


-¿Me escuchas cuando hablo? -Dijo Barael medio atónito. -Es lo que acabo de proponer. Pero en vez de mirar solo por uno, mirarlos todos y asegurarnos de que no hay nada viviendo ahí y que lo que haya dentro merece la pena el riesgo.

-¿Y bien? -Miraba al resto esperando los votos.

50 Re: Avenida Estatuada el 28/10/16, 09:50 pm

Jack


Tay, uno de los humanos, se dirigió a ella en tono jocoso. Tenía razón, eso era innegable, pero aún no había ocurrido nada y siempre podía... Descendió y se posó en los "hombros" de una estatua cercana al macho.

—Oh, ¡no te preocupes! Si algo volador nos atacara ahora, solo tendría que acercarme a vosotros... El escudo de la amistad, ¿sabes? Además, tenéis más chicha que yo, que solo soy plumas y huesos —bromeó. Pero le sonó demasiado... serio, como si pudieran pensar en que realmente pensaba así, por lo que sacudió la cabeza y añadió algo más—. Na, si viniera algo desde el aire y estuviera jodida del todo, al menos os daría más tiempo de reacción. Qué menos —<<que morir luchando. Si no me diera tiempo ni de eso con algo volador, estáis jodidos>>

*llegada y avistamiento del sitio ese*

—Yo opino como Barael —dijo mientras aterrizaba cerca del nublino—. No entraría ni loca por..., pero por lógica necesitamos cosas y si nos aseguramos bien... Sí, así sí entraría.


NfdR: hay gente esperando y tal, luego edito, pero lo principal es esto.

51 Re: Avenida Estatuada el 28/10/16, 10:55 pm

chicoaeseg15


El muchacho reía algo socarrón al tiempo que veía a Sinceridad posarse en una estatua cercana.
-¡No sé si eso es buena idea amiga! -comentó arrugando las mejillas al sonreír- tú piensa que si ahora mismo el suelo se abre debajo de nosotros eres la única con vida, en realidad si pudiera volar me quedaría allí arriba, y... ya me callo, tampoco quiero tentar a la suerte, mira -dijo girándose hacia donde todos observaban- justo un edificio con las puertas abiertas a lo “tú entra si tienes huevos”. ¿No es genial eso de no tener ni puñetera idea de lo que hay dentro?.
Tayron se acercó un poco más y en seguida su curiosidad volvió a despertar, un derrumbe parecía haberse llevado por delante la casa pero aún así era aparentemente accesible, le daba algo de mala espina, pero tocaba ya investigar. Esta vez tendrían cuidado y aunque aquello no asegurara su supervivencia no podían hacer otra cosa que andarse con cien ojos.
-Es lo mejor que has dicho en todo el día- bromeó a Barael para quitar tensión- puede valer la pena si lo hacemos bien, hay que arriesgarse un poco si queremos encontrar cosas útiles.

52 Re: Avenida Estatuada el 29/10/16, 10:25 pm

Yber


GM
El agujero por el que más sencillo resulta mirar es el de la puerta: a través de él, todos los cosechados pueden ver varias telarañas colgando del techo, mucho polvo y un pasillo largo, estrecho, que acaba en una puerta de madera roída. A pesar del desgaste, se aprecia que la casa no ha sido dañada. Las únicas huellas entre el polvo del suelo son de ratas.

La siguiente oquedad se abre en la fachada, a la izquierda de la puerta y a la altura de la planta baja. El agujero es de alrededor de un metro de diámetro y tras él se abre a los Macieleros un salón: un par de sillones que han envejecido mal, el primero de un asiento, el segundo de tres; una mesa de madera con los restos de un hule podrido y un armario dentro del cual reposa una cubertería de cerámica negra, en cuyos bordes se ven pequeñas lunas rojas pintadas con unas pinceladas de precisión escalofriante. Sobre el suelo, pegado a la pared y bajo el hueco del agujero, se aprecia a la culpable de aquella abertura: una estatua que representa un ser diminuto, cuyas extremidades superiores se partieron con el golpe y reposan entre los escombros.

El último agujero del que disponen es el más complicado de todos. Causado por la caída de la escultura armada, deja la casa sin buena parte de la pared derecha de la primera planta (la primera y la última) y atraviesa el suelo de una habitación hasta la planta baja. La única que puede ver lo que hay arriba es Sinceridad. Lo que puede encontrarse en ella: una habitación llena de armarios de formas diversas, todos cerrados. La puerta de aquella habitación está está tapiada por los escombros, pero el agujero abierto en el suelo es grande y, desde el piso de abajo, cualquiera podría trepar por el cuerpo de la estatua para llegar hasta ella.

53 Re: Avenida Estatuada el 30/10/16, 07:00 pm

Naeryan


La charla sobre Fahran le interesaba bien poco, tal y como le habían interesado cero los cotilleos de listas altas en Carabás. Por todo lo que sabían su carácter podía ser bien una fantasmada, o bien totalmente justificado. La había visto diez minutos, ninguno de los cuales incluía verla trabajar.
—No gastéis energía inventándoos problemas antes de que surjan. Está donde está, y quien va a tener el trabajo de adaptarse es ella —dictaminó—. Su pelo es la caña, eso sí"aunque ese nombre tan largo sea ridículo." Había soltado una risotada nada disimulada en su momento. El rubio se llevó un par de dedos a los mechones largos, los únicos que se beneficiarían realmente de una prótesis similar.

Quiero hacerlos yo —respondió tal cual a Barael cuando el asunto mudó de nuevo a la munición de prueba. Si había una forma de sumarse puntos, aunque fuese solo frente a su propia concencia, no pensaba cedérsela a nadie. Sox aún tenía la sensación de que sus destrezas académicas encajaban de forma defectuosa en aquel lugar, y sentía la necesidad de trabajar furiosamente hasta suplir aquella carencia.

El comentario de Siete le hizo envararse aún más, la rigidez sustituida por una alarma más patente.
—Magnífico —bufó, porque la lógica de la observación del idrino caía por su propio peso. Aquella concentración completamente enervante de estatuas no tenía ningún propósito artístico, por dudoso que fuera. De haberse tratado de una exposición debería haber caminos claros, y que no existiera el riesgo de abrirse la aorta con el filo del hacha de alguna—. A esta ciudad se ve que le encantan las cosas que están prohibidas por una buena razón. Se merece estar así de abandonada.
Primero el templo con los cadáveres colgados, luego la torre podrida, ahora esto. Recordatorios físicos e imponentes de que la calle era peligrosa, y también los edificios que la poblaban. Sox habría deseado apostar porque todas las amenazas de la ciudad anunciarían así sus peligros, pero las palabras de Mónica cuando le había preguntado al respecto aún resonaban en alguna parte de su memoria con la nitidez que le era tan útil para otras cosas. "No sabíamos, no sabíamos." El agujero en forma de persona que antes llevaba el nombre de Nad no había sucedido porque se hubieran tomado una advertencia como una bravata. Había más peligros escondidos, sin reglas claras.

Por eso su reacción inmediata cuando Eorlir señaló la casa fue recelo. Un instinto de retroceder, un "otra vez no" intruso en su cabeza. Lo empujó a la fuerza fuera de su mente, furioso con su propia indecisión. Barael tenía razón. Si seguían por aquella lógica de evitación, nunca harían nada.
—La puerta está abierta y los agujeros sin tapar. Si hay alguien dentro no puede culparnos de nada —sentenció, de la forma tan segura como al carabés le habría gustado sentirse realmente. La mayoría habían hablado ya, y Sox no vio más sentido a alargar la discusión al respecto—. Vamos entonces.

No les llevó mucho tiempo comprobar que no había signos de actividad alguna. Después de localizar las tres oquedades que podían usar como entrada, Sox votó por entrar por la del lateral de la planta baja. En la puerta podía quedar anclada alguna magia de guardia, aunque ahora fuese inútil. Pero el que el dueño de la casa hubiese decidido proteger una pared que en principio no debería haber estado abierta al exterior era menos probable.

Un salón. Sox se quedó mirando los alrededores con los brazos cruzados una vez accedieron al interior. La vajilla, tan ilógicamente intacta, le dio mala espina y la rigidez volvió a su postura. Se percató de que cerca de la oquedad había otra estatua, esta vez una pequeña, y se acercó a ella. La golpeó un poco con el pie para volcarla.
—Espero que fuese el dueño de la casa. Sería una garantía de que está deshabitada.

54 Re: Avenida Estatuada el 31/10/16, 10:36 am

Alicia

avatar
Siete dejó escapar aire con exasperación cuando quedó claro que iban a explorar la casa a medio derruir. Había señalado que la idea era no ir entrando en lugares al azar, habían hablado aquello. ¿Pero que iba a hacer él? Tampoco queía quedarse solo en la calle; era igual de peligroso. Ya no le gustaban tanto las estatuas, aunque le provocaba fascinación observar el lenguaje inmovil de lo que eran gestos pasajeros. La plaza era una conersación a medias.

Siguió al grupo, hueco por hueco, fijandose en los detalles del interior.
- No- replicó a Sox- ha caido hacia dentro, como los demás. Pero cada cual desde un sitio. ¿Se les congeló con poco equilbrio? Y en ese caso, ¿por que iba esta tan pequeña a romper la pared?

Siete se cruzó de brazos con fuerza, incomodidad en el rostro mientras pensaba.

- No me gusta nada. A ver, la casa tiene pinta de que nadie la ha tocado en tiempo, pero si hay algo peligroso cerca, quizás no esté dentro. Solo se me ocurre que las hayan empujado contra la casa, pero entonces no se si se romperían más, y no se porque nadie iba a lanzar estatuas contra una casa- dijo con frustración y velocidad creciente agitando las manos hacia los agujeros.


_________________________________________

-

55 Re: Avenida Estatuada el 31/10/16, 04:58 pm

Reifon

avatar
Todos parecían de acuerdo con ello así que procedieron para al final entrar por uno de los laterales. Que por fin actuaran como un grupo lo alegraba en cierta manera, las posibilidades de sobrevivir eran mucho mayores así, pero aún así la presión de poder ver una flecha salida de la nada clavándose en su hermano hacía que fuera incapaz de relajarse.

-Parece que hubo una lucha. -Declaró ante la duda de Siete. Esa constante se iba haciendo mucho mas fuerte pues sus palabras no iban dirigidas solo a esta calle sino a toda la ciudad. Era una causa muy probable del cierre del portal a su mundo tiempo atrás y porque nada era como las viejas historias contaban.

-Por lo que habéis dicho o alguien logro petrificar a gente del bando contrario o eran estatuas movidas por magia. De todas maneras no tenemos manera de saberlo de momento.

Miró alrededor atento, no quería más sorpresas. -No toquéis nada por si acaso. -Dijo en voz alta. Acto seguido volteó la cabeza hacia los carabeses. -Sox, Rádar, ¿creéis que podéis saber o intuir si alguno de los objetos tiene algo de magia y si esta es nociva? -Esperó a que respondiera alguno y preguntó otra cosa. -¿Si tuvieran magia nociva sería evitable envolviendo el objeto en tela o cogiéndolo con algo así? -Alzo su brazo derecho para enfatizar su guantelete.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

56 Re: Avenida Estatuada el 31/10/16, 08:54 pm

LEC

avatar
Innadriel

La niña siguió curioseando las estatuas, cerca de Eorlir, hasta que algo chocó con ella. Gritó, asustada, pero al ver que era la madrileña soltó una risita nerviosa. Esperó que su edeel explicase que no era pareja  y por qué, pero viendo las miradas que le lanzaba supo que quien tendría que explicarlo sería ella.
Hmmm… A ver, el alma está dividida en dos partes, una divina y otra terrena…y dado que no pueden juntarse están en dos cuerpos distintos. Somos solo un alma, pero dividida. —sonrió levemente, entrelazando las manos detrás de la espalda y jugueteando con sus dedos. Esperaba haberlo dejado claro, aunque no le importaría explicar más sobre aquello.  

Reparó en la presencia de las runas cuando empezaron a hablar de ello. No le inspiraba ninguna confianza una casa así en una ciudad como esa, menos aún después de lo que había pasado con la niña, que aún era un recuerdo cercano
Oh, luces, ¿en serio piensan entrar? —le susurró a su edeel— ¿están locos?
Lo último que quería Ina era entrar, pero tampoco quedarse sola rodeada de aquellas estatuas que parecían casi vivas le hacía especial ilusión. Agarró a Eorlir de la manó y le llevó hacia dentro, manteniendo la otra mano en la empuñadura del arma algo paranoica. Miró alrededor con mucha curiosidad, sin tocar nada, mientras el resto hablaba de magia, algo que no entendía y sobre lo que tampoco preguntaría en ese momento. De todas formas, tampoco se le hubiera ocurrido tocar nada, con magia de por medio o sin ella.


_________________________________________

Que ahora sea una transformada no quiere decir que odie menos los spoilers, Invitado, por lo que no te recomiendo hacerme ninguno.

57 Re: Avenida Estatuada el 01/11/16, 12:04 am

alpeca

avatar
Eorlir sonrió cuando oyó algunos comentarios de sus compañeros. Parecía que muchos de ellos no se habían topado con un noble en su vida, y ciertamente no con uno ofendido.

-Bueno, Barael... si esta es la mitad de especialita como algunos que yo conozco de Sinhdro, no te recomiendo quitarle la tonteria tan de golpe. -se encogió de hombros- Por el momento intentaré que comprenda que aquí su estatus de nobleza no vale para nada. Si no... siempre podéis usarla como blanco para practicar con proyectiles. -sonrió, dejando claro que estaba de broma.

Asintió ante la explicación de Ina respecto a ellos. No lo hubiera podido explicar mejor. En todo caso, no estaba seguro que Mónica lo pudiera terminar de entender.

-¿No tenéis nada así vosotros? ¿Un aurva y un edeel? Sé que somos muy distintos, pero me sigue chocando. En todo caso... no, no somos pareja tal como lo entiendes tú. O sea. Somos pareja edeel, que soy yo, y aurva, que es Ina. -suspiró- Ojalá supiera explicarlo mejor.

El grupo decidió entrar cuidadosamente en la casa por la entrada lateral. Ante la incredulidad de Ina, encogió los hombros.

-No es que me haga ilusión, pero... si hay algo que podamos usar para curar a Lorenzo o para cualquier otra cosa, hay que arriesgarse. Quién sabe, quizás encuentro pinturas y puedo hacerte un retrato. -le revolvió el pelo a Ina, sonriendole.

No le hizo falta ponerse en marcha para entrar: Ina se encargó de meterle en la casa casi a tirones. Acertó a empuñar el estoque para tenerlo preparado, aunque esperaba no tener que usarlo. Al llegar al salón, lo inspeccionó, quedándose cerca de su aurva para infundirle tranquilidad. Sox miró la estatua y Siete le respondió con su teoría. Movió la cabeza, sin saber qué pensar.

-No lo entiendo... no tiene sentido nada. Ni la situación de las estatuas, ni la calle hecha polvo ni nada. Supongo que... con magia podrían haber petrificado a una sección como esta de un ejercito... ¿y algunos de ellos se derrumbaron porque no estaban en equilibrio? -movió la cabeza- No hay nada concluyente que nos confirme esta versión. También puede ser lo que dice Barael... que fueran estatuas movidas por magia... en cuyo caso, tengo que decir que aunque la técnica es muy buena, el tema representado es... bueno, me guardo esa opinión. De todos modos, yo no tocaría mucho. Si hay magia de por medio, a saber lo que puede haber por aquí... -en su imaginación se agolparon muchos modos de morir por medio de multitud de conjuros, cada cual más bestia que el anterior. Se obligó a refrenar su mente desbocada para mantener su actitud calmada frente a Ina.

Miró algunos objetos, sin atreverse a tocar ninguno por el momento. Su mirada iba de rincón a rincón, vigilando para que nada ni nadie pudiera sorprenderles con la guardia baja. Miró a Barael cuando preguntó por la magia nociva.

-No sé si un simple trozo de tela podría detener los efectos de la magia nociva... "Yo ni lo intentaría. Aprecio mis manos. Y mi vida, ya que estamos"

58 Re: Avenida Estatuada el 01/11/16, 01:31 am

Jack

avatar
Al final decidieron que harían lo posible por comprobar la "seguridad" del sitio y, después y solo después, entrarían. Con mil ojos. Chamán decidió hacerlo por la pared agujereada por motivos mágicos que se aprestó a explicar en cuanto la roquense preguntó. <<Joder, ojalá tuviéramos esa magia en casa...>> Un solo hechizo como ese ya sería una gran diferencia y ventaja contra el Coro.

Eso sí, desde su posición elevada pudo hacer su parte de observar el edificio y el interior. Lo describió mientras descendía para entrar con ellos. Quizá no hubiera "hechizos de guardia" en la pared de abajo, pero ¿quién decía que no lo hubiera en la planta de arriba?

—Arriba hay un montón de muebles, diría que armarios, cerrados. Y solo eso, ni un alma. Visible, al menos. Pero no sé, me extraña que esté todo sin tocar. Si os fiáis de subir, creo que por el agujero del suelo podéis trepar o entrar yo volando directamente... —sugirió de buena fe, pero no le cuadraba del todo—. Pero no me fío ni una pluma por la magia esa que decís. ¿De verdad todo puede estar protegido por hechizos de lo que sea? ¿Y si por eso está todo sin tocar? —remató, con el ceño fruncido.

No se podía creer que ese edificio hubiera estado abierto desde a saber cuándo y que aún nadie lo hubiera saqueado. <<O a lo mejor sencillamente no hay nada útil>> La conversación de las estatuas y de por qué estaban colocadas así y de qué le habría pasado al edificio... le importaba poco por una sencilla razón: no podían averiguarlo en ese momento, a no ser que la estatua que tenían delante se lo explicara amablemente. <<Mejor quédate quietecita, querida estatua, ni murmures, que nos iremos pronto>> Si le hacía poca gracia estar rodeada por semejantes criaturas petrificadas, menos se la hacía tocar cualquier cosa protegida por magia y... ¿Qué? ¿Morir en el acto? ¿Qué podían hacerles los hechizos que protegiesen cosas? Nada bueno. Por eso se quedó cerca del "umbral" del agujero en la pared. Dentro, sí, pero con mucho cuidado de no tocar nada que no fuera a sus compañeros por cercanía.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

59 Re: Avenida Estatuada el 01/11/16, 06:15 pm

Dal

avatar
-No - le respondió a su hermano.- Lo cierto es que suelo ignorarte por el bien de mi salud mental. Pero no te preocupes, no soy sólo yo, seguro que todos los presentes lo han hecho en algún que otro momento - dijo bromeando.- Y te afirmo que no hay un solo hermano pequeño que no se lo haga al mayor. Hasta Per y Brina te lo hacían a veces - se burló.

Eriel no fue el primero en entrar ni el último, pero si de los últimos. Se había quedado admirando una gárgola en la que, a pesar de haber sufrido daños, se podía apreciar la habilidad del artesano en ella y era evidente que había sido muy bueno.

Con su curiosidad típica investigó el lugar. Pronto le quedó patente que allí no vivía nada ni nadie desde hacía años y la capa de polvo sólo se lo aseveraba. No tardó en encontrar algo que captó su total interés.

-Eh, que bonitos - comentó cogiendo uno de los platos del armario. Con su camiseta limpió el polvo y admiró el dibujo de las lunas en los bordes.- Me los puedo quedar ¿no?


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

60 Re: Avenida Estatuada el 01/11/16, 07:06 pm

Zarket

avatar
GM
No hizo demasiado comentarios ni sobre la nobleza ni sobre las estatuas del lugar. La institución nobiliar tenía, a sus ojos, un merecimiento de cero respeto. Pensar que el mero nacimiento de uno le hacía merecedor de más respeto, recursos u oportunidades le hacía tener ganas de escupir a la cara de quien lo creyera así. No obstante el comentario que hizo Eorlir a Barael hizo que lo mirara, serio.

—Puedes tratarla como quieras e intentar que comprenda la inutilidad de su estatus, pero esto es sencillo. Si no trabaja solo tendrá acceso a lo mínimo de las cestas para sobrevivir y a la seguridad de vivir en el torreón. Y si da problemas no pienso dudar en proponeros (a vosotros y al resto) que la expulsemos del grupo.

El comentario de Barael sobre las estatuas le llamó la atención, aunque no supo por qué. Se quedó mirando la vorágine de aquella piedra quieta, intentando pensar. Había un recuerdo esquivo en la punta de su mente, algo se le escapaba. Entró en la casa sin dejar de pensar, y no fue hasta ese momento cuando lo entendió.

—Barael... Creo que has dado en el clavo —echó un vistazo hacia fuera. Ahora entendía qué pasaba: en aquellas estatuas no había huesos petrificados, ni visceras convertidas en piedra, ni nada que indicara seres vivos. Todo era macizo o roto—. ¿Recuerdas lo que vimos el primer día? ¿Las agujas voladoras? Me apostaría algo a que esto fue similar.

Negó con la cabeza, intentando quitarse aquello de encima. Se apuntó mentalmente hablar más tarde con el nublino y se dispuso a echar un vistazo más detenido a aquella habitación. En su distracción ni siquiera había visto a Eriel coger los platos.

61 Re: Avenida Estatuada el 01/11/16, 10:59 pm

Bellota

avatar
No es plan de sacrificar corduras ni nada —replicó a Picasso—. Es cuestión de que nadie se tiene por qué portar así —tras decir esto se desentendió del tema, escuchando atenta lo que los sinhadres trataban de explicarle acerca de dos almas, dos partes de un todo o váyase usted a saber el qué. Lo cierto es que lo que le contaron acerca de su estatus la dejó más confusa de lo que pretendía estar, con cara de pez. No era eso lo que preguntaba. ¿No se había explicado bien?

No, no. Yo me refería a si sois novios. Pareja de hecho, churris. Ya sabéis —hizo gestos con las manos que no explicaban nada y después tuvo una maravillosa idea. Les miró con una mueca pícara—. Si no lo sois deberíais pensároslo. Pegáis de maravilla, y como ya sois la mitad de la naranja…— les guiñó un ojo y chasqueó la lengua.

Pretendía observar la reacción de la parejita pero sus compañeros, hablando de entrar en una casa abandonada, le distrajeron. “¿¡Qué!?” se dijo. “¿¡En serio!? ¡Me toman el puto pelo!

No hablaréis en serio —masculló de forma clara y audible. Pero lo cierto es que tenían razón: necesitaban provisiones y encontrar cosas y entender. Sin embargo un escalofrío de miedo sacudió su cuerpo, poniéndole la piel de gallina—. Pues como uno de vosotros, genios, la palme allí dentro me aseguraré yo misma de reviviros y volveros a matar. Y si alguien toca algo tendré que cortarle las manos —trató de bromear con la voz temblorosa.

Fueron entrando, Mónica bien pegada al resto del grupo, los dientes apretados, los ojos muy abiertos, tensa como la cuerda de un arco, sosteniendo su cuchillo del pan como si en ello le fuera la vida. No quiso mirar a nada en particular sino que no dejaba de otear alrededor respirando de forma agitada, tratando de aguzar el oído. Con la tensión a la que ahora estaba sometida, la madrileña empezó a escuchar un leve pitido en sus oídos y a recordar el virote en la cabeza de Nad. La chica se tensó todavía más, con lo que sentía plasmado claramente en su cara. Cuando vio a Cenizo coger un plato con las manos desnudas se le escapó un grito ahogado.

¿Qué haces, pedazo de burro? —exclamó claramente enfadada Mon mientras le veía comentar inocentemente cosas acerca de la vajilla. La absurdez de la situación (todos ellos moviéndose con cuidado, tomando todas las precauciones posibles, cuidando de no rozar nada y el nublino simplemente cogiendo cosas) hizo que una risa nerviosa le burbujeara en la garganta—. ¡Di que sí! ¡Toquemos cosas! Como este sitio no es peligroso ni nada, como en la última expedición no murió nadie, ¡vamos a plantar bien las manazas en cosas ajenas que justo acabamos de decir que nadie toque! ¡Lógica! —unos cuantos lagrimones comenzaron a rodar por sus mejillas: ya no podía discernirse si la chica reía o lloraba, pero lo que era claro era que estaba en pleno ataque de nervios.

Al girarse de golpe había rozado sin querer uno de los platos, que se tambaleó.

Los motes:

Por ahora aquí están los motes que Mónica ha ido poniendo a la gente, aún quedan algunos personajes por tener el suyo. (A ver si se le ocurren pronto, leches).

-Barael: Roño.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: ¿?
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: ¿Rapunzel?
-Tayron: T-fichas.

62 Re: Avenida Estatuada el 02/11/16, 12:58 am

Yber

avatar
GM
El traqueteo de unos cascos contra la piedra no tarda en hacerse eco para Siete, Eriel y Mónica; los últimos en pasar. Siete* podrá averiguar, si se esfuerza en hacer oído, que el traqueteo procede del montón de estatuas. La cacofonía se acercará rápido, de forma que no tardarán mucho en escucharla los de dentro.

La velocidad a la que ha avanzado el sonido les deja una única cosa clara: no tienen mucho tiempo para prepararse.



*Por la habilidad Oído musical.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

63 Re: Avenida Estatuada el 02/11/16, 06:50 pm

Naeryan

avatar
Ladeó la cabeza con un "hmm" indefinido ante el apunte de Siete. Tenía sentido.
—Si el hechizo traía suficiente fuerza podría haber roto la pared perfectamente. No parece tener protecciones —añadió. Aun así la estatua había sufrido también desperfectos con el impacto. Barael y Eorlir se unieron al debate y Sox se sintió en la necesidad de añadir una cosa más—. Pero aun si la tomamos por cierta la hipótesis de la petrificación sigue sin encajar del todo. ¿Por qué petrificar a gente de los dos bandos? —había estatuas congeladas en mitad de un claro enfrentamiento.

La explicación de Rádar se le antojó pobre e incompleta. Cabía esperar de un E, supuso Sox, aunque al menos podía atribuirse el dudoso mérito de no haber intentado dárselas de listo sobre un tema sobre el que no tenía ni zorra. Alzó la voz para especificar los detalles que faltaban.
—Hay hechizos detectores, pero hasta que consigamos alguno en este lugar no puedo hacer nada —negó con la cabeza—. Y eso depende del detonador. Los habrá que te frían el brazo igualmente, los más chapuceros tal vez se ceben solo con el guantelete. A simple vista no hay forma segura de saberlo. No tocar nada con pinta obvia de poder estar protegido suena bien.

>>Es posible
—contestó a su vez a Since, atento a su descripción del piso de arriba. La casa estaba derruida pero a la vez intacta en sitios extraños. Pero solo venían a buscar materia prima, de todas formas, y no correr riesgos absurdos era de cajó-

Sox no pudo terminar el pensamiento del susto que le dio la voz de Mónica, alzada varios decibelios por encima del volumen en que habían estado hablando todos. Se giró a chistarle que bajara la voz, pero se le olvidó en cuanto vio por qué gritaba. El carabés se apretó el puente de la nariz, frotándose luego un poco el entrecejo como borrando manualmente una migraña.
—Deja eso donde estaba —le dijo a Eriel entre dientes. Lo más obvio ya lo estaba diciendo Mónica—. No querrás encima premio después de una burrada.
No había pasado nada, pero podría haber pasado. Era como si en Carabás les dieran un caramelo de consolación cada vez que suspendieran un examen. Ridículo. Incentivaba a reincidir, no a corregirse.

Su corazón no tuvo tiempo de recuperar el ritmo normal, porque enseguida Siete dio la alarma de que algo se acercaba desde las estatuas. En el intervalo de segundos que tardaron los de dentro en aguzar el oído pudieron oírlo también. Un traqueteo. No, cascos.

Su primer pensamiento fue que el dueño de la casa regresaba. O no. A lo mejor era un bicho, u otro chalado con ballesta pero esta vez patrullando la calle. El pulso se le disparó, de nuevo obligado a pensar bajo presión. Un par de parpadeos, lo justo para ver dos vías de huida rápida. Salir por donde habían venido, o subir al piso de arriba.
Sox no había trepado en su vida salvo en educación física. Aunque estaba mejor preparado físicamente desde que había venido a aquel lugar a vivir, no sería el primero en llegar a la planta alta ni el más ágil en escalar la estatua. Y tardarían más en trepar todos. Pero si lo que fuera que llegase no se dirigía a aquella casa en concreto, tal vez el piso de arriba fuera la opción más segura, en lugar de exponerse a ser avistados fuera.

¡Mierda!
—Since, ¿qué es lo que viene? —preguntó con urgencia a la roquense. Había demasiadas estatuas para sacar la cabeza por una abertura y otear sin estorbos a ras de suelo.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

64 Re: Avenida Estatuada el 02/11/16, 08:41 pm

Reifon

avatar
-Los insectos que sacaban sangre... Si, es posible que se trate de algo así. -Respondió a Rad. -Y por lo que cuentan las historias y lo que hemos visto dudo que algún rocavarancolés tuviera problemas para petrificar a sus aliados Sox.

Escuchó atentamente la contestación de Sox, necesitaban aprender este tipo de cosas. -Tomo nota. Deberíamos pasar a pensar entonces como un paranoico psicópata con magia y -Cesó de hablar en cuanto escuchó Mónica, preparado para lo peor, para encontrarse con aquella escena absurda.

En un principio el miedo se apoderó por completo de él, helándole las venas y dejándole sin respiración, con los ojos abiertos como platos mientras Mónica hablaba histérica. Su hermano podría haber perdido un brazo o haber muerto directamente por aquella gilipollez, por aquel estúpido plato con la Luna grabada.

Todo por aquel asqueroso fanatismo de su mundo.

-Por el amor de... -El miedo se tornó en enfado, más contra su propio mundo y los rocavarancoleses que para su hermano, pero ahora mismo no tenía nada para enfocarlo. Apretó el guantelete produciendo un sonido metálico, Sox y Mónica ya le habían dicho todo lo que hacía falta. -Ven aquí y quédate cerca nuestra sin tocar nada más. -Su mirada y gestos reflejaban enfado que no ocultaba a los demás.

No pudo calmarse ni decir nada más, aquel sonido no indicaba más que peligro y se iba acercando. Barajó las opciones rápido y soltó la que a su ver cobraba más sentido.

-Crucemos la puerta y escondámonos en algún sitio. Hay que evitar que nos vea y afuera estamos expuestos.

Sinceridad salió para ver que venía saliendo por el agujero del que entraron y el batir de sus alas confirmaba que echó a volar.

Mientras se acercó de una zancada a Mónica y la sacudió por el hombro, no podía dejar que se quedará helada como la otra vez. -Vamos. -Le dijo con firmeza y mirándola a los ojos. En los suyos no había rastro de flaqueza.


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

65 Re: Avenida Estatuada el 02/11/16, 09:12 pm

Yber

avatar
GM
Quienes permanecen en el interior de la casa pueden dar a un pasillo interno cruzando la puerta, que se abrirá sin oponer resistencia. Si giran a la derecha, darán con la base de la estatua que permite el acceso a la primera planta y lo que una vez fue un mediocre descansillo. A su alrededor pueden ver los restos de una escalera derruída y un tresillo roto.

-

Sinceridad, por su parte, podrá ver un carnero robusto avanzando a saltos entre las estatuas, con gran habilidad. El animal trota con el tronco envuelto en una nube de humo gris y, de vez en cuando, embiste con fiereza contra las esculturas que se interponen a su avance. El ovino placa con tal fuerza, cuernos por delante, que las estatuas mayores ceden y las más pequeñas se parten.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 9.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.