Conectarse
Últimos temas
No estamos solos: los otros cosechadosHoy a las 02:18 pmGiniroryuTorreón SendarHoy a las 11:11 amGiniroryuSubterráneosHoy a las 10:11 amSethPrimer sueño de Rägjynn22/05/24, 01:24 pmTakTio, me he rallado21/05/24, 11:21 pmIsma
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52072 mensajesen 1057 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty La fiesta de la mansión - RV Gakuen

03/04/23, 10:22 pm
Recuerdo del primer mensaje :

No me hago responsable de lo que ocurra en este tema.


La casa estaba de las últimas dentro de la urbanización privada, pero incluso si alguno no tenía la dirección exacta sería fácil saber cual de todas era. Había tantas luces encendidas dentro y fuera del edificio que brillaba en la distancia. Según se fueran acercando al destino los invitados notarían la vibración de la música en el ambiente, que dadas las dimensiones de los terrenos del resto de viviendas no debería suponer un problema para los vecinos. A pesar de ser una urbanización antigua las calles parecían totalmente nuevas, casi todas las casas eran de estilo victoriano e iban de chalets a mansiones pasando por putos palacetes, y si bien la de los hermanos no era la más grande no se quedaba atrás en impresionante: parecía una casa señorial sacada de la Habana. Las verjas eran altas pero permitían ver el interior, bordeadas de arbustos de hibiscos, palmeras y otras plantas tropicales, un inmenso sauce llorón asomaba por detrás de la construcción y el portón estaba abierto de par en par en un exceso de confianza por la seguridad del vecindario. La imagen podría parecer de otra época si le restabas que estuviera sonando Bad Bunny a todo trapo o que en la calle ya hubiera varios coches de este siglo aparcados.

En las escaleras que daban a la puerta principal Kahlo atendía a los recién llegados mientras esperaba a que todos sus invitados apareciesen. La chica estaba perfectamente maquillada para la ocasión y llevaba el pelo -teñido de blanco como ya venía siendo habitual- recogido en un elaborado moño trenzado. Vestía con una camisa blanca con rayas muy abierta (no era a posta, el primer botón estaba a la altura en la que estaría el 3er o 4to botón en una camisa normal), unos pantalones de talle alto y unos zapatos con un poco de tacón. En las orejas llevaba los aros de oro más grandes que tenía, una cadena de oro que encajaba con el escote, uno o dos anillos por cada dedo de su mano izquierda, las uñas pintadas de un rojo muy oscuro y tantísimas pulseras y brazaletes como para que cualquier gesto que hiciera con esta sonase como el trineo de Papá Noel.
Al sol le faltaba muy poco para ocultarse del todo y la brisa hacía que apuntase a ser una noche de verano perfecta… si su hermano y sus amigos no la liaban.

Y pensando en el rey de Roma, apareció detrás suya. Vestía parecido a ella, aunque había rebajado el nivel de elegancia: una camisa veraniega negra con estampados de hojas de palma y flores rojas, de momento cerrada hasta arriba, unos pantalones marrones y unas vans negras. Llevaba dos anillos en cada mano, un colgante con una moneda de oro y sus aretes de siempre. Ya tenía pintalabios en la mejilla, y por lo pronto solo en la mejilla.

¿Cuántos faltan?
A mi que me cuentas, Nohlem. No me has dado una lista de gente —dijo lamiéndose el pulgar para borrarle el pintalabios como si de un niño manchado de helado se tratase—. Yo estoy esperando a los míos y diciéndole a tus amigos que se ahoguen en la piscina.
I mi qui mi cuintis Nihlim- espera, ¿les estás diciendo qué?
A Kahlo se le escapó una risa con el tono preocupado que puso.
Solo hazme el favor de no perderte tan pronto, que la gente llega y no sabe donde estás. Y si rompen algo es responsabilidad tuya.

Nota:

_________________________________________

♪♫♬:

Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

16/04/23, 12:38 am
Adam se rió un poquito ante el sarcasmo de su amiga, sorbiendo un poco más de cerveza de su vaso que, entre sorbo y sorbo se había quedado vacío. Lethe había halagado la bufanda de Chromsa, la verdad es que le quedaba genial al fauno a ojos del pegaso. Bueno, a sus ojos todo le quedaba bien a su novio.

Lo mismo digo también —aportó a lo que Amira y Chromsa dijeron—. Mientras estés cerca de la fiesta estaremos juntos, cualquier cosa ya nos das un toque por el móvil sin problema —tener a más amistades cerca le alegraba, igualmente.

Adam, mirando el vaso vacío y saboreando la cerveza cara en sus labios le provocaron ganas de llenarlo de nuevo. Se acercó discreto a la mesa, dispuesto a ir a por más cerveza cuando la francesa mencionó algo sobre hacer una foto.

¡E-espera ya voy! ¡Vamos a hacernos una foto, si! —con el vaso a desbordar se acercó al grupo—. Por aquí, ¿no? —le gustaba el sitio, teniendo un fondo precioso. Se acercó para entrar en el encuadre, al lado de Chromsa y agarrando su hombro rodeándolo con el brazo. Sacó una de sus mejores sonrisas alzando el brazo con el vaso en mano.
Jack

Ficha de cosechado
Nombre: Tawar
Especie: Repobladore de la montaña
Habilidades: Artesanía, habilidad manual y resistencia

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

16/04/23, 06:03 pm
Sus amigues habían alucinado con su aparición y Tawar brillaba de alegría... mientras perseguían al fantasma. Definitivamente le estaban viniendo bien las horas extraescolares que estaba dedicando a aprender del Sr. Sabandija, un profesor misterioso que les inculcaba métodos y formas de pasar desapercibides, algo que le estaba siendo fácil y asequible (tenía una muy buena nota media) para alguien tan chiquite como Tawar.

La aparición misteriosa resultó ser un gigante que le sonaba del campus, que iba ataviado para una boda y que hablaba de forma extraña. No pudieron detenerle ni indagar más pues se coló y encerró en una de las habitaciones.
Pues estamos apañades... ¿Qué hacemos, vamos a buscarle o entramos a la fiesta? ¿El resto ha llegado ya? ¿Y Nohlem? Aún no les he visto, solo he escuchado jaleo por la mansión —dijo, pensative. ¿Quizás...?—. ¿Me he perdido la bienvenida? No quiero que Nohlem me odie y me usen para especiar las bebidas —añadió después, entre risas.
Muffie

Ficha de cosechado
Nombre: Szczenyak o Colmillo
Especie: vittya zawodny
Habilidades: Habilidad mental, habilidad manual y orientación

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 01:00 am

-No me jodas, Connor. Podemos beber puta cerveza todos los putos días, ¿pero cuándo coño vas a poder mezclar un jodido Macallan de 18 años con puta Coca-Cola? -preguntó levantando el suso dicho whisky-. Nunca, joder, porque tendrías que empeñar la moto y yo tendría que empeñar mi vida. Y probablemente algún puto sibarita de los cojones nos mataría por hacerle eso al whisky del bueno. ¿Pero ves algún puto sibarita por aqui? ¡No! -terminó con una amplia sonrisa que dejaba de ver todos sus dientes como si lo que más le hiciera feliz en el mundo es que no iba a haber en la fiesta ningún enterado que juzgara sus elecciones de mezclas-. Y, joder Rick, la duda ofende. Ya deberías saber que la primera copa no se sirve hasta que no he llegado yo -le dijo guiñandole un ojo mientras distribuía cinco vasos en la mesa.

Con la experiencia que le daba ser un universitario, Colmillo mezcló las bebidas como todo un profesional y con toda la concentración de la que fue capaz sin quererse perder la conversación tampoco.

-Joder que sí -le contestó a Ethan, sin perder de vista la cantidad de tequila que estaba echando en uno de los vasos-. Es posible que haya invitado hasta a gente de otras unis, el muy capullo.

Casi como si lo hubieran invocado, Nohlem apareció al momento poniendo sus brazos sobre sus hombros y los de Rick.

-Joder, Rick, y te lo tenías tan calladito -se unió a las pullas-. Aunque si es por hermanas, yo te ofrezco una de las mías, que tengo un jodido montón donde elegir. Aunque también deberías saber que la mitad son unas perras y la otra mitad son aún más perras si cabe.

Aunque Colmillo ya casi había terminado la mezcla, se emocionó más aún cuando Nohlem lanzó unas llaves a Connor y le señaló una nevera.

-¡Sí, joder! ¡Mezcla explosiva! -vitoreó que ahí había más cosas que meter a la mezcla.

Dos minutos más tarde, Colmillo repartió los vasos ya mezclados a los que, en honor al motivo de la reunión, les había puesto sombrillas de colores.

-¡Un brindis! ¡Por Nohlem! ¡Que ha tenido la buena voluntad de gastar la calderilla de sus bolsillos en que nos podamos poner ciegos y abusemos de su piscina! ¡Salud! -exclamó alzando el vaso y bebiendo justo después-. ¡Sí, joder, puta gloria!

Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 02:01 am
Airi le restó importancia a las disculpas de Räg antes de echar a correr tras el fantasma fugado. El susto también le había cogido por sorpresa y arrugó el haori de su amigo a tirones, pero había confianza suficiente para que aquello no tuviese importancia.

Cuando encontraron a la persona del vestido blanco Räg pareció reconocerle. Era un chico, además, así que Airi no sabía si pensar que había perdido una apuesta o algo del estilo. Aunque también podía ser que su amigo tuviese razón con su comentario sobre Samhein.

No acababa de reconocer al chico, porque además trataba de taparse con el demacrado ramo de flores mientras fingía ignorancia de la forma más burda que había visto jamás. Airi estaba haciendo un gran esfuerzo por no reírse, a ver si el chaval les contaba de una vez por todas qué estaba haciendo, pero ni siquiera eso le funcionó muy bien. Con una rapidísima reverencia volvió a desaparecer a toda velociadad, esta vez hacia el interior de la mansión.

Airi miró a sus amigos con desconcierto, empezando a preguntarse si aquello era una broma planeada por alguno de los hermanos, pero Tawar les recordó entonces que había entrado de polizón sin saludar a los anfitriones.
Oh… Seguramente ya no están en la puerta, nosotros llegamos bastante tarde, ya casi estaba todo el mundo dentro —explicó al repoblador—. ¿Seguimos a la novia cadáver adentro? A lo mejor de camino nos topamos a Nohlem —sugirió, señalando en dirección a la casa.
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 02:36 am
El rubor de Rick consiguió sacarle una sonrisa, que adorable le resultaba la reacción de su amigo. Al menos no sería el único sufriendo esa noche con sus respectivos amoríos.
Que hablando de sufrir, para eso ya estaba el matarratas que Colmillo les había dado. Viendo el vaso, no tardó en arrepentirse de su rápida decisión. No dudaba en la maestría de su compa, más bien en los años de vida que le quitaría dar un sorbo a semejante mezcla.
Pero con la aparición exclusiva del anfitrión (Flirteando indiscretamente) y la ilusión del mismo Colmillo no iba a ser quien se echara para atrás. Bah, de igual manera algo fuertecito era el mejor empujón que podría recibir en ese momento. Levantó el brazo para acompañar el brindis compartiendo la efusividad en el proceso.

-¡Por nuestro puto pijo de mierda! -Vitoreo adoptando un tono de voz que era la sátira perfecta de Connor. En cuanto los vasos chocaron, este bebió su primer trago sin pensar. Agradeció la frescura del momento pero tenía otra bebida localizada o más bien, a una persona a la que devolverle el ataque pertinente.
Con el apoyo psicológico que le brindaba el saber que ya había cierto alcohol en su cuerpo, apoyó el vaso sobre la mesa y recortó distancias con Nohlem.

Desconocía si aún conservaba las mejillas sonrojadas, pero si no era así daba igual, pues solo la cercanía lograría volverlas a colorear. El felino había cumplido, le tenía prácticamente en primicia y aunque desconocía si era por ellos o por celebrar la fiesta en su hogar, no quería desaprovechar la ocasión. Con una sonrisa un tanto tímida, propia de un niño que sabía que iba a cometer una trastada, le devolvió la misma mirada que hace unos minutos no se había atrevido. La verdad, es que viéndolo así de cerca se quedó brevemente hipnotizado. Siempre le había resultado precioso el turquesa de sus ojos, pero era una pena que no combinara una mierda con el pintalabios mal borrado de su mejilla.

-Darling -Empezó a hablar en un intento de salir de su propio estupor. Puñetero gato sexy-. Si vas a coquetear, asegúrate al menos de que tu ¨presa¨ no sepa que estás cazando a varias bandas.

El comentario lejos de sonar molesto, iba cargado de sátira. Para enfatizar el gesto, la sonrisa se tornó en una burlona cuando su mano se posó con suavidad sobre la mejilla del pelirrojo. Apoyó el dedo gordo sobre la marca de pintalabios y en un gesto dulce lo desplazó para que se borrara aún más. Poco le importó que este decorara la comisura y que, al hacer el movimiento su pulgar recorriera parte del labio inferior de Nohlem. Fue una única vez, lo que no sirvió para quitar la marca del todo, pero si para enseñarle el color que se le había impregnado en la piel. Como prueba incriminatoria y, justificación rápida.

Ah, pero bueno. Con su objetivo cumplido Ethan volvió al lado de Rick, dando un ligero sorbito a su nueva bebida. El cubata era bastante mejor inicio y su sabor era exquisito. Quizá le resultaba tan agradable por la embriagadora victoria. No esperaba que resultara tan fácil robarle la bebida a Nohlem en su cara. Una distracción, una fichita y prácticamente tenía el vaso al borde de que se le cayera. Tuvo que contener una risilla cuando se dirigió al Neoyorkino, como si no acaba de ocurrir absolutamente nada. 

-Mira yo no he estado presente en tu entrada, pero te puedo asegurar que enamoras a más chicas de las que tu te piensas. -Reafirmó chocando con suavidad el vaso, para que se centrará en la bebida-. Bebe un poco que animará el ambiente anda… Bueno, sin pasarte que Colmillo esta puto loco.

Esperaba que una chispita pudiera ayudar a su amigo ante la indecisión, y si no, pues ya estaban ellos para animar.
Se giro para dirigirse al resto del grupo, levantando la voz para captar bien al atención de todos. -¡Venga cabronazos menos ponerle ojitos al alcohol y más recordarle a Rick lo buenorro que está! ¡¡Que si no se nos viene abajo, y esto no puede ser!!

Esta vez sí sonó como una reprimenda humorística. Mientras le daba unos ligeros golpecitos en el hombro para meter a Rick en el centro de los cuatro. Aquí si era necesaria, se hacía intervención de los buddys.
Giniroryu
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Rägjynn
Especie: mjörní
Habilidades: memoria, buen oído y don de lenguas

Personajes : Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrune: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.
Rägjynn: mjörní.
Naeleth: Bruja del Hielo, nublina.


Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Aumenta su resistencia progresivamente.
Armas : Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.
Rägjynn: jō.
Naeleth: arco, sai y báculo.


Status : Gin: do the windy thing.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 11:55 am
Räg

El mjörní no estaba nada seguro de quién se trataba a pesar de que le sonaba, pero lo que tenía claro era que con aquella actuación que más bien rozaba la vergüenza ajena no iba a engañar a nadie. <<Qué chico tan raro>> pensó, sin malicia no obstante.

Lo que dijo Tawar le hizo olvidar la extraña escena que acababan de presenciar momentáneamente.
Ah, pues... no sé a dónde habrá ido ahora, pero el plan de Airi podría funcionar —dijo divertido—. Aunque no te preocupes: no te va a odiar. Y en algún momento seguro que podrás saludarle, sea como sea.

Así pues, el grupo de un lagarto, una caminante de Sanaí y un camaleón se adentraron en la mansión de los varmanos en pos de un fantasma que no era un fantasma y que actuaba de forma muy extravagante.
¿Hola? ¿Chico desubicado? Solo queremos ayudarte —dijo mientras se adentraban en los lujosos pasillos, mirando a su alrededor asombrado por la cantidad de cosas que había en la enorme mansión.


Lethe

La enderth les devolvió una pequeña sonrisa y asintió. Estaba dispuesta a permanecer un rato más si era por sus amigos. Si el ruido empezaba a aturdirla demasiado se pondría auriculares y algo de música en su teléfono. La horus no era particularmente fan de las selfies y las únicas fotos que subía a sus redes sociales eran de paisajes, de sus días de pesca y cosas así. Ni siquiera subía muchas cosas, se limitaba a ponerse al día con sus amigos más bien. Pero si Amira quería sacarse una foto con ellos no iba a ser aguafiestas.

Se colocó entre Amira y Chromsa, ya que Adam le taparía totalmente con su altura. No sabía posar ni sonreír para las fotos, por lo que intentó adoptar un rostro más o menos neutral pero que fuese natural para no parecer un palo.
Sácanos nuestro lado bueno —bromeó en un intento de ver si conseguía sonreír un poco a tiempo.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 04:31 pm
MEEEC, grave error compadre, a Kahlo le encantan los caballeros —se rió dándole un leve empujoncito a Rick, liberándole de su agarre de una—. ¿Eres más de perros o de gatos? —puntualizó tras Colmillo, claramente divertido con toda esa chorrada y lo que fuera ver a Rick ruborizado. Joder, como adoraba a los blanquitos de sus amigos.

Su sonrisa fue creciendo con cada insulto de Connor, al punto de sentirse masoquista porque tremenda falta de modales le generase esos niveles de serotonina: capullo, puto pijo de mierda, buena música para sus oídos. Las palmadas le sacaron el aire de los pulmones, que salió por supuesto en forma de risa.

Lo que sea por mi papi —canturreó antes de que una carcajada le interrumpiera. Le dio otro sorbo a su cubalibre para no correr el riesgo de que se derramase en caso de más palmadas, y al ver a los punkys lanzarse sobre la nevera le negó a Rick suavemente con la cabeza, usando un tono de voz “bajo” con toda la intención de que pudieran oírle igualmente—. Me temo que estos ya no tienen marcha atrás. Supongo que nos va a tocar vigilar que no se ahoguen en la piscina. ¡Bueno! —le dio otro golpecito en el hombro, sin fuerza apenas—, tú y yo podemos bailar mientras estemos cuerdos.

Colmillo les dio un vaso a cada uno del mejunje que había creado, el supuesto Long Island. Nohlem lo observó y olisqueó sorprendido de que no pareciera tan radioactivo, y con un vaso en cada mano alzó el nuevo. No les haría el feo de no brindar.
¡Y por vosotros, mamones! ¡Sin amigos pobres como vosotros los putos pijos como yo no podriamos sentirnos superiores! —añadió entre risas antes de beber. Para su sorpresa la mierda esa estaba buena—. ¡Carajo! ¡Si resulta que tienes mano y todo, Colmillo!

De pura chiripa hizo contacto visual con Ethan, y aunque empezó devolviéndole la mirada con su habitual fachada de zorro demasiado astuto el momento en el que éste recortó distancias y abrió la boca Nohlem hizo justo lo que se había prometido no hacer: quedarse en blanco. Frunció levemente el ceño, dispuesto a defenderse de lo que se le acusaba (no había hecho nada -aún-), pero no fue más que un frame de película justo antes de que le tocara la mejilla. Ethan vería como sus pupilas se contraían a dos finas rayas por la sorpresa, creciendo de forma drástica al llegar a sus labios. Ya no tenía claro si lo que retumbaba eran los bajos de la música o su corazón: lo más posible es que fuera lo segundo. Al ver la mancha de pintalabios sus pupilas menguaron otra vez.

Eso no… No estoy cazando a-

En un visto y no visto el británico estaba hablando con Rick otra vez y él se había quedado con la mano derecha en forma de vaso, pero sin vaso. Agarró el que tenía a la izquierda con más fuerza, todavía estupefacto por lo que acababa de pasar y se pasó el dorso de la mano por donde había tenido pintalabios. Empezó arrastrando con fuerza pero se quedó a medias, in situ congelado. No estaba entendiendo nada. Connor le acababa de insultar felizmente, bien, eso era genial pero más habitual. Lo de Ethan por otro lado… por primera vez en nunca le estaba devolviendo las fichas. No, más que fichas sentía que estaba jugando al ajedrez con él y un paso en falso le dejaría en jaque mate de por vida. ¿Debería recoger cable por su propio bien o aprovechar la oportunidad? Ah joder, pero Ethan era…

¡Ah mierda se estaba obnivulando! Apartó la mano y dio otro sorbo demasiado largo al Long Island que había pasado a ser su única bebida y se rió por inercia. Estaba rojo.

Eeeeh chavales, ¡ahora vengo! Voy a… —¿¡a qué!? ¿A ver el ponche? ¿Subirle a la música? ¿A echarle agua al ficus que estaba amarillando?—. A ver como está mi hermana. Que la he dejado en la puerta y como no la saque de ahí me mata fijo. ¡No tardo, lo juro! —al pasar al lado de Ethan tuvo la tentación de añadir algo más, pero no lo hizo.

De hecho dio media vuelta y sí. Las palabras quemaban si no las soltaba.

Y que sepas que aún no me he liado con nadie hoy —dijo apretando los dientes, señalándole directamente al pecho. Se abstuvo a añadir que “ni pensaba hacerlo” pues sabía que era mentira, es más, lo primero que le pedía el cuerpo ahora mismo era buscar al primer idiota que se prestase para bajar así el calentón y los nervios sin que le rompieran el corazón en el proceso. Echó a andar y, con más distancia de seguridad pero sin mirar atrás remató, más alto—: ¡Me estoy aguantando por ti, flaco!

¡¡Porque solo tengo ganas de ti ahora mismo, chacho del diablo, pendejo cabeza e’ ñame seboruco del carajo!!

Y con pies ligeros pero robóticos por la tensión Nohlem volvería a escabullirse entre la multitud, con un Long Island demasiado rico y unas ganas horrendas de caer a la piscina de cabeza. Por suerte el autocontrol le impidió beber agresivamente y el orgullo hacer lo segundo. No iba a entrar a casa y mucho menos buscar a Kahlo, solo quería darle más fuerza a los altavoces y si acaso echarse agua en la cara o bailar con algún amigo (mierda, tendría que haber arrastrado del brazo a Connor, perrearle a él seguro le habría ayudado) hasta aclarar las ideas sobre como actuar, y aún con unos objetivos tan simples Nohlem se dio de bruces con algo nuevo que no esperaba: había gente arremolinada cerca de la puerta del billar, a una distancia prudencial que hizo que saltasen sus alarmas. Era como si les diera miedo meterse. Más adelante, pegada a la puerta -que por cierto, ¿qué hacía cerrada?- Serena. Nohlem se hizo paso entre la gente y se acercó, observando con horror a través del cristal el desastre que había dentro de la sala. Había una persona con vestido de novia y un camino de pétalos de rosa entre los discos de vinilo, los libros y demás trastos de su padre desperdigados por el suelo, además de la butaca de su piano delante de la puerta como la trinchera más triste del mundo. Sus pupilas se volvieron tan afiladas que el negro se perdía entre tanto verde.

Sujeta —le tendió la bebida a Serena, se coló entre ella y la puerta y simplemente la arrastró de lado: obviamente se abrió. Antes tenía la sangre demasiado caliente pero ahora la tenía helada. Pasó por encima de la butaca y su cabreo no hizo sino aumentar cuando pisó uno de sus libros de partituras. Como buen varmano Nohlem era supersticioso, pero era mayor el cabreo que su miedo a los fantasmas—. ¡¿Quién coño er- —sus ojos se abrieron como platos al reconocer esa cara ya más de cerca: era… —¿¡Abel!?

Que le diera gracias a la evolución porque no conservase garras ni colmillos de 20 centímetros como sus antepasados. Solo con verle era fácil saber en que estaba pensando.
Yo te mato. Te mato, te mato, TE MATO.

_________________________________________

♪♫♬:
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 08:45 pm
Maila abrió un poco los ojos de la sorpresa, al escuchar el ronroneo de Kahlo durante el abrazo. No supo si había sido un acto voluntario o involuntario pero de todas maneras sonrió igual para sus adentros mientras soltaba un divertido y bajito "Miau", antes de separarse y recolocarse la chaqueta. Quería que supiera que lo había escuchado. La verdad es que no tendría queja alguna si a lo largo de la noche la varmana se interesaba más por ella, al fin y al cabo y como había dicho Fleur: "Habían venido a divertirse".

Cuando entraron en la mansión la hawaiana no pudo evitar soltar un soplido de admiración. Era más increíble aún por dentro y la chica siguió escuchando las indicaciones de Kahlo sin dejar de mirar alrededor. Desde luego no se parecía en nada al faro donde vivía ella.

-Kahlo, esta casa es... quiero decir me gusta mucho el... ¡madre mía eso no será lo que creo...!- Empezó a decir sin llegar a terminar ninguna de sus frases, mientras gesticulaba rápido con los brazos señalando en todas direcciones. Maila esta realmente alucinando con la belleza del lugar, así que se interesó como era obvio por un par de bellezas más que la felina había llamado "Kalna y Serena".- No me suenan del todo, pero con esa descripción como para no querer... conocerlas, ¿verdad, Fleur?- Diría con un tono juguetón y una expresión traviesa. Buscaba sin lugar a dudas poner más nerviosa a su novia. Justo entonces pudo escuchar como alguien se acercaba, quien era sin lugar a dudas Kalna. <<Vale, sí. Es ella, y está...madre mía>>. Pensó mientras tenía que levantar la cabeza para mirarla a los ojos.- ¡Tú sí que vas buena... digo guapa!- Se corrigió con una sonrisa nerviosa, ya que no se había esperado que llevara esos tacones y le sorprendió la diferencia de altura. Luego recuperó la compostura rápidamente.- Claro, no nos importa que nos acompañes.- Dijo con una sonrisa y dándole codazos en el brazo a Fleur. Kalna, Kahlo y la francesa pensaban matarla esa noche por lo que parecía. Por exceso de guapura.
Sevent
Sevent

Ficha de cosechado
Nombre: Abel
Especie: Humano español
Habilidades: Intuición, imaginación y velocidad
Personajes :
Abel: humano español (1,90m)
Unidades mágicas : 5/5
Armas :
Abel: su arrolladora personalidad

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 09:05 pm
Creía haber perdido a sus perseguidores cuando de repente notó que Serena llamaba a través de la puerta, ¿Qué intentaba? ¿Exponer los resultados de su broma al resto de sus compañeros? El chico estaba decidido a no abrirle por nada del mundo, pero se dio cuenta de que había cometido un grave error debido a los nervios; la puerta que había “atrancado” no podía estar menos atrancada. Es más, era corredera y de cristal, por lo que no le protegía en absoluto.

Abel no sabía qué hacer, ¿salir por la ventana? Imposible, estaba lleno de invitados. La única opción que creía viable era intentar darle pena a Serena para que no lo expusiese frente a sus compañeros de instituto y que le ayudase. Se disponía a hacerlo cuando entró la peor persona posible.

Nohlem se erguía frente a él, colérico, solo le faltaba bufar. Era consciente de animadversión del muchacho por él. De hecho, el sentimiento era mutuo y haber entrado a su casa a robarle ropa lo hacía todo mucho peor. Casi deseó haberse dejado pillar por sus perseguidores, parecían bastante más amables que el anfitrión.

La guinda del pastel era que sonaba a todo volumen Me colé en tu fiesta de Mecano, cosa que le hacía sentir todavía más avergonzado y señalado. Una vez más, la música se ponía en su contra. Como deseaba haberse quedado en casa escribiendo. Todo esto le venía mucho más grande de lo que había imaginado.

Aunque tenía ganas de insultar cruelmente al anfitrión por no haberle dado una invitación formal que especificase el código de vestimenta, era muy consciente del esperpento de situación en la que se encontraba y se sentía incapaz de recriminarle nada.

Quería ponerle miles de excusas, pero lo único que salió de él fue el llanto. Se dio la vuelta para que Serena y Nohlem no lo viesen, ocultándose la cara con las rosas. Estaba desesperado, no podía dejar de pensar en que ahora Nohlem se reiría de él delante de todos y que lo llamaría tonto con razón. Serena muy probablemente le apoyaría y eso sí que le dolería de verdad en el alma. Odiaba pensar en ello, puesto que en esos momentos deseaba que ocurriese todo lo contrario. Quería que la chica le ayudase y le defendiese, y dejar de sentirse esa permanente soledad que ahora más que nunca le asfixiaba sin remordimientos.

_________________________________________

Ven conmigo,Ven conmigo por la ciudad,ven conmigo, desatemos un vendaval, esta noche, no me importa lo que dirán
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

17/04/23, 11:44 pm
Kahlo intentó ignorar el “miau” de Maila aunque era más que evidente que lo había oído: la manera en la que se rió nerviosamente, que se apartase un mechón de pelo tras la oreja, la forma torpe en la que hizo girar su cadena de oro… y por supuesto el color de su rostro. ¿Cómo lo hacía su hermano para aguantar los flirteos? O al menos eso creía ella, ignorante de que el mismo acababa de huir de uno. Por el amor de los santos, solo había sido un “miau”.
Guió a sus amigas como flotando en una nube, radiando felicidad por cada frase incompleta y la ilusión que le hacía que apreciaran su casa, pero si para colmo se topaba con Kalna de nuevo a Kahlo ya le iba a dar algo.

¡Pero claro que no! ¡Acompañanos! —y sin vergüenza alguna porque ya, de perdidas al río, se agarró del brazo de Kalna. Era un gesto de amigas, claro, de amigas. El desliz de Maila le sacó un bufido de risa muy poco señorial—. Oye, ¿y Serena?

Venga, todas ahí tenían dos brazos, incluso ella que era manca. Quería agarrarse también a la pelirroja. Si no se había enganchado ya a Maila o a Fleur era por el respeto de que eran pareja.
Un sonido raro destacó entre todo el ruido de la música, las voces y las risas. Algo pesado arrastrándose por el suelo y cosas cayendo: no ruidos rotos, sino más como… ¿planchazos? Sin soltarse de Kalna -porque por qué haría eso- volteó el rostro a un lado. Venían de la sala del piano, y si algo conocía a su hermano esa era la única habitación de la que estaría pendiente. Donde mataría si pasaba algo.

Hmm, chicas, un segundo…

Sus ojos deberían estar enormes como un eclipse solar porque estaba rodeada de bellezas, pero la imagen de destrozo delante suya compensaba a que no crecieran más. ¿¡Habían intentado robar!? En ese extraño equilibrio en el que tenía pupilas “humanas” Kahlo se quedó patidifusa ante una novia llorando desconsolada, su hermano con cara de susto detrás y- ¡oh mira! ¡Serena!

Qué… ¡¿Qué augurios?! —soltó a la morena para acercarse a la chica del vestido, procurando no pisar nada -y menos con los tacones- en el camino. Lejos de matarla… le agarró un brazo con afecto y le buscó el rostro—. ¡Cariño, que ha pasado! ¿Estás bien? —era altísima, pero se las apañó para acariciarle el rostro y limpiarle algunas lágrimas—. ¿¡Nohlem!? —oh santos. ¿Nohlem la había abandonado en el altar?
¡NO! ¡Nohlem nada! —alzó ambos brazos como si le hubiera apuntado con una pistola. Ah mierda, no esperaba para nada que se echase a llorar—. ¡Abel! ¿¡Qué cojones has hecho!?
¿Abel?
¿¡Por qué vas disfrazado de novia!?
¿¡Disfrazado!?
Los dos hermanos se le quedaron mirando desde abajo con una enorme interrogación en el rostro.
¿Estás… bien?
Sorprendentemente Nohlem sonaba legítimamente preocupado. Joder, ¿en serio era ver unas lágrimas y se ponía blandito? ¿Incluso con ese tonto? ¿¡En su sala del piano hecha un caos!?

_________________________________________

♪♫♬:
Trish
Trish

Ficha de cosechado
Nombre: Serena
Especie: Humana
Habilidades: Astucia, agilidad y habilidad manual
Personajes : Serena: humana (1,60 cm)

Unidades mágicas : 5/5

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

18/04/23, 09:46 pm
Serena esperaba frente a la puerta todavía cerrada, con los brazos cruzados y una clara expresión de fastidio. Sacó el móvil para comprobar cuántos minutos habían pasado desde que se había apartado de Kalna: ya pasaban de ocho, por lo que tendría que pensar alguna otra excusa que no fuera buscar el baño. Volvió a golpear la puerta con impaciencia pero no recibió ninguna respuesta de Abel, sino que vio cómo Nohlem se acercaba hacia ella y le tendía la bebida para… ¿abrir la puerta? No podía dar crédito a lo que veía, pero sin duda el chico empujó la puerta hacia un lado y esta se deslizó sin ningún tipo de problema. «¿De verdad llevo cinco minutos esperando a que me desbloqueen una puerta corredera?» gruñó para sí misma, odiándose por la imagen ridícula que sin duda había dado.  

Carraspeó intentando mantener las apariencias mientras comprobaba el estado de la habitación. Por una parte sentía que ella misma había originado esa situación, a fin de cuentas era la única que había provocado que Abel se presentara disfrazado. Pero por otra parte, y viendo la reacción de Nohlem -a pesar de que no esperara semejante actitud de un anfitrión como él-, tampoco sentía que tuviera que responder frente al comportamiento infantil de su amigo. Siendo sincera, la broma tampoco había sido para tanto, ¿no?

Como si aquella escena no fuera suficientemente humillante, Kahlo pasó frente a ella y se acercó hacia su hermano y Abel. «¿Ah, no, no. Ahora sí que no puedo ponerme de parte de Abel, o los dos acabaremos siendo el hazmerreír el resto del curso.»

¡Abel! ¿Pero cómo has…?

La voz de Serena se perdió en el aire al entrar en la habitación y tropezar con la silla que había sido utilizada para tratar de bloquear la puerta. Para su desgracia, la copa que le había dado Nohlem salió disparada de su mano y cayó con fuerza contra el suelo, derramando su contenido sobre uno de los libros de partituras.

Uy, lo siento. Os compraré otro igual, lo prometo —se disculpó Serena al momento, con las mejillas ardiendo por culpa de la vergüenza—. Esto... Abel, ¿estás bien? ¿Por qué has venido así vestido? 

Fingió una sonrisa temblorosa. Nunca había sido creyente, pero en ese momento Serena rezó con toda la fuerza que pudo reunir para que Abel no la dejara en evidencia y la culpara por haber ido disfrazado.

_________________________________________

No existen los finales felices; son espejismos. No te cuentan que siempre, al final, todos mueren.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental

Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

19/04/23, 05:11 pm
Connor sonreiría mientras seguía sacando más botellas de la nevera, negando con la cabeza divertido ante el "Lo que sea, mi papi" del felino. Aún le estaba haciendo gracia los comentarios de sus amigos dirigidos hacia Rick, sobre el tema de las chicas y cómo este se empezaba a poner rojo. Colmillo prepararía rápidamente unas buenas putas mezclas para después repartirlas entre el grupo y el motero se sumó al brindis colectivo con energía.

-¡Por este cabronazo! Puede que seas un pijomierda, pero eres nuestro pijo mierda favorito.- Vitoreó mientras alzaba su vaso en dirección a Nohlem. Soltó una leve risa con la imitación de Ethan sobre él, también insultándolo. Puede que fuera el anfitrión, pero le estaban cayendo insultos por todos lados.- Qué bueno está esto, cojones.- Soltaría al dar el primer trago, seguido de un segundo.

El avance de Ethan hacia el felino lo distrajo, y Connor observó la escena que tuvo lugar entre los dos mientras bebía de su vaso. No le...agradaba demasiado todo aquel asunto. No era la primera vez que los había notado raros y decaídos entre ellos, y para el motero el motivo era más que obvio. Había mucha tensión, y no de la mala precisamente, pero Connor no estaba seguro de por dónde acabaría todo aquello. Observó con el ceño fruncido cómo Nohlem se despedía momentáneamente con una excusa barata y cómo Ethan volvía a la conversación grupal. Connor hizo lo mismo, era mejor no pensar en esas cosas en una noche tan genial, no sin antes dirigirle unas últimas palabras al varmano mientras éste se alejaba.-¡Rick dice que le digas a Kahlo que venga con nosotros, que quiere conocerla más!- Gritó con un tono que dejaba más que obvio la naturaleza bromista de la frase, pero si colaba bueno sería, después sonrió hacia el neoyorquino mientras se encogía de hombros.

-Ethan tiene razón, cojones.- Se unió al intento del británico de elogiar a Rick sobre su atractivo ante las chicas.- Tienes una puta cara de rompebragas que no puedes con ella, joder.- Diría señalándole con un dedo, para después ponerle la mano en el hombro mientras lo zarandeaba suavemente.- Y si lo veo yo que soy un gilipollas que solo piensa en motos y alcohol... ¿qué crees que pensará una jodida cerebrito como Kahlo?- Dijo con una leve sonrisa mientras se acababa el vaso y dejaba de zarandearle el hombro.- ¿Y tú qué, Colmillo? ¿También sales de cacería hoy como el puto inglesito éste?- Le preguntó mientras le dedicaba una mirada divertida a Ethan.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

19/04/23, 09:50 pm
Amira
Sonrió al ver a todos sus amigos posando, y con el móvil en la mano se agachó un poco delante de ellos, viendo que estuviera bien encuadrado y salieran todos bien. Su pose se limitó a hacer el signo de la paz con la mano libre, algo que era bastante común en todos sus selfies.

Amira sacó unas cuántas fotos, porque tener dónde elegir era lo deseable (especialmente cuando salir con los ojos cerrados era algo común) y luego les enseñó un par de ellas al resto.
¡Hemos salido genial! —sonrío.
Si alguno quería sacarse más no se negaría, pero por el momento su plan era ir a buscar algo de beber.
Eh, Chromsa, ¿me acompañas a por algo de beber? —le preguntó, viendo que Adam ya estaba servido.

Aceptase o no, Amira iría en busca de bebida, despidiéndose de Lethe con un gesto de la mano. Seguro que se verían más adelante.

Kalna

Las pupilas de Kalna se afilaron ligeramente ante la ficha de Maila. No es que no le hubiera gustado, ni mucho menos, pero la chica tenía novia y vaya si le jodía, porque las ganas que tenía de comerle la boca tras aquellas palabras eran demasiado altas. Claro que iba a respetar la relación que tenía con Fleur, pero vaya si se lo estaba poniendo difícil.
Mira quien fue a hablar de estar buena —le devolvió el piropo, sonriendo. Al ritmo que iban lanzándole fichas a la gente (y las que no estaba viendo peor que podía imaginarse tras el breve intercambio con Ethan) aquello parecía ya un casino, y eso que todavía no habían empezado a emborracharse. «De hecho, mejor así, con consentimiento».

Aceptó que Kahlo se agarrase a su brazo, con las pupilas tan dilatadas que en sus ojos apenas ya había amarillo.
Dijo que iba al baño, igual me está buscando por el jardín —había pasado ya un buen rato, desde luego, así que era la única opción que podía decir en voz alta, porque la posibilidad de que hubiera ido a buscar al pringado de Abel estaba ahí.

Y parecía que aquello era lo que había pasado, viendo el panorama en la sala con el piano y que el otro iba disfrazado de novia. Se llevó una mano a la boca, riéndose con todo el disimulo que pudo. Con cuidado de donde pisaba, no fuera a romper algo valioso (no tanto a nivel monetario, que podría reemplazar, sino emocional para los gemelos) entró en la sala siguiendo al resto.

No entendía por qué Serena creía que había hecho aquello sin maldad, pero por los Grandes Felinos si no la quería muchísimo. Claro que ahora no quería que le reventase en la cara, viendo como fingía que no sabía nada. Kalna no iba a ser quien lo revelase, desde luego; no pensaba dejar mal a su amiga. De hecho se quedó atrás, con una sonrisita divertida en la cara, observando como seguía todo aquello sin intervenir. Le resultaba extremadamente gracioso todo aquello, y prefería disfrutar del caos antes que escalarlo… por una vez, sobre todo porque no quería que echaran a Serena de la fiesta.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

20/04/23, 11:28 pm
Maila siguió observando el interior de la mansión con entusiasmo, pero recordando todavía la reacción nerviosa de Kahlo ante su "miau" y su propia risa nerviosa ante el comentario de Kalna sobre lo guapa que iba. Lo cierto es que era totalmente opuesta a las típicas chicas que solían gustarle, pero es que Kalna era la maldita excepción que confirmaba la regla. Las siguió detrás mientras cogía de la mano a Fleur y se la apretaba con fuerza, con una mirada de felicidad y diversión. En aquellos instantes se sentía pletórica y llena de energía. Aunque eso no tardó en desaparecer.

Kahlo se dirigió a una de las habitaciones tras escuchar un fuerte ruido y la hawaiana fue también, presa de la curiosidad y para apoyar a su amiga. Se abrieron paso entre la multitud hasta llegar a primera línea, ya que la gente dejaba pasar a una de las anfitrionas de la casa. Allí se encontraron con un escenario cuanto menos interesante. Una sala de piano llena de libros, papeles y discos por el suelo. Y una...¿ novia? Maila no entendía absolutamente nada, y frunció el ceño echándole una rápida mirada a su amiga felina. Como si tuviera la respuesta, cuando obviamente era imposible si habían llegado juntas.

Quizás en otra situación menos violenta a la hawaiana le habría hecho genuina gracia ver a un chico tan alto, lo habían llamado Abel, ir vestido de novia y pasearse por la fiesta así. Se habría acercado amablemente y le habría preguntado dónde había conseguido ese disfraz. Pero Abel estaba llorando, y Maila torció el gesto en señal de pena y compasión. Aún así no estaba segura de lo que pasaba, pero estaba claro que la había liado por el estropicio de la sala. Kahlo y Nohlem estaban enfadados, y con razón. Pero éste último se había calmado al ver sus lágrimas.

-¿Lo conoces? Ahora mismo no me suena de nada.- Le preguntó entre susurros a Kalna. Entre la gente pudo ver a Serena, la cual iba también espectacular y Maila podía entender a qué se refirió Kahlo en su momento  sobre lo guapa que iba. Sin embargo, en aquellos momentos solo esperaba que se solucionara todo cuanto antes sin incidentes y todos se lo pasaran bien.
Sevent
Sevent

Ficha de cosechado
Nombre: Abel
Especie: Humano español
Habilidades: Intuición, imaginación y velocidad
Personajes :
Abel: humano español (1,90m)
Unidades mágicas : 5/5
Armas :
Abel: su arrolladora personalidad

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

21/04/23, 08:26 pm
Kahlo se acercó a secar las lágrimas de Abel y su amable actitud logró calmarlo un poco. Si no fuese por su habitual introversión se habría abrazado fuertemente a la chica. Sin embargo, antes de siquiera poder plantearlo, esta se dio cuenta de su verdadera identidad.

Cada vez más gente se acumulaba a su alrededor, lo que le hacía sentirse cada vez más obligado a contestar a las preguntas de los hermanos. Miró a Serena con la intención de transmitir que necesitaba su ayuda y para que esta explicase la situación. No obstante, se encontró con la indiferencia de la chica, quien no solo no le ayudó, sino que fingió no saber nada del tema.

La tristeza que sentía se convirtió en decepción y en rabia. Muy serio y muy enfadado, pensó en que al final estaba totalmente solo y que siempre lo iba estar, y que por lo tanto no tenía nada que perder si hablaba. Dicen que el enemigo de tu enemigo es tu mejor amigo, y aunque era cierto que Nohlem no le caía demasiado bien, estaba decidido a poner en contra de Serena a ambos hermanos, sobre todo a él. Así que miró al chico, la única persona que conocía que tenía tan mala baba como Serena. Estaba decidido a contarle la verdad y a culpar a la chica de todo el desastre.

- Mi…. Miente… Ella me engañó para que viniese así vestido - dijo señalándola, con voz temblorosa y ojos vidriosos. Su nerviosa y apagada apariencia no era una actuación para dar pena, sino que reflejaba realmente como se sentía. De hecho, le daba mucha tristeza la situación, pero la inquina que sentía ahora por la chica superaba esas emociones. – Fingió ser mi amiga y me hizo venir así para reírse de mí.

Instintivamente, se giró hacia Kahlo y la agarró de la manga en busca de apoyo. No se atrevía a mirarle a los ojos mientras confesaba sus crímenes, pero tenía que excusarse de alguna manera.

- He entrado buscando alguna prenda de vestir de Nohlem… Solo quería cambiarme y no hacer el ridículo. – le explicó a la chica. Luego se giró hacia Nohlem. Quería disculparse, pero la ligera hostilidad que sentía por el chico le impedía hacerlo, motivo por el que se limitó a mirarlo cabizbajo.

_________________________________________

Ven conmigo,Ven conmigo por la ciudad,ven conmigo, desatemos un vendaval, esta noche, no me importa lo que dirán
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

22/04/23, 12:49 am
Chromsa

El ochrorio se juntó con sus amigos, imitando a su pareja y pasándole el brazo por el hombro. Con una sonrisa amplia dijo: -¿Ya estamos? ¡Pa-ta-taaa!- Tras hacer varias fotos, Amira les enseñó como habían quedado, sonriendo el chico satisfecho con el resultado: -Sí, están muy bien. Pásalas luego, porfa.-

La francesa le preguntó luego si la acompañaba a tomar algo, a lo que se ofreció sin dudarlo. -Claro- le confirmó y se giró a Lethe para despedirse antes de marchar -Volvemos en un ratito.-

Los dos se acercaron a una de las mesas con bebidas, llena de botellas de todo tipo. Chromsa miró dubitativo de un lado a otro de la mesa para luego preguntar a su amiga: -Amira, ¿qué me recomiendas beber? La verdad es que tomo poco alcohol y con tanto que elegir no se cual me gustaría...- Le daba algo de corte aquello, a pesar de que tenían confianza de sobra.


Rick

Rick ofreció una sonrisa cómplice a su amigo. -Todo cuanto quieras, compadre. Hay que mostrar quienes son los reyes de la pista de baile.- bromeó con cierto alarde. Aunque fuera algo humilde al respecto, lo cierto era que el neoyorquino tenía arte para aquello y cuando Nohlem se unía al baile pocos podían superar la química de los movimientos de los dos.

Colmillo terminó su mezcla y entregó un vaso a todo el grupo. Se sumó al instante al brindis, subiendo el vaso. -¡Por más noches junto a vosotros, cabrones!- exclamó y dio un sorbo al coctel. Tras una leve tos por la fuerza del alcohol, dijo: -Joder, Colmillo. Te ha quedado de muerte, pero nos vas a tumbar con solo un vaso- Sí, si quería sobrevivir a aquella noche iba a necesitar muchos canapés.

Aunque en un principio parecía haberse librado de la conversación sobre sus amoríos, Rick entendió rápido que no iba a ser tan fácil alejarse del tema. Algo sonrojado y sin encontrar algo que decir asintió a Ethan. Aquello lo sabía perfectamente, alguna que otra vez se había encontrado alguna nota de amor en su taquilla. -(El problema es que JUSTO la chica que me interesa parecía que pasa de mí)- pensó fugazmente mientras se fijaba en el varmano. Le guiñó un ojo mientras daba otro sorbo al Long Island, divertido aunque todavía algo cortado con la conversación. -(Parece que estamos en el mismo barco, ¿eh?)- intentó transmitirle mentalmente.

Nohlem pareció reaccionar al final, decidiendo marcharse momentáneamente. -Te tomo la palabra. Estaremos por aquí- se despidió acompañado con un gesto de la mano. La seguridad que había conseguido recuperar desapareció de nuevo con el comentario de Connor, girándose rápidamente hacia él vociferando con las mejillas algo encendidas: -¡Déjate de coñas, Connor! ¡No he dicho eso, Nohlem! ¿Te has enterado?- Que una parte escondida de su mente lo hubiera pensado no quería decir que lo hubiera verbalizado, eran cosas distintas.

Los halagos y ánimos seguían, por lo que Rick seguía en unos de los momentos más vergonzosos de su vida. No sabía dónde meterse para salvar la situación. -¡Venga ya! Que vale que hemos hablado un par de veces, pero de ahí a que le interese...- se excusó penosamente mirando hacia otro lado que no fuera a la cara de sus colegas. Aprovechó la pregunta a Colmillo para pasarle la pulla a Ethan, dándole una palmada en la espalda: -Creo que aquí nuestro amigo ya tiene un objetivo claro. Y me da que va a tener suerte, ¿eh?-

En una mirada de pasada, vio un cúmulo de gente cerca de la casa. Le había parecido ver a Serena por allí y Nohlem estaba pasando entre la multitud. Algo preocupado dijo: -Oye, vuelvo ahora, ¿vale? Dadme un momento, no tardo.- Antes de que pudieran responderle, el chico ya había dejado el vaso en la mesa más cercana y se dirigía hacia el gentío.

Se abrió paso como pudo hasta llegar al epicentro de todo aquello. Nohlem estaba de un humor horrible junto a un chico, Abel creía recordar que se llamaba, vestido con un traje de novia y llorando a mares. Kahlo había llegado también, extrañada por la situación y preocupada por los dos. Rick vio a algunas caras conocidas más y justo vio acercarse a Serena.

Lo que ocurrió a continuación le dejó con la boca abierta, incrédulo con la explicación de los hechos. Sabía que la chica podía ser algo fría y, hasta cierto punto, hiriente con según qué comentarios. Pero no esperaba que pudiera hacerle algo así a su amigo, se había pasado. Había hablado un par de veces con él, sabía que le costaba socializar y no se merecía en absoluto aquello si era cierto lo que contaba.

Con la cara todavía desencajada, miró a la chica aferrándose a la esperanza de que todo fuera un malentendido. -¿Se-Serena...?- preguntó en busca de una explicación milagrosa. Algo en el interior del chico estaba comenzando a morir y, a no ser que la situación cambiara drásticamente, en poco tiempo acabaría por desaparecer.

Definitivamente iba a necesitar otro Long Island. O dos.
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

La fiesta de la mansión - RV Gakuen - Página 5 Empty Re: La fiesta de la mansión - RV Gakuen

22/04/23, 01:10 am
Cuando ya Amira sacó las fotos, pudo relajar la postura y la sonrisa; y mientras ella enseñaba las fotos Adam bebió un poco del vaso para celebrar. Habían salido genial, con un fondo estupendo y todo. Definitivamente iría para las stories de su Instagram, asintiendo a la sugerencia de Chromsa.

Viendo que Lethe estaba por irse se despidió, mientras le daba otro buche al vaso. Amira llamó la atención de su novio para beber algo y Adam, mientras estaban en ello, pilló mas cosas para comer.

Y otro sorbo al vaso, la cerveza estaba buena pero viendo que habían más cosas para probar… No se quería tentar mucho pero por una vez al año no pasaría nada, ¿no?

El chico esperaría a que se decidieran ellos dos, mirando de nuevo el vaso vacío. Arrugó el ceño, ¿estaría bebiendo muy rápido? Tendría esa duda mientras se rellenaba otro vaso y, curioso por sus otros dos amigos asomó la cabeza a la conversación acercándose a ellos.

¿Cómo vais por aquí? Hay muchas botellas, wow —dijo admirado por las vistas de tamaño despliegue de colores de líquidos y cristales. Escuchó la pregunta de Chromsa y le sacó una sonrisa, él estaba en las mismas y procuraría atender a Amira para absorber su sabiduría.

Otro sorbo más al vaso no faltaba, relamiendo la espuma que le formó un bigote blanco.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.